Dioses, magos, druidas y cambios de forma en los mitos celtas

En la mitología de cualquier cultura era bastante frecuente que, sobre todo las deidades pero también otros seres de naturaleza mágica, se manifestaran en diferentes formas según su antojo y normalmente con el objeto de lograr realizar sus fines.

Son varios los relatos en los que demuestran que no sólo son capaces de transformarse a sí mismos en animales, personas u otros dioses, sino que también utilizan su poder para modificar la forma y el aspecto físico de otros seres.

En nuestro recorrido por las diferentes referencias a estas asombrosas capacidades que se dan por todo el mundo vale la pena detenerse en el interesante conjunto de relatos propios de la mitología celta.

La primera de las historias sobre transformaciones que nos ocupa aparece en el compendio de relatos llamado ‘’Mabinogion’’ que, como en tantos otros lugares, aparece como un esfuerzo de preservación mediante la forma escrita de los mitos y leyendas representativos de una cultura que se habían ido transmitiendo de manera oral durante siglos. Se escribió durante los siglos XII y XIII y es reconocido como uno de los más tempranos textos en prosa de la literatura británica.

mabinogion
La mitología celta encierra una gran cantidad de interesantes historias en las que se suceden los cambios de forma.

En este compendio aparece el relato sobre el señor del reino galés de Dyfed llamado Pwyll Pen Annwn en el que encontrándose de caza, el príncipe de Dyfed se separó del grupo y acabó dando con una jauría de sabuesos que estaban alimentándose del cadáver de un ciervo. Sacando ventaja de la situación, Pwyll ahuyentó a los canes y dispuso de la presa para sus propios perros de caza.

Esta acción desató la furia de Arawn, que en la mitología galesa es el rey del otro mundo, los perros ahuyentados por Pwyll pertenecían al señor de los muertos y en pago por su error establecieron que el príncipe de Dyfed habría de derrotar a Hafgan, otro de los reyes que dominaban el otro mundo y con el que Arawn tenía una fuerte enemistad.

Para poder llevar a cabo tal empresa ambos tuvieron que cambiarse por el otro durante un período de un año y un día. Así Pwyll adoptó la forma y el aspecto físico de Arawn y viceversa y durante todo el tiempo en el que fingieron ser el otro, nadie sospechó del engaño.

Casi al término del tiempo acordado, Pwyll retó a Hafgan a un combate singular en el que el señor de Dyfed salió victorioso derrotando y dando muerte al rival del señor del reino del más allá que, gracias a la reciente muerte de su enemigo, vio inmediatamente extendidos sus dominios.

arawn dogs
Pwyll le robó su presa a los perros de Arawn, señor del otro mundo.

Al cumplirse el plazo acordado, ambos protagonistas volvieron a encontrarse y a recuperar sus formas físicas y desde entonces quedaron unidos por un gran aprecio y amistad mutuos ya que no sólo Pwyll había cumplido con la empresa encomendada, hecho que satisfizo gratamente a Arwn, sino que éste último había respetado la virtud de la esposa del príncipe durante todo el año.

En el mismo compendio de relatos aparece la historia de Blodeuwedd, una mujer creada a partir de flores para ser la esposa del héroe Lleu Llaw Gyffes. Éste había sufrido una maldición por la cual no podría tener una esposa humana pero para contrarrestar este conjuro, los hechiceros Math y Gwydion crearon a la que había de ser su esposa de la siguiente forma:

‘’De las flores del roble y las flores del enebro y las flores de la ulmaria, y de ellos, conjuraron la más justa doncella y más hermosa que jamás vista. Y la bautizaron según la habían creado y la nombraron Blodeuwedd ‘’.

 Pero la recién creada Blodeuwedd no resultó ser muy buena esposa ya que al poco tiempo, mientras su marido había partido de viaje, le fue infiel con Gronw Pebr, el señor de un reino vecino que en una partida de caza se encuentra con la esposa de Lleu y se enamora de ella. Juntos conspiran para dar muerte al ingenuo marido y cuando se disponen a llevar a cabo su plan, que había diseñado durante un año, Lleu se transforma en águila y consigue escapar.

blodeuwedd owl
Los hechiceros transformaban a las flores en personas y a las personas en animales.

Un nuevo de ejemplo de transformación se da en este relato cuando, como castigo, uno de los dos hechiceros responsables de la creación, Gwydion de Blodeuwedd, la transforma en un búho.

Pero este hechicero y su hermano Gilfaethwy también sufren varias transformaciones en otro relato debido a su conspiración para tomar a una virgen. Math, furioso por esta acción transforma a los hermanos en varios animales. Durante el primer año ambos son convertidos en ciervos, el siguiente año son transformados en jabalíes y el último año lo pasan en forma de lobos. Finalmente Math se apiadó de ellos y revirtió el castigo dejándolos ser humanos de nuevo.

Asimismo se dan varias transformaciones en el relato de Gwion Bach, un muchacho al servicio de la dama Ceridwen. Ésta era la esposa de un noble en los tiempo en los que el rey Arturo gobernaba y, a su vez, era una sabia hechicera que dominaba tres artes: los encantamientos, la mágia y la adivinación. Quiso conceder a su hijo eldon del conocimiento y la sabiduría por lo que se dispuso a preparar una poción que tenía que removerse constantemente durante un año y un día, las primeras tres gotas de esta pócima otorgarían un conocimiento sin parangón a quién las ingiriera pero el resto del líquido se convertiría en un veneno mortal.

Mientras la mágica bebida se estaba preparando la hechicera cayó dormida y en ese momento, Gwion bebió las tres primeras gotas que inmediatamente le otorgaron conocimiento. Supo de pronto que Ceridwen se enfurecería y huyó.

john-william-waterhouses-magic-circle-detail
Hechiceros, magos, druidas, conjuros y pociones tenían gran importancia en estos relatos.

Al despertar la noble y enterarse de lo sucedido se vio invadida por la furia y partió para dar caza al muchacho, que se había convertido en una veloz liebre. La hechicera para seguirle se transformó en un galgo. Después Gwion adoptó la forma de un pez y continuó escapando por un río, ella a su vez, hizo lo propio transformándose en nutria y siguió tras su estela. Después el muchacho quiso escapar por el aire por lo que escogió la forma de un pájaro así que Ceridwen le persiguió convertida en un halcón.

Exhausto, el muchacho se adentró en un granero y se escondió tomando la forma de un grano de maíz. Ceridwen consiguió su venganza al transformarse en una gallina e ingerir el grano pero algo sucedió al margen de la previsión de la hechicera: quedó encinta debido a esto. Pensó en dar muerte a la criatura una vez hubiera nacido pero cuando llegó el momento no pudo y en su lugar lo abandonó en una canastilla en el río y el bebé fue encontrado por una familia.

En la mitología irlandesa también aparecen ejemplos de transformaciones ya que este tipo de historias se suceden reiteradamente. En la leyenda de los hijos de Lir, se narra como Aoife, la segunda mujer de Lir e hija del rey de los Tuatha Dé Danann, tenía profundos celos de los hijos del primer matrimonio de su marido y conspiró para deshacerse ellos.

children of lir
Dioses y druidas transformaban a humanos en animales sin ningún pudor.

Trató de hacerlo por varios medios, primero ordenó a un criado que les diera muerte pero éste se negó, así que intentó hacerlo ella misma pero tampoco fue capaz por lo que el método que eligió finalmente fue el de transformarlos a todos en cisnes utilizando su magia.

Y otro miembro de los Tuatha Dé Danann, el druida oscuro Fer Doirich fue el responsable de la transformación de la dama Sadhbh en un ciervo al no corresponder ésta a los sentimientos del druida y rechazarle oficialmente. Vivió en la forma de este animal durante 3 años tras los cuales uno de los sirvientes del druida se apiadó de ella y le habló de una fortaleza en el que la magia del hechicero no tenía efecto.

Así se deshizo del encantamiento y se casó con Fionn pero no duraría mucho tiempo en su forma humana pues el druida reapareció cuando su marido había partido a la guerra y, engañándola, la convirtió en un ciervo de nuevo haciendo uso de una varita mágica.

Sadhbh
Los humanos de estos relatos pasaban largas temporadas convertidos en otros seres.

Se hace evidente que los mitos de cualquier región contienen referencias a entidades capaces de cambiar su propia forma y la apariencia de otras criaturas. En el caso de la mitología celta y las leyendas irlandesas, no son únicamente los dioses los que manifiestan este poder sino que también algunos hechiceros podían poseer tales conocimientos. En cualquier caso, normalmente se hace uso de estas habilidades para alcanzar un fin que no tiene por qué ser en razón de alguna virtud o justicia sino todo lo contrario. Estos fines suelen ser totalmente egoístas y carentes de justicia, enfocados a satisfacer los deseos de algún dios.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde tratamos extraños eventos y visitas que pudieron haber tenido lugar en el pasado, uno anterior al de los propios textos que acabamos de estudiar. Esperamos que sean de su interés.

Descubiertos seres extraterrestres en pinturas rupestres de Buckhorn Wash

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1VFBoeg» standard=»http://www.youtube.com/v/VHwQmfSVnpw?fs=1″ vars=»ytid=VHwQmfSVnpw&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep5745″ /]

¿Se destruyeron la Atlántida y Lemuria en una guerra nuclear?

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1VFBBxZ» standard=»http://www.youtube.com/v/y2zR_w-JbwQ?fs=1″ vars=»ytid=y2zR_w-JbwQ&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep5500″ /]

¿Eran extraterrestres los dioses del olimpo?

En los relatos mitológicos frecuentemente dioses y demás seres de naturaleza sobrenatural demuestran ser poseedores de objetos mágicos y capacidades sobrehumanas que les permiten realizar proezas que el hombre sólo puede imaginar.

Uno de estos portentosos talentos de los que se hace gala en las mitologías más antiguas es la capacidad para cambiar de forma. Y es que la idea de que una entidad pueda adoptar el aspecto de una persona o de un animal a voluntad viene acompañando a la humanidad desde sus relatos más tempranos y se manifiesta sin distinción en el folklore de varias naciones por todo el mundo. Resulta interesante que casi todas las culturas del planeta cuenten con algún mito relacionado con este tipo de transformaciones.

leda-swan-da-vinci-Gallería Borghese
»Leda y el cisne» – Copia atribuida a un discípulo de Da Vinci

Constantemente aparecen en este tipo de relatos seres con la habilidad de cambiar de forma según deseen. Tal es el caso del ‘’polimorfo’’ Zeus, del que se relata que descendió del monte Olimpo convertido en un cisne blanco para seducir a Leda la esposa del rey espartano Tíndaro. Este dios acostumbraba a tomar la forma de diversos animales para seducir a varias mujeres humanas de las que había quedado prendado. En el famoso mito del rapto de Europa se transforma en un toro blanco y rapta a Europa que recogía flores cerca de la playa y que inocentemente, al ver que el toro era manso, se subió a su lomo; entonces Zeus se adentró en la mar y llevó a la chica hasta Creta.

marten de vos europa
»El rapto de Europa» – Marten de Vos

Las manifestaciones zoomorfas de este lujurioso dios en su mayoría tenían la motivación de seducir o secuestrar al que en ese momento fuera el objeto de sus pasiones. Cuando Zeus se encaprichó del bello príncipe troyano Ganímedes, adoptó la forma de un águila, raptó al príncipe y lo llevó al Olimpo, lugar en donde lo convirtió en su amante.

Gabriel Ferrier ganimedes
»Ganymede» – Gabriel Ferrier

Este dios no sólo tomaba la forma de animales sino que también hacía lo propio con seres mitológicos; así para conseguir acercarse a la hermosa Antíope, se transformó en un sátiro, la poseyó y la dejó encinta. La joven tuvo que enfrentarse a la cólera de su progenitor quién no podía creer que el padre de sus futuros nietos fuese la cabeza del Olimpo. Para poder darle el consejo de que lo más prudente en esa situación sería la huida, Zeus se presentó ante Antíope en la forma de una lechuza.

Y para seducir a Maya, la mayor de las Pléyades, hijas del titán Atlas, el dios se transformó en una ardilla y de esta unión nació el dios Hermes. También pasó largo tiempo espiando a una de sus sacerdotisas, de nombre Semele, con la forma de un águila hasta que consiguió su objetivo despertando la ira de Hera cuando ésta descubrió a la sacerdotisa en estado de buena esperanza. De esta relación nacería Dionisio.

Jean-Baptiste_Marie_Pierre_-_Jupiter_et_Antiope
»Jupiter y Antíope» – Jean Baptiste Marie Pierre

Pero el lascivo Zeus no se transformaba únicamente en seres biológicos, para poder tomar a Danae, la hija del rey de Argos que había sido encerrada por su padre debido a una predicción del oráculo de que sería el hijo de su hija quien acabaría con su vida, Zeus cayó sobre Danae en forma de lluvia dorada dejándola encinta. De esta unión nacería el héroe Perseo.

La habilidad del rey del Olimpo para tomar cualquier forma era portentosa y así lo demuestra en el mito de Calisto, una de las bellas siervas de la diosa de la caza Artemisa que, para poder entrar a su servicio, había hecho voto de castidad. Al rey de los dioses no le importó en absoluto la pura promesa de la muchacha y estaba demostrado que cuando se encaprichaba de alguien no escatimaba en medios para conseguir su objetivo. De este modo se transfiguró, adquirió la forma de la propia diosa Artemisa y se acercó a Calisto que resultó encinta. Por miedo a que este hecho no llegara a conocimiento de su celosa esposa Hera, Zeus tomó la resolución de transformar a Calisto en Osa.

El señor del Olimpo también tomaba la forma de personas, para la relación que dio nacimiento al héroe Heracles el dios se presentó ante su madre Alcmena con la forma de su esposo Anfitrión.

klimt_gustav_Danae_1907
»Danae» – Gustav Klimt

Pero antes de verse envuelto en todas las extravagantes historias de infidelidades a su esposa Hera, tuvo que conquistar a la diosa, trató largo tiempo de cortejarla y persuadirla sin éxito por lo que resolvió transformarse en un cuco y acercarse a ella que se apiadó del pajarillo y trató de calentarlo, en ese momento Zeus se desprendió de su disfraz y violó a su futura esposa a la que, por vergüenza, no le quedó otra solución que desposar a quién había arrebatado su virginidad.

El rey de los dioses poseía una total maestría en el arte del cambio de forma y así lo demostró en reiteradas ocasiones si bien no es el único dios en la mitología griega que cuenta con esta capacidad. Otras criaturas de carácter divino se demuestran maestras de las mismas habilidades. La diosa de la cosecha y la fertilidad de la tierra Deméter, en una ocasión tuvo que transformarse en yegua mientras huía de Poseidón y su afán por poseerla. Trató de ocultarse entre otros caballos pero no pudo esconder su divinidad y el dios del mar adoptó la forma de un semental y cumplió con su objetivo. También Némesis, la diosa de la justicia y el equilibrio se transformó en ganso por un motivo muy parecido al que tenía Deméter: escapar de Zeus. Aunque en este caso, Zeus se convirtió en un cisne logrando hacerse con su presa.

ApolloDapheBernini
»Apolo y Daphne» – Gian Lorenzo Bernini

En otras ocasiones, algunas criaturas mitológicas que no contaban con la capacidad del cambio de forma, rogaban a los dioses para que usaran su poder sobre ellos, normalmente para conseguir escapar de algún dios lascivo. El caso más notorio de este tipo es el del mito de la dríade Daphne que para conseguir escapar del cegado Apolo, a quién Eros había disparado una de sus flechas, suplicó ayuda a su padre, el dios del río Ladón que la convirtió en árbol. En la ‘’Metamorfosis’’ de Ovidio se expone asimismo, el caso de Cornix, la hermosa hija del rey Coronaeus de la que quedó prendado el dios Neptuno y comenzó a perseguirla mientras ella gritaba y suplicaba a dioses y hombres por ayuda. Sólo Minerva se apiadó de ella y la convirtió en cuervo para que pudiera escapar.

La lujuria de Poseidón fue el desencadenante del aciago destino que le sobrevino a Medusa. Esta famosa Gorgona de cabello de serpientes fue, antes de convertirse en el horrible monstruo representado en la iconografía plástica, una bella y pretendida doncella que se afanaba en sus labores como sacerdotisa de Atenea. El dios del mar se encaprichó de ella y la violó en el propio templo de la diosa de la sabiduría. Ésta montó en cólera y castigó a la víctima convirtiéndola en un monstruo al que no se podía mirar directamente y al que únicamente la pericia de Perseo consiguió dar muerte.

bernini medusa
»Medusa» – Gian Lorenzo Bernini

La literatura que ilustra la capacidad de los antiguos dioses griegos para cambiar de forma es extensa y detallada y sus motivaciones eran amplias, si bien una muy prominente era la de satisfacer su lujuria. En muchos casos, no tenían la pretensión de hacer justicia alguna sino simplemente la de complacer sus propios deseos. ¿Son absolutamente todos estos relatos invenciones de la magnífica creatividad humana o encierran algo de verdad? ¿Podían los dioses cambiar de forma?

Concluimos con la invocación con la que Ovidio comienza a narrar la ‘’Metamorfosis’’:

Me lleva el ánimo a decir las mutadas formas
a nuevos cuerpos: dioses, estas empresas mías -pues vosotros los mutasteis-
aspirad, y, desde el primer origen del cosmos
hasta mis tiempos, perpetuo desarrollad mi poema.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde también analizamos curiosísimos casos de transformaciones relacionados con incidentes ovni. Esperamos que sean de su interés.

Ufopolis.com 2016