Los 7 humanoides más curiosos de la historia

Vicente Fuentes describe los incidentes de avistamientos de humanoides de Marconi Systems en 1976, el caso Quebradillas de Puerto Rico, en 1977, los humanoides del camping de Gorlitz en Vizcaya, el extraño ser de Escurial, Cáceres, el curiosísimo avistamiento de Monza, Italia de 1947 y el ser de Premanon de Francia de 1954. El caso final es también de aúpa.

Esperamos que sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2015

Impresionante anomalía con forma de cubo fotografiada en Texas

Vicente Fuentes comenta los últimos avistamientos de ovnis con forma cúbica en especial el ocurrido en Texas el pasado mes de noviembre. Estudiaremos diferentes anomalías vistas en el espacio y en diferentes ciudades de la tierra y trataremos de establecer un nexo común entre todas ellas. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

Los misteriosos humanoides alados de Japón

De entre todos los avistamientos ufológicos de cualquier tipo la mayoría de los encuentros suelen presentar varias características en común si bien, cada caso es especial en sí mismo. Normalmente los testigos de lo incomprensible se topan de bruces con alguna escena ya tan arraigada en la iconografía del inconsciente colectivo que resulta hasta familiar teniendo en cuenta el dossier gráfico de experiencias relacionadas con el fenómeno que han trascendido hasta ahora, pero existen algunos casos de encuentros tan inusitados que se sitúan más allá de cualquier realidad concebible.

Un ejemplo de lo expuesto son los escasos, aunque intrigantes, avistamientos de figuras humanoides voladoras que, siendo siluetas antropomórficas, aparecen en los cielos sin evidenciar ningún tipo de ayuda mecánica para tal fin.

human-flying

Varios de estos seres fueron vistos durante la Segunda Guerra Mundial en Japón, al sur del archipiélago, más concretamente son famosos los avistamientos de la isla de Okinawa. Sobre esta pequeña tierra que se alza en el océano Pacífico los soldados norteamericanos luchaban por obtener el control de la nación japonesa y fue durante una de las ofensivas americanas en el año 1945 cuando estos extraños seres se manifestaron de forma visible ante los contendientes de la batalla.

Fueron decenas de avistamientos los que tuvieron lugar y un gran número de soldados afirmaba sin pudor alguno que habían estado ante la presencia de una figura humanoide alada. Los reportes se sucedían y usualmente alguna de estas figuras se presentaba en solitario ante un grupo de hombres, sin embargo se documentó una ocasión en la que se avistó un grupo de varios de estos humanoides.

Seres que flotaban en las alturas, observando desde la lejanía los horrores de la guerra. Su vuelo no emitía ningún tipo de sonido perceptible.

alas

En occidente, tal vez, un avistamiento de un ser que respondiera a estas características habría sido bautizado rápidamente de ángel, un ángel que en lugar de mensajero, se sentaba a observar, sin embargo en Japón esto no sucedió. Quién sabe si por la influencia cultural o porque ningún testigo sintiera que estaba ante la presencia de este tipo de seres sino de algo más.

¿Qué interés podrían haber tenido estas criaturas en presenciar un suceso tan cruento como una guerra? Fenómenos inusuales de todo tipo son reportados durante acontecimientos de gran carga emocional, batallas y catástrofes. Casi todos de carácter negativo pues muy escasa resulta la presencia de lo desconocido durante eventos de razón positiva o neutral.

Las apariciones de los humanoides alados se detuvieron con el final de la guerra pero se volvieron a manifestar tiempo más tarde, en 1952 en una base militar de la ciudad de Kioto. El soldado Sinclair Taylor fue el testigo en este caso. Al caer la noche comenzó su ronda de guardia que en principio fue tranquila hasta que escuchó un extraño sonido de aleteo que se aproximaba hacia su posición en la oscuridad. Tratando de discernir la naturaleza del sonido, el soldado atisbó una figura volando en el cielo nocturno que en primera instancia identificó con un pájaro de grandes proporciones. A medida que la criatura se acercaba pudo por fin discernir que no se trataba de un ave como pudo haber pensado, sino que era un enorme humanoide que medía 2 metros de alto dotado de unas exuberantes alas de 2 metros de envergadura. Aquel ser se mantuvo volando cerca del desconcertado soldado. Presa del pánico el hombre no procesó mejor idea que la de apuntar su arma y abrir fuego contra la perturbadora figura que revoloteaba a su alrededor. A continuación sucedió algo muy común en este tipo de encuentros: el ser desapareció. En un pestañeo se había desvanecido.

volador

Pero esta no había sido la única ocasión en la que el humanoide alado se había presentado en aquella base. Al comunicarle lo sucedió a su superior, al solado le notificaron que no había sido el primero en relatar aquella historia y que la criatura ya había sido vista por un compañero suyo en la misma base.

Trascendiendo los límites de la base fueron muchos los vecinos que reportaron avistamientos similares; muchos de ellos identificando una extraña figura con un gran pájaro y numerosos fueron también los testigos que afirmaron haber visto volar extrañas luces que realizaban movimientos imposibles en el cielo. De nuevo encontramos un significativo aumento de la presencia OVNI en una zona que precede extraños encuentros con entes singulares.

Tras estos encuentros no existe ningún tipo de documentación que manifieste que esta criatura volviera a aparecerse en la zona. Tal vez no se volviera a manifestar o tal vez, no volviera a ser vista.

DSCF4221

La realidad de lo irreal se presenta con contundencia ante los desconcertados testigos que sin poder encontrar una explicación lógica, tampoco pueden negarla, poniendo el mundo del revés. Como siempre, este tipo de seres con semejanzas con otros seres crípticos como el Mothman o el Hombre-Búho, llegan tras una fuerte actividad ufológica que casi anuncia su presencia y parece que se dejan ver conscientemente en un acto voluntario sin motivo aparente aunque inherente, simplemente para desvanecerse en el aire y pretender que nada hubiera sucedido.

Sin duda, este tipo de inusitados encuentros generan en el espectador un dilema moral y existencial acerca de la realidad, tambaleando todo conocimiento de lo que hasta entonces se presumía como real y que, aunque no defina una certeza absoluta, al menos deja la puerta abierta a una comprensible duda.

‘’Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.’’

Henry F. Amiel

Los asombrosos humanoides que vio Marius Dewilde

Te invitamos a analizar este increíble encuentro en la tercera fase, lleno de misterios y encubrimientos. Detallando todos los datos del suceso, nos dirigimos a Nord, Francia, cerca de la frontera con Bélgica, donde Marius Dewilde vivía en un pueblo llamado Quarouble, y era un trabajador ferroviario que afirmó haber contactado con dos formas de vida humanoides.

Todo comienza una fría noche el 10 de septiembre del 1954 hacia las 10:30 de la noche. Marius se encuentra en su casa leyendo, cuando de repente, su perro empezó a ladrar alertado por algo. Él lo ignora inicialmente, pero después de la insistencia de su perro decide salir con una linterna hacia las vías del tren, ya que su casa se encuentra en el trayecto de las minas nacionales de carbón francesas. Al salir de su casa, decidió acercarse a las vías, divisando ante su asombro, un objeto a unos 7 metros de distancia posado en el suelo. Acto seguido, detrás de él, unos pasos lo alertaban y alumbrado la zona con su linterna, pudo divisar aterrorizado dos formas de vida con aspecto humanoide cuya estatura era aproximadamente de 1 metro de altura, la tez de la piel era plateada, y la luz de la linterna, al incidir sobre los humanoides, era reflejada como si de un espejo se tratase.

Su aspecto era inquietante, sobre sus cabezas llevaban unos cascos de buzo conformados por unos hombros anchos y bajos.

marius_dewilde_dessin2_ets.jpg.w300h225
Los humanoides se desplazaban con extraños movimientos

Poco después del encuentro, un rayo de luz salió del objeto, incidiendo bajo los pies de Marius, quedando totalmente paralizado sin poder moverse, horrorizado contó que era como si hubiese quedado paralitico. Al mirar hacia el objeto, una puerta se desplegó entrando los humanoides en la nave y unos segundos más tarde, el objeto se elevó silenciosamente, a través de una espesa nube, dirigiéndose al este y elevándose gradualmente a una gran velocidad hacia la estratosfera.

Al recuperarse de esta parálisis, y en un evidente estado de shock, volvió a su casa comunicándoles a su esposa e hijo el avistamiento. Ante la incredulidad del hecho, Dewilde acudió rápidamente a la gendarmería para avisar a las autoridades. Estas, inicialmente creían que el señor Dewilde había entrado en estado de locura y lo mandaron a su residencia para que se calmara. Pero, ante la insistencia de este, los policías acudieron al lugar del avistamiento, encontrándose con anomalías en la zona, como dispositivos eléctricos (baterías, linternas o el mismo teléfono del señor Dewilde) estaban descargados o quemados, simplemente o funcionaban.

La gendarmería del pueblo, junto al Ministerio del Aire y del Departamento de Seguridad Territorial (DST), llevaron una cuidadosa investigación y todos estaban convencidos que el testimonios de Dewilde estaba en lo cierto, y descartaron que un helicóptero o avión estuvieran por la zona, ya que había cables eléctricos y no se había escuchado sonidos al respecto.

78215223-3bf02d1
La gendarmería francesa nunca pudo explicar este caso

Un síntoma evidente, que en la gran mayoría de avistamientos en la cuarta fase aparece, es que Dewilde no podía acercarse al lugar, alegando que se encontraba enfermo cada vez que pasaba por la zona. Un periodista de la zona, declaró ante los medios, que Dewilde podía haber sufrido un golpe en la cabeza provocándole alucinaciones pasajeras, aunque todo esto se vino abajo ya que al investigar el lugar, se encontraron evidencias físicas. Se localizaron unas marcas de 6 metros de profundidad en el supuesto lugar de aterrizaje, a lo cual, según los cálculos, el objeto debía pesar unas 30 toneladas para ocasionar estas hendiduras. Las pequeñas rocas que se encontraban debajo de las vías del tren, estaban carbonizadas, como si una cantidad de calor muy alta fuera la causante, y las vías también contaban con marcas simétricas como si de un gran peso hubiera sido posada encima de ellas.

4097465855_f01148a20a
El protagonista en el lugar de los hechos

Las consecuencias de este encuentro marcó a la comunidad, y sobre todo al señor Dewilde, que empezó a tener problemas respiratorios y de salud, su perro murió tres días después del encuentro y tres vacas fueron encontradas muertas al ser succionada toda la sangre del animal. Los medios de comunicación también se hicieron eco de la noticia, y el periódico Evening Star anuncio este suceso y otros de menor alcance producidos las semanas posteriores. Ante los medios, Dewilde declaró:

«…quise cerrar los ojos y gritar, pero no pude hacerlo. Estaba como paralizado. Traté de moverme, pero mis piernas ya no me obedecían. Entonces escuché unos pasos, a un metro de distancia. Los seres pasaron junto a mí y se dirigieron hacia el aparato…»

Radar-Magazine-Marius-Dewilde
Una escena increíble dentro del mundo de la ufología

Con el tiempo el DST, pidió a Dewilde una colaboración sobre el suceso para “evaluar” el incidente. El DST mostró a Dewilde una enorme cantidad fotos de OVNIS, con el fin de identificar en la medida de lo posible, la supuesta nave que él vio. Hay que recordad, que el DST es un equivalente al FBI francés, y con el enorme control de esta entidad en las altas esferas franceses, pudieron convencieron a Dewilde para inyectarle “sustancias calmantes” para poder narrar mejor la historia vivida sin traumas ni nervios. A través de otros investigadores ufológicos, estos, llegaron a la conclusión de que seguramente lo que fue inyectado no eran calmantes, sino el suero de la verdad (pentotal sódico).

Los miembros del DST alegaron oficialmente, que el suceso fue un encuentro con aviones de contrabandistas, una explicación nada creíble. Como dato impactante, es que después de la desclasificación americana de algunos documentos TOP SECRET referentes a estos temas, se pudo comprobar que la CIA realizó su propia investigación del caso en los momentos del suceso de manera confidencial y sin que la DST se enterara.

Sin duda, es uno de los casos franceses más controvertidos y analizados, incluso, las autoridades y la prensa local, se hizo eco del suceso. Pocos avistamientos y encuentros en la 3ª fase llegan a ser tan documentados.

Si os ha gustado esta historia también podéis leer la entrada que hicimos sobre el incidente Yukon ocurrido en 1986, uno de los más extraños de la historia.

La asombrosa historia del hombre que no pudo ser abducido

Frecuentemente llegan hasta nosotros los testimonios de inquietantes relatos de abducciones en los que una persona es secuestrada en contra de su voluntad y sometida a cierto tipo de pruebas de carácter médico en las que se experimenta con el sujeto, se toman muestras y se le examina. La víctima que recuerda haber experimentado un evento de este tipo, lo hace con vergüenza y pudor en la mayoría de las ocasiones.

Esto parece ser, a grandes rasgos, una característica común a un gran número de los casos de abducción reportados. Sin embargo, el suceso que nos ocupa en esta ocasión tiene una conclusión inesperada y opuesta a lo expuesto anteriormente.

Según el testimonio de Albert Burtoo, caballero de nacionalidad inglesa, él mantiene un curioso encuentro con lo desconocido el 12 de Agosto de 1983 en la localidad de Aldershot en Reino Unido a los 77 años de edad. Entre otras cosas, Albert había luchado en la II Guerra Mundial, se había convertido en un reputado historiador pero también se había ganado la vida como granjero y jardinero.

burtoogood
Retrato fotográfico del testigo

Albert es también un experto cazador y pescador con varios años de experiencia a sus espaldas y como ese día la predicción meteorológica era muy buena decide acercarse a uno de esos lugares que pocos conocen donde puede hacerse una buena pesca para pasar el día junto con su perro.

Mientras se relaja pescando un inusual objeto que brilla en el cielo con intensa luz capta su atención y puede observar como toma tierra a no demasiada distancia de donde él mismo se encuentra.

Como todo buen inglés, comienza a servirse una taza del té que trae preparado en un termo cuando su perro empieza a manifestar signos de nerviosismo. De pronto, al lado suyo, aparecen dos extraños seres en medio de la oscuridad. Humanoides de muy baja estatura, por debajo del metro y medio, que visten unos extravagantes monos ceñidos de color verde que les cubren el cuerpo entero. Rematan el conjunto con un casco del mismo color y viseras de color negro.

Los dos extraños instan, mediante signos, a Albert a acompañarles. Sorprendentemente y, en contra de todo sentido común, Albert decide hacerles caso. Más adelante diría que sintió que debido a su edad, no tenía nada que perder, que la curiosidad fue más intensa que cualquier prudencia, no obstante es posible que se ejerciera algún tipo de control sobre su voluntad e instintos.

Aldershot1983
Representación artística del momento del encuentro

Así el pescador sigue a las dos criaturas que le guían a través del bosque hasta que encuentran un platillo volante posado en el suelo. A continuación invitan al caballero inglés a que se interne en la nave subiendo una escalinata que se halla colocada para el acceso.

Una vez dentro Albert se da cuenta de que no puede llegar muy lejos, debido a que el techo del interior del aparato es muy bajo por lo que se encorva y se agacha en la medida de sus posibilidades para seguir a los dueños de la nave por el interior de ésta hasta que se encuentra en el interior de una sala negra y metálica que parece estar hecha de una sola pieza pues no puede dar con ninguna junta, tornillo o soldadura en sus paredes. Destaca en todo momento el intenso olor a carne en descomposición imperante en el ambiente.

Sin previo aviso, del suelo en el centro de la sala surge un poste que llega hasta el techo. Tiene un diámetro de algo más de un metro y con él aparecen otros dos seres idénticos a los que le habían acompañado hasta ese momento.

burtoo drawing
Dibujo de la nave realizado por el propio testigo

Acto seguido piden a Albert que se coloque bajo un haz de luz anaranjada que se toma unos minutos en los que parece escanearle.

El pescador queda realmente sorprendido cuando uno de sus acompañantes se dirige directamente a él  con voz cantarina y un acento que nuestro protagonista define como ‘’algo entre el ruso y el chino’’, y le pregunta por su edad.

Tras responder honestamente a dicha pregunta estos seres solicitan a Albert que se marche alegando que es demasiado mayor y que está demasiado enfermo como para ser de alguna utilidad para sus propósitos.

Albert, aunque extrañado, obedece como ha venido haciendo hasta ahora. Baja de la nave y vuelve a su lugar de pesca. Muy tranquilamente coge su taza de té, ahora frío, y mientras le da un sorbo escucha un sonido eléctrico, chisporroteante, alza la vista al cielo y presencia como la nave de donde él mismo acababa de bajar se pierde de su vista volando a gran velocidad.

national enquire
Artículo del incidente publicado en el National Enquire

Este interesante caso en el que el testigo es rechazado para ser una posible víctima de abducción resulta sorprendente. Sin embargo no es una situación sin precedentes pues ya se han reportado otros casos de similares características en los que los fortuitos captores rehúsan utilizar al testigo para sus investigaciones y propósitos pues parece que el sujeto en cuestión no acaba de cumplir con las condiciones físicas necesarias para tal fin, incluso aunque la persona tenga ánimo de cooperar y dé su consentimiento.

Y es que este intrigante fenómeno genera una amplia variedad de situaciones que, si bien tienen varios puntos en común, cada una tiene alguna peculiaridad que la infunde de un carácter especial, en este caso, le tocó a un afable anciano al que se rechazó para participar en la abducción.

Asombrosa anomalía en forma de ovni mariposa en Ohio 2015

Vicente Fuentes comenta la polémica sobre la autenticidad de unas tomas que están dando la vuelta al mundo al respecto de un supuesto avistamiento realizado en New Boston, Ohio, el pasado mes de octubre. ¿Real o fake? En el siglo XXI y con los adelantos tecnológicos en materia de efectos especiales es difícil discernir para los investigadores este tipo de vídeos. Realizaremos comparativas con drones meteorológicos y expondremos un misterioso descubrimiento en la luna de un objeto similar.

Esperamos que el programa sea de su interés.

 

Link Foto NASA: http://target.lroc.asu.edu/q3/#

¿Quién construye una mega estructura alrededor de la estrella KIC-84?

Vicente Fuentes narra los recientes descubrimientos de la sonda espacial Kepler al respecto de una colosal estructura artificial que rodearía la estrella KIC-84 y que funcionaría como una esfera de dyson, un dispositivo inmenso que serviría para aprovechar la energía de la estrella. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

El inquietante monstruo de Flatwoods

En el marco de los diferentes encuentros con seres de otros mundos que relatan infinidad de testigos de diferentes lugares y épocas existen algunos que especialmente desafían no sólo nuestra concepción de la realidad y de nuestro lugar en ella, sino que representan una batalla contra nuestro entendimiento remarcando con su presencia la diversidad de formas en las que este misterioso fenómeno es capaz de manifestarse y nos demuestra, de manera surrealista, lo lejos que nos encontramos de conocer la verdad que existe tras estos enigmáticos encuentros.

Uno de estos casos, tan impactante e imposible que haría cuestionarse su cordura a cualquiera que hubiera tenido la oportunidad de presenciarlo, es el conocido como el caso del ‘’monstruo de Flatwoods’’.

Este interesante encuentro con lo desconocido tiene lugar el día 12 de Septiembre del año 1952. Dentro de Virginia occidental, en la pequeña ciudad de Flatwoods localizada en el condado de Braxton.

Aquí es donde 3 chicos, con edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, juegan tranquilamente al fútbol cerca de su escuela hacia las 7 de la tarde. Dos de ellos son hermanos, Fred y Eddie May, el tercer compañero responde al nombre de Tommy Hyer.

flatwoods_witnesses
Fotografía de los testigos del encuentro

De pronto ven algo raro en el cielo, un inusual objeto rojo y brillante. Está a punto de caer la noche, pero todavía queda algo de tiempo de luz.

El objeto con forma de disco vuela dejando una pequeña estela de chispas a su paso. Parece que se tambalea y lentamente se posa sobre la cima de una colina, entre los árboles, no a mucha distancia de donde los chicos se hallan.

No podía ser de otro modo: los chicos sucumben ante la curiosidad y ante la alerta de que pueda tratarse de una emergencia. Deciden acercarse al lugar donde han visto aterrizar a aquel objeto para verlo mejor.

En su ruta, se detienen en casa de los May, donde dan la voz de alarma y, muy excitados, los dos hermanos explican a su madre lo que acababan de presenciar y su intención de personarse en el lugar del incidente. Así, vuelven a ponerse en marcha hacia la colina; ahora acompañados por un adulto, por un joven de 17 años llamado Eugeen Lemon, miembro de la guardia nacional, el perro de éste y 2 chicos más: Neil Nunley y Ronnie Shaver que también habían visto, poco antes, el extraño objeto en el cielo.

braxton newspaper
Uno de los muchos artículos que inundaron la presa acerca del incidente

A medida que el grupo se acerca al punto de destino el ambiente perceptiblemente se va enrareciendo y llenando de una densa niebla nocturna en un detalle ya más que común a muchos casos de encuentros con este tipo de seres. El aire, a su vez, comienza a viciarse con un fuerte y desagradable olor. En este momento, aparece en el grupo una sensación de ardor en ojos y nariz al respirar.

Súbitamente el perro que acompaña al grupo aprieta el paso y se adelanta dejando a sus compañeros atrás. No pasa mucho tiempo hasta que comienzan a oírse unos ladridos nerviosos y el animal vuelve corriendo, tremendamente asustado y con el rabo entre las piernas. Desde luego, un indicio nada alentador de lo que van a encontrarse.

Por fin llegan a lo alto de la colina y atónitos observan un gran objeto rojo, brillante que emite luz roja en lentos pulsos. No pueden creer lo que están viendo pero ahí lo tienen, un objeto de 7 u 8 metros de diámetro y 2 de alto.

Pronto todo el grupo dirige su atención a una segunda fuente de luz en el suelo. La contemplan inquietos tratando de discernir su naturaleza cuando el perro comienza a ladrar en dirección a una extraña figura en los arbustos tras ellos. Se dan la vuelta para comprobar que origina el nerviosismo del animal y Lemon ilumina con su linterna lo que se encuentra ante ellos.

FlatwoodsMonster
Retrato del siniestro ser

Un enorme pánico se apodera de todo el grupo, la criatura que se alza ante ellos era completamente inimaginable hasta hace unos momentos. La imponente silueta que tienen ante sí mide 3 metros, su piel es de un color gris verdoso con una extraña textura que refleja la luz de forma inusual. Su cabeza es redonda, de color rojo intenso, con dos desproporcionados y brillantes ojos anaranjados que les miran inquisitivamente.

Una escena tenebrosa para un encuentro siniestro y terrorífico. Ninguno resiste el sano impulso de echar a correr en dirección contraria y todos huyen atemorizados tan rápido como pueden colina abajo hasta verse de vuelta en la seguridad de la ciudad.

Una vez allí, llaman a Sheriff del condado, todos ellos histéricos, algunos en shock. Apenas son capaces de articular palabra y algunos requieren atención médica. Lo que acababan de ver les había afectado profundamente.

A la mañana siguiente Lemon y un reportero deciden volver a aquel lugar para comprobar si la extraña nave y su inquietante ocupante continúan allí. No encuentran el objeto pero sí lo que parecen marcas de deslizamiento hacia abajo de la colina que terminan en una zona de césped con marcas de que un gran objeto se hubiera posado precisamente en aquel lugar. El penetrante olor de la pasada noche todavía inunda la zona.

flatwoods6
El evento generó un acalorado debate

El perturbador encuentro es rápidamente difundido por la prensa cobrando gran fama y no tardan en surgir detractores que argumentan que lo que estos desafortunados testigos han visto y les ha dejado marcados de por vida, era en realidad un meteorito surcando el cielo y la siniestra criatura no podía ser otra cosa que un búho.

Sin embargo, y como suele suceder en muchos casos de este tipo, el evento tiene lugar en un momento de notable actividad ufológica en la región y en el que varios testigos afirman haber visto extrañas luces en sus cielos. De hecho, se reportan avistamientos de varios vecinos de la zona en los que señalan haber visto un objeto de las mismas características que describe el traumatizado grupo. Incluso llega a surgir otro encuentro tenebroso con este ser. Un investigador entrevista a una pareja que clama que aquella misma noche, a unos 16km de donde se produce el primer encuentro, una criatura con la misma descripción y que emite un fuerte olor se aproxima al coche donde se encuentran estacionados para darse media vuelta y volver sobre sus pasos e internarse en el bosque de donde había salido. Escasos minutos después la pareja observa como una brillante esfera de luz intermitente surge de entre las copas de los árboles y asciende hasta perderse en lo alto del cielo.

Flatwoods-Monster-02-244x300
Uno de los testigos junto al retrato del ser que encontraron

Por supuesto, habría que haber estado allí con los aterrorizados chicos para poder hacernos una idea de la profunda sensación de horror que tuvieron que experimentar, si bien, meramente observando los retratos de la temible criatura basados en sus descripciones, podamos hacernos una idea.

Este fenómeno de encuentros con seres imposibles posee incontables caras y no deja de sorprender a los investigadores. En algunas ocasiones manifiesta una faceta bondadosa, en otras absurda, incluso ridícula. En esta ocasión, ha sido siniestra; aunque siempre misteriosa.

 

El asombroso ovni que medía como dos estadios de futbol

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un curiosísimo avistamiento ocurrido en el suroeste de Illinois a las cuatro de la madrugada del el 5 de Enero del año 2000. El protagonista se llama Melvin Knoll, un hombre de mediana edad encargado de su pequeño negocio de minigolf a las afueras de la ciudad. La noche era fría, tremendamente gélida… tanto… que al bueno de Melvin se le pasó por la cabeza que quizá alguno de sus motores podría haberse congelado. Quizá el molino del hoyo 7, quizá las rampas del 3. Intranquilo, decide salir de casa y se dirige hacia su negocio con el objetivo de comprobar si todo va bien. Era su pequeño mundo, su fuente de ingresos y solo quería que todo fuera bien. El destino le tenía reservado una sorpresa de las que marcan época…

ufo-lebanon_Fotor
El ovni se hizo inmenso ante el testigo

El testigo cogió su furgoneta, condujo por las heladas carreteras y al llegar al minigolf observó una estrella muy brillante en el horizonte. No pensó que pudiese ser algo raro. Sólo le llamó la atención, nada más, algo que podría pasarnos a todos si viésemos un fulgor especial en la bóveda celeste. Melvin entró en el recinto y observó toda la maquinaria. Parecía que estaba aguantando bien así que comprobó todo y cerró con llave. Cuando se dirigía de nuevo al calor de la calefacción de su vieja furgoneta se dio cuenta de que la luz del cielo seguía allí, y vaya, parecía incluso más grande ahora. Lo más preocupante es que aquello parecía que se movía. No podía ser una estrella. Sin duda, se movía de forma autónoma y de hecho estaba poniéndose en línea recta delante de él. Melvin no podía creerselo pero ahí estaba. Parecía una aeronave, tenía luces rojas brillando alrededor que iluminaban todo el terreno delante de él. La visión era espectacular… sobre todo por el tamaño.

NewtownSquare2000
La descripción del ovni es similar al del caso de Bélgica de 1990

Aquello seguía acercándose a su posición y parecía que tenía, según su testimonio, una altura de un bloque de dos pisos. La altura era lo de menos. La longitud era lo que más le impresionó: medía el equivalente a dos estadios de fútbol. Tenía ventanas alrededor del fuselaje y había luz en su interior. Melvin miraba dentro de su camión, estupefacto, sin saber qué hacer… y sin oir absolutamente nada. El testigo no pudo escuchar un solo sonido al paso de aquel gigantesco objeto que marchaba en dirección suroeste con un vuelo elegante, ingrávido, desafiante e imposible.

COP2000C
El objeto volaba a baja altura de forma espectacular

Melvin sabía que si esto lo contaba se iban a reír de él. Todo el pueblo además. Un ovni de más de 300 metros delante de su minigolf. ¿Quién iba a creerle? En ese momento decidió llamar a la estación de policía local de Higland para relatar lo que estaba viendo y alertar a la siguiente población de aquel mastodonte iba hacia allá sin remisión. La operadora cogió los datos y se los pasó a la central de comunicaciones de St. Clair County quienes avisaron a diferentes oficiales de policía del condado de Lebanon a las 04:10 horas. Uno de ellos, cuyos credenciales permanecen en el anonimato por expreso deseo llegó a comentar que efectivamente en su zona podía verse un objeto brillante que parecía «estar suspendido en el cielo».

Desde su posición veía dos luces, una muy próxima a la otra. Aquello debía ser lo suficientemente espectacular para aquel policía como para poner las luces de su coche y correr con él raudo y veloz, prácticamente a su encuentro en dirección suroeste. Quería verlo. En su persecución, el policía no le quitó ojo a aquello. Dos luces ingrávidas interaccionando. De repente, una. Parecía que se habían mezclado en una sola, como hemos visto tantas veces en el fenómeno de los ovnis lumínicos. El policía iba anotando los cambios que hacía, primero subía, luego bajaba. Volaba a más de un kilómetro, cuando de repente decidió verlo un poco mejor y asomó la cabeza por la ventanilla tras bajar el cristal. El inmenso objeto volaba a menos de 300 metros de altura y se veía perfectamente su forma triangular de color negro. Una visión asombrosa.

Chicago-UFO-2000
El extraordinario objeto fue visto por cuatro testigos

Tras flotar de forma increíble ante los ojos del testigo el objeto cambió de nuevo de dirección y se marchó en dirección oeste. Otro policía de la localidad de Shiloh también corroboró todo lo que estaba pasando desde su posición, especificando además que el objeto tenía forma de flecha. Un triángulo descontrolado con el tamaño de dos estadios de futbol volando tan pancho por Estados Unidos. ¿Cómo es que las fuerzas aéreas de los EE.UU. no lo estaban detectando?

La centralita de emergencias de San Clair debió de ser el lugar más emocionante del mundo aquella noche del 5 de enero de 2000 porque las llamadas de policías de todo el condado no paraban de producirse. Pocos minutos después de la llamada desde Shiloh, el oficial Craig A. Stevens desde Millstadt reportó que el vuelo era lento y que de hecho no paraba de descender. Estaba solo a 100 metros de altura sobre el parking del Parque Liederkranz sin hacer un solo ruido. Todos reportaban lo mismo. No se oía ni un solo murmullo a su paso, como si el tiempo se detuviera, como si el aire no transmitiera el sonido a su paso. El último testigo comenzó a escuchar al final del avistamiento un leve zumbido similar al de muchos incidentes de desdoblamiento del tiempo y de hecho su visión fue tan clara que no dudó en salir como alma que lleva el diablo de su vehículo y tratar de tomar fotografías del mismo con su vieja cámara Polaroid que se encontraba helada en el maletero de su coche.

IllinoisSighting
Nunca se supo si lo que vieron los testigos pertenecía a este mundo

A la carrera, el policía de Shiloh cogió su cámara… para descubrir con mala pata cómo había dejado de funcionar debido al extremo frío. Inoportuno como nunca. Poco más duró ese impresionante objeto con forma de flecha negra flotando sobre el centro de los Estados Unidos. Al poco, el gran ovni, uno de los más grandes jamás vistos en la casuística abandonó la zona y comenzó a coger altitud para perderse en el firmamento según todas las versiones que fueron recogidas en el Centro de Emergencias de la zona central de los Estados Unidos.

Lo que empezó con una luz ostentosa en un pequeño minigolf se convirtió en uno de los incidentes más destacados de los últimos años en materia de ufología tanto por la calidad de los testigos como por el número de ellos. Quizá lo más interesante del caso sea esa mención a esos ovnis lumínicos, dos esferas que interaccionan, se mezclan y finalmente acaban convirtiéndose en algo absolutamente desconocido para la ciencia moderna. Un misterio sin resolver tan grande… como dos estadios de fútbol….

Si os ha gustado, os invitamos a ver el vídeo que hicimos sobre otro ovni titánico en el círculo polar ártico en 1986. Esperamos que el programa sea de su agrado.

 

¿Qué harías si te encontraras un reptiliano en un bosque?

Vicente Fuentes narra el encuentro ocurrido en Dubois, Wyoming, Estados Unidos en 1978 en donde un conductor se encontró en la carretera con un cazador que aseguraba haber tenido un impresionante encuentro con un ser bípedo de características reptilianas. El suceso tiene un punto culminante cuando ambos se acercan y se produce una inusitada interacción entre ellos. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015