Asombrosos avistamientos reales de ovnis con forma de piezas de tetris

Vicente Fuentes narra el insólito encuentro de varios testigos de Estados Unidos con un objeto volador no identificado que eyectaba esferas y que se mostraba con una preciosa geometría rectangular similar a las famosas piezas del videojuego tetris. Una vez más, la realidad supera a la ficción, podríamos decir.

Completaremos el programa con dos vídeos adicionales grabados en Brasil y con el asombroso caso de Hampton Falls de Inglaterra de 1966. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

 

El curioso caso del ovni calabaza de Ferreira

Hoy en ufopolis vamos a ver dos curiosos incidentes relacionados con la curiosa forma de la calabaza, uno con un protagonista en forma de objeto y el otro con unos extraños visitantes en un incidente del tercer tipo. El primero ocurrió en la localidad de Ferreira de Alenquer, Portugal el 14 de Agosto de 1995 en donde tenemos una noche de calor agobiante y seco propio de las zonas rurales del interior del país luso. Aquí tenemos a un pastor de profesión llamado Jorge Lanoel Lota durmiendo plácidamente en la casa que tenía en la finca de esa localidad. Tenía abiertas las ventanas para mitigar el calor, con unas grandes mosquiteras para evitar la entrada de insectos intrusos en su cuarto, pero el intruso que le esperaba ahí fuera era bastante diferente…

Eran las dos de la mañana y Jorge Manoel por fin había podido conciliar el sueño tras dar varias vueltas en la cama cuando de pronto el sonido de los ladridos de sus perros le puso en alerta. Alguien ha entrado, algo ha pasado. Con estas, legañoso pero decidido, el señor Lota salió al patio de su viviendo y observó con espanto lo que ha sido comunmente conocido en la ufología portuguesa como la «calabaza voladora». Curioso nombre sin duda. Estaba allí mismo, a un metro del suelo. Era amarillo, bastante grande, de unos ocho metros de diámetro y de su parte inferior salían haces de luz de colores azulados y rojizos que se movían por doquier en todas las direcciones. Estaba allí, en frente de él. Jorge Manoel se quedó boquiabierto sin saber qué hacer.

ovni_calabaza_el_especialito.jpg_t670x470

Descripción del objeto

Su letargo pronto acabó cuando de repente vio que dos esferas de color azulado salían de aquel extraño artefacto que flotaba sobre sus terrenos. Eran pequeñas, «del tamaño de una pelota de fútbol» y parecían flotar con total autonomía en una época en donde los drones aún no habían sido desarrollados y mucho menos habían llegado al gran público. Aquellas esferas no se quedaban quietas. Querían algo, iban hacia algún sitio. Estaban buscando algo. Con horror, Manoel observó cómo los objetivos de aquellos increíbles objetos eran sus perros, a los que empezaron a perseguir con empeño llevándolos de un lado a otro. Los perros huían despavoridos en una persecución única en el fenómeno ovni. Durante varios minutos Manoel presenció la asombrosa escena sin poder hacer nada. No sabía si acercarse al ovni con forma de calabaza por si aquello se abalanzaba sobre él. No sabía si ayudar a sus perros por si aquellas esferas decidían que él iba a ser el nuevo objetivo. Con tensión esperó hasta que, de repente aquellas pequeñas bolas de luz se difuminaron y se apagaron lentamente hasta desaparecer. Demasiado inteligente como para ser rayos en bola o centellas. Demasiado tiempo de vida en un entorno seco y sin tormentas. Y además, ahí seguía el ovni delante de él, impertérrito con aquella forma tan extraña.

mie512

Esferas azules similares fueron observadas en la Segunda Guerra Mundial

Los perros se tranquilizaron tras desaparecer las esferas pero huyeron a sus casetas a refugiarse allí. La paciencia de Manoel se había terminado, porque fuera lo que fuera no parecía para nada positivo. Se armó de valor y fue a por la escopeta que llevaba en su camión. La sacó y, acto seguido decidió mandarle un aviso al ovni en forma de disparo. Lo tenía claro. Si queréis estar aquí, vais a tener que véroslas conmigo. Pero al ir a apretar el gatillo, de pronto dos haces de luz salieron del artefacto e impactaron en su brazo, dejándolo inmovilizado. La escopeta cayó al suelo dejando a Manoel, asombrado y parcialmente paralizado. Como pudo, fue penosamente corriendo hacia el camión con el propósito de arrancarlo, pero podéis imaginaros qué ocurrió. El motor no arrancaba. Un intento tras otro y nada. Manoel estaba agobiado y a merced. Aún sentía calor en el brazo. Sudaba a chorros en aquella noche tremenda de calor y sucesos forteanos.

battle_LA

En el incidente de Los Angeles de 1941 encontramos una casuística similar

Allí se quedó mirando unos minutos hasta que poco a poco el objeto fue elevándose hacia el cielo, ganando altura y perdiéndose definitivamente hacia la atmósfera.  Cariacontecido, el señor Lota se fue a dormir, aún con el miedo en el cuerpo y dos días después descubrió unas pequeñas manchas en su brazo y lo que le pareció más raro de todo: en su vientre. No entendía porqué en su vientre. Con el paso del tiempo aquellas extrañas marcas cicatrizaron y fueron desapareciendo. No se conocen más efectos fisiológicos en este testigo además de las consecuencias psicológicas.

gfoo

Foto de otros de los vuelo de esferas de luz sobre aviones de la II Guerra Mundial similares a este caso

Quizá una de las preguntas frecuentes que tenemos al leer este tipo de sucesos es si sólo fue el testigo el que lo vio. En este caso, tenemos en un radio de 10 kilómetros al menos a otros siete testigos que presenciaron las evoluciones de extraño y siniestro objeto. Otro de los testigos llegó a comentar a la policía portuguesa que había visto un resplandor amarillo sobre el techo de su casa, pero le dio tanto miedo que no se atrevió a llamar a nadie ni a salir. La seguridad de tu propia cama contra el fenómeno ovni. Podría pasarnos a todos. Otro testigo de nombre Jose Francisco Martins aseguró que esa misma noche del 14 de Agosto de 1995 también observó a esa misma luz deambulando sobre unos olivos próximos a su finca. Su posición fue mucho más lejana que la de Jorge Manoel Lota. No hubo más interacción. “No era mayor que un coche y no hacía ruido. Lo vi durante un cuarto de hora. Hubo un momento en que intenté acercarme, pero sentí miedo y me volví para casa”, comentó el testigo.

jal747cfg9

El ovni con forma de campana o calabaza recuerda al del famoso caso JAL-1628

La casuística ovni tiene cientos de casos fascinantes y sorprendentes de las más variadas formas. Desde criaturas humanoides hasta ovnis de imposibles formas. La interacción del testigo y el poso que siempre deja el fenómeno en todo aquel que lo ve suele, eso sí, ser siempre resistente al paso de los años. ¿Qué os ha parecido el caso? A nosotros nos ha recordado al caso Michalak al respecto de la parálisis y las marcas en el testigo y desde luego, el ovni, salvando las distancias del tamaño, nos parece similar al del famoso caso del vuelo 1628 sobre Alaska de 1986. Aquí os dejamos el programa que hicimos sobre este último caso y lanzamos la pregunta: ¿Por qué el fenómeno adquiere tan variadas formas? ¿Son innumerables las civilizaciones que nos visitan o es el mismo fenómeno con distintos trajes? ¿Qué demonios estaría haciendo allí? Os esperamos en los comentarios.

Caso 1628

Fuente: elespecial.com, ufocasebook

Fotografía de portada: Carlos Diaz

Ufopolis.com 2015.

El humanoide que se quedó mirando a un ser humano 15 minutos

El fenómeno ovni y la interminable lista de casos reales documentados alrededor del mundo. Hoy en ufopolis vamos a hablar del incidente de Samuel Rodolfo Barreras, ocurrido en la mañana del 27 de Noviembre de 1995 en un área urbana a las afueras de La Havana, Cuba. El señor Barreras era un conocido guardia de seguridad de la zona que se hallaba en aquellos momentos en su garita de vigilancia. Allí estaba él con sus quehaceres hasta que de pronto se dio cuenta de la presencia de una brillante luz aproximándose hacia su posición desde el cielo. «Qué curioso…», pensó. La curiosidad pronto se convirtió en intriga al observar cómo no solo aquello se estaba acercando al suelo, sino que además es que venía directamente hacia él.

UFO_Cuba1995_Sketch01

Croquis realizado por el protagonista del evento

Pensando que quizá aquella luz podría ser algún tipo de avión averiado en una maniobra de aterrizaje forzoso, Barreras salió de la garita y se quedó asombrado con los primeros detalles que comenzó a atisbar de aquello que venía. La luz pronto comenzó a mostrarse como un platillo volante, prácticamente de película y flotaba sobre el techo de uno de los edificios cercanos. Se había parado. Algo esperaba. Barreras en aquellos momentos de intriga máxima quiso ir a avisar a sus superiores de aquello… pero no pudo. Estaba completamente paralizado. Ni un músculo podía mover. El objeto comenzó a realizar algunas maniobras complejas de vuelo con el fin de descender al centro de una pequeña plaza del complejo de edificios en donde Barreras estaba. Poco a poco, la nave bajó flotando lentamente casi a cámara lenta, quedándose medio metro por encima del suelo. Aquel vigilante seguía allí asustadísimo ya  y en estado de shock. Qué sensación la de no poder moverse. Aquello estaba bien cerquita de él.

UFO_Cuba1995

Recreación de la espectacular escena de aterrizaje del objeto

El ovni tenía ventanas y Barreras se afanaba en observar si podía ver a alguien en su interior pero no pudo. Solo estaba flotando allí sin hacer más. Ningún signo de maquinaria para aterrizar, ni patas ni anclajes. Un minuto allí viéndolo. Silencio total. Tras ese larguísimo minuto, algo se movió por debajo del objeto. Parecía una abertura o incluso una puerta según el testimonio del testigo. Acababa de surgir, como si la mecánica del objeto fuese fundible o modelable en el momento. La sensación del vigilante fue de pavor. Por aquella puerta apareció un ser humanoide de una estatura de unos 1.80 metros de alto que se movía mecánicamente «como un robot» según Barreras. La entidad caminó desde el objeto hacia él. Se estaba acercando. Iba a por el vigilante.

UFO_Cuba1995_Sketch02

Croquis realizado a los pocos segundos del encuentro por el protagonista.

Parece que con el subidón de adrenalina del testigo por ver aquello, Barreras pensó en qué hacer y como en aquel momento no tenía ningún arma para hacer frente a aquel ser que venía hacia él, vio claro que romper una ventana y usar un cristal afilado sería una buena defensa contra aquella sombra que se acercaba con decisión. Pero no pudo. Seguía inmóvil. Algo le tenía así. Ellos. De forma extraña, el ser se paró a unos 10 metros de él y decidió cambiar de dirección para inspeccionar otra área. Un suspiro de tranquilidad desde la desconfianza.

Algo más tranquilo pero sin tenerlas todas consigo, Barreras observó cuidadosamente a la entidad. Llevaba una ropa ajustada y oscura que parecía emanar algún tipo de luminosidad. Su cabeza tenía un tamaño inusual, diferente de la de los seres humanos, mucho más grande y alargada y sus ojos oscuros eran gigantescos. El testigo llegó a decir que lo que más le impactó de su visión fue el cruce de miradas con el ser. Sus ojos parecían «el diafragma de una cámara» tal y como los pudo observar desde su posición. La entidad se mantuvo quieta delante de Barreras durante 15 minutos. El uno sin poder moverse. La entidad mirando hacia todos los lados, inquieta. Pero sobre todo le miraba a él. Barreras no sabía ni donde meterse.

UFO_Cuba1996-Tech01

Proporciones del disco y el ser en comparación con un ser humano.

Tras ese periodo de tiempo, Barreras observó cómo aquello comenzó a volver sobre sus pasos y tras mirarle una última vez, enfiló el disco y subió a él por la misma abertura por la que había salido. Aquel hueco se cerró inmediatamente después de su entrada y algunos segundos después, la parte baja del objeto comenzó a elevarse gracias a algún tipo de turbinas o luces que Barreras expone como «luminosas y con un sonido que le recordaba al zumbido de las abejas, pero mucho más potente».

UFO_Cuba1996

El objeto parecía tener diferentes luces en el anillo exterior

Allí parado aún, Barreras comenzó a observar el lento ascenso del objeto con un serie de luces fluorescentes de color azul que parecían salir de aquello y que iban ganando en intensidad a medida que ascendía. Una vez que aquella maravilla estaba a una altitud paralela al tejado del edificio más cercano, en menos de una décima de segundo ascendió a una velocidad imposible de calcular perdiéndose en el cielo ante la mirada alucinada del testigo que el pobre, aún seguía allí sin moverse.

Tras desaparecer definitivamente, Barreras volvió a recuperar el control de su cuerpo y se fue corriendo a buscar un papel y un bolígrafo para recrear en un papel el increíble y desconcertante incidente que acababa de presenciar. Absurdo y extraño, sobre todo porque en ningún momento vio sus espaldas. Nunca supo por qué le pasó eso a él y sobre todo qué hizo aquel ser o las inteligencias que le acompañaban desde el interior del objeto. ¿Le habían hecho algo y él no se había enterado?

Un año tuvo que pasar hasta que aquel objeto volvió a dejarse ver. Ocurrió en Matanzas, una provincia cercana a La Havana, en la misma Cuba. Los protagonistas de estos avistamientos fueron en este caso varios estudiantes y miembros del profesorado de la escuela estatal de la localidad. Vieron lo mismo que Salvador Barreras. El mismo objeto.

UFO_Cuba1996-Tech02

Vista inferior y superior del disco

Una noche, alrededor de las 00.00 horas, un grupo de chicas se reunieron en una sección de la residencia de estudiantes en la mencionada localidad. Allí estaban ellas, charlando mientras miraban las estrellas a través de la ventana. De repente, una ráfaga de viento se precipitó a través de las aberturas de las ventanas ‘y un sonido de zumbido se oyó justo antes de que una luz brillante e impresionante iluminase todo el dormitorio. En aquel momento observaron cerca del edificio una aeronave con luces blancas y rojas parpadeando. Ojipláticas y boquiabiertas comentaban el evento en directo. «Un avión será… imposible… mira como brilla…».

Efectivamente aquellas luces eran demasiado potentes. No podía ser. Las chicas corrieron de habitación en habitación frenéticamente asomándose a las ventanas para obtener una mejor visión de ese objeto, al que describieron con una forma elíptica visto desde una perspectiva lateral.

UFO_Cuba1996_Sketch01

Esquema del objeto que vio Barreras y posteriormente otras personas en una residencia de estudiantes

Aquello no sonaba, luego un helicóptero no podía ser, razonaban las protagonistas de este segundo incidente. Un avión tampoco porque estaba levitando como un colibrí. Pronto se fue pero el susto de las dos protagonistas se quedó hasta que al día siguiente se lo contaron a toda la residencia y a todos sus profesores. Se organizó una serie de patrullas de vigilancia para ver si aquello volvía a aparecer… y así lo hizo. Todos los testigos describieron al ovni como metálico y de color plateado, de forma redonda con un conjunto circular de luces alrededor de su perímetro. Las configuraciones de luces variaban del rojo al blanco, de éste al azul, o intermitentemente el rojo y el blanco  como si pulsaran en una determinada secuencia matemática. Un estudiante observó algunas líneas en la parte inferior de la nave que seguían un patrón radial.

Otro de los estudiantes entrevistados posteriormente confirmó que la nave era similar a una que había visto en años anteriores, cuando estaba sobrevolando Cárdenas, otra ciudad de la provincia de Matanzas. Exactamente la misma y el mismo día del incidente de parálisis del señor Barreras, otro testigo de excepción del absurdo del fenómeno ovni que hoy os traemos en ufopolis como caso fascinante e inquietante de un ovni con un ocupante en un encuentro del tercer tipo sin ningún tipo de sentido.

Si os ha gustado la entrada podéis ver también el vídeo que hicimos sobre otros encuentros con alienígenas imposibles que sin duda no os dejarán indiferentes. Esperamos que sean de vuestro agrado:

 

Ufopolis.com 2015

El incidente del proyector de Norwood y el ovni de 3 kilómetros

Hoy en ufopolis tenemos una historia extraordinaria de un sargento norteamericano y un curioso sacerdote que protagonizaron un incidente único en la historia de la ufología: el famoso «incidente del proyector de Norwood», un caso del que merece la pena disfrutar.

Cogemos nuestra máquina del tiempo y viajamos hasta Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, al 19 de Agosto de 1949. Era el carnaval del pequeño nucleo urbano de Norwood de 36.000 habitantes en aquella época. La algarabía en los terrenos de la iglesia de San Pedro y San Pablo era bastante grande y había ganas de pasarlo bien tras los años duros de la guerra. La gente disfrutaba, pero al reverendo Gregory Miller aquello no le parecía suficiente. Decidió adquirir un super proyector de luz de ocho millones de bujías para animar aún más al personal. Había fondos y el ejército estaba dispuesto a colaborar con la iglesia.

Dicho y hecho, allí se presentó el sargento Donald R.Berger para manejar tamaño monstruo lumínico y así estuvieron toda la noche para disfrute del personal, iluminando el cielo. Pero ocurrió algo inesperado. Cuando los carnavales estaban terminando resulta que el párroco y el sargento se quedaron de piedra al descubrir un inmenso ovni estático en el cielo que abarcaba ni más ni menos que 3000 metros de diámetro y que parecía observar sus actividades. Era la primera vez que se veía algo tan grande. La gente se sorprendió cuando de repente desapareció de la nada. Fue un incidente curioso pero no fue el último. Hasta el 10 de marzo del año siguiente estuvieron realizando observaciones nocturnos de tal colosal objeto que fueron registradas en un pequeño diario que hoy es historia del fenómeno. Veamos las anotaciones de Leonard H Stringfiels, el editor del Orbit Magazine que publicó todo el diario en 1949:

ohiob copia

Mitica fotografía del gran ovni de Norwood

«19 de agosto de 1949. Lugar: Iglesia de San Pedro y San Pablo, Norwood, Ohio 2.15 a 2.30 horas. Mientras estaba controlando el proyector para el festival, detecté un objeto a una elevación de 1585 milésimas. El objeto estaba fijo, apareciendo como un disco brillante. La distancia calculada, era de unas 4 o 5 millas (7000-8000 metros de altura). El cielo estaba despejado con una ligera neblina a gran altitud. No adopté ninguna medida, pero al día siguiente aparecieron artículos al respecto en dos periódicos locales.»

«11 de septiembre de 1949. Lugar: Iglesia de Santa Gertrudis, Madeira, Ohio. 19.15 a 23.15 horas. Objeto detectado a 5000-6000 metros, con elevación del ángulo de inclinación a 1620 milésimas. El objeto desapareció en unos pocos segundos desplazándose recto hacia arriba. Lo detecté de nuevo a mucha mayor altitud. Seguidamente, cuando cambiaba los carbones, lo perdí de nuevo hasta las 21.15 horas. Tan pronto como apareció telefoneé a la base de Wright-Patterson Field. El cielo estaba despejado sin nubes visibles ni neblina. Miles de personas vieron también el objeto.»

«17 de septiembre de 1949. Lugar: Mildford, Ohio 19.00 a 20.00 horas. Comprobando el proyector a la hora del crepúsculo aproximadamente, lo había ajustado a una inclinación de 1600 milésimas. Pude ver un objeto que estaba iluminado con un brillo blanco. Cuando apagué la luz no pude ver nada. En cuanto oscureció conecté la luz a la misma elevación y capté de nuevo al objeto».

«23 de octubre de 1949. Lugar: San Pedro y San Pablo. Norwood 19.15 a 22.45 horas. Encendí la luz y detecte el objeto a 1600 milésimas. Entre los presentes estaban: William Winklen, el padre Gregory Miller, Robert Linn (Jefe de redacción del Post de Cincinnati), y Leo Hirtl (reportero del Post). El reverendo Miller y Linn telefonearon a la base aérea de Wright-Patterson e informaron sobre el objeto al oficial de inteligencia. Aproximadamente a las 22.00 horas, dos grupos de objetos de forma triangular parecieron salir del disco principal. Cada grupo tenía unos cinco objetos. Bajaban por el haz y seguidamente daban la vuelta al haz. Lo mismo se repitió media hora mas tarde aproximadamente. El disco era todavía visible cuando apague la luz para la noche.»

ohioa copia

Donald RBerger con el foco del incidente de Norwood

«24 de octubre de 1949. Lugar San Pedro y San Pablo 19.15 a 21.00 horas. Luz ajustada a 1600 milésimas. El objeto apareció inmediatamente en el haz. Mantuve el objeto en el haz durante aproximadamente media hora hasta que quedo cubierto por las nubes.»

«19 de noviembre de 1949. Lugar: Norwood, Ohio. 18.30 a 22.45 horas. A las 19.15 el haz de luz destelló sobre el objeto. Guiando la luz de nuevo al objeto, este desapareció a continuación inmediatamente. Aproximadamente un minuto más tarde le detecté de nuevo con mucha mayor intensidad. La elevación era entre 1605 y 1610 milésimas. Muchos testigos, incluyendo William Winkler. El cielo estaba cubierto de nubes bajas interrumpidas. En ocasiones los objetos aparecían mucho mas brillantes

«20 de diciembre de 1949. Lugar: Norwood Ohio,, 20.15 a 22.00 horas. Encendí la luz a las 20.15 y detecté el objeto inmediatamente. Al principio era tenue y pequeño. Al despejarse la neblina el objeto se abrillantó. Estaban presentes D.A.Wells (físico de la universidad de Cincinnati), dos miembros del OSI, el padre Miller, el alcalde de Norwood (R.Ed.Tepe) y Reginald Meyers.»

«11 de enero de 1950. Lugar Norwood, Ohio 19.30 a 21.15 horas. Encendí la luz pero no encontré el objeto hasta aproximadamente las 19.45 horas cuando desapareció la bruma. Observado durante aproximadamente 15 minutos, muy claramente, seguidamente se amortiguó el brillo. Llamó mi atención que algunos objetos menores estaban pasando a través del haz. Vi los dos últimos objetos varias veces. Estaban también presentes William Winkler, y el sargento mayor R Ekleberry, el sargento mayor John Savage y el sargento W. Piluerg de la Guardia Aérea Nacional.»

«9 de marzo de 1950. Lugar : Norwood, Ohio 20.00 a 22.00 horas. Aproximadamente a las 20.00 detecté el objeto con la luz. Aproximadamente a las 20.45 horas salieron dos objetos pequeños del disco y pareció como si el disco saliera fuera del haz. En aproximadamente 10 minutos, el disco se movió de nuevo al interior del haz. El cielo estaba despejado. Había presentes 11 personas.»

«10 de marzo de 1950. Lugar: Norwood, Ohio 19.00 a 23.00 horas. Capté el objeto en el haz a 1600 milésimas. A las 19.45 el objeto se desplazó hacia arriba y a través del haz desapareció. Media hora más tarde el objeto reapareció en el haz en la misma posición. El objeto permaneció en el haz hasta que apague la luz para la noche. Estaban presentes el padre Miller, el capitán Wilks, R. Meyers, W. Winkler y otros. El capitán Wilks telefoneó a Wright-Patterson Field. El capitán Wilks observaba el objeto con primáticos mientras yo movía la luz.»

Como vemos unas serie de observaciones increíbles, con avisos al ejército de los Estados Unidos, con diferentes testigos, en diferentes días y con unas serie de eventos significativos como la aparición de luces más pequeñas. Lo más increíble era sin duda el tamaño. 3000 metros, 3 kilómetros de diámetros, prácticamente una nave nodriza, (mothership en inglés) como la que pudo observarse en el famoso incidente del aeropuerto de Manchester en 1995.

_48626349_manchester_ufo_282

Esta es una recreación actual del aspecto que habría tenido el ovni de Manchester según testigos presenciales, en un caso que abordaremos en próximos artículos.

SNN0527GX1-682_1098928a

Investigación: Vicente Fuentes

Ufopolis.com 2014.

El increíble OVNI que voló junto a la estación MIR en 1995

260px-Atlantis_Docked_to_Mir

 

Ocurrió durante el verano de 1995 en la histórica misión de acoplamiento del transbordador Atlantis con la antigua estación espacial rusa Mir. En una de las 153 órbitas que el transbordador realizó en los 9 días de misión ocurrió un avistamiento significativo en órbita, ni más ni menos que a 342 km de altura. Una de las cámaras a bordo del transbordador logró captar un objeto volador no identificado y pulsante que realizó una espectacular maniobra de aproximación. Veamos cuatro tomas del avistamiento:

1. En primer lugar, en el vídeo se ven unas imágenes del centro de control espacial de Houston para acto seguido conectar con imágenes en directo del espacio. En el cuadrante inferior derecho aparece de repente una misteriosa luz pulsante con movimiento que parece acercarse progresivamente a ambas estructuras.

asd

2. La luz tiene la misma cadencia y el mismo pulso durante todo el avistamiento y no cambia ni de dirección ni de velocidad. No puede ser chatarra espacial porque el sol debería iluminarla por completo, no en diferentes intervalos. Demasiado lento para ser un cometa y por supuesto demasiado rápido para ser un satélite, que tampoco pulsaría.

asdd

3. En esta tercera toma observamos cómo el objeto en su trayectoria ascendente tiene un aspecto lenticular, alejado de formas rectangulares. El acercamiento es progresivo, sin aceleración, y el ángulo de inclinación es prácticamente idéntico en todo momento.

asdd2

4. El objeto llega a desaparecer por detrás de la estructura antes de que NASA cambie de toma. 

asdd2d

5. Aquí vamos a ver el vídeo. Al final aparecen las imágenes a cámara rápida, espectaculares, sin duda.

Investigación: Vicente Fuentes.

Ufopolis.com 2014.