Los extraños extraterrestres del caso Jan Siedlecki

En este videoprograma vamos a ver uno de los programas más curiosos y especiales que os voy a traer jamás: el caso Jan Siedlecki ocurrido en Leeds, Inglaterra, en Agosto de 1976, con una vivencia que no tiene parangón en la historia de la ufología. Un hombre vuelve a casa de trabajar en un barrio del extrarradio, se mete en la cama y observa una luz por la ventana. Al mirar, no puede creer lo que ve: es un disco que va a tomar tierra.

Jan se viste, baja y observa cómo descienden dos seres que le invitan a subir a la nave y en contra de todo lo que pudiésemos pensar, Jan accede con miedo, pero accede. Allí observa una cantidad de detalles absolutamente impresionantes antes de bajar.

No os perdáis este caso porque vale la pena. La investigación la ha hecho Sonia Gupta del canal de Youtube Aenigma.

El efecto Jennifer Lawrence

En este programa vamos a estudiar una teoría sobre qué las declaraciones que realizó la actriz Jennifer Lawrence en el programa The Late Show de Stephen Colbert emitido del 14 de diciembre de 2015, en el canal CBS de los Estados Unidos.

Colbert le preguntó a Lawrence si algo le asustaba o le molestaba del mundo y a Lawrence le vino de repente a la cabeza una cosa: la posibilidad de ser visitados por seres ajenos a la tierra gracias a las indicaciones que hemos dejado en las sondas Pionner mandadas en los años 70.

Siendo así que sus declaraciones coinciden con las del científico Stephen Hawking, es interesante entender el contexto de las mismas desde un punto de vista existencial. ¿Y si nuestra civilización no estuviera tan centrada en la imagen y hubiese muchos más pensadores que se tomasen más en serio declaraciones así? ¿Y si sus declaraciones marcasen movimientos a personas que en vez de seguir su imagen también siguiese lo que dice en temas así? Si la ufología fuese más respetada, ¿este tipo de declaraciones no serían un auténtico “boom”?

Veamos cómo desarrollamos la teoría del efecto Lawrence en este programa. Espero que sea de vuestro agrado.

El hombre que recibió cuatro galletas de un extraterrestre

Hoy estudiamos el que podría ser el caso más increíble de la historia de la ufología, el incidente simonton, ocurrido en 1961 en Eagle River, Wisconsin, Estados Unidos. Aquí veremos a un inesperado protagonista que tuvo un increíble encuentro en el patio de su vivienda. Lo que pasó antes, durante y después del avistamiento serán los protagonistas de este encuentro sin igual.

 

Espero que os guste este videoprograma.

El avión que se hizo invisible en el triángulo de las bermudas

Vicente Fuentes expone el impresionante caso de desaparición de un caza de las fuerzas aéreas de Cuba en una persecución ocurrida en 1967 en la vertical del triángulo de las bermudas. Lo que ocurrió tras el incidente es uno de los casos más silenciados y espectaculares de la historia de la ufología. ¿Dónde esta ese avión? ¿Qué tipo de tecnología tienen los ovnis? Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

 

La profecía de la última zona habitable de la tierra del ser de Gárdena

Vicente Fuentes comenta el espectacular caso de Walter Rizzi ocurrido en la localidad de Bolzano en 1968 en donde un testigo se encontró con un extraordinario encuentro del tercer tipo y con una curiosa información por parte de un humanoide…

Esperamos que el programa sea de su interés.


 

Contacto con el director artístico de este programa:
Iratxo Izar de la Fuente: iratxoizar@hotmail.es

Ufopolis.com 2016

La mujer que vio el secreto de las mutilaciones de ganado

Hoy en ufopolis vamos a hablar de un incidente que  tuvo lugar en el estado de Texas, en Mayo de 1973. Cuatro mujeres vivieron una impresionante experiencia de contacto con seres aparentemente ajenos a la tierra que estaban realizando una extrañísima actividad con un especimen de ganado bovino. La extraordinaria visión de la principal testigo, Judy Dorati y cómo vivió todos los hechos serán los protagonistas de este programa. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

 

¿Se destruyeron la Atlántida y Lemuria en una guerra nuclear?

Vicente Fuentes narra el impresionante encuentro del ingeniero norteamericano Daniel W.Fry en Oregón, Estados Unidos en 1964 en donde al parecer el testigo habría estado en contacto con los descendientes de una brutal guerra nuclear entre dos pueblos de una humanidad anterior a la nuestra. La impresionante presencia de símbolos relacionados con la serpiente y el árbol bíblico y la peculiar relación del protagonista con el ser con el que entabla el contacto son protagonistas adicionales de este acontecimiento ufológico sin par en la historia. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

El inquietante humanoide de ojos rojos de Sturno

Vicente Fuentes narra el bizarro encuentro del tercer tipo protagonizado por 7 personas en Sturno, Italia en 1977. Las características de este ser y su extraño comportamiento reflejan una vez más el profundo absurdo en la casuística ovni en un incidente fascinante y desconcertante. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

La increíble aparición de los hombres de negro en un ufo crash de 1925

Hoy en ufopolis nos acercamos a la que podría ser la primera historia ufológica en donde aparecen los famosos y misteriosos hombres de negro, proclives a aparecer durante todo el siglo XX persiguiendo a testigos ovni de diferente índole. El caso que vamos a exponer a continuación apareció a nivel público gracias al escritor y ufologo John Keel y es conocido como el incidente de Gem. Este caso ocurrió en Mayo de 1924 en la localidad de mismo nombre del estado de West Virginia, en Estados Unidos. Hoy retroufos… y de los buenos.

men_in_black_01

Los retro-hombres de negro, protagonistas hoy en ufopolis

Aquí tenemos a un granjero de Braxton County que alegó haber observado el accidente de un objeto volador no identificado en el bosque de la localidad. En aquel momento y sobre todo en aquel lugar perdido de la mano de dios, los aviones no eran para nada habituales y de hecho las descripción del objeto era más que extraña. No tenía alas y no había hecho ruido al caer. Era inusualmente grande, como un buque de guerra. Una partida de tres hombres, incluyendo al sheriff local y al reportero local John Cole fueron a investigar lo que había ocurrido en aquel bosque.

Hombres-de-Negro-realidad

 Lo que se encontraron allí fue una escena prácticamente de ciencia ficción llena de toques surrealistas.

Las declaraciones de Cole son fascinantes: «cuando llegamos, nos dimos cuenta de que no éramos los primeros que habíamos llegado allí. En el claro donde estaban los restos de aquello había cinco o seis hombres vestidos con trajes de negocios, con corbata y todo. Otros estaban vestidos con monos muy brillantes. Hablaban entre ellos en un idioma extranjero que no supimos identificar. Lo más impresionante de todo fue cuando aquellos hombres descubrieron entre los restos del accidente unos cuerpos pequeños de seres que parecían orientales, con pómulos altos, ojos rasgados y piel oscura. Los hombres de aquel singular grupo portaban armas de fuego y en un principio nos confundieron con espías. Uno de ellos hablaba inglés y nos dijo que nadie había resultado herido y que todo estaba bien, que llamaría al Sheriff más adelante para hacer un informe completo.»

Sobra comentar que, evidentemente ninguna llamada se produjo tras este singular encuentro.

agente-del_gobierno

 La famosa foto tomada por dos investigadores ovni en los años 70

Según Cole, en el transcurso de los acontecimientos pudo recoger un fragmento de aquella aeronave siniestrada y se lo metió en el bolsillo antes de abandonar la escena y quedarse con los últimos detalles. El objeto no tenía ventanas y para el testigo era imposible que aquello siquiera lograse levantar el vuelo dada su geometría circular. Sin alas ni hélices, no se podía volar, pensaba él.

Con un tamaño de unos 20 metros, la escena con el disco siniestrado era imponente. Así y con todo, medio obligados por aquellos señores de traje demasiado moderno para estar en 1925, Cole y los demás volvieron a sus casas situadas en Weston. Aquel periodista se fue a la cama después de toda la aventura que había pasado, y resulta que sobre las tres de la mañana comenzaron a sonar varios golpes fuertes en su puerta. Se levantó, miró y se encontró con un oficial del ejército vestido con un extraño sombrero. Su aspecto era aparentemente similar a un militar, pero su piel y sus rasgos se parecían a los seres que había podido ver en el supuesto accidente ovni. «Danos lo que has cogido hoy, lo necesitamos de vuelta», dijo el extraño militar de ojos rasgados y perturbadores. El reportero rápidamente (aunque estaba legañoso y medio dormido, imagínense) asoció aquella frase con el fragmento que había recogido del incidente y que seguía en el bolsillo de su chaqueta. Se refiere  esto, ¿no? Dijo cariacontecido y algo temeroso el testigo.

mib (1)

La característica cara de estos seres es destacable en este tipo de casos.

Aquel extraño militar ni le contestó. Cogió el fragmento, se dio media vuelta y se despidió a la francesa, es decir, sin mediar ni una sola palabra. ¿Cómo demonios sabía donde vivía? Las preguntas se agolpaban en el cerebro de aquel periodista hasta que dos días después decidió ir al claro del bosque donde había ocurrido todo y se encontró con que toda la zona estaba impoluta. Ni rastro de señales ni de accidentes, cuando el terreno que había visto evidentemente estaba levantado y dañado por el impacto. Era como si jamás hubiese pasado nada.

images

Algunos investigadores exponen que también existieron hombres de negro durante el asesinato de Kennedy.

Hasta aquí este excepcional caso ocurrido en Estados Unidos con una serie de ingredientes similares a los famosos casos de hombres de negro de la historia de la ufología. ¿Quiénes son esos seres y por qué aparecen en este tipo de eventos de ufo crash? ¿Cómo consiguieron localizar al testigo en tan poco tiempo? ¿Qué tipo de cobertura realiza el ejército de los Estados Unidos ante su presencia? ¿Es un fenómeno descontrolado?

Este tipo de eventos con hombres de negro destacan porque ocurren más de 20 años antes del incidente de Roswell que inicia toda la paranoia informativa y gubernamental al respecto del fenómeno de los hombres de negro. ¿Qué os ha parecido el caso? Si os ha gustado puede ser de vuestro interés el vídeo que hicimos sobre la primera fotografía de un hombre de negro de la historia. Esperamos que sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015

 

El incidente Top Secret del ovni de Blendheim y la señora Eileen

En ufopolis adoramos los extraños incidentes ovni ocultos en la historia de muchos paises que aún a día de hoy son desconocidos para la mayoría del público. Han pasado tantas cosas que a veces uno llega a pensar qué puede haber detrás del fenómeno que toma tan varopintas formas y por qué el fenómeno trataría de controlar a algunos testigos…

Hoy viajamos a la madrugada del 13 de Julio de 1959 a la localidad de Blendheim, Nueva Zelanda en donde tenemos a una mujer, Eileen Moreland encendiendo la caseta que utilizaba para ordeñar a las vacas que tenía en su establo. La ordenada vida de ganadera de aquella mujer iba a cambiar para siempre en aquel paraje fuera de todo posible misterio.

Eileen caminaba animosa hacia las vacas para conducirlas a la caseta. Pasito a pasito por aquel prado iba observando las primeras luces del día y tres árboles que se iluminaban con una pequeña antorcha que solía utilizar por estar aún demasiado oscuro en el invierno austral. Abrigadita ella, en un entorno frío y algo desolado de repente observó un resplandor de color verde que no supo bien qué podía ser. Estaba entre las nubes y no podía ser la luna. Sorprendida, siguió caminando sin quitarle ojo a aquello hasta la mitad del prado, desviándose de su camino. Eran dos luces, como dos ojos verdes rodeadas de un círculo anaranjado que hacían que las nubes tuviesen un halo refulgente a su alrededor. Una escena preciosa que estaba a punto de desenvocar en una vivencia espectacular…

NewZealand1959_R01

Recreación del descenso de aquel ovni

De repente, Eileen se dio cuenta de que el entorno parecía diferente. No eran los mismos colores. Verde, todo más verde. Aquello estaba iluminando la zona con aquella luz, ella incluida. Se miraba las manos y estaban iluminadas de ese color. Tuvo miedo. No sabía qué hacer. No las tenía todas consigo, con esa sensación que a veces tenemos de que no deberíamos estar donde estamos en ese momento. Comenzó a andar deprisa mientras la luz se hacía más intensa. Corrió, sorteó las vacas bañada en aquella impresionante luminosidad que venía del cielo y que parecía seguirla y llegó hasta un grupo de pinos para quedarse allí observando bajo su sombra. Allí se sintió segura y se limitó a esperar qué ocurría aún con el temor en el cuerpo. No se fue para casa, algo que quizá hubiésemos hecho algunos de nosotros. No, ella quería verlo.

NewZealand1959_R03

 

El objeto, una vez más en el fenómeno ovni, parecía tener problemas técnicos

Se quedó mirando al prado, tratando de levantar la vista buscando el origen de aquel singular evento y entonces lo vio. Parecía un objeto con forma de disco. Se movía lentamente descendiendo hasta quedarse a unos 15 metros sobre el suelo. Flotaba allí mismo, sobre sus terrenos y ella estaba sola en la oscuridad sin saber qué hacer. Aquello se paró, descendió un poco más hasta los 10 metros de altura y sobrevoló unos árboles melocotoneros de tres metros de altura por encima, a unos tres metros sobre ellos. Ahí, más bajo, lo pudo ver mejor: tenía dos filas de circunferencias que hacían el efecto de dos bandas laterales naranjas y otras dos luces verdes, por debajo del objeto. Hacían un incesante ruido, como si estuvieran hechas de un material que se desplazaba por dentro del fuselaje. Estaban sobre una especie de chapas metálicas realizadas de una sola pieza. Un artefacto impresionante en medio de un entorno campestre. El absurdo del fenómeno ovni. ¿Qué hacía allí? Quizá la razón era solo una: ella.

sketch_side1

Los esquemas de la testigo fueron claros y perfectamente definidos

El objeto tenía

El objeto se movió otra vez. Ella se aferraba detrás del árbol. No había móviles, ni teléfonos. No podía llamar a nadie. Aquello ahora se encontraba en el medio del prado donde había estado ella anteriormente bañada de esa luz espesa y verdosa. Comenzó a bajar y Eileen se asustó bastante pero mantuvo cierta calma. El objeto tenía una especie de propulsores que giraban en una u otra dirección dependiendo de los movimientos que ejecutase.

NewZealand1959_Tech01

Vista desde un lado del extraordinario ovni

 

Las luces de la circunferencia comenzaron a ir tan deprisa que ya solo parecían una línea de luces. Un zumbido cada vez más fuerte y ni una pizca o átomo de viento. Cada vez se veía más iluminado y mejor y la testigo casi se cae para atrás del susto al observar cómo en la parte superior había una parte terminada en una cúpula de donde salía una impresionante luz de color blanca.

NewZealand1959_Tech02

Vista frontal del curioso ovni y comparación con un ser humano

En ella, dos figuras antropomorfas pero extrañísimas, sentadas una detrás de la otra a medio metro de separación. Iban vestidas con un traje metálico pegado a la piel que se arrugaban en cada movimiento. Porque aquellos dos seres se movían y ella podía verlo perfectamente. Pero no sabía ni qué hacían, ni sobre todo que intenciones tenían.

NewZealand1959_R02

La visión del objeto es una de las más fascinantes de la historia de la ufología.

Eileen calculó que debían ser bastante pequeños, de metro y medio de altura como máximo viendo las dimensiones y las comparaciones con el disco y el entorno. En aquel momento, de repente el que estaba detrás se levantó y comenzó a señalar con sus brazos una parte del disco. Quizá tenían problemas técnicos. Al levantarse, aquella mujer pudo ver los cascos, inmensos y terminados en una forma ovoide de hombro a hombro.  La figura a continuación, se volvió a sentar, mientras que el ser de delante no se movió ni un centímetro durante la escena. Parecía que estaba pendiente de ella. Estaba mirándole de frente.

Report_drawing02

 

Esquemas desclasificado por parte del ejército de Australia sobre el incidente.

Tras un minuto o dos de tensa espera, las bandas de los propulsores del disco se apagaron y volvieron a encenderse sin girar. En aquel momento, una bocanada de aire caliente como el fuego impactó con el rostro y el cuerpo de Eileen sin lastimarla. Olía también a ozono en el ambiente, algo que hemos visto en varios casos como el de Enrico Carotenuto y Julio F. Un pequeño zumbido adicional. Las figuras seguían ahí en sus sitio. La mujer en su árbol. Intercambio de miradas durante minutos. Los tres sin moverse. De pronto, y de forma totalmente surrealista, la mujer decide olvidarse completamente de su temor, pasando totalmente de la escena y se decide a reunir a sus vacas. Al llegar, algunas de ellas seguían mirando al artefacto sin mugir ni moverse.

Report_drawing01

La ruta del ovni aparecía en los informes secretos del gobierno australiano

No se entiende a día de hoy las causas de este peculiar comportamiento de la testigo y de hecho, algunos investigadores australianos exponen que aquellos seres pudieron controlar de alguna manera su voluntad para alejarla de la escena. Eileen en aquellos momento se encontró un poco agitada, con electricidad en su cuerpo, esa sensación. Volvió en sí, mientras aquello seguía ahí. Volvió el miedo y como si despertase de un hechizo se fue corriendo a toda velocidad a despertar a su marido que se encontraba plácidamente durmiendo en la casa, ajeno a la aventura de película que estaba protagonizando su mujer. La mujer estaba tan asustada y temblorosa que el marido decidió llamar a la Base Aérea de Woodbourne para informar de lo sucedido.

NewZealand1959_Tech03

La cúpula era vertical y es única en la historia de la ufología

El increíble caso Blendheim estalló a nivel público tras la publicación de un reportaje en el periódico local Nelson Evening y de ahí pasó a convertirse en un mito de la ufología australiana. Decenas de curiosos asaltaron las instalaciones de aquella gente de campo para tratar de observar algún detalle que hubiese pasado inadvertido a todos los investigadores del proceso. Cansados de tanta perturbación de sus vidas, los testigos decidieron no volver a hablar más del tema tras eso, si, dejar para la historia unos detallados planos del inusual objeto que había visto y unos esquemas de los seres ante R.Healy, oficial de operaciones del Ejército de Australia, F. Simpson, un experimentado piloto militar y un misterioso oficial que no llegó a identificarse.

sketch_side

 

El ejército decidió clasificar la historia como Alto Secreto.

La historia termina con incómodas consecuencias una vez más… el ejército llegó a detectar radiación residual en los terrenos de Blendheim en donde había ocurrido el incidente y Eileen encontró manchas de color marrón en su cara que llegaron a acompañarla durante los siguientes seis años. Un incidente extrañísimo en donde un ser humano tuvo varios comportamientos perfectamente definidos: fascinación, miedo, curiosidad, pasotismo y terror.

En ufopolis la hipótesis que barajamos es que en todo momento de la experiencia es más que posible que aquella mujer estuviera bajo el influjo de ese «hechizo», controlando tanto sus movimientos como sus sensaciones. ¿Qué os ha parecido el caso? ¿Qué tipo de estudios realizarían estos seres con aquella mujer? ¿Fue solo un caso más de problemas de mantenimiento de un ovni? Os esperamos en los comentarios y os dejamos otro curioso caso, uno de nuestros preferidos, el del Señor Woljski en Polonia de 1979 en donde también hubo un encuentro en un entorno rural…

Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Esquemas:  Bryan Dickenson, 31 de mayo de 1975.

Fuente y recreaciones 3d: ufoexplorer