Abducido… por error

En este videoprograma vamos a abordar el interesantísimo caso de Alfred Burtoo, un hombre que tuvo un incidente ovni en 1983 en donde aparecieron 4 seres con un objeto volador no identificado aterrizado cerca del canal de Basingstoke, en Inglaterra.

El error que cometieron mientras interaccionaban con Burtoo expone una situación que convierte estos hechos en unos de los más bizarros e intrigantes de la historia de la ufología y lo que pasó en el primer contacto serán los protagonistas de un suceso sin igual.

Espero que sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2017

El insólito (y gigantesco) OVNI con ocupantes de Alabama

Cada vez son más los testigos de increíbles encuentros con el fenómeno que se deciden a relatar y difundir sus avistamientos, y cuantos más testimonios son estudiados, mayor detalle obtenemos de la misteriosa naturaleza que se esconde detrás de cada avistamiento y que se muestra con una amplia variedad de formas y tamaños.

Cada caso aporta nueva información, diferentes naves, distintos comportamientos y dispares ocupantes. El encuentro cercano que nos ocupa en esta ocasión resulta interesante por la magnitud del objeto volador, la cantidad de ocupantes en su interior y el gran detalle con el que el testigo pudo apreciarlo.

Sucedió en el año 1983 en las afueras de la localidad de Mobile, Alabama y fue estudiado y divulgado por APRO (Aerial Phenomena Resarch Organization) a quienes la testigo comunicó su extraño encuentro.

Mobile_Skyline_Day_header
El encuentro tuvo lugar a las afueras de Mobile en Alabama

Ella por aquel entonces vivía a las afueras de la localidad de Mobile junto a su marido y sus tres hijos. Durante la tarde del día 3 de febrero la testigo había estado visitando a una amiga en la ciudad y se dirigía en coche de nuevo a su casa por la autopista. Era un viaje largo pero la conductora conocía bien el camino. Todo estaba en calma cuando de pronto escuchó una explosión, el coche comenzó a vibrar intensamente y tenía problemas para controlar la dirección. Con dificultad, consiguió sacar el coche de la vía y se detuvo, salió del coche temiendo que se debiese a un problema con la transmisión del vehículo pero comprobó que no era así.

Desconcertada, volvió a poner el coche en marcha y para su sorpresa todo funcionaba de nuevo con total normalidad. El coche ya no vibraba y no tenía problemas para controlarlo. Continuó conduciendo, quería llegar a casa, y cuando salió de la autopista se percató de que en el bosque que se expandía frente a ella había unas extrañas luces que iluminaban toda la zona con su fulgor.

En un principio, la lógica le llevó a pensar que debía de tratarse de un helicóptero con sus potentes luces de búsqueda ¿qué otra cosa podía iluminar con tanta intensidad? Se asustó y detuvo el coche. Es entonces cuando advierte un enorme objeto descendiendo a una distancia de 800 metros aproximadamente de donde ella se encontraba.

ovni gigante 2
La nave era de enormes proporciones

Volvió a escuchar una explosión como la que había escucha no mucho tiempo antes mientras observaba al objeto descender en el bosque. Aquel OVNI era enorme, tenía 7 u 8 pisos con una altura de entre 2.000 y 2.500 metros y una anchura de 6.400 metros y se dirigía hacia ella lentamente mientras emitía un sonido agudo y punzante que se alzaba por encima de un rugido grave.

La mujer estaba aterrorizada pero no podía quitar la vista de encima de aquel colosal objeto que se dirigía decididamente hacia su coche. Sin embargo, cuando se encontraba a una distancia próxima se detuvo. Ya no se movía y el ruido de pronto había cesado. La testigo entonces, por algún extraño motivo, dejó de sentirse temerosa y salió de su coche. Tenía que ver aquella nave mejor.

Acercándose todavía más al extraño objeto volador, la mujer pudo apreciar varios detalles con detenimiento mientras se veía envuelva en una extraña atmósfera de irrealidad. Primeramente, lo que llamó su atención fue la cubierta superior de la nave, en la que se emplazaba un enorme ventanal de 1.800 metros de largo a través del cual pudo ver perfectamente a unas 20 o 30 figuras humanoides que grácilmente caminaban de un lado a otro como si estuvieran cambiando de turno. Ninguno pareció percatarse de su presencia de la misma forma en la que no parecían estar observando el exterior. Detrás de ellos se apreciaba una pared curva y de color blanco pero ningún tipo de instrumental. Todos los seres eran muy pálidos y vestían monos color blanco, parecían humanos, delgados pero con el pecho notablemente más ancho, de cabezas algo más largas y completamente calvos.

APRO32-2c
Vista frontal y lateral de la nave realizado según la descripción de la testigo

Justo debajo de este gran ventanal se emplazaba otro aunque este segundo tenía los cristales tintados y no permitía ver el interior. Se encontraba enmarcado en una zona de color blanco.

Justo en mitad de la gigantesca nave, una gran abertura parecía estar cerrándose de derecha a izquierda lentamente pero la testigo pudo ver algo del interior. Relató que el suelo era oscuro y parecía estar hecho de asfalto o cemento y en uno de los lados había una especie de equipamiento con forma de tubo.

Todo el exterior de aquella inusitada nave con forma de submarino estaba cubierto de numerosos remaches y varias ventanillas redondas se disponían por todo el casco a través de las cuales la mujer pudo apreciar varias vigas dispuestas en el interior de las estancias.

Mientras observaba aquella gigantesca construcción flotante, la interesante idea de que la máquina que tenía delante había sido construida en la Tierra tomó forma en la cabeza de la testigo. Asimismo, describió que de la parte inferior del enorme objeto colgaba lo que parecía ser una plataforma de observación completamente de cristal dentro de la cual se advertían más humanoides que, al contrario que sus compañeros de la cubierta superior, observaban con gran atención el panorama.

mothershipone
Resulta extraño que no hayan aparecido más reportes de avistamientos de una nave de semejantes proporciones

La espectacular nave poseía también 4 tubos de entre 100 y 200 metros de largo que sobresalían y que le recordaron a la testigo a los cañones de un tanque. Parecían parte de un equipo armamentístico.

En su recorrido, la gigantesca nave cambió de dirección alejándose de la mujer que pudo verla hacerse cada vez más pequeña en el horizonte mientras iluminaba el bosque a su paso emitiendo luces blancas, azules y rojas, que se mezclaban en el ambiente y que iluminaban cielo y tierra por igual hasta perderse de vista.

Este asombroso avistamiento se da de forma masiva no porque hubiera múltiples testigos sino porque un único testigo se encuentra ante más de 20 figuras humanoides a bordo de una nave que parece que son espiadas sin percatarse de que se encuentran bajo la mirada de un observador en tierra, si bien, como siempre, cabe la posibilidad de que sí estuvieran al tanto de la presencia de su observadora y de que se hubieran dejado ver voluntariamente ya que no sería difícil advertir un objeto de tales proporciones y no parece que existan más reportes acerca de esta misteriosa nave.

En cualquier caso, este avistamiento no deja de ser intrigante y genera nuevas preguntas: ¿qué estarían haciendo aquellas figuras dentro de la gigantesca nave?, ¿por qué volaban tan cerca del suelo?, ¿cuál era el motivo de su presencia?, ¿quiénes eran? Tal vez algún día encontremos las respuestas.

Si os ha gustado este artículo os invitamos a ver el vídeo que hicimos sobre estructuras voladoras inmensas y sobre esferas de gran tamaño que han sido vistas en multitud de avistamientos alrededor del mundo. Esperamos que sea de su agrado.

 

La misteriosa ciudad voladora que vieron 5000 personas en Nueva York

Hoy en ufopolis vamos a estudiar uno de esos casos irresueltos que por su descripción bien merecerían ser trending topic a día de hoy en la sociedad de las redes sociales. Vamos a hablar de varios incidentes ocurridos en una década normalmente atribuida como pobre en casuística ufológica, los 80, concretamente en el año 1982… ¿nos acompañáis en este viaje por lo más raro y espectacular del fenómeno?

Todo comienza en un lugar situado a una hora de la ciudad de Manhattan, el valle del rio Hudson, al norte del estado del mismo nombre. En la última noche del año 1981 tenemos a un policía ya retirado sentado en su viejo y destartalado porche viendo el atardecer desde la localidad de Kent cuando de repente observa un extraño grupo de luces de colores blancos, verdes y rojos en un auténtico espectáculo de luz y tonalidades que jamás había visto. Estaban allí arriba en el cielo, volando ingrávidas hacia el sur. No se lo podía creer.

triufo2
Recreación del primer encuentro

Quizá, pensó, un avión en apuros… lo mismo chisporroteando antes de un fatal accidente. Era una zona de tránsito aéreo y la posibilidad estaba ahí, pero había un problema: aquello volaba tan bajo y estaba tan cerca del techo de su casa que apenas podía contener la respiración. Aquello pasó sin hacer ruido alguno, sin sonido de motores. ¿Qué era aquello? Poco a poco el testigo comenzó a percibir un zumbido característico de muchos casos asociados al fenómeno ovni y de hecho pudo comprobar también algo insólito: aquello estaba empezando a tomar una forma triangular y estaba dejando ver una espectacular forma sólida detrás de las luces. Algo asombroso y sin parangón en su carrera de policía.

327
El ovni de Hudson Valley

Aquello se marchó igual que vino y hubo varios reportes ese mismo día y en los siguientes años. En ocasiones las luces aparecían con forma de «uve» conectadas a un objeto sólido o como un triángulo isósceles, en otras, solo una sombra, pero siempre acechando a la población, demasiado bajo como para ser considerado un prototipo. Y despacio, volando lento y pausado. Cientos de personas lo vieron hasta que el 26 de marzo de 1983, quince meses después del primer incidente apareció un curioso artículo en el periódico Westchester-Rockland en primera plana en donde se reportaron todos estos extraños acontecimientos y de pronto aquello pasó de ser una anécdota a todo un boom informativo.

El mismísimo Joseph Allen Hynek estuvo involucrado en diferentes pesquisas con los investigadores de la zona para tratar de desentrañar el misterio. ¿Por qué allí? ¿Por qué de repente?

Hynek y diferentes expertos de Nueva York llegaron a hacer una pequeña centralita de operaciones en Hudson Valley para atender posibles llamadas de avistamientos. Y vaya si las hubo. El 26 de marzo de 1983 ni más ni menos que 300 llamadas colapsaron la pequeña oficina de Hynek y de la policía del condado de Hudson Valley afirmando todas ellas que un objeto tan grande como una «ciudad voladora con forma de uve» estaba sobrevolando diferentes partes del pequeño pueblo. Una escena digna de encuentros en la tercera fase. Solo faltaban las palomitas.

K1Pl3Aa
En ocasiones el objeto tenía forma de «uve»

En la misma noche, en la pequeña ciudad de Yorktown también observaron lo mismo pero la policía rehusó acudir a las llamadas esperando un estado de histeria general. Prefirieron quedarse en las centralitas y no atender a los avisos pero las llamadas siguieron llegando. Desde cabinas públicas, ciudadanos de aquella remota y coqueta localidad llamaron en el parking Taconic que lo que se estaba viendo era tan espectacular que no tenían palabras.

Ni más ni menos que 5000 informes se produjeron de los mismos hechos desde 1982 hasta 1986 a una media de más de tres avistamientos al día de diferentes testigos… durante cuatro años ininterrumpidamente.

Eso sí, nunca se veía por la mañana, siempre de noche. En ocasiones localidades cercanas como Brookfield o New Haven protagonistas de otros incidentes asombrosos que estuvimos estudiando también en ufopolis también reportaban algo similar.

HudsonValleyBoomerang1
El boom informativo apareció con esta recreación en el periódico local

Siempre cambiando los colores, pero siempre los mismos. Movimiento lento, casi parando el tiempo. Pausado y silencioso. En ocasiones también llegó a reportarse algún movimiento brusco sobre todo sobre la planta nuclear de Indian Point, quizá el verdadero origen de este conglomerado de sucesos habida cuenta de la gran casuística de avistamientos de ovnis cerca de plantas de este tipo.

Desde allí, varios guardias de seguridad durante aquellos años llegaron a reportar el tamaño de aquello: más de 350 metros.

La casuística también incluyó descripciones fascinantes a la par que desconcertantes como un testigo de Croton Falls Reservoir que aseguró que aquello lejos de ser un avión, un globo o un satélite espía de los rusos en plena guerra fría llegó a proyectar un impresionante haz de luz rojizo sobre el agua del rio Hudson. ¿Acaso estaba midiendo la contaminación de la planta nuclear? ¿Por qué tanto interés en esa zona?

MIchaelSchratt
El incidente se caracterizó por el vuelo bajo del inmenso ovni

Los escépticos no dudaron en calificar los 5000 informes como patochadas, diciendo incluso que veían a Venus. Sobran los comentarios, ya que sea lo que sea las descripciones eran de todo menos algo parecido a este precioso planeta. Se llegó a mencionar también la posibilidad de que se estuviese ante algún tipo de dirigible o zeppelin, pero el equipo de Hynek y la policía contactaron con todos los fabricantes y pilotos de este tipo de aeronaves para saber de sus posibles operaciones o proyectos. Nunca nada llegó a igualar lo que se vió en aquellos años sobre el río Hudson.

A día de hoy esos avistamientos tan espectaculares siguen siendo un misterio irresuelto. ¿Volverán algún día esos extraños objetos? ¿Era solo uno que se repetía en bucle? ¿Qué tiene de especial esa zona del mundo? Si os ha gustado el artículo os invitamos a ver el caso de Tunguska con un impresionante hecho que pudo cambiar la historia tal y como la conocemos…

Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Foto: Michael Schratt