ESPECIAL Vicente Fuentes: Las líneas ley

Las construcciones megalíticas más antiguas del planeta parecen estar levantadas sobre puntos clave por toda la Tierra.
No sólo eso sino que están dispuestas de manera que se forman líneas rectas en unas y otras, como si por todo el planeta, las primeras construcciones importantes de la humanidad se hubiera pensado en un diseño inteligente que conectara unas con otras pero… ¿cómo pudieron hacerlo esas antiguas civilizaciones de las que se supone no tenían contacto entre sí?
Estudiamos el enigma de las líneas ley, una teoría que propone que precisamente esos puntos donde se han levantado algunos de los monumentos más importantes de la antigüedad, serían lugares esenciales por los que fluiría una corriente energética del propio planeta.
¿Es esta energía aprovechable? ¿Qué sabían de esto las civilizaciones más antiguas? ¿Qué pasaría si lo aplicamos a las ciudades modernas?

El asombroso enigma de las lámparas de luz eterna

En este programa vamos a ver uno de los misterios más increíbles de la historia de la humanidad: los hallazgos más imposibles que se han encontrado a lo largo de los siglos al respecto de lámparas y dispositivos de luz imposible construidos con tecnología que no podía corresponderse con su tiempo y que han quedado ocultos bajo un manto de conspiración por todos los historiadores y químicos del mundo.

En todos los continentes se han llegado a encontrar muestras que, a día de hoy, siguen provocando asombro a los químicos e ingenieros de medio mundo por su complejidad y sobre todo, por la nula posibilidad de que nadie fuera capaz de construir nada igual con los materiales de los que se disponían y sin embargo, siguen apareciendo lámparas que alumbraron templos para fascinantes civilizaciones que también tienen otros detalles imposibles de explicar en otras áreas de la ciencia.

Haremos un amplio recorrido por todo lo que se ha encontrado hasta la fecha en este enigma y sobre todo, nos preguntaremos lo siguiente: ¿por qué el hombre sigue evitando estudiar más a fondo lo que la química evidencia continuamente con estas lámparas? ¿Y fueron los atlantes los fundadores o, al menos estuvieron relacionados, con el antiguo Egipto?

Espero que os guste mucho el videoprograma, y os invito a compartirlo en vuestras redes sociales.

Muchas gracias 😀

https://www.facebook.com/UfopolisNews/

El misterio de la entrada secreta de la Antártida

Hoy en ufopolis vamos a fijarnos en las pesquisas que realizó el gobierno de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial en el Polo Sur de la tierra, y es que Hitler, en su búsqueda del llamado «mundo interior de Agartha» decidió realizar in extremis una inaudita expedición al continente antártico para buscar una vía de entrada a un sub-mundo interior en las tierras australes. ¿Os gustaría saber más sobre este tema? ¿Qué estaba buscando? ¿Y qué encontró?

maria1
Hilter en su obsesión por hallar los orígenes de la raza aria estudio en el culto vril, la conexión de los intraterrenos con la antártida. Fuente: Windowssearch

 

Los historiadores modernos han comentado en diferentes ocasiones la obsesión del jefe de la Alemania Nazi de encontrar vestigios de civilizaciones perdidas y objetos de poder por todo el mundo. Perteneciente al culto vril y fanático de los conceptos relacionados con el Arca de la Alianza y el mito de Agartha, Hitler llegó a contactar con mandatarios del Tíbet tratando de conseguir los manuscritos más antiguos de la religión budista en donde se hiciera mención a la famosa y polémica teoría de la Tierra Hueca. La información que habría conseguido incluyó incluso un extraño acuerdo de colaboración entre el régimen nazi y altos mandatarios del gobierno del Tíbet que incluso incluía una sede fija para algunos trabajadores tibetanos en pleno Berlín.

ufopolis 3.3 mapas de Agartha en poder de Hitler
Supuestos mapas de la antártida en poder de las SS. Fuente:  Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

Por otra parte, existe un incidente relacionado con una carta escrita en el año 1947 por Karl Unger, un supuesto tripulante del submarino alemán U-boot 209 comandado por el capitán Heinrich Brodda que habría entrado en contacto con el mundo interior de Agartha en el Polo Sur tras ser atacados por una aeronave canadiense de la RAF el día 4 de Mayo de 1943.

Class-209-submarine
Submarino de la clase 209 que habría participado en el incidente. Fuente: shopnews

Esto podría ser una mera anécdota histórica quizá fruto de la imaginación de un oficial con tiempo libre si no fuera por la existencia de mapas realizados por el famoso cartógrafo y artista Heinrich C. Berann para la National Geographic Society en 1966 que concuerdan punto por punto con los estudios que los científicos nazis hicieron de todas las cavidades del continente antártico sin hielo.

47. Recreación de los túneles descubiertos en la Antártida que darían paso al mundo interior.
Fotografía del mapa original. Fuente: Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

Más curioso aún es que los alemanes habrían determinado la dirección de todas esas cavidades hacia un mismo punto: una supuesta entrada a sesenta y cuatro grados suroeste de latitud y un grado de longitud este, y a una profundidad de 400 metros. ¿Sería eso lo que estarían buscando? ¿Existiría de hecho una entrada en esas coordenadas?

16704-map2
Mapas completos. Fuente: Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Lo interesante de la mencionada misiva es que se dan una serie de instrucciones sobre las maniobras náuticas que hicieron en el marco de esa misión en donde se habrían avistado, según la versión de Karl Unger, las luces de una ciudad intraterrena tras experimentar un cambio en los polos magnéticos y comprobar cómo los instrumentos de navegación de abordo se inutilizarían al aproximarse al emplazamiento. Un auténtico misterio del que no se dispone más información que la mencionada declaración de Unger pero que encaja con decenas de escritos antiguos en donde se habla de una supuesta civilización intraterrena.

ufopolis 3.1 Carta del piloto
Supuesto extracto de la carta original del piloto. Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Por ejemplo en La Biblia, existen referencias veladas a ese tema. En Filipenses 2:10, el apóstol San Pablo escribe lo siguiente: «para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra«, una curiosa referencia que numerosos investigadores han relacionado con la existencia de posibles extraterrestres (en los cielos) e intraterrestres (debajo de la tierra).

ufopolis 3.4 Mapas de Agartha realizados por el tercer Reich
Mapas de Agartha realizados por el tercer Reich. Fuente: Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Otros estudios, exponen una versión celestial y de rito funerario identificando el sentido de esas palabras para las almas y los cuerpos de los muertos, pero resulta curioso comprobar la mención en el libro del Apocalipsis de lo mismo. En el capítulo 5, versículo 3 se expone «y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo«, de nuevo haciendo alusión a estos supuestos seres ue vivirían en las catacumbas de nuestro mundo.

En el mismo capítulo, en el versículo 13 encontramos «Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra,» como parte de un posible conocimiento de ese mundo intraterrestre al que hacía mención Euler o Newton y que enlazaría sobre las teorías actuales de la hiperbórea, un tema que obsesionaba también a Hitler y del que supuestamente habría trazado conexiones con esa posible entrada de la Antártida llegando incluso a tener maniobras de guerra en el marco de ese proyecto. ¿Qué sabían los alemanes de los hiperbóreos y los antiguos pasadizos del continente antártico y por qué en las antiguas civilizaciones y religiones se hacen alusiones a seres bajo tierra?

ufopolis 3.2 Los mapas de la Antártida sin hielo coinciden con los de la alemania nazi
Los mapas de la Antártida sin hielo coinciden con los de la Alemania nazi.  Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

¿Son alegorías artísticas o realmente hablamos de una realidad oculta bajo el paso del tiempo que trató de ser rescatada por un hombre tan loco como Hitler en un proyecto en el que además habrían acabado alcanzado cierto éxito dadas las instrucciones que habrían recopilado?

Si os ha gustado este artículo os recomendamos ver los siguientes programas en donde hablamos de este tipo de enigmas relacionados con posibles seres intraterrenos y otros pertenecientes a tiempos remotos que habrían sido erróneamente identificados con mitos y leyendas. Esperamos que sean de vuestro agrado:



Ufopolis.com 2016

Fuentes y referencias:

Occult Secrets of VrilSpecies with Amnesia: Our Forgotten History 2015 ROBERT SEPEHR

¿Se puede ver la Atlántida desde el espacio?

Vicente Fuentes analiza un monte submarino llamado great meteor a 4500 metros de profundidad que tiene unas importantes similitudes con las descripciones geográficas e históricas que se tienen de la mítica atlántida. Estudiaremos los elementos que enlazan ese mítico emplazamiento con este lugar del océano atlántico y expondremos la posibilidad de que la tierra, durante la época en donde supuestamente habría emergido la civilización atlante habría tenido una configuración muy diferente, con los polos cambiados de lugar. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2016

 

La primera fotografía de un ser interdimensional de la historia

En este videoprograma analizaremos una toma realizada en 1991 en el complejo de cuevas del barranco de Badajoz, en Tenerife y estudiaremos una gran cantidad de casos de avistamientos de seres de color blanco que protagonizarían eventos de desdoblamiento del tiempo en la zona próxima a la famosa cueva de los Tayos. Seguiremos la pista del culto Vril de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial en esa zona y expondremos el misterio de la búsqueda de la mítica ciudad de Shambala al final del gran conflicto del siglo XX en la mítica montaña de Untersberg. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

Fotografía original: T.Bermejo

¿Fue real la historia del diluvio universal? – Leyendas de África y Oceanía

Como ya hemos apuntado, resultaría lógico pensar que la coincidente y reiterada mención al evento del diluvio por parte de todas las civilizaciones del planeta responda a un evento real que tuvo lugar hace milenios. También son muchos los estudios y teorías que parecen indicar que efectivamente se diera una gran inundación como resultado del deshielo tras la finalización de la última era glacial, pero son muchas más las similitudes entre todos los relatos que se dan entre pueblos que no tuvieron contacto entre sí, y es que son numerosas las referencias a que la inundación fue un acto que partió de la voluntad de los dioses que pretendían con ella erradicar a toda la humanidad del planeta.

No sólo aparece este relato entre los pueblos de Europa o América sino que varias tribus del continente africano cuentan con exactamente la misma historia en su tradición. Un ejemplo de ello es la versión que cuenta la tribu de los Massai en Kenia. En este relato el dios supremo fue En-Kai que decidió destruir a la pecaminosa raza humana salvando al único hombre recto, cuyo nombre en lugar del famoso Noé es Tumbainot y que, con su familia, construyó un arca que llenó con varios animales. Llegaron las lluvias y todo pereció bajo el agua a excepción del arca y su contenido y una paloma y un buitre fueron las aves encargadas de traer la nueva de que había tierra firme una vez la tormenta hubo cesado.

deluge3
De las tribus más pequeñas a las civilizaciones más representativas, en todas se cuenta el relato del diluvio

La misma historia se narra en Tanzania en la que dios avisó a algunos hombres de la inminente catástrofe, los cuales se resguardaron en un barco junto a animales y semillas y esta vez, fueron una paloma y un halcón las aves que comprobaron el nivel de las aguas.

Una leyenda parecida cuenta la tribu de los Yoruba en Nigeria. Aquí fue una vengativa diosa la encargada de mandar el diluvio sobre la Tierra para destruir a los hombres y recuperar las tierras que le habían sido negadas en beneficio de la humanidad.

Parece que los antiguos egipcios también hablaron de un diluvio que decidió crear el dios Atum ante la desobediencia de los hombres en la pretensión de devolver la Tierra a su estado original de aguas primordiales.

Y al otro lado del mundo, en Australia, las tribus cercanas al área de Queensland también hablan de una gran inundación a la que sólo sobrevivieron aquellos que fueron a buscar refugio en la montaña más alta de la región.

La tan extendida historia puede ser hallada entre las tribus aborígenes de Victoria, que cuentan que fue Bungil, el dios creador, quien creó y mandó el diluvio sobre los hombres por su malicia. Todos perecieron a excepción de aquellas personas a las que el dios tenía en estima y que convirtió en estrellas.

TABLEAU REPRESANTANT UN DELUGE
Este mito no ha tenido ningún tipo de barrera geográfica en su expansión por el planeta

En Nueva Zelanda, el relato presenta algunas diferencias con respecto a las narraciones de sus vecinos australianos. Según los Maoríes el diluvio llegó como consecuencia de las plegarias de dos profetas ya que los pueblos se habían vuelto perversos y beligerantes y ya no se respetaba el culto a los dioses. Así construyeron una balsa, la llenaron con provisiones y algunos animales y afrontaron el diluvio del que consiguieron salvarse contadas personas y cesó cuando ellos mismos así lo dispusieron con sus rezos.

Muy interesante es la leyenda que narran los Samo-Kubo pobladores de la zona occidental de Papua Nueva Guinea. Ellos cuentan que hace mucho tiempo los hombres enfurecieron a los dioses lagarto debido al incesante ruido que emitían, así que los dioses lagarto hicieron que lloviera durante días y el nivel del agua subió rápidamente. Todos se ahogaron y sólo consiguieron salvarse dos hermanos que pudieron construir una balsa.

Las pequeñas islas y archipiélagos del Océano Pacífico también esconden interesantes leyendas sobre el diluvio universal y de su relación con estos dioses lagarto.

Tal es el ejemplo existente en el folklore de la isla de Nanumanga, ubicada al Sur del Océano Pacífico. Según relatan sus habitantes, el diluvio fue causado por una serpiente marina que tomó la forma de una mujer y casó con un hombre, juntos dieron origen al ser humano actual.

9186481_orig
Incluso en las islas más pequeñas se habla de la gran inundación

Asimismo, una de las muchas leyendas de Hawaii que refieren grandes y catastróficas inundaciones indica que una de ellas fue debida a que dios quiso castigar a los hombres porque se habían vuelto malvados. Nu’u y su familia fueron los elegidos para sobrevivir al desastre pues el mismo dios exterminador les otorgó un arca, que los nativos llamaron la ‘’gran canoa’’ por sus evidentes proporciones y que poseía techos como las casas. Aunque en otra versión narrada en el mismo archipiélago a Nu’u no le fue regalada la embarcación sino que hubo de construirla; embarcó en la nave junto a su mujer, sus tres hijos y una pareja de cada ser viviente. Al término de la aventura, toda la familia ofreció un sacrificio a los dioses.

La misteriosa Isla de Pascua no podía ser la excepción y sus habitantes conservan en sus tradiciones relatos relacionados con la gran inundación que habría causado el hundimiento de varias islas. Los nativos claman que sus antepasados recibieron a los supervivientes de Hiva, tierra que desapareció en la catástrofe y que de entre ellos, siete sabios, a los que llamaron ‘’los hombres iluminados’’ inspeccionaron toda la isla en busca de los lugares propicios donde levantar unos montículos sagrados.

inundacion
¿Podría este mito tener relación con la perdida Atlántida?

Una de las consecuencias lógicas de que este evento realmente hubiera tenido lugar sería precisamente el hundimiento de tierra e islas bajo el rugir de las aguas; lo que relacionaría el mito del diluvio universal con el mito del desaparecido continente de la Atlántida. ¿Sería posible que el mítico continente se hundiera en esta catástrofe y que los supervivientes del desastre emigraran buscando refugio a varias localidades del planeta? De ser así, estarían presentes en las tradiciones de estas naciones como parece indicar el folklore de los habitantes de la isla de Pascua y también aportaría una razón a las tremendas similitudes culturales de varias naciones que no tuvieron contacto entre sí. ¿Podría, este pueblo, ser la fuente común?

Citando a Stephen D. Peet en su libro ‘’La historia del diluvio’’:

‘’Existen muchas descripciones del renombrado evento. Algunas vienen de historiadores griegos, algunas, de registros babilonios; otras, de las tablillas cuneiformes y aun así, muchas más de la mitología y tradiciones de diferentes naciones, podríamos decir que tal evento no tuvo lugar, ni en los tiempos antiguos ni en los modernos sin tener mejores pruebas o más registros, que este que es tan bellamente aunque brevemente descrito en las sagradas escrituras. Es uno de los eventos que parece ser común a las naciones más distantes – En Australia, en India, En China, en Escandinavia y en varias regiones de América. Es cierto que muchos ven en esta historia la repetición en las regiones distantes refiriéndose a inundaciones locales o como el resultado del contacto con la civilización, que la trajeron de los países históricos y aun así, la similitud de la historia es tanta como para hacer de esta explicación insatisfactoria. ’’

 

¿Quién era la princesa de la Atlántida?

¿Y si algunos supervivientes de la catástrofe que asoló al reino de la Atlántida hubieran conseguido escapar? La leyenda sobre el continente perdido viene siendo objeto de debate desde hace mucho tiempo. Si fuera real, ¿podríamos aventurarnos a pensar que algún superviviente, tras su huida, llegara a contar su historia? Esto es precisamente lo que parecen indicar las leyendas de los Tuareg, un pueblo bereber del desierto del Sáhara argelino.

Esta raza de tradición nómada, era en la antigüedad temida por sus frecuentes saqueos. Tenían por costumbre enterrar a algunos de sus muertos en pirámides y se les tiene por los responsables del levantamiento de varios monumentos megalíticos diseminados por la costa norteafricana.

tuareg
Los Tuareg han inspirado con su historia y leyendas a poetas y escritores

Se piensa que los pueblos bereberes fundamentalmente adoraban a la luna y al sol y parece que las creencias religiosas y culturales de este conjunto de pueblos influenciaron las creencias de varias culturas mediterráneas de guerreros o comerciantes como los fenicios, los griegos o los romanos. Un ejemplo de ello es que sus vecinos egipcios consideraban que algunos de sus dioses eran de origen bereber. O el culto a la diosa Tanit de la mitología cartaginesa, consorte del dios Baal e identificada con la fenica Astarté, que fue también una diosa bereber y diosa de la isla de Ibiza.

Como dato curioso diremos que este pueblo juega un gran papel en la última novela publicada en vida del visionario escritor Julio Verne en la que el protagonista tiene la pretensión de crear un mar en mitad del desierto del Sáhara para crear así tierras de cultivo.

tanit
Una de las representaciones de la diosa Tanit con cabeza de leona

Los Tuareg claman ser descendientes de la princesa y heroína Tin-Hinan a la que aluden como fundadora de su pueblo. Según su tradición oral, esta princesa provenía del desaparecido continente atlante del que pudo escapar antes del cataclismo que acabó con él.

En sus leyendas cuentan como Tin-Hinan estaba emparentada con unos hombres de tremenda estatura, cabellos claros y ojos rasgados que procedían de la constelación de Orión.

Y según las transcripciones del traductor Calassanti que convivió con este pueblo y tomó registro escrito de sus relatos, la princesa poseía capacidades sobrehumanas y hablaba de una gran inundación que acabó con su cultura. También era capaz de establecer comunicación con los dioses a voluntad.

Otros relatos cuentan como esta figura llegó a las tierras donde se estableció y fundó su reino montando una camella blanca con su séquito de esclavos en un viaje de más de 1.000 kilómetros a través de las adversidades del desierto.

En el año 1925 se encontró el lugar donde fue enterrada la matriarca de los Tuareg, un lugar que habían mantenido en secreto durante 16 siglos. La monumental tumba fue abierta y en su interior se encontró el cuerpo de una mujer con una altura de casi 2 metros. Parecía haber sido enterrada con honores, en una cámara mortuoria de gran tamaño con un ajuar de más de 600 objetos de valor.

hinan_tumba
Túmulo donde se ubica el monumento funerario

El esqueleto que se encontró completo, había sido engalanado con 7 pulseras de plata en el brazo derecho y 7 pulseras de oro en el izquierdo. Se dató la antigüedad de los restos entre los años 450 y 130 d.C.

El monumento funerario se encuentra sobre un túmulo en una colina cerca al oasis de Abalesca y constituye el punto central de una necrópolis que cuenta con 12 tumbas más con forma de pequeñas torres. Todo situado a escasos 250 kilómetros de la cordillera de Tassili, famosa por dar cobijo a unas de las pinturas prehistóricas más enigmáticas de las que tenemos constancia entre las que se incluyen representaciones pictóricas de extrañas y sugerentes figuras humanoides que no parecen encajar en el marco de la historia oficial.

El monumento funerario de Tin-Hinan se compone de 11 salas conectadas entre ellas con una única entrada. Es bajo una de estas salas donde se hallaron los restos de la princesa. En el momento de su descubrimiento, el recinto estaba delimitado por un muro cuyas piedras eran tan voluminosas que se planteó el enigma de la imposibilidad de desplazar los bloques a lo alto del túmulo.

Model-of-the-tomb-of-Tin-Hinan
Maqueta de la tumba de Tin-Hinan

De nuevo, las antiguas leyendas, guardadas por algunos pueblos, parecen tener la clave de un conocimiento antiguo perdido en el tiempo. Las narraciones de los Tuareg provenientes de tiempos remotos y que han sido preservadas gracias a la tradición oral y la identidad cultural parecen ser constatadas mediante vestigios arqueológicos nutriéndolas así con cierta verosimilitud.

Si la leyenda de la Atlántida fue real, ¿podría haberse dado una diáspora de los supervivientes de otra raza tras la destrucción de su tierra por todo el planeta? Tal vez, un indicio de esto fueran todas las construcciones megalíticas dispersadas alrededor del mundo.

Tuareg2
No es descabellado pensar que de haber supervivientes atlantes hubieran generado leyendas de su historia.

La leyenda de esta misteriosa princesa, cuyos restos se exponen en el museo de El Bardo en Argelia, representa una pequeña aunque importante clave de ese conocimiento ancestral perdido capaz de hacernos imaginar y soñar que otros mundos son y fueron posibles. Un punto más que conectar en el inmenso patrón tras el cual se hallaría la verdad de nuestra historia.

Concluimos con la descripción que hace el pueblo Tuareg de su querida princesa en los relatos:

‘’Una mujer irresistiblemente bella, alta, su cara sin defectos, de tez luminosa, de ojos inmensos y ardientes, nariz fina. Una imagen que evoca a la vez belleza y autoridad’’.

El misterio de Hybrasil, la segunda Atlántida

Vicente Fuentes narra todas las menciones históricas de una misteriosa isla llamada Hybrasil en lo que podría ser un último reducto de la civilización atlante la cual y merced a un desdoblamiento del espacio y el tiempo en varias ocasiones de la historia, aparecería ante los ojos de asombrados marinos que estarían ante un lugar con una belleza sin igual. Explicaremos los pormenores de su aparición en el incidente Rendlesham y las menciones de varios autores antiguos a este supuesto imperio perdido en los tiempos. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

¿Se destruyeron la Atlántida y Lemuria en una guerra nuclear?

Vicente Fuentes narra el impresionante encuentro del ingeniero norteamericano Daniel W.Fry en Oregón, Estados Unidos en 1964 en donde al parecer el testigo habría estado en contacto con los descendientes de una brutal guerra nuclear entre dos pueblos de una humanidad anterior a la nuestra. La impresionante presencia de símbolos relacionados con la serpiente y el árbol bíblico y la peculiar relación del protagonista con el ser con el que entabla el contacto son protagonistas adicionales de este acontecimiento ufológico sin par en la historia. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Hiperbórea, la tierra que rivalizó con la Atlántida

Se habla siempre de los mitos de la Atlántida, pero existen una serie de referencias mitológicas a una tierra llamada Hiperbórea que tiene similitudes con ésta y que son de lo más interesantes. Hoy en ufopolis vamos a acercarnos a este mito desde un punto de vista histórico para saber qué significó en la historia de la humanidad. Hiperbórea,  una tierra mágica en el origen de la humanidad; hacia ella el dios Apolo conducía cada diecinueve años su carro para rejuvenecerse. Su nombre griego: (Υπερ βορεία) Hyper Boreas, significa «más allá del norte» y deriva de que se creía que el dios del viento «Bóreas» habitaba en Tracia, y los hiperbóreos, sus hijos, lo hacían más al norte de este reino, en el país de Hiperbórea. Según antiquísimas leyendas era un continente, o isla, que habría ocupado una parte de las regiones árticasantes del cambio del eje terrestre que trajo la segunda glaciación . Esta civilización debió florecer hace más de 60.000 años, durante el último período interglacial, algo del todo punto inverosímil en base a las actuales dataciones de las primeras civilizaciones ubicadas en Mesopotamia y Sumeria.

Según dichas  leyendas sus habitantes eran seres venidos del mundo de las estrellas, inmortales  de origen divino que habían dado nacimiento a una civilización conectada con lo trascendente. Los relatos antiguos narran que la primera civilización del planeta tuvo su origen en ese lejano «país del norte» antes de que ocurriera una época glacial. y hacen referencia al hombre como descendiente de la tierra de los dioses. Una civilización descendida de las estrellas que habría visitado nuestro planeta hace miles de miles de años, cambiando para siempre la historia de la tierra. Los griegos conservaron el recuerdo de esta “Tierra del Sol Eterno” que se extendía “más allá del dios Bóreas”, señor del frío y de las tempestades.

hiperborea-hyperborea-mapa-polo-norte_Fotor
Hiperbórea, el mito de una tierra más allá del Polo Norte

De la misma forma  que Platón citó la leyenda egipcia de la isla hundida de la Atlántida, el historiador griego Herodoto mencionó la leyenda egipcia del continente de Hiperbórea en el lejano norte en donde se dice que cuando el hielo destruyó esta antigua tierra, su gente emigró al sur. Herodoto registró que tres fuentes anteriores habían mencionado a los hiperbóreos, incluyendo Hesíodo y Homero. Esta tierra fue descrita como perfecta, con el sol brillante las 24 horas del día, lo que sugiere una ubicación dentro del circulo Polar Ártico. Según el poeta griego Píndaro:

“Nunca la musa está ausente de sus caminos: arpas chocan y flautas lloran y en todas partes los coros de las doncellas giran. Ni la enfermedad, ni la amarga vejez se mezclan en su sangre sagrada; lejos de la mano de obra y la batalla ellos viven.”

Junto con Thule, Hiperbórea era una de varias tierras incógnitas para los griegos y los romanos, donde, Plinio, Píndaro y Herodoto, así como Virgilio y Cicerón reportaron que la gente vivió hasta la edad de mil años, y disfrutaron de vidas de felicidad completa. Esto es curiosamente similar a la figura de Matusalem que aparece en el Antiguo Testamento. Hecateo de Abdera recopiló todas las historias sobre los hiperbóreos actuales en el siglo IV a.C y publicó un extenso tratado sobre ellos, ya perdido para nosotros, pero destacado para Diodoro de Sicilia:

“En las regiones más allá de la tierra de los celtas se esconde en el mar una isla no más pequeña que Sicilia. Esta isla, la historia sigue, está situada en el norte y está habitada por los hiperbóreos, los cuales son llamados por ese nombre debido a que su casa está más allá del punto donde el viento del norte (Boreas) golpea; y la isla es a la vez fértil y productiva en todos los cultivos, y tiene un clima templado.”

Hecateus de Abdera escribió también que los hiperbóreos tenían un “templo circular” en su isla, y algunos eruditos han tratado de identificar esto con Stonehenge. Y hay más referencias. Ptolomeo y Marciano de Heraclea, ambos dos, colocan a Hiperbórea en el Mar del Norte, al que llamaron “Océano Hiperbóreo”. Además, se suponía que el sol salía y se establecía sólo una vez al año en Hiperbórea; lo que la colocaría por encima o en el círculo Polar Ártico, o, más en general, en las regiones polares árticas lo que enlaza con la teoría de ese mundo interior más allá del Polo Norte. Volviendo a Grecia, sólo entre los Doce Olímpicos, Apolo fue venerado entre los hiperbóreos. De hecho los helenos pensaban que él había pasado su invierno entre ellos. Apolo fue conocido en Mesopotamia como Shamash, nieto de Enlil, y como Harpócrates en el antiguo Egipto.

1464000_612102245503326_1064593735_n_Fotor
Los hiperbóreos aparecen en todas las menciones como grandes constructores y guerreros

Por su parte, el antiguo escritor griego Teopompo en su obra Philippica aclamó que una vez, una gran raza de soldados de otra isla (algunos han afirmado que se trababa de la Atlántida) planeaban conquistar a Hiperbórea. El plan se dice que fue abandonado por los soldados invasores al darse cuenta de que los hiperbóreos eran demasiado fuertes para ellos y las más benditas de las personas; esta historia inusual, que algunos la creen ser mito, fué preservada por el historiador Eliano. La leyenda griega afirma que los boréades (descendientes de Boreas y Khione [Ninfa de la nieve), fundaron la primera monarquía teocrática en Hiperbórea. Esta leyenda se encuentra preservada también en los escritos de Eliano:

“Éste dios (Apollon) tiene como sacerdotes a los hijos de Boreas y Khione, de seis codos de altura (tres metros)”.

También, Aelius Herodianus en el siglo III escribió que los míticos Arimaspi eran idénticos a los hiperbóreos en el aspecto físico (De Prosodia Católica, 1. 114) y Stephanus de Bizancio en el siglo VI, escribió lo mismo (Ethnica, 118. 16). El antiguo poeta Calímaco describió curiosamente a los Arimaspi con cabello rubio.

Al respecto de esto tenemos una interesantísima historia llamada «El Dios Humeante». Es la epopeya del noruego Olaf Jansen y su padre, de su viaje en barco de vela al interior de la tierra, a través de los glaciares de la región del Polo Norte. Olaf Jansen nació en 1811 y tenía 19 años cuando emprendió ese fatídico viaje de pesca con su padre, entre Abril y Junio de 1829. Fue después de que llegaron a la tierra de Francisco José de Estocolmo, cuando los dos decidieron aventurarse aún más al norte, donde creían que encontrarían la tierra de los “Elegidos”. Después de escapar de una tormenta feroz y peligrosos icebergs, navegaron sin problemas durante once días, siempre en lo que parecía ser dirección al norte. Unos días más tarde llegaron a las orillas de un río poderoso por el cual estuvieron otros diez días navegándose hasta principios de septiembre. Finalmente habrían echado el ancla en una playa de arena donde fueron recibidos por seis hombres gigantes haciéndose amigos de ellos. Según el padre de Olaf, esta gente tenía grandes y hermosas casas adornadas con oro, un metal muy común allí. La principal ocupación era la agricultura, tenían viñedos y cultivaban el grano. Las verduras y las frutas eran exuberantes, enormes y exquisitamente deliciosas. Los árboles, los bosques y los animales también eran enormes, y el aire era vigorizante.

voy141_Fotor
Son numerosos los relatos de viajeros que afirman haber visto tierras imposibles en el Polo Norte

Las características de este relato son increíbles:

  • La luz del sol reverberaba en los acantilados vertiginosos de hielo cristalino. Esto enlaza con las crónicas de Virgilio, según las cuales, los pocos navegantes que alguna vez alcanzaron hasta sus proximidades vieron aquella tierra bendita rodeada de un halo de luz indescriptible, tan arrobadoramente bella, que cayeron de rodillas cantando plegarias a los dioses.
  • A pesar de estar rodeada de nieves eternas, el sol que reflejaban los ventisqueros calentaba la atmósfera y la tierra. Como si fueran espejos cóncavos. Así, en hiperbóreas el clima era paradisíaco, semi tropical, y cada palmo de tierra era un vergel.

Sin embargo, nadie pudo llegar en verdad hasta el interior de ese edén, pues se encontraba por completo aislado por las escarpas infranqueables de hielo. Dice Diodoro que el Maestro que inició a Pitágoras en los Misterios y en las matemáticas, Ferécides de Siros, habría descendido de hiperbóreos. Y aún más Piteas de Marsella, navegante y sabio, en el siglo V a. C. llegó, según las crónicas de la época a una tierra que toca el círculo ártico. Los habitantes de esas islas le declararon que si navegaba un día entero hacia el Norte, encontraría “el mar sólido”. Aquella isla a donde había arribado Piteas se llamaba Thule y esto es interesantísimo ya que según la tradición germánica ese ere el nombre de la morada de sus dioses, la cual se hallaba en el extremo septentrional. Y esta patria polar fue “una enorme isla de Hielo rodeada de altas montañas transparentes como el diamante”.

hiperborea-paraiso-extraterrestre-660x330_Fotor
Las costas de la Hiperbórea, un regalo para la vista según las leyendas

Por su parte los habitantes de Hiperbórea son también descritos en el “Libro de Enoc:

Su carne era blanca como la nieve y roja como la flor de la rosa; sus cabellos eran blancos como la lana; y sus ojos eran hermosos”.

Y continúa diciendo que en Thule, la capital de Hiperbórea, “vivían los sabios y los doce miembros de una orden iniciatica suprema».  También según las leyendas, el origen de Hiperbórea se remontaba al comienzo de los tiempos , cuando en el cielo hubo una batalla  entre Jehová, dios del mundo material, y las huestes espirituales de Lucifer, algo que encaja con el mito sumerio de la creación. La leyenda afirma que el continente Ártico, hace milenios, era un lugar de clima templado y con una naturaleza generosa. Hiperbórea estaba situada más allá del océano boreal y aislada del mundo, pero tras un cataclismo planetario, Hiperbórea desapareció y aquella eterna primavera ártica dio paso a un clima frío e inhabitable. Los descendientes  hubieron de emigrar hacia regiones más al sur, fundando la legendaria civilización del Gobi, en el Asia y migrando también hacia Escandinavia.

hiper_Fotor
En muchos relatos se expone una gran migración de los hiperbóreos tras una gran hecatombe

Estos hiperbóreos, según germanos, celtas y las antiguas tradiciones, proporcionaron la raza de los hombres  que se hundió con su continente cuando se produjo el cataclismo mundial o el “hundimiento de la Atlántida”. 

Así vemos como el mito, leyenda, o realidad  de Hiperborea, se remonta a una gran antiguedad y llega hasta muchos de nosotros a través del tiempo tocando varios conceptos estudiados en otras culturas. Si os ha gustado este artículo podéis ver el vídeo que hicimos sobre la posibilidad de que existan ruinas atlantes en la Antártida. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015