¿Qué pasó en el espacio en 1982? El secreto de la nave Salyut-7

No te pierdas el increíble y asombroso incidente de 1982 ocurrido en el exterior de la estación espacial Salyut-7 en plena guerra fría en donde varios cosmonautas rusos aseguraron haber visto unas figuras con alas y una extrañísima nube alrededor de la estación espacial. Su parentesco con varios relatos históricos relacionados con figuras místicas que también por otra parte son vistas en los satélites heliosféricos que apuntan al sol.

Ufopolis.com 2016

De la tenebrosa criatura alada de Vietnam

Presentamos el caso del avistamiento de la conocida como »La criatura alada de Vietnam» de una forma muy especial:

Y cayó la noche inundando de oscuridad

los temerosos corazones de los soldados

de aquel bunker lleno de enemistad,

en el conflicto de Vietnam ellos eran tres aliados.

En la espesa selva montaban guardia

los temerosos corazones de los soldados.

Dolidos, ya conocían la tragedia

porque la guerra los hizo a todos condenados.

En la espesa selva esperaban

los temerosos corazones de los soldados.

Y de pronto algo atrajo su atención,

una visión que los dejó aterrorizados.

La criatura alada hizo su aparición,

todos quedaron desconcertados.

Siniestra y oscura era la silueta

que a todos tenía ensimismados.

Femenina figura inquieta

que la luna cubrió con movimientos alados.

Estaba rodeada de un verde fulgor,

los temerosos corazones de los soldados

se llenaron de estupor.

Voló por sobre los hombres contrariados,

cual murciélago sus alas batía

más todos los sonidos estaban silenciados.

De su seguridad no tenían garantía

los temerosos corazones de los soldados.

Efigie de oscuridad profunda,

los hombres se sintieron ahogados

ante su intimidación furibunda

y de pronto se fue dejándolos acongojados.

Desapareció volando en la noche

el ser color negro de fuegos carbonizados

oscuro como el azabache.

Pero sus verdes resplandores quedarían enterrados,

en la memoria para siempre grabados

de los temerosos corazones de los soldados.

El avistamiento de la mujer alada de Da Nang 1969

Fuente: Ken Gerhard’s »Encounters with flying humanoids».

Asombrosos avistamientos de seres con alas metálicas

Ya en los relatos mitológicos más antiguos la humanidad ha descrito maravillada como sugerentes entidades voladoras habían conquistado los cielos antes del amanecer de la civilización. Sorprendentes figuras en ocasiones humanoides y en ocasiones con características animalescas surcaban los aires ante la atónita mirada de aquellos antiguos hombres. Algunas de estas figuras incluso se mostraban poseedoras de algún artefacto que hoy en día identificaríamos como el responsable de levantar a aquellos entes del suelo.

El hombre quería volar y uno de los relatos más populares que ilustra el deseo del hombre por alzar el vuelo tal vez sea el de la trágica historia de Ícaro, que se hallaba cautivo en la isla de Creta junto a su padre, el inventor Dédalo por haber prestado su ayuda a Teseo para acabar con el Minotauro. Para conseguir escapar de su prisión, el inventor construyó unas alas con cera y plumas para sí y para su vástago. Consiguieron escapar volando de la isla pero Ícaro, desoyendo las advertencias de su padre, voló demasiado alto y el calor del sol derritió la cera que sostenía las plumas de sus alas artificiales provocando que éste cayera al mar y muriera ahogado.

icaro
¿Representa el mito de Ícaro el deseo innato del hombre por volar?

Las figuras humanas volando con alas artificiales son parte de la iconografía antigua de varias culturas pero se han dado en el s. XX extraños avistamientos cuyas descripciones se asemejan poderosamente al relato de Ícaro.

Uno de ellos ocurrió en 1936 y fue protagonizado por una niña de 15 años de edad llamada Loznaya mientras se dirigía hacía clase en la provincia de Pavlodar en Kazakhstán. El camino que la chica kazaja tenía que recorrer todas las mañanas era solitario y tranquilo pero el día de su extraño encuentro resultó ser todo lo contrario. En su camino Loznaya divisó una extraña figura oscura en el cielo y se paró ensimismada a observarla con gran curiosidad. Pronto se dio cuenta de que aquella figura tenía la forma de un hombre que iba vestido de pies a cabeza de color negro cuya cabeza se escondía en el interior de un casco que ocultaba sus facciones.

Mientras le observaba con gran avidez, aquella criatura cambió su rumbo de vuelo y, como si supiera que estaba siendo observada por aquella niña, se dirigió inexorablemente hacia ella. En ese momento la niña se horrorizó y mientras la silueta voladora se aproximaba pudo ver como portaba, en su espalda, un objeto que definió como una mochila de forma ovalada que emitía un tenue zumbido. Un sonido que se iba acrecentando a medida que la distancia entre ambos disminuía. Loznaya quiso entonces buscar un lugar donde esconderse de lo que identificaba como un peligro inminente, pero en el desolado paraje donde se encontraba no había nada que pudiese darle el deseado refugió. Corrió tanto como pudo presa del pánico mirando en derredor con la esperanza de encontrar algo en mitad de la nieve que gobernaba la zona pero, cuando volvió a mirar hacia arriba buscando a su perseguidor éste se había desvanecido.

alas metal 2
¿Qué son estas entidades que sobrevuelan el planeta sin necesidad de naves?

Un evento similar tuvo lugar algunos años más tarde, en 1948 aunque al otro lado del mundo, en el estado de Washington. En Enero de aquel año, una mujer de origen polaco llamada Bernice Zaikowski relató una inusual vivencia a los periódicos locales. Ella se encontraba en su granja cuando escuchó un zumbido y tratando de dar con la fuente del sonido dio con un extraño ser que sobrevolaba su granja. La figura, de apariencia humana, volaba a una altura de 60 metros e iba sujeta a dos enormes alas metálicas que no parecían estar articuladas pues en ningún momento se movieron lo más mínimo. Aquel misterioso aeronauta portaba sujeto al pecho lo que parecía un panel de control que la testigo supuso utilizaba para definir sus movimientos. La granjera no podía dejar de mirar atentamente aquella maravilla que revoloteaba sobre su granja cuando sin previo aviso, aquel humanoide volador, simplemente ascendió a gran velocidad mientras retraía sus alas desapareciendo de la escena.

Poco tiempo después, hacia mediados de los años 50 una criatura parecida se dejó ver en el estado de Nebraska ante un aterrorizado testigo que publicó su experiencia utilizando un pseudónimo para evitar el escarnio público. Según relata, en la ciudad de Falls, se encontró con una figura humanoide de más de 2.5 metros de estatura con dos enormes alas pegadas al cuerpo que resplandecían con un brillo metálico y que al testigo le dieron la impresión de estar hechas de aluminio. Sobre ellas, en línea, se emplazaban pequeñas luces que parpadeaban con diferentes colores y de nuevo, esta criatura manipulaba una suerte de panel de control que estaba adherido a su pecho. El testigo pudo observar al extraño ser desde poca distancia pues se percató de que sus ojos eran de un azul muy pálido y que su piel parecía más bien cuero.

alas metal 1
¿Sería posible que nos encontremos ante un precoz desarrollo tecnológico secreto militar, se trata de viajeros del futuro o de seres de otros planetas?

En este caso, parece que la criatura no se percató de que estaba siendo observada y tras manipular los controles, alzó el vuelo emitiendo un sonido silbante y desapareció dejando tras de sí a un horrorizado hombre que no consiguió dormir en mucho tiempo.

Cada vez son más los avistamientos de extrañas figuras voladoras, algunas de aspecto humanoide que parecen volar sin ayuda de ningún tipo de maquinaria, otras cuentan con enormes alas parecidas a las de las aves y algunas presentan un aspecto más monstruoso como los casos del famoso Mothman o el Hombre Búho. Sin embargo, son extraños los casos en los que algún testigo se encuentra con siluetas humanas que portan artefactos impropios para la época que les permiten viajar por el aire.

La naturaleza de estas extrañas visiones continúa siendo un misterio y abundan las posibles explicaciones al respecto. Tal vez se tratara de una sofisticada maquinaria militar en pruebas, o puede que fueran viajeros del futuro, quizás estos entes provengan de algún lugar más lejano aún. Un auténtico misterio sin respuesta, pero los relatos de estos testigos enuncian con claridad que estos seres consiguieron lo que el desafortunado Ícaro no logró.

Si os ha gustado el artículo os invitamos a ver el programa que hicimos sobre un extraño objeto con alas metálica y sobre Leonardo da Vinci, que además de diseñar alas para hombres protagonizó una serie de vivencias relacionadas con las visiones del futuro que son de lo más sugerente. Esperamos que ambos sean de su interés.

 

Fuente: Ken Gerhard’s »Encounters with flying humanoids».

Dos nuevas e increíbles apariciones del «Mothman» en el mundo

Hoy en ufopolis vamos a estudiar dos nuevos casos de la aparición del famoso humanoide de Point Pleasant de 1966 considerado uno de los seres más extraños jamás vistos: el famoso mothman. Son numerosos los avistamientos de este tipo pero el ocurrido en Stow, Ohio que fue investigado por la sociedad de investigación paranormal de Munroe Falls destaca por ser un avistamiento moderno. ¿Os apetece saber qué ocurrió con esta misteriosa criatura?

Cogemos la máquina del tiempo y viajamos al 14 de septiembre de 2009 en donde tenemos un testigo que vamos a llamar John y que está conduciendo hacia su trabajo atravesando el puente de Northbound, en Hudson Drive a la altura del restaurante Applebee´s.

El suceso ocurrió en un puente como ocurrió en el avistamiento original.

En un momento dado el testigo pudo observar a su derecha una impresionante criatura a unos seis metros de su posición y durante alrededor de 10 segundos que no tenía cabeza o facciones en la cara y que permanecía quieta a un lado de la carretera.

mothman ufopolis
Los mothman en ocasiones asaltan y en otras esperan, según los testigos. /Michael Broom

 

El testigo, impresionado y aterrorizado por tan singular visión pensó que aquello estaba esperándole directamente a él y solo a él ya que no había vehículos en la carretera en ese momento. Su sensación de pánico fue inmediata. Estaba allí parado esperando su paso. Negro, sin cara, con alas. De unos dos metros. . Era biológico, según declaró. Inmediatamente y tras pasarlo el testigo observó el retrovisor pero la entidad ya no estaba. No pudo ver si desaparecía o no, simplemente se había esfumado de su vista. John comenzó a ponerse más y más nervioso por lo que había visto y empezó a ponerse pálido.

Sus ojos comenzaron a lagrimar y después se puso a beber agua de forma incontrolable.

Trató de llamar a su mujer pero el teléfono móvil no funcionaba, ni siquiera los menús o la marcación por toques, algo que jamás le había pasado antes. En su camino por la carretera I-271 y durante 12 km el testigo no volvió a cruzarse con ningún vehículo y su teléfono tampoco le permitía hacer ninguna llamada. Finalmente llegó al trabajo, todavía con el susto en el cuerpo. Ni luces, ni pérdidas temporales, ni sueños relacionados con el evento ni consecuencias físicas más allá de la súbita deshidratación o el intenso lagrimeo que no cesó hasta abandonar esos 12 km que le separaban de su trabajo.

ufopolis 2 mothman
Recorte de la prensa de Point Pleasant de 1966. Ralph Turner.

El testigo reportó poco después que cuando tenía 10 años y vivía en Akron había vivido una experiencia similar. Y es que algo parece acompañar a este hombre de Ohio ya que en los días posteriores volvió a vivir los mismos síntomas (lagrimeo y sensación de aislamiento por no cruzarse con más coches) cada vez que cruzaba por el puente. Las mismas sensaciones, la misma deshidratación, pero en este caso el ser ya no estaba. Un caso extraño como pocos que nos recuerdan a las misteriosas apariciones del fenómeno ovni con esa sensación de aislamiento y los picores o afecciones oculares que los testigos aseguran tener al encuentro con objetos voladores y sus ocupantes.

En este sentido existe otro caso actual absolutamente fascinante y reportado por un profesor en Singapur que dice que vio este mismo mes de noviembre un » humanoide con alas » dentro de una casa abandonada .

Fergus Waffles, un profesor de geografía de 46 años de edad de una escuela de Singapur, dijo hace pocos días que estaba caminando con su perro en el área de Istana Woodneuk cuando vio a la supuesta criatura por la mañana .

«A eso de las 5:50 am miré dentro de la ventana de la casa y vi lo que parecía ser un humanoide con alas en el marco de una puerta . Mi perro vio a la criatura y se quedó completamente quieto y en silencio mientras miraba en su dirección «, agregó Waffles al portal Criptozoology News.

d23a35d3ba558406975fc82aff8d3cff
Las impresionantes visiones del mothman siempre comparten su imponente figura

Waffles afirma que vio movimiento en el pecho del humanoide:

“Se movía arriba y abajo como si estuviera respirando » .

Y también expuso lo siguiente: «Estaba muy sorprendido al principio, pero la criatura no me debió ver porque en cuanto lo vi me puse a cubierto detrás de un arbusto cercano». El maestro dijo que el ser desconocido era de unos 2 metros de altura con una envergadura aproximada de 3 metros con las alas.

Dos avistamientos extraños dentro de la casuística de este tipo de seres que siguen produciéndose con el paso de los años en lugares aislados. ¿Quién es ese ser? ¿Sería posible que fuese producto del propio subconsciente de los testigos? Seguiremos estudiando los casos. Si os ha gustado el artículo os invitamos a ver los programas que hicimos sobre esta misteriosa criatura y sus principales apariciones a través de los años. Esperamos que sea de vuestro agrado.


 

Fuente: disclose.tv, Phantomsandmonsters 

 

Los misteriosos humanoides alados de Japón

De entre todos los avistamientos ufológicos de cualquier tipo la mayoría de los encuentros suelen presentar varias características en común si bien, cada caso es especial en sí mismo. Normalmente los testigos de lo incomprensible se topan de bruces con alguna escena ya tan arraigada en la iconografía del inconsciente colectivo que resulta hasta familiar teniendo en cuenta el dossier gráfico de experiencias relacionadas con el fenómeno que han trascendido hasta ahora, pero existen algunos casos de encuentros tan inusitados que se sitúan más allá de cualquier realidad concebible.

Un ejemplo de lo expuesto son los escasos, aunque intrigantes, avistamientos de figuras humanoides voladoras que, siendo siluetas antropomórficas, aparecen en los cielos sin evidenciar ningún tipo de ayuda mecánica para tal fin.

human-flying

Varios de estos seres fueron vistos durante la Segunda Guerra Mundial en Japón, al sur del archipiélago, más concretamente son famosos los avistamientos de la isla de Okinawa. Sobre esta pequeña tierra que se alza en el océano Pacífico los soldados norteamericanos luchaban por obtener el control de la nación japonesa y fue durante una de las ofensivas americanas en el año 1945 cuando estos extraños seres se manifestaron de forma visible ante los contendientes de la batalla.

Fueron decenas de avistamientos los que tuvieron lugar y un gran número de soldados afirmaba sin pudor alguno que habían estado ante la presencia de una figura humanoide alada. Los reportes se sucedían y usualmente alguna de estas figuras se presentaba en solitario ante un grupo de hombres, sin embargo se documentó una ocasión en la que se avistó un grupo de varios de estos humanoides.

Seres que flotaban en las alturas, observando desde la lejanía los horrores de la guerra. Su vuelo no emitía ningún tipo de sonido perceptible.

alas

En occidente, tal vez, un avistamiento de un ser que respondiera a estas características habría sido bautizado rápidamente de ángel, un ángel que en lugar de mensajero, se sentaba a observar, sin embargo en Japón esto no sucedió. Quién sabe si por la influencia cultural o porque ningún testigo sintiera que estaba ante la presencia de este tipo de seres sino de algo más.

¿Qué interés podrían haber tenido estas criaturas en presenciar un suceso tan cruento como una guerra? Fenómenos inusuales de todo tipo son reportados durante acontecimientos de gran carga emocional, batallas y catástrofes. Casi todos de carácter negativo pues muy escasa resulta la presencia de lo desconocido durante eventos de razón positiva o neutral.

Las apariciones de los humanoides alados se detuvieron con el final de la guerra pero se volvieron a manifestar tiempo más tarde, en 1952 en una base militar de la ciudad de Kioto. El soldado Sinclair Taylor fue el testigo en este caso. Al caer la noche comenzó su ronda de guardia que en principio fue tranquila hasta que escuchó un extraño sonido de aleteo que se aproximaba hacia su posición en la oscuridad. Tratando de discernir la naturaleza del sonido, el soldado atisbó una figura volando en el cielo nocturno que en primera instancia identificó con un pájaro de grandes proporciones. A medida que la criatura se acercaba pudo por fin discernir que no se trataba de un ave como pudo haber pensado, sino que era un enorme humanoide que medía 2 metros de alto dotado de unas exuberantes alas de 2 metros de envergadura. Aquel ser se mantuvo volando cerca del desconcertado soldado. Presa del pánico el hombre no procesó mejor idea que la de apuntar su arma y abrir fuego contra la perturbadora figura que revoloteaba a su alrededor. A continuación sucedió algo muy común en este tipo de encuentros: el ser desapareció. En un pestañeo se había desvanecido.

volador

Pero esta no había sido la única ocasión en la que el humanoide alado se había presentado en aquella base. Al comunicarle lo sucedió a su superior, al solado le notificaron que no había sido el primero en relatar aquella historia y que la criatura ya había sido vista por un compañero suyo en la misma base.

Trascendiendo los límites de la base fueron muchos los vecinos que reportaron avistamientos similares; muchos de ellos identificando una extraña figura con un gran pájaro y numerosos fueron también los testigos que afirmaron haber visto volar extrañas luces que realizaban movimientos imposibles en el cielo. De nuevo encontramos un significativo aumento de la presencia OVNI en una zona que precede extraños encuentros con entes singulares.

Tras estos encuentros no existe ningún tipo de documentación que manifieste que esta criatura volviera a aparecerse en la zona. Tal vez no se volviera a manifestar o tal vez, no volviera a ser vista.

DSCF4221

La realidad de lo irreal se presenta con contundencia ante los desconcertados testigos que sin poder encontrar una explicación lógica, tampoco pueden negarla, poniendo el mundo del revés. Como siempre, este tipo de seres con semejanzas con otros seres crípticos como el Mothman o el Hombre-Búho, llegan tras una fuerte actividad ufológica que casi anuncia su presencia y parece que se dejan ver conscientemente en un acto voluntario sin motivo aparente aunque inherente, simplemente para desvanecerse en el aire y pretender que nada hubiera sucedido.

Sin duda, este tipo de inusitados encuentros generan en el espectador un dilema moral y existencial acerca de la realidad, tambaleando todo conocimiento de lo que hasta entonces se presumía como real y que, aunque no defina una certeza absoluta, al menos deja la puerta abierta a una comprensible duda.

‘’Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.’’

Henry F. Amiel

¿Volverá el hombre búho de Cornualles?

Este misterioso fenómeno que tantos interrogantes genera, en ocasiones se manifiesta sin el menor pudor, mostrando tatas facetas como casos se han avistado. Danzando en una impresionante tesitura de manifestaciones.

Normalmente en los encuentros documentados con extraños humanoides, éstos suben, bajan o se encuentran próximos a algún tipo de inusual y futurista máquina voladora o nave y son más tímidos en dejarse ver aquellos humanoides que aparecen volando por sí mismos sin ninguna ayuda mecánica.

Son varios los avistamientos que tuvieron lugar durante la década de los 70 de un humanoide de aspecto monstruoso en el área de Cornualles en el Reino Unido. El primer encuentro de la serie que tendría lugar en los 2 años posteriores se dio el 7 de abril de 1976 cuyos testigos fueron las hijas de la familia Melling que, en estas fechas, se encontraban de vacaciones en un pequeño pueblo de la zona llamado Mawnan.

o1
Interesantes seres como la criatura vista en Cornualles se manifiestan por todo el planeta

La familia había salido a pasear y June, que en aquel momento tenía 12 años de edad, y su hermana Vicky, de 9 años, se adelantaron a sus padres durante el camino, no tardaron mucho tiempo en volver corriendo hacia sus padres, muy nerviosas, llorando y asustadas. Entre lágrimas les contaron a sus padres que habían visto un monstruo volador, al que calificaron de ‘’hombre pájaro’’ merodeando alrededor de la torre de la iglesia. Tras esto, la familia concluyó apresuradamente su período de vacaciones en el área. Las niñas quedaron profundamente aterrorizadas por la visión y no fue hasta mucho tiempo más adelante cuando el cabeza de familia se decidió a dar fe del suceso a un investigador. Su tardanza se había debido al temor al escarnio público en una reacción muy habitual en los testigos de este tipo de eventos.

Las apariciones del hombre búho de Cornualles no habían hecho más que comenzar y esta era la puesta en escena del resto de presentaciones que este siniestro ser habría de protagonizar.

Poco tiempo después, el día 3 de Julio, de nuevo fueron dos niñas: Sally Chapman y Barbara Perry, ambas a la edad de 14 años, las que pudieron avistar a la perturbadora criatura. Las dos amigas habían acampado en el bosque para pasar la noche. Les sorprendió un extraño sonido siseante cuando hubo oscurecido. Buscando la fuente emisora de aquel ruido dieron con la figura del hombre búho, observándolas entre los árboles.

owlman3
Dibujos del hombre-buho realizados por algunas de las niñas

Las chicas describieron una criatura humanoide de grandes ojos, el cuerpo cubierto de plumas y con alas.

‘’ Era como un gran búho con orejas puntiagudas, tan alto como una persona. Los ojos eran rojos y brillantes. Primero pensé que era una persona disfrazada gastándonos una broma, intentando asustarnos. Me reí de él, ambas lo hicimos. Después salió volando y las dos gritamos. Mientras se alzaba podía verse como sus pies eran como pinzas. ’’

La desconcertante criatura se dejó ver unos segundos en los que de nuevo deja tras de sí a dos niñas aterrorizadas. Y dos niñas son, asimismo, las testigos de su aparición al día siguiente, el 4 de Julio. Jane Greenwood relató en una carta enviada al diario local lo que pudo presenciar junto a su hermana también cerca de la iglesia. Su descripción aporta más claves sobre las características físicas de esta criatura:

‘’Estaba de pie entre los árboles, como un hombre adulto, pero con las patas dobladas hacia atrás, como las de un ave. Nos vio y rápidamente saltó y se elevó entre los árboles. Mi hermana y yo lo vimos claramente antes de que se elevase. Tenía los ojos oblicuos y rojos, y una boca muy grande. Las plumas eran de un gris plateado, así como su cuerpo y sus patas, sus pies eran como unas grandes pinzas de cangrejo. En aquel momento nos asustamos mucho. Era todo muy extraño, como en una película de terror. Después de que se hubiera alzado esta cosa, durante largo tiempo hubo ruidos y crujidos en el árbol’’.

Más tarde, las perturbadas amigas intercambiaron impresiones con un grupo de campistas que habían estado nadando cerca de donde se avistó a la alada criatura. Todos confirmaron haber visto volar al monstruo al que calificaron de ‘’enorme y con forma de lagarto’’.

Owlman
¿A qué se debe la meticulosa selección de los testigos ante los que se presenta este ser?

Resulta evidente la predilección de este hombre pájaro por las chicas jóvenes, decidiendo presentarse en lo que parece ser de manera consciente ante niñas o preadolescentes únicamente. Si bien, no existe constancia de que ninguno de los testigos hubiera sufrido algún tipo de daño directo por parte de este ser, se antoja terriblemente perturbadora esta coincidencia e inimaginable el motivo.

Y como es habitual en este tipo de avistamientos, las apariciones de esta criatura fueron precedidas de un significativo aumento de la actividad OVNI en toda la zona.

Pero los sombríos encuentros con este ser se siguieron sucediendo. En junio del año 1978 una chica de 16 años de edad declaró haber visto:

‘’Un monstruo, como un diablo, volando a través de los árboles cerca de la vieja iglesia de Mawnan’’.

Poco tiempo después, en agosto del mismo año, la siniestra silueta volvió a ser divisada por dos niñas que lo describieron como un gran pájaro peludo con enormes ojos.

índice
Tampoco es la primera criatura de extrañas características que parece manifestar cierto interés en edificios religiosos

Resulta digno de atención el hecho de que, en la mayoría de los avistamientos, el hombre búho haya sido localizado cerca de la pequeña iglesia de la localidad. Al igual que se podría preguntar por el motivo de que el enigmático ser hubiera decidido aparecer en aquel pequeño pueblo de entre todos los del planeta, también podría dudarse sobre si este edifico religioso en particular habría ejercido algún tipo de influencia sobre la recurrente presencia de la criatura en las cercanías del mismo.

Extraños eventos se han ido sucediendo en toda la localidad desde los años 70 que han llegado a hacerla famosa por su alta actividad paranormal. ¿A qué es debido que ciertos puntos del planeta presenten mayor susceptibilidad para albergar este tipo de fenómenos?

Este extraño humanoide volador no es el único de los seres de estas características ante los que varios testigos afirman haberse encontrado, ni mucho menos será el último. Criaturas como el famoso Mothman de Point Pleasant han sido avistadas pro todo el mundo. Terroríficos seres alados muy similares a los que se representan en la iconografía occidental del demonio, que nos observan entre las sombras.

Viajeros en el tiempo del año 2750

Vicente Fuentes narra las declaraciones de un ex-trabajador del gobierno de los Estados Unidos al respecto del descubrimiento de un sistema de cuevas de Nuevo México en donde se habrían encontrado dispositivos tecnológicos de naturaleza desconocida y cuya manufactura se atribuía a un misterioso pueblo perdido en el tiempo que se hacía llamar «los hacedores de alas». Comentaremos la historia de ese descubrimientos y los increíbles detalles que exponía la filosofía de aquellos seres del futuro. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015