El hombre que cayó en coma y despertó en el año 3906

Vicente Fuentes narra el impresionante incidente de transposición corpórea de Paul Amadeus Dienach, un profesor suizo que en 1923 protagonizó el que sería considerado el mayor incidente de deslizamiento del tiempo del mundo. La historia que contó tras su experiencia abarca lo que ocurre en la humanidad hasta el siglo 40. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

El hombre que vio dos universos paralelos… y ganó dos horas de su vida

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un caso relacionado con el fenómeno de los deslizamientos del tiempo, ese que coloca a una persona en otro tiempo de repente haciéndole perder o ganar horas de su vida. En el tema de los “time slips” vemos cómo la gente es desposeída de su tiempo con una facilidad pasmosa, pero… ¿qué ocurriría si se fuese perfectamente consciente de cómo el tiempo se hace doble sobre tu persona? El siguiente incidente está protagonizado por un hombre norteamericano que se llama Renton y que acude a finales de los 80 en solitario a ver una película de acción. Aparca su coche a las cinco menos cuarto de la tarde, se mete una gran carrera hasta las taquillas, compra una entrada y se mete al cine.

RG1-copia-580x357_Fotor
En este incidente la hipótesis es que el espacio-tiempo comienza a curvarse cuando el testigo sale del cine

La película le encanta y se queda a ver hasta los créditos finales. Después de terminar se encienden las luces y cuando sale por la puerta del cine observa dos escenas a la vez, en uno de los incidentes más curiosos que existen en la casuística de viajes en el tiempo: el testigo se ve a sí mismo que está andando hasta la puerta exterior del cine y a la vez observa cómo camina hacia el servicio. Es una visión múltiple en donde puede ver ambas acciones en su cerebro. Esto ni le incomoda ni le da miedo. Solo le produce una gran curiosidad. Es como si se hubiese desdoblado en posibilidades y pudiese ver las dos al mismo tiempo desde su mente. Algo asombroso.

quantum-540x380_Fotor
El fenómeno del cine de Stanton mezcla dos caminos de dos universos paralelos distintos

Quizá es un efecto de haber estado sentado demasiado tiempo, piensa, algo similar a cuando nos quedamos en una butaca de un avión demasiado tiempo. La inusual experiencia doble de Renton acaba abruptamente y de pronto su visión doble se convierte en una sola viendo únicamente la salida del teatro. Nadie por los alrededores, y eso que la sala tenía bastante gente. Extrañado acude al coche, se mete y observa el reloj de la guantera. Las cinco y tres minutos. Imposible. Deben ser las seis y media como muy pronto. Renton comprueba su reloj y ahí marca las seis y media. La peli no ha sido muy larga. El reloj del coche está mal. Habrá que revisarlo. Este protagonista arranca y conduce hasta casa. El camino son diez minutos.

Cuando llega, observa que todos los relojes de la vivienda marcan las cinco y cuarto y lo que es peor: su reloj digital también marca las cinco horas y quince minutos, como si se hubiese corregido en directo. La experiencia es tan extraña que destaca entre muchas otras ya que parece que estamos ante una anomalía que es capaz de crear un doppleganger en el testigo, es decir un doble.

quantum-gravity-824x549_Fotor
En estos casos, los testigos en ocasiones ganan o pierden tiempo como si se deformara la realidad

Mientras que ve ambas escenas, el fenómeno parece situarle de nuevo en el mismo sitio… justo al poco de comenzar la película. Es algo que no habíamos visto aún, la posibilidad de que este misterio desbocado sea capaz de desdoblar nuestro cuerpo sin nuestro conocimiento. Lo que está claro es que parece que existen dos versiones de la misma persona y se produce una recolocación temporal. El testigo observa maravillado cómo puede ver el mundo desde dos perspectivas y acciones diferentes siendo la misma persona en dos universos paralelos teniendo como regalo, una hora y varios minutos extra en su vida. Un caso único, sin lugar a dudas.

Si os ha gustado la entrada os invitamos a ver otro caso de deslizamientos del tiempo ocurrido en España en un avión de la compañía aviaco, un auténtico misterio aún no resuelto. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: http://paranormal.about.com/

 

El día en el que se rompió el tiempo en Ponca City

Seguimos con nuestro fascinante recorrido histórico relacionado con el tema de los viajes en el tiempo y los desdoblamientos del mismo y paramos en el otoño del año 1971 en la localidad de Ponca City, Oklahoma. Aquí tenemos a tres hombres, Karl, Mark y Gordon que trabajan para una empresa que suministra productos de nutrición para el ganado y que son enviados a una remota granja para recoger un depósito alimentador. Al llegar a la granja se acercan a la puerta y sorprendentemente observan que no tiene candado, sólo unos oxidados y desvencijados alambres con púas en la parte superior.

“Parecen bajas las medidas de seguridad de la granja. Ellos sabrán.” Se dicen entre sí.

Entran y observan que el césped lleva años sin cortarse. La hierba cubre toda la granja y el moho se acumula sobre el capó de una moderna camioneta. La visión es bastante apocalíptica. Se meten al coche de nuevo y conducen a través de ese terreno salvaje hasta un depósito de color rojo. Ahí se bajan. Deben cargarlo, pero está extrañamente lleno y pesa demasiado como para levantarlo. Allí no hay nadie para recibirlos ni para ayudarlos: la granja está abandonada cuando no debería estarlo, ya que su empresa trabajaba con granjeros que esperaban siempre las recogidas de los depósitos y firmaban después los recibos para tenerlo todo en regla. Además, sabían que ellos iban.

time-slip-books_Fotor
Los casos de deslizamiento del tiempo son retorcidos y conectan diferentes épocas

Sin poder hacer más, deciden echar un vistazo por la hacienda y observan una construcción de color blanco con dos plantas y sin luces. Es una casa destartalada y roída por el paso del tiempo. Confundidos y sin saber qué hacer vuelven a la empresa donde les recibe su supervisor.

“Hoy ya no, pero mañana vais, drenáis y vaciáis el tanque y lo traéis de vuelta…” les dice el jefe. Esos alimentadores se dejaban como préstamo y podrían llenarse para dejarse en la granja de otro cliente. Bien pensado.

Al día siguiente los tres empleados vuelven a la granja abandonada pero se les ha hecho de noche y tomando precauciones, llevan armas con ellos por si se produce algún tipo de equívoco o altercado con algún vecino que pensase que fueran ladrones o malhechores. No dejaban de estar en propiedad privada, aunque ese alimentador era suyo. El objetivo era recuperarlo y teniendo en cuenta que muchos de por allí por si las moscas primero disparan y luego preguntan lo mejor es ir bien ataviado con buenos fusiles, piensan ellos. Así estaba el panorama.

Y allá van ellos. Llegan a la puerta, la abren, conducen a través de la espesa hierba y llegan al alimentador. Lo vacían y lo cargan… pero algo va mal. La casa abandonada no está.

“Qué extraño”, piensan.

Se acercan y no encuentran ni un solo rastro de una posible demolición. Tampoco rastro de pisadas, huellas, marcas de neumáticos, escombros o restos de derribo. Absolutamente nada que hiciera pensar que ayer allí había una casa. No estaban ni los cimientos, ni el coche lleno de moho. Tampoco las marcas de terreno en donde habría reposado la construcción durante años. Solo césped.

time-slip_Fotor
Los misterios del tiempo, hoy en ufopolis

La confusión suele estar presente en este tipo de incidentes en los que muchas veces podemos pensar solo en equívocos o despistes, pero lo más interesante del caso viene por las pruebas físicas. La impresión que tuvieron aquellos hombres es que a partir de las proximidades de la puerta de entrada había algo que conectaba directamente con una visión del futuro en donde seguirían usando sus depósitos y en donde habría ocurrido algo a escala global que habría hecho que todo se hubiera abandonado repentinamente.

¿Sería posible que el fenómeno de los deslizamientos del tiempo pudiese dar pie a observar futuros escenarios en donde el mundo, por la razón que sea se hubiera ido al traste?

Si la respuesta fuera afirmativa, el propio drama habría impregnado la malla espacio-tiempo de tal manera que aquellos hombres habrían accedido justo a ese momento decadente de una posible historia futura de la humanidad por los sentimientos que habrían sido dejados allí esa precipitada huida…

Si os ha gustado la entrada también podéis ver este vídeo que hicimos sobre personas que habrían visitado dimensiones paralelas… desapareciendo. Esperamos que el programa sea de vuestro agrado.

Fuente:

Fuente: La casa fantasma del futuro: Offut J. (6 de noviembre de 2012) Misterious Universe, http://mysteriousuniverse.org/2012/11/cases-of-time-slips/

Ciudadano de Kentucky viaja en el tiempo hasta 1960 dentro de una habitación

Hablábamos anteriormente en ufopolis que en ocasiones encontramos eventos de viajes en el tiempo en donde la clave puede ser un elemento externo que podría provocar un desajuste espacio-temporal por sí mismo, como si hubiera objetos o lugares que pudiesen albergar en su composición o sus construcciones cierto recuerdo de algunos momentos de la historia que se hubiesen quedado grabados a fuego dentro de él.

En el siguiente caso, también se produce un evento de deslizamiento del tiempo, pero esta vez en el entorno de una explosión industrial. Vámonos en este caso hasta la localidad de Mercer en el estado de Kentucky, Estados Unidos, a las tres y cuarto de la tarde del 15 de marzo de 2011. Aquí tenemos a un hombre llamado Lee Dean que se mete en su coche para ir a la antigua oficina en donde trabajaban él, su madre, su hermano y su difunto padre. Desde finales del mes de otoño del año anterior se habían producido en la fábrica de al lado de la oficina una serie de explosiones que habían causado serios destrozos a las propiedades de alrededor.

images
¿Flotamos sobre la dimensión del tiempo?

Temiéndose que el viejo edificio histórico de su propiedad, construido en una época anterior a la guerra civil americana también se hubiera dañado con las explosiones y tras haber leído en un periódico local el enfado de algunos residentes cercanos con los dueños de la fábrica, decide ir para allá sin dilación para ver qué ha ocurrido.

Lee llega allí, aparca el coche y entra por la puerta trasera. Sube las escaleras laterales en dirección al que era el despacho de su madre sin comprobar la sala de espera y no encuentra daños por allí. Pasa por su antiguo despacho y está todo como debía estar. Sin problema, aunque había señales de antiguos desperfectos pero eran de años anteriores. Parece que el tema llevaba ya unos años sin solucionarse y las indemnizaciones tampoco llegaban.

r804321_7114071
El fenómeno de los viajes en el tiempo está lejos de plantearse como un túnel como en la ciencia ficción

Es el momento de ir a ver el despacho de su hermano. Allí Lee tampoco encuentra daños. Por último la biblioteca. Un desastre. El techo se ha venido abajo y se observa la estructura de madera. Al menos no hay signos de inundación, algo es algo. El testigo termina de revisar la zona y baja las escaleras. Sin problemas en la cocina, el despacho del padre o el de la secretaria. Falta la sala de espera que se la ha saltado antes. Un horror. Daños en las paredes que colindan con el despacho del padre, yeso en el suelo también bajo los radiadores, la madera de la estructura al descubierto en varias partes y daños severos en las paredes.

“¡Al menos tampoco está inundado…. el agua, ese problema a evitar siempre en este tipo de sucesos…”, piensa él.

Haciendo recuento de todo Lee vuelve a casa y llama a un vecino que conoce y que se dedica a hacer reparaciones domésticas. Queda con él el mismo día y van a la casa. Repiten exactamente el mismo orden a la hora de visitar las habitaciones. Primero la planta de arriba y luego a la de abajo pero al llegar a la sala de espera se sorprenden por estar absolutamente impoluta. Las paredes, tal y como estaban en el año 1969 antes de una reforma que hicieron. El papel que las adornaban era el mismo. Los mismos muebles que había a finales de los sesenta. El mismo toque retro. Hasta el mismo teléfono. Incluso ese aroma inconfundible. Extrañados, ambos salen de allí con la impresión de que hay que hacer obras en la planta de arriba pero no en la de abajo.

1960s_living_room_by_erkucrunk-d5vxcvk_Fotor
Soprendentemente se encontró la habitación tal y como era en 1960, algo imposible

Lee vuelve solo a la sala de espera poco después y vuelve a encontrarse la misma destrucción que vio la primera vez. Su sorpresa fue mayúscula. Era la misma sala pero ahora estaba completamente destruida con los elementos inmobiliarios del siglo XXI. ¿Dónde estaban los elementos de los años 60? Los elementos del mobiliario volvían a ser los de la década de 2000 y se encontraban afectados por la explosión. No se lo podía creer, no había explicación alguna para algo así.

Confundido, el testigo abandonó el lugar y volvió a su casa sin experimentar ningún tipo de tiempo perdido.

La hipótesis que podemos barajar en este caso es que el fenómeno aparece durante unos minutos, tal vez menos, en una zona determinada de la casa mostrando como era hacía ni más ni menos que 42 años.

¿Por qué allí y no en otra sala y por qué ocurre cuando el “manitas” aparece en escena y no cuando él está solo? ¿Se potencia en determinadas circunstancias el fenómeno cuando entran en contacto algunas personas determinadas o es una casualidad que ocurra justo cuando algunos de los testigos no están solos?

timeslip3_Fotor
¿Cómo explicar el fenómeno de los deslizamientos del tiempo?

Encontramos tal variedad en los casos que es difícil afinar los patrones. Lo que no deja lugar a dudas es que la empresa de la fábrica tuvo que indemnizar a la familia Lee, aunque desde su departamento financiero seguramente habrían querido que el vórtice se quedara allí para ahorrarse una cuantiosa reforma…

Si os ha gustado el caso os recomendamos ver el siguiente vídeo en el que exponemos casos forteanos de desapariciones de elementos que se encuentran en el interior de las casas. Es el fenómeno de los Jotts, que podría estar asociado al fenómeno de los deslizamientos del tiempo que estamos estudiando en ufopolis desde este año. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

El caso de los cazadores que perdieron 11 horas en el bosque de Yukon

Hoy en ufopolis tenemos un experiencia extraordinaria protagonizada por dos hombres que se encontraron en una situación sin explicación en una zona muy famosa por diferentes episodios relacionados con el fenómeno ovni y que podría estar relacionado con el fenómeno de los viajes en el tiempo.

Aquí tenemos a un hombre llamado Tillie que cuenta en su declaración lo que le sucedió a su marido y a su hijo en la región de Nenana, ubicada en el área central del territorio Yukón, en la parte central de Alaska, una remota población de menos de 300 habitantes, destino de algunos cazadores de la región cuando cae el otoño.

Aquí tenemos a esos dos cazadores de ascendencia india andando por los espesos bosques de la zona a unos treinta kilómetros del río Nenana. Han tenido éxito y han conseguido cazar un alce. Cortan la carne del animal y la embalan para volver al campamento antes de que oscurezca. El camino es largo y van cargados pero es media mañana y no tienen problemas para orientarse. Allí delante está por fin el campamento. Ya han llegado. Se ven las tiendas de campaña. Por fin descanso.

En un pestañeo todo lo que dan por sentado que están viendo se diluye y observan cómo están a tres kilómetros de las tiendas de campaña sin ningún conocimiento de cómo han llegado allí. Es de noche. Han perdido varias horas en ese evento que no tiene ningún tipo de explicación. Están desorientados, mareados. No saben a ciencia cierta donde están. Muertos de miedo. En vez de ponerse a buscar sin ningún tipo de referencia, padre e hijo hacen un fuego en el bosque y pasan la noche acurrucados el uno al otro con un desconcierto total.

aurora-borealis-yukon_Fotor
La anomalía temporal apareció de repente de forma instantánea

Tan pronto como comienza a clarear el cielo con las primeras luces del alba, dejan todo allí y vuelven al campamento. Desde allí cogen la barca y llegan por un afluente al rio Nenana para volver a casa. No quieren pasar allí ni un solo minuto más después del incidente que les ha hecho saltar en el espacio y en el tiempo. Días después vuelven al campamento a recoger sus cosas, una vez recuperados del susto y no vuelven a pisar jamás la zona.

6f3dd4295e30b17f32740518db2cff28
La zona de Yukon, Canadá tiene una serie de incidentes relacionados con el fenómeno ovni que podrían tener relación con este caso

Como vemos, un incidente de salto temporal idéntico al de muchos incidentes ovni pero esta vez ni siquiera existe una luz que marque el incidente o algún momento de lucidez entre medias. Es una desaparición completa y extrema en donde se despiertan ya de pie tras varias horas.

No trascendió si en el transcurso de aquellas horas se vieron luces en el cielo, agujeros de color negro o anomalías visuales en la zona, aunque bien es cierto que todo el territorio Yukon es famoso en el mundo de la investigación ovni por la intensa actividad recogida allí durante los años 80 y por tremendos incidentes en donde diferentes testigos aseguran haber visto humanoides de extraño aspecto.

Un suceso radical de recolocación de dos peones de la mesa de ajedrez saltándose varios turnos y movimientos, sin saber quién es la mano que controla y dirige el movimiento de las fichas blancas y las fichas negras en esta partida que se libre en ese tablero arlequinado de líneas invisibles que llamamos realidad.

A continuación os dejamos también con el especial que hicimos sobre ovnis inmensos en donde aparecen otros dos incidentes ocurridos en la zona de Yukon

Ufopolis.com 2015

Fuente: http://old.timetravelinstitute.com/threads/time-slip-stories.6716/page-3

Ciudadano británico viaja en el tiempo en el bosque de Wigan

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un asombroso caso de viajes en el tiempo protagonizado por un ciudadano británico que se encontró en una situación insólita

Este incidente ocurre el 17 de agosto del año 2013 en la localidad de Wigan, en Inglaterra. Aquí tenemos a un hombre llamado Philip D. caminando por el bosque de la localidad en compañía de sus dos perros. Le encantaba sacarlos por la misma ruta todos los días.

La mayoría de las veces atajaba en el camino de vuelta pasando por un terreno boscoso en donde tenía que pasar cerca del campo de unos conocidos granjeros. El área era densa, muy poblada de vegetación. Altos árboles y poca luz entre los recovecos de sus hojas. Aquel día de verano Philip seguía el plan de todos los días pero mientras caminaba sobre las diez y cuarto de la mañana con sus perros se dio cuenta de algo extrañísimo que le estaba pasando en directo y en un abrir y cerrar de ojos. El paisaje delante suyo había cambiado tan rápidamente que el testigo comenzó poco a poco a sentir un pánico terrible…

article-2590198-1C9611DE00000578-513_634x653_Fotor
Los cambios en el entorno son inmediatos en el fenómeno de los deslizamientos del tiempo

Los árboles y los densos y frondosos arbustos del horizonte ahora son pequeñas colinas llenas de césped que dejan cerca, a su derecha, un barranco de unos 25 metros de altura con un pequeño puente antiguo y sucio en malas condiciones. Incapaz de comprender lo que está sucediendo, el protagonista sigue caminando en busca del camino de vuelta a casa a través del ahora despejado campo. Ni rastro del camino habitual. Nada que se le parezca. No hay ni un solo detalle que le indique algo conocido.

tiempo_Fotor
El tiempo presenta asombrosas anomalías sin explicación científica

Aquel hombre anda, camina, observa todo ensimismado, sin saber qué hacer o qué decir. Quince minutos atravesando zonas deshabitadas y amplias llanuras sin signos visibles de estar ni siquiera remotamente cerca de Wigan. Sus perros le miran nerviosos. Philip comienza a sentirse ansioso y acto seguido comienza a oír unas voces. Quizá alguien pueda ayudarme. Necesito encontrarlos. Se pone a andar desesperado tratando de orientarse, y cambia de dirección varias veces.

tiempo_1
El protagonista aparentemente se introduce en un túnel temporal sin saberlo

De repente en plena carrera y enfrente suya aparecen un hombre y su hijo. Casi se da de bruces con ellos. Antes de que pueda pronunciar palabra alguna, en un suspiro, en ese parpadeo que parece que es tiempo suficiente para que el fenómeno de los cambios temporales haga de las suyas, toda la realidad ha vuelto por sus derroteros. De nuevo el bosque. Pero no donde estaba al principio. Está a cientos de metros al norte de su posición cuando él se había desplazado al sur durante su experiencia. Sin saber cómo diantres había acabado con sus huesos tan lejos, Philip observa su reloj y casi le da un patatús. Son las 10 horas y 17 minutos y sólo han pasado dos minutos desde que se ha visto inmerso en este espectacular vórtice en donde había caminado durante más de un cuarto de hora.

Aquel hombre siempre se quedó con la duda de qué había sido de él durante los casi veinte minutos que duraron su experiencia, de los cuales, solo dos ocurren en el tiempo real. La identidad del hombre y la de su hijo (de la que no se dispone de descripción) también son una incógnita en este caso, pero quizá lo que más llama la atención sea el diferente emplazamiento, la descripción quizá del mismo lugar pero en otra época pasada o futura, y sobre todo el teletransporte que parece haber sufrido tras el encontronazo con ese hombre y su pequeño crío.

meTD3Bg_Fotor
La anomalía se presentó de repente en el bosque

Podríamos pensar que el fenómeno de los deslizamientos del tiempo tiende a corregir las anomalías que crea, pero en ocasiones, parece cometer errores, sea una inteligencia lo que está detrás de él o sea producto de ese efecto de olas temporales que parece materializar y desmaterializar personas, animales y cosas con absoluta perfección.

Os dejamos con el vídeo que hicimos sobre otros casos fascinantes de viajes en el tiempo, un tiempo que iremos desarrollando poco a poco aquí, en ésta, vuestra web.


Fuente:

La anomalía del bosque de Wigan: Philip D (2013) Time Anomaly in the Wigan Wood, http://timetravelinstitute.com/threads/time-slip-stories.6716/page-2