Vieron un ovni de 1500 metros de largo entre Inglaterra y Francia

Hoy en ufopolis vamos a acercarnos a uno de esos eventos modernos de la historia de la ufología que permanecen en el más absoluto de los anonimatos. No hubo un gran seguimiento de la prensa. Ni muchas preguntas ni muchas respuestas, y lo curioso es que lo que ocurrió el 23 de abril de 2007 podría considerarse el avistamiento de ovnis de mayor tamaño jamás registrado.

1957Holloman_1112719i
El avistamiento fue similar al de esta fotografía de la Ruta 54 cerca de la Base Holloman, Nuevo México el 16 de Octubre de 1957

Todo comienza con capitán Ray Bowyer de la aerolínea Aurigny Air Services el 23 de abril de 2007 en un trayecto desde Alderney hasta Southampton, en la costa suroeste de Inglaterra. Era un vuelo sencillo y corto, de 130 kilometros y apenas 45 minutos en el que, de pronto, un objeto volador no identificado de color amarillo con una banda grisácea que atravesaba un fuselaje extremadamente alargado (la relación entre la longitud y la altura del mismo era de 15 a 1), apareció ante la sorpresa de toda la tripulación, que se lanzó a verlo con los prismáticos que se guardaban en la cabina del piloto.

aurignyairline23april2007
Los objetos siguieron al avión de forma inteligente

Aquello se descartó automáticamente como un avión o cualquier artefacto conocido de inmediato por sus proporciones. Y no esta solo. Lo más increíble es que no era uno, si no que eran dos los objetos colosales que volaban entre Francia e Inglaterra aquel día. Eran demasiado grandes.

Bowyer3
Una de las pocas tomas en donde aparece el testigo del caso.

Según comentó el mismo capitán Bowyer en una rueda de prensa celebrada en el mismo año en el Club Nacional de Prensa de Washington en donde se realizan las ruedas de prensa del famoso Disclosure Proyect, su encuentro duró quince minutos y su visión fue increíble.

El objeto, situado a unos 65 kilómetros de distancia desde su posición tuvo que medir un mínimo de 1700 metros de longitud, casi dos veces la altura del gigantesco edificio Burj Khalifa, en Dubai. Casi nada.

Al descender a una altura de 600 metros, los pilotos dejaron de tener una buena visibilidad para observar bien el inmenso objeto, que por otra parte, dio eco de radar en los radares de la sala de control del Aeropuerto de Jersey durante al menos 55 minutos.

F_200706_June22ed_i_339145a
El avistamiento fue único por las dimensiones de los objetos

 

Hablamos de un tamaño absolutamente colosal, un encuentro con algo que trasciende las leyes físicas y que pudo ser contemplado por todo el equipo que llevaba aquel avión de la Aurigny Air Services. Pasó hace cuatro días, como quien dice, pero el recorrido de la información fue más que pequeño.

descarga
Diagrama del testigo

 

 

¿Qué tipo de mecanismos y resortes funcionan y actúan en este tipo de incidentes para para que la prensa no se acerque masivamente?¿Quién lo tapa, las propias aerolíneas, los testigos o los ejércitos que temen una revolución o estallido social ante lo que podría ser una reacción de miedo y pánico ante semejantes estructuras?

Las maravillas volantes de Lousiana
descarga (1)
Comparación del objeto con un estadio y el edificio más grande del mundo

Lo cierto es que existe también un increíble testimonio muy cercano en el tiempo de un avistamiento de un ovni de 260 metros realizado por un ex ingeniero de la NASA que afirmaba en una comunicación al portal ufocasebook, especialista en aunar testimonios ovni, haber visto cerca de las 06:15 horas del 29 de Septiembre de 2010 dos objetos voladores no identificados del tamaño de dos estadios de futbol (cada uno) flotando sobre Louisiana a una velocidad estimada de 1.046 kilómetros por hora.

 

Debió ser, según contaba el testigo en el mencionado sitio web uno de los avistamientos más preciosos que se recuerdan, sobre todo por su forma: una espectacular media luna que no tiene muchos referentes en la historia de la ufología.

El impresionante ovni del Polo Norte

Al parecer, el testigo no pudo determinar exactamente la altura de ambos objetos pero llegó a compararla con la de un vuelo de un avión 767 en las mismas condiciones, eso sí, realizando un espectacular arco de 15 grados mientras reflejaba delicadamente en su fuselaje los primeros rayos del sol. Para haberlo visto…

Y vaya, no crean que esto son raras avis del fenómeno. Hasta el día de hoy se han registrado varios incidentes con ovnis inmensos a cada cual más emocionante. Los encuentros de diferentes pilotos con lo desconocido han protagonizado eventos prácticamente de película de Hollywood.

JAL1628Pilot
Terauchi explicando a la prensa cómo los objetos volaban con su avión

Escenas de persecuciones, tensión, incomunicación, grabaciones en radar, acercamientos extremos… y la sensación de estar ante algo mucho más avanzado que los mayores sueños que pueda tener el hombre. En este sentido tenemos que viajar al 17 de noviembre de 1986, al vuelo 1628 de la ruta Tokio-París con escala en Islandia y Anchorage, y nos metemos en ese Boeing 747 de Japan Airlines volando a 10.500 metros, y a 215 º sobre el N.E de Alaska. Estamos cerca del círculo polar ártico y el capitán Kenju Terauchi, con más de 10 mil horas de experiencia de vuelo a cuestas pide un café a su azafata de vuelo. Todo va bien. La altura es estable. El combustible es el esperado. Las comunicaciones son fluidas y ven el atardecer detrás del avión. Los pasajeros están tranquilos. Un vuelo aparentemente normal. Aparentemente.

descarga
Diagramas realizados por el piloto

Según quedó registrado en las comunicaciones con la torre de control de Alaska, cerca del aeropuerto observan 2 luces amarillentas en el horizonte. Raro. No deberían estar ahí. Terauchi junto con su tripulación de dos hombres (el copiloto Takanori Tamefuji y el ingeniero de vuelo Yoshio Tsukuba) notaron la presencia de dos luces brillantes de colores blancos y amarillos al lado izquierdo, cerca del avión. Están seguros.

 

 

Una aparece a las las 11 de su posición y a 887 metros de altura a 2-3 millas (3.5 KM) volando en paralelo al avión a una gran velocidad. De hecho a su misma velocidad. Aquello debía tener esa mezcla infinita de sorpresa, fascinación y pavor que sólo el fenómeno ovni es capaz de proporcionar. Son unas brillantes luces blancas y amarillas.

Van delante de ellos y saltan «como dos oseznos que estuviesen jugando», según declaraciones de Terauchi.

Había que hacer algo. El piloto japonés encendió su propio radar digital en color y aunque éste estaba destinado a captar las condiciones atmosféricas y no objetos sólidos, registró también una imagen de dos objeto. No podía ser posible. Debido a este extraño hecho, el piloto informó al Centro de control aéreo de Anchorange (Alaska). A ver qué respondían…

El controlador aéreo le confirmó que ellos también tenían dos objetos en el radar. Fue entonces cuando se decidió que el avión diera un giro de 360 grados para evitar la colisión y descender a 10.000 metros. El movimiento en espiral tenía sus riesgos pero al parecer evitó un posible contacto con los objetos en rumbo de colisión hacia ellos. Después de esta arriesgada maniobra, el piloto creyó que los ovnis habían desaparecido y sin embargo, el control aéreo, según su radar militar, le indicó que los dos objetos se encontraban ahora detrás de la aeronave. Esto en términos militares poco menos que es una declaración de poder. Nuestro pequeño avión de carga 1628 estaba a merced.

JAL1628
La comparación del objeto con el avión es descomunal

Pocos minutos despues ambos pilotos descubren que entre esas dos luces (que ahora se encontraban más cerca del avion pudiendo distinguir sus formas) se hallaba un tercer objeto mucho mas grande, al que el copiloto Tsukuda describe como «una nuez pelada». Era tan grande como dos portaaviones norteamericanos (30-40 veces mayor que el boeing 747) y tan solido como un reactor. Un objeto físico… que venía como loco en direccion contraria con las luces encendidas. El estupor en la cabina fue total.

japan-flight-1628_Fotor
Las escenas con el inmenso ovni y sus dos acompañantes fueron espectaculares

Tras varios minutos observando el titanico ovni los pilotos se dan cuenta que los objetos ahora volaban con ellos, poniéndose a su velocidad a casi 1000 km/h.

Les estaban siguiendo haciendo cabriolas, unas maniobras imposibles de realizar por cualquier avión hecho por el hombre de esas dimensiones.

Después de repente, los dos ovnis más pequeños se elevaron y se colocaron directamente junto a la ventanilla del piloto, casi como si quisieran saludar.

Se acercaron tanto al avión (a menos de 100 metros) que los dos pilotos sintieron «calor en la cara».

En este punto de la historia, el piloto tomó cartas en el asunto y se comunicó con la torre de control para informar de todo lo que estaba ocurriendo. El controlador aéreo envió un avión de la United Airlines a la posición del vuelo 1628 para percatarse de esta presencia pero en ese momento, el extraño objeto desapareció. En total, el avistamiento de Kenju Terauchi duró aproximadamente cincuenta minutos en los cuales Terauchi obtuvo permiso de los controladores para realizar maniobras de evasión, pero no pudo librarse de los Ovnis en 800 kilómetros. La torre desde tierra llegó a preguntar incluso si deseaban la intervención de un bombardero F-15 pero el capitan Terauchi se negó, alegando que podría ser peligroso.

La polémica

Al llegar el avión a Anchorage, investigadores militares de las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. interrogaron uno por uno a los pilotos y aseguraron en su informe que eran «personas fiables, normales, racionales y profesionales, sin problema alguno de drogas o alcohol.”

Como decíamos_ el radar meteorológico del avión detectó al objeto principal a 12 km, y el radar militar del centro de control de la Administración Federal de Aviación (FAA) también lo hizo captando su eco durante 32 largos minutos. Se descartaron teorías sobre espejismos en base a esos registros y por supuesto, a sus movimientos. Aquello llegó y se marchó cuando quiso.

JAL1628PilotSketch
Los asombrosos esquemas del piloto siguen poniendo en jaque a los negadores del fenómeno.

¿Hubo algún tipo de seguimiento de la noticia? Como veíamos al principio del artículo, pocos medios se interesaron por la historia. El San Francisco Chronicle informó el 30 de diciembre de 1986 que «la tripulación de un avión de carga de Japan Air Lines afirmó que un ovni con luces estroboscópicas blancas y amarillas lo siguió a través del Círculo Polar Ártico, en ruta desde Reikiavik, Islandia, a Tokio” pero no mucho más. Cierra la puerta que se escapa el gato.

Si os ha gustado esta entrada, os invitamos a ver este vídeo en el que estudiamos lo que le ocurrió a un joven piloto Mexicano con tres ovnis de impresionante aspecto. Sus dimensiones eran más pequeñas que los de estos colosales casos, pero el miedo, ese pavor ante lo desconocido es común en todas las vivencias. Esperamos que sea de su agrado.


Ufopolis.com 2015

La curiosa fotografía de un supuesto alien en Alaska de 1930

¿Ha conseguido alguien fotografiar a un ser extraterrestre en algún punto de nuestra historia? Ya estuvimos viendo el caso de Ilckley Moore, uno de los más misteriosos de la historia, así como los humanoides de Falkville que tenían cierto parecido con los integrantes del duo Daft Punk de música electrónico con cascos ultramodernos, pero hoy vamos a coger nuestra máquina del tiempo y vamos a estudiar una fotografía mandada por un hombre de Canadá a la web ufocasebook el 14 de agosto de 2003 y estudiada en primera instancia por el investicador B.J. Booth. Una curiosa toma de 1930 que no es nada habitual en la casuística ufológica y que fue escaneada de la original por el autor del email que aseguraba que su abuelo había protagonizado una persecución de esta supuesta entidad antes de sacarle una única fotografía para el recuerdo.

alaska30s

Toma original.

La entidad según palabras del propio redactor del email cuya identidad permanece en el anonimato por expreso deseo del mismo, apareció cerca de su posición cerca de un lago y comenzó a huir cuando le vio. Este señor le persiguió hasta que estuvo lo suficientemente cerca como para sacar la fotografía pero en vez de ir corriendo directamente a revelarla, supuestamente habría esperado cuatro meses para hacerlo. Había una razón para hacerlo porque vivía en un lugar remoto y aislado en el que había que esperar a que el invierno pasara para poder transitar los caminos sin peligro de alud y ventisca.

El nieto de aquel señor que tomó la fotografía habría recibido la misma solo una semana antes de mandar el email  justo antes del fallecimiento de su abuelo y de que éste le contase su historia. Lo cierto es que tanto el grano como la tonalidad de colores de blanco y negro de la fotografía indican que estamos ante una fotografía de esa década de 1930 pero quizá es demasiado increíble encontrar a ese ser tan nítido.

alaskanalien

 Ampliación del ser.

La sombra que muestra el cuerpo, la dirección de la misma con respecto a la de los árboles, la propia conformación de la luz sobre su cara y su morfología podrían indicarnos que estamos ante una toma fidedigna aunque también es cierto que existe cierta desviación en esa sobra, y que aunque son muy comunes los testimonios de seres antropomorfos, el ser no parece tener los síntomas de delgadez comunes en este tipo de seres. Ojos almendrados pero cabeza proporcionada. Ausencia de pelo y sin manos o guantes visibles.

alaska30.

 Fotografía saturada.

Otro detalle sería la musculatura del cuello, quizá demasiado desarrollada para un infante y sin duda desproporcionada para lo que sería un ser humano. No podemos evaluar más rasgos por el grano de la foto y no podemos tampoco ver la posición bien por la excesiva sombra de la parte izquierda del ser. Si sobresaturamos la toma podemos encontrar en todo caso una especie de marcas de dedos en la mano derecha, resultado posiblemente del propio tratamiento fotográfico. Sorprende igualmente su tez blanca en comparación con el resto de tonalidades del entorno. Casi tenía que brillar de ser real.


ALIEN-PHOTO-ALASKA-EDITrx

 Siempre nos quedará la duda de qué se fotografió en Alaska en los años 30.

Quizá un niño con un gorro, o quizá, y si es cierta la historia del hombre del email, un ser alienígena casi en plena huida mirando por última vez a un testigo.

¿Qué opináis? ¿Estamos ante un caso de retro-humanoides, un elaborado fake o simplemente una pareidolia con un crío y un gorro con aberturas con forma de óvalo? Si os ha gustado esta entrada, no os perdáis el vídeo del extraterrestre de Ilckley Moore y otros tres casos asociados de humanoides que parecen saltar. Esperamos que el vídeo sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015.

El titánico OVNI del círculo polar

Image2OIUHPO

Vicente Fuentes expone una investigación sobre el caso del avión JAL-1628 de la compañía Japan Airlines, que en 1986 protagonizó un encuentro con un inmenso objeto volador no identificado cuando sobrevolaba el círculo polar ártico en dirección a Alaska. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2014

Pilotos de un 747 fotografían espectaculares luces rojas en el pacífico (Reportaje)

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (3)

Hace pocos días saltó la noticia de un interesantísimo avistamiento ocurrido en un vuelo comercial desde Hong Kong hasta Anchorage (Alaska) y que destaca por la gran cantidad de información de la que se dispone sobre el mismo. El pasado 24 de Agosto alrededor de las 23:00 h, el piloto holandes JPC Van Heijst junto a su copiloto fueron testigos de una experiencia OVNI totalmente fuera de lo corriente. Veamos el caso:

1. Tras cinco horas de vuelo justo a la altura de las coordenadas N47º33.0 E159º 12.4 el piloto y el copiloto realizaron una toma del cuadro de GPS de su avión cuando se posicionaban al sur de la península de Kamchatka, propiedad de Rusia. Esta es la toma de la que estamos hablando.

ufopolis red light ufo flash nasa 8

2. El espectacular incidente ocurrió exactamente en esta posición del mapa, según indicaron los protagonistas.

ufopolis red light ufo flash nasa 3

md53fb4003

3. ¿Por qué sacaron una toma del GPS? ¿Porqué hicieron eso? Para dejar constancia de lo que estaban viendo. No se lo podían creer. Resulta que van Heijst y su copiloto vieron un espectacular destello que se proyectaba hacia los cielos. Según sus declaraciones al portal pbase, aquel flash de luz «se veía como un rayo […] Nunca he visto nada parecido». Estaban a más de 2 horas de cualquier aeropuerto cercano, en pleno océano. También hay otro detalle interesantísimo. Vieron un fulgor de color verde por todo el cielo que no era aplicable a una aurora boreal. Era, según  los pilotos, una aurora masiva que no habían visto nunca. Según sus declaraciones, en la ruta, el piloto decidió tomar algunas fotos del cielo nocturno y del extraño resplandor verde que había por todo el hemisferio norte», relata el piloto, agregando que unos 20 minutos más tarde se dio cuenta de la presencia ante ellos de un profundo resplandor de color rojo-anaranjado debajo de la superficie del mar.  «Eso fue un poco extraño, ya que se suponía que no había nada más que un océano infinito debajo de nosotros». Observen las fotografías que fue sacando el piloto con su cámara Nikon D800 desde la cabina del avión.

A una altura de 10.300 metros, el piloto captó el extraño resplandor de color verde, que según decía abarcaba una buena parte de todo el hemisferio norte. En el interior del océano, podemos observar cómo hay un resplandor de color rojo con una serie de focos que iluminan el horizonte.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (1)

El testigo principal fue acercándose con su avión 747 de pasajeros al foco y comenzaron a ver detalles. «Cuanto más nos acercábamos, más intenso era el resplandor, iluminando las nubes y el cielo de un tono rojizo aterrador», dijo en declaraciones al portal pbase. Observen cómo las luces son tan intensas como para llegar a iluminar la capa de nubes que está justo por encima de ellas. Para el piloto y el copiloto la situación exigía atención porque según el control de tráfico aéreo no había ningún tipo de perturbación en su ruta; sin embargo, estaban a punto de atravesar un punto del mapa de origen desconocido que podría alterar su vuelo.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic

El principal problema del caso, como bien pudieron constatar después los pilotos es la inexistencia de erupciones volcánicas en esa zona del océano en el momento en el que estaba ocurriendo el evento. El Center WX Unit de Estados Unidos confirmó posteriormente a los pilotos que no hubo ningún tipo de actividad sísmica o volcánica en la zona. Los pilotos comenzaron a informar de los destellos al Control de Tráfico aéreo, el cual, a día de hoy, aún no ha hecho público ningún comunicado informando sobre lo sucedido. Observen el acercamiento de aquel avión a los focos que estaban situados en el interior del océano. Aquí vemos claramente cómo la potencia de todos esos focos (no pueden ser luces de barcos mercantes por su color) está iluminando incluso toda la capa de nubes bajas.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (4)

Lo más asombroso del caso es que cuando llegaron a la posición, se dieron cuenta de que los focos se veían perfectamente. Pudieron ver núcleos de colores rojos, amarillos y naranjas, puntos y estructuras simétricas, grandes interacciones luminosas que destelleaban en el interior del océano. Todo bajo el manto de color verde que se podía ver en el cielo y que, como decíamos antes, era demasiado extenso como para ser considerado una aurora boreal. Los puntos de luz que observamos en el interior del océano tienen características muy similares a los que se observan en avistamientos de OVNIS en el espacio por parte de la agencia espacial estadounidense.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (3)

Los pilotos en ese momento llegan a twittear el incidente que están viviendo en directo, algo que es una auténtica novedad dentro de la investigación de los fenómenos aéreos anómalos. Es interesantísimo descubrir cómo las redes sociales pueden servir para que los investigadores podamos acceder a casos como éste. El tweet nos llego a través de AirLiveNet el 26 de agosto a las 08:38 h.

ufopolis red light ufo flash nasa 2

Para que podamos hacernos una idea de la magnitud del evento, los pilotos realizaron una comparación con una toma de una ciudad, concretamente la ciudad más poblada de esa zona de Canadá, Winnipeg, en la provincia de Manitoba con una extensión de 464 kilómetros cuadrados y una población de 633.000 personas. El evento podría calificarse en base a esta escala, como masivo.

4

Los pilotos pudieron observar detenidamente las luces e incluso variar los puntos de vista de las tomas. Una de las que ha trascendido está hecha con la modalidad de ojo de pez, pera intentar captar el evento desde una perspectiva esférica. Gracias a eso, observamos cómo los núcleos luminosos están interaccionando unos con otros.  Hay diferentes parejas y cúmulos de luces realizando la misma actividad.

zw53fd38b2

De hecho, hay un momento en el que el evento es tomado en foto desde otra perspectiva y se llega a apreciar incluso la aparición de otras luces de colores, aunque el rojo siga siendo el de las estructuras predominantes y masivas.  Es fascinante observar como esa mezcla también se ve representada en los reflejos de las nubes, ahora con una tonalidad algo más morada.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (2)

Esa es la última foto clara que tenemos del incidente. Hasta el momento no ha habido declaraciones de las autoridades de las FAA de Estados Unidos o de Rusia exponiendo su opinión sobre este hecho. Este caso lo comentamos en un vídeo del canal de Youtube de Vicente Fuentes en donde se expondrán todas las teorías que nos surgen al respecto de este increíble incidente.

Investigación: Vicente Fuentes.

Fotos: Mirror, Van Heijst.