¿Vienen los humanos del futuro a fumigarnos?

En este programa vamos a ver uno de los programas más increíbles que hayamos abordado en el canal: uno de los avistamientos OVNI más impresionantes de la antigüedad, ocurrido en la localidad de La Calahorra, en España en donde veremos cómo un pequeño pueblo tuvo un encuentro que sólo puede calificarse como increíble y que tuvo características únicas por el mero hecho de tener elementos que se encuentran en otros casos: estruendos asociados a una posible experimentación con chemtrails, un posible aterrizaje idéntico a un caso desclasificado por el propio ejército español en ocurrido en 1975, visiones desde diferentes puntos de vista corroborando los testimonios y todo narrado desde el punto de vista de un legajo oficial de la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional de la biblioteca de dicha localidad en el edificio conocido como Hospital Tavera.

Espero que el programa sea de vuestro interés.

 

Fuentes:

http://canariasenhora.com/#!/un-ovni-en-galdar

http://diariodeavisos.elespanol.com/2016/10/ejercito-desclasifica-expedientes-ovni-canarias/

https://www.burgosconecta.es/2015/01/01/el-misterio-del-ovni-de-quintanaortuno-aun-sin-esclarecer.html

 

 

El hombre que recibió cuatro galletas de un extraterrestre

Hoy estudiamos el que podría ser el caso más increíble de la historia de la ufología, el incidente simonton, ocurrido en 1961 en Eagle River, Wisconsin, Estados Unidos. Aquí veremos a un inesperado protagonista que tuvo un increíble encuentro en el patio de su vivienda. Lo que pasó antes, durante y después del avistamiento serán los protagonistas de este encuentro sin igual.

 

Espero que os guste este videoprograma.

Alienígenas con máscaras de faraones: casos reales

Vicente Fuentes comenta los interesantes documentos recientemente desclasificados por el gobierno de Nueva Zelanda en donde aparecen menciones a seres extraterrestres con máscaras de faraones y los clásicos grises y narra los dos encuentros ocurridos en la base Holloman, el primero en 1955 con un protagonista de excepción, Dwight Eisenhower, presidente de los EE.UU. por aquel entonces, y el de 1964 en donde también encontramos el descenso de un ovni y el encuentro con este tipo de seres únicos en la historia de la ufología. Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

¿Quién se esconde bajo este símbolo?

Hoy en ufopolis vamos a estudiar una breve noticia que apareció en los medios hace unos años y que no tuvo el seguimiento apropiado. Y es que la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda desclasificó cerca de 2000 páginas con documentos relacionados con incidentes de ovnis y supuestos encuentros con alienígenas. 

Los documentos incluían descripciones de lo más bizarras destacando entre todas ellas, seres del tipo «gris» e incluso criaturas bípedas con máscaras similares a las utilizadas por los faraones de Egipto.

Esta es una de las imágenes que aparecen dentro de los documentos del ejército neozelandés:

18lsk9vvms7h9jpg
La descripción es muy similar a la de los grises de los eventos de abducción./ Foto: Ejército de Nueva Zelanda

También existe un curioso documento datado del año 1981 en donde se aprecia la escritura de un testigo que habría visto diferentes simbologías en el fuselaje externo de un ovni. Este es el documento:

 

18lsk9vvm5400jpg
El documento es una rara avis dentro del material desclasificado por los ejércitos del mundo. Foto: NZ Army.

Pero quizá un objeto volador no identificado y que tendría la misma simbología que otros casos vistos en ufología. Esta es la foto:

18lsk9vvkqmunjpg

Objeto visto por parte de un testigo de un avistamiento ovni./ Foto: Ejército Nueva Zelanda

Podría parecernos extraño pero esta simbología es muy similar a la vista por Lonnie Zamora, un oficial de policía de Nuevo México que presenció un encuentro cercano y el aterrizaje de un OVNI el 24 de abril de 1964 en Socorro, Nuevo México. ¿Qué le pasó?

A eso de las seis menos cuarto de la tarde, el oficial de policía Lonnie Zamora perseguía a un motorista, que circulaba a velocidad excesiva, cuando oyó un ruido y vio una luz en el cielo, aproximadamente a 1,6 km de distancia. Él describe el ruido como un «rugido, no una explosión. No como un jet. Cambió de alta frecuencia de baja frecuencia y luego se detuvo. El rugido, según Zamora duró posiblemente 10 segundos y luego paró. 

El policía pensó que podía tratarse de un depósito de dinamita que hubiera estallado y abandonó la persecución para ir a investigar. A medida que se aproximaba, parecía como si una llama de color naranja-azulado estuviera aterrizando en una colina delante de él. Tenía el sol de cara y no podía verlo bien pero al acercarse y llegar a la colina, Zamora observó un objeto refulgente parado fuera del camino, a unos 183 m de distancia.

images
El mítico avistamiento de Zamora

Cerca de él se veía a dos seres, con monos blancos, que parecieron sorprenderse por la aparición del coche de policía. Pensando que podía tratarse de un vehículo accidentado, Zamora se aproximó con intención de prestar ayuda y comenzó a observar detalles: medía unos cinco metros de largo y llevaba una enseña que no pertenecía a ninguna fuerza aérea conocida, exáctamente la misma que la vista en Nueva Zelanda.

Según el testigo, los seres parecían personas pero posiblemente fueran adultos pequeños o niños. Medían poco y se movían rápido. El testigo en ese momento decide informar por radio que estaba investigando un posible accidente y que saldría del coche y eso hizo, armándose de valor.

Socorro
El objeto es de lo más curioso de la historia de la ufología

Zamora detuvo el vehículo y salió. Pero todo lo que pudo ver fue el objeto despegando ya que presumiblemente los pilotos, alarmados, habrían decidido darse a la fuga. Según parece, el objeto se elevó sobre una columna llameante de color naranja azulado. En cuanto al objeto en sí, Zamora creía poder afirmar que era ovalado, blancuzco y con algún tipo de caracteres escritos en un lado. Pareció entonces como si se enderezara y volara horizontalmente sobre el depósito de dinamita y se alejara campo a través a una asombrosa velocidad. 

«Estaba asustado del rugido», dijo Zamora. «Miré a lo alto y vi al objeto alejarse de mí.».

La inspección del lugar de aterrizaje mostró cuatro claras huellas en la arena y señales de quemaduras en la vegetación. Se hallaron otros rastros en las cercanías, de los que se dijo podían ser «pisadas» de los entes. Y al parecer el bueno de Lonnie no fue el único que lo vio; varios testigos surgieron poco después para reportar el evento de forma idéntica. Hasta hubo informes que confirmaron el avistamiento de la llamarada azul y personas que vieron al policía mientras conducía hacia el lugar donde se produjo el encuentro. ¿Un avistamiento perfecto?

En este contexto, con los ánimos caldeados y los periodistas agobiando al testigo, llegó allí el doctor J. Allen Hynek, que investigó el caso, y comentó algo histórico:

«De todos los encuentros cercanos de tercer orden, éste es el que me parece que sugiere más claramente una nave material y concreta», dijo J. Allen Hynek

 

copyrighted_soc
Los seres parecían estar haciendo labores de mantenimiento

Eso sí, a él igual que a todos, le chocó la ilógica elección del sitio de aterrizaje del OVNI… en medio del desierto. ¿Acaso era una operación de mantenimiento? ¿No les quedó más remedio? En cuestión de horas, la noticia de encuentro de Zamora se multiplicó, como diríamos ahora, de forma viral. Las emisoras de radio locales no paraban de hacer menciones al incidente y en pocos días, los periodistas de la Associated Press y United Press International llegaron a Socorro dándole al caso una cobertura nacional. Allí estaban todos, hasta los miembros del grupo de estudio civil UFO APRO llegó a los dos días, al igual que los funcionarios que representan el Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aérea de los EE.UU. Nadie quería perderse el evento ovni de la década en Estados Unidos.

Lonnie estaba desbordado y trató de hablar con todo el mundo pero el tema se descontroló y acabó huyendo de la prensa. Una auténtica locura.

La arena fundida

El tema se cerró entre acusaciones, pero los científicos de la zona ajenos a la polémica cogieron muestras del terreno en donde supuestamente había aterrizado el objeto. En 1968, el físico y ufólogo James E. McDonald explicó que una mujer llamada Mary G. Mayes afirmó que cuando estaba en la Universidad de Arizona, realizando su doctorado en biología de la radiación, se le había pedido «analizar el material vegetal del lugar de aterrizaje ovni de Socorro». Lo había hecho una agencia privada y tras darles los resultados nunca más volvió a saber de ellos. Al ser entrevistada por McDonald, Mayes informó que ella y otros dos científicos habían trabajado en el estudio de las pruebas materiales del aterrizaje de Socorro, pero no podía recordar los nombres de los otros.

zamora-banner-big
Esquemas originales realizados por Zamora

Según Mayes, sólo le dijeron que eran «muestras frescas» ya quien las había cogido, había examinado el sitio el día después del evento. Bien, pero ¿cuales fueron los resultados? Mayes determinó que las plantas que supuestamente habían sido quemadas por las llamas de los ovnis y estaban «completamente secas«. Mayes también encontró evidencias de radiación, pero no pudo identificar «dos sustancias orgánicas» que determinó de origen «desconocido».

SocorroPhoto
Zamora en el lugar de aterrizaje el increíble ovni

Mayes también informó a McDonald de una parte de las muestras en donde había «arena fundida»,tras adquirir un aspecto vítreo, cerca de donde el objeto había supuestamente aterrizado. Estos gránulos eran más o menos triangulares, y abarcaban un ancho de unos 25 a 30 centímetro, algo que sólo podría haberse producido si hubiese estado en contacto aquella arena con una corriente de aire a altísimas temperaturas.

Velocidad del objeto y aceleración

De acuerdo con las reconstrucciones del acontecimiento a partir de las declaraciones de Zamora, el tiempo que duró su avistamiento no fue mayor de 20 segundos hasta despegar y desaparecer de su vista cerca de Box Canyon, hasta una distancia de unos 6 kilómetros. Suponiendo aceleración constante, estos números se pueden utilizar para estimar la aceleración del objeto, la velocidad media, y velocidad final.

La velocidad media que se le calculó al objeto fue de 1.738 km/hora, con una aceleración de 48 m/s ^ 2, o casi 5 veces la gravedad de la Tierra. 

Estos altos valores descartan muchas explicaciones convencionales, tales como un helicóptero o un globo claramente, e incluso un avión a reacción de alto rendimiento o de propulsión de cohetes ya que todo esto se produjo en el más absoluto de los silencios.

l-r-zamora-chavez-and-ray-4-29-64-sanding-site-1st-tu
Las muestras de arena estaban completamente deshidratadas

El informe final de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, dijo que analizaron el suelo y no encontraron evidencia de propulsores químicos, como era de esperar de un chorro o más motores de cohetes. Además, el objeto oval descrito por Zamora también carecía de alas u otras estructuras externas que pudiesen haber proporcionado algún tipo de fuerza ascensional. Un auténtico misterio.

Secuelas

Lonie Zamora llegó a ser tan cansado del tema que finalmente evitó contactar durante el resto de su vida con cualquier persona que le preguntara a nivel oficial o civil, teniendo que dejar su trabajo. Acabó gestionando una gasolinera en medio del desierto.

La clave de todo este asunto es la aparición de la misma simbología en los casos de de Nueva Zelanda y Estados Unidos. ¿Acaso serían los mismos seres realizando sendas actividades en la superficie de nuestro planeta? Quizá la clave sea encontrar un patrón entre las distintas apariciones con la misma simbología. Seguiremos estudiando estas conexiones…

Si os ha gustado la historia, os recomendamos que veais un vídeo con dos impresionantes casos de humanoides también sorprendentes. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: Diario The Telegraph, Inglaterra

¿Qué ocurrió en el incidente del paso Dyatlov?

Vicente Fuentes describe todos los sucesos ocurridos en 1959 en los Montes Urales, concretamente en un paso de una montaña conocida como Otorten (que significaba según los lugareños «no vayas allí jamás») en unos sucesos que podrían indicar una intervención agresiva del fenómeno ovni. Un auténtico expediente X sin resolver. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

 

¿Es Phoenix la ciudad elegida para el primer contacto extraterrestre?

Vicente Fuentes comenta el primer gran incidente de presentación masiva de ovnis de la historia ocurrido el 13 de marzo de 1997 en Phoenix, Arizona y protagonizado por una serie de increíbles avistamientos de una gigantesca estructura artificial no identificada sobre la mencionada población. Los testigos que lo vieron, sus historias, la asombrosa cantidad de detalles y la aparición posterior en otra ciudad de Estados Unidos del mismo objeto completan una información que podría ser la clave para evaluar el fenómeno desde el punto de vista de un primer intento de contacto visual habida cuenta de que las luces de Phoenix aparecen prácticamente todos los años. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Cuatro encuentros Ovni en Finlandia

Empezamos a descubrir que el fenómeno Ovni, no resulta tan inusual como podríamos haber pensado no hace muchos años pues son muy numerosos los reportes de avistamientos de extraños objetos voladores o cada vez son más los testigos de intrigantes encuentros con estos objetos que se atreven a dar testimonio de aquello que presenciaron. Y es que este tipo de incidentes se dan por todo el planeta sin excepción.

En esta ocasión presentamos cuatro enigmáticos casos de avistamientos de objetos no identificados cuya relación es que todos tienen lugar en uno de los países por los que cruza el círculo polar ártico: Finlandia; y que han sido estudiados por la Asociación Finlandesa de estudios ufológicos.

-La piedra de Kallavesi

Raimo Blomqvist, un residente de la ciudad de Kuopio, al este del país. Se encontraba cerca del lago Kallavesi visitando a sus padres en el año 1964. Una tarde estival observó una extraña luz moviéndose en el cielo que se acercaba hacia él. Al aproximarse, pudo percatarse de que aquella luz en realidad se trataba de un objeto con forma ovalada que resplandecía. El objeto voló sobre el lago y se situó a unos escasos 10 metros de su espectador. No se detuvo mucho y, pasados unos momentos, de pronto, ascendió a gran velocidad en una línea recta vertical hasta perderse entre las nubes dejando caer tras de sí un pequeño objeto en las aguas del lago Kallavesi.

El atónito testigo no se lo pensó dos veces y se dirigió decididamente a buscar aquel misterioso objeto en el agua. Encontró una pequeña piedra de no más de 4cm de largo y en la que se podían distinguir 5 capas diferentes.

Pasaron 11 años hasta que Raimo se decidió a compartir el suceso. Contactó así con varios investigadores a los que permitió estudiar el pequeño objeto que había cuidado durante todos sus años de silencio.

Tras diversos estudios se concluyó que aunque la composición del exótico material se basaba mayoritariamente en el hierro, se encontraron también en pequeñas cantidades un gran número de diversos elementos y que la piedra habría estado sometida durante largo tiempo a temperaturas de entre 650 y 800 ºC. Se descartó la posibilidad de que fuera un fragmento de un meteorito y se indicó que si bien no parecía un material común en la naturaleza, sí guardaba cierta semejanza con materiales formados en zonas con actividad volcánica.

Este último dato, relacionaría este evento en concreto, con la gran cantidad de avistamientos Ovnis que se dan cerca de volcanes por todo el mundo.

Lava Flow, Hawaii Volcanoes National Park, Hawaii, USA
Se dan un gran número de avistamientos de Ovnis cerca de volcanes

-La esfera luminosa de Kuusamo

Cerca de la frontera con Rusia, en la localidad de Kuusamo al Norte del país, en Enero de 1971 tras una oleada de avistamientos Ovnis que se dio en la zona desde el año 1969, un matrimonio: Mauno y Martti Talala, desayunaban tranquilamente en su casa una mañana en la que tenía lugar una fuerte tormenta de nieve que hacía imposible ver incluso a corta distancia.

Observando a través de una de las ventanas, advirtieron como una luz realmente brillante se acercaba a la vivienda. Tenía 10 metros de diámetro y se desplazaba contra el viento; su luz era tan intensa que iluminaba todo a su alrededor en aquellas condiciones climáticas.

La resplandeciente luz avanzó hasta el jardín de la pareja que maravillados a la par que aterrorizados la observaban con cierta dificultad pues el resplandor era tan intenso que casi les cegaba.

El misterioso objeto se dejó ver unos segundos tras los cuales alzó el vuelo y desapareció.

5-ufo-artwork-victor-habbick-visions
¿A qué obedece el comportamiento de estos extraños orbes lumínicos?

-Las siete luminarias de Pori

En la ciudad de Pori, situada al Suroeste de Finlandia, tuvo lugar un avistamiento multitudinario en una base aérea tanto militar como civil.

En abril de 1969, veinte pilotos de la fuerza aérea finesa se encontraban en un entrenamiento militar cuando presenciaron la aparición de siete objetos redondos y luminosos en el cielo que también fueron vistos en los radares de la base.

Uno de los pilotos, Tarmo Tukeva, estaba en el aire en aquel preciso momento por lo que se le ordenó que se acercara a investigar el inusitado fenómeno. Tan pronto se aproximó a las luminarias, éstas se alejaron en dirección Norte a una velocidad imposible que el piloto no fue capaz de seguir. Instantes después, los radares de la ciudad de Vaasa, a 190 kilómetros de distancia, captaron la presencia de los orbes.

Tiempo después, el piloto se atrevió a relatar el suceso en público, apareciendo incluso en el programa de televisión ‘’Visitors from the sky’’ aunque curiosamente, falleció de un ataque al corazón dos semanas después de detallar su encuentro con lo inexplicable en público.

Sugerente caso que resulta ser el único oficialmente aceptado por la Fuerza Aérea de Finlandia como un evento registrado para el que reconocen no tener una explicación.

Foo-Fighters-1944
Este tipo de luminarias recuerdan a las que perseguían aviones durante la II Guerra Mundial

-El ataque de Oulu

En Noviembre de 1976, a las afueras de Oulu, al Norte de Finlandia, dos jóvenes Eero Lammi y Seppo Moilanen junto a su grupo de amigos, fueron testigos de la aparición de dos orbes lumínicos en el cielo de no más de metro y medio de diámetro y a corta distancia de donde se hallaban.

Inconscientemente, los muchachos deciden aproximarse a las resplandecientes esferas hasta que una de ellas, atraviesa con un potente haz de luz a Eero que, inmediatamente cae al suelo desmayado ante la mirada de su amigo Seppo que, cuando miró a su alrededor, se dio cuenta de que las luminarias habían desaparecido.

Al cabo de 5 minutos, Eero recobró la consciencia recordando sin problemas todo el evento, el haz de luz y el intenso dolor que sintió cuando éste lo atravesó.

Interesante la aparición de puntos rojizos en la piel de la zona del pecho de Eero, lugar donde había impactado el haz lumínico, y de una zona enrojecida en la piel de su espalda.

UFO-shutterstock
Estos objetos voladores son vistos por todo el mundo, de las áreas más densamente pobladas a los parajes más remotos del planeta.

No sólo los encuentros con diferentes objetos voladores se repiten una y otra vez sino que parece que también se repiten los mismos detalles cada vez que se sucede un encuentro de este tipo sin importar el lugar o las personas ante las que da la sensación de que el fenómeno decide presentarse conscientemente. Como si tuviera la voluntad de dejarse ver en el momento que juzga más propicio quién sabe con qué fin. Y no sólo se presenta por todo el mundo sino que viene haciéndolo desde la más remota antigüedad.

Un círculo de fuego en el cielo, silencioso, una vara de largo mide su cuerpo y una vara de ancho. Al cabo de unos días estos objetos se volvieron más numerosos, brillando por encima del propio brillo del Sol.

— De una serie de jeroglíficos egipcios en un papiro datado en el reinado de Tutmosis III (1504-1450 AC)

 

El fascinante incidente de Alenquer

Otro fantástico caso el de hoy, en este repaso que hacemos últimamente a los ovnis más espectaculares de las últimas décadas. Vamos a coger nuestra máquina del tiempo y viajemos al 2 de noviembre de 1982 en donde el Capitán Julio Miguel Guerra, miembro del escuadrón 101 de las Fuerzas Aéreas de Portugal se encuentra realizando un entrenamiento de acrobacias aéreas en su avión DHC-1 en la parte central del país. Su dominio del aeroplano le permitía hacer cabriolas preciosas a la vista de cualquier testigo que pudiera contemplarlo. Piruetas en el aire. Esa sensación.

guerra

Julio Miguel Guerra

Sobre las 10.50 horas a una altitud de 1800 metros, Guerra comenzó a sentirse extraño en el interior de su aeronave porque estaba viendo algo raro cerca del suelo. Era otro artefacto volador, pero no tenía alas, ni cola, solo el fuselaje central… y era redondo. Era demasiado raro para ser cualquier artefacto militar portugués así que decidió ir a investigarlo. Guerra giró su avión 180 grados hacia la izquierda para tratar de verlo mejor. Iba hacia el sur así que la maniobra era la correcta. De repente, algo sucedió que no entraba en los cabales de ningún piloto. Aquel objeto ascendió súbitamente 1800 metros en menos de 10 segundos. Al principio el ovni parecía inestable, con oscilaciones pero luego se terminó estabilizando perfectamente quedándose a su altura. Venía a por él.

Drawing_01

Dibujo del increíble objeto realizado por el protagonista.

El artefacto que tenía ante sí el Capitán Guerra parecía ser un disco metálico compuesto por dos partes, como dos platos, uno sobre otro, con una especie de banda en la parte central. El sol se reflejaba en la cúpula. La parte de abajo tenía un tono rojizo que parecía ser rojo oscuro. Era algo que no había visto en su vida, y se movía de manera ágil. Primero lo hizo siguiendo y monitorizando a distancia todos y cada uno de sus movimientos, luego demostró su increíble tecnología realizando una curva elíptica de izquierda a derecha en dirección norte. Luego se quedó ahí quieto observándole desde una posición de poder. Una vez más, siempre a merced del fenómeno.

JulioGuerra_UFO_03_R

El ovni estudiaba a la avioneta en pleno vuelo

Guerra en este caso y al verse indefenso llamó a la Torre de Control de Lisboa y les contó lo sucedido. No era el único que había tenido un encuentro con aquello en pleno vuelo. Había tres o cuatro aviones en el aire que lo habían visto. Algunos incluso hicieron bromas sobre ello con Control Aéreo. Guerra respondió que no sabía cuanto de cerca lo habian visto pero que él lo tenía delante y aquello no era ninguna broma. Podía derribar a su avión en cualquier momento si así lo deseaba.

JulioGuerra_UFO_01_R

El ovni se acercaba y se alejaba. Sus ventanas eran minúsculas

En aquel momento, dos compañeros del Capitán de las Fuerzas Aéreas de nombres Carlos Garces y Antonio Gomes le comunicaron por radio que iban a unirse a él en otros aviones para tratar de identificar al objeto. Aquello ya estaba en todo caso más que identificado. Y no era para nada normal. Allí fueron Garces y Gomes y efectivamente allí se encontraron la escena de la avioneta de su compañero con aquel objeto siguiéndolo pegado a él, haciendo círculos en torno a su avioneta se moviera en la dirección que se moviera.

 

Drawing_03

 

El ovni pasaba entre los dos aviones.

Los compañeros lo veían en la distancia y no se metían entre el ovni y Guerra. Una escena de película. En aquellos momentos pudieron calcular el tamaño de aquel objeto y de hecho observaron cómo en algunas de las órbitas se comenzaba a acercar peligrosamente a la avioneta de Guerra que no sabía en aquellos momentos si descender o ascender. En el vuelo también pudieron ver un enorme agujero de color negro que estaba en la base inferior del ovni. La banda central estaba llena de ventanas, algunas de ellas con luz. El sol brillaba iluminando el objeto y todo era tan extremo y raro que ninguno de los tres sabía qué hacer. Tras diez minutos de observación mutual, Guerra decidió actuar y no ser mera comparsa. Quería interceptar y derribar al objeto. Como éste iba mucho más deprisa que él, comenzó a volar justo hacia la trayectoria del punto final de la órbita elíptica que en aquellos momentos estaba tomando aquello.

 

Drawing_04

El objeto pareció darse cuenta de sus intenciones y voló rápidamente hacia él.

El vuelo de aquel ovni rompió según los tres testigos todas las leyes de la aerodinámica conocida. Ahora se encontraba a solo 5 centímetros de su avioneta. Allí estuvo unos segundos. Quizá para demostrar su poderío. Quizá ya había realizado el estudio que habría venido a realizar con el Capitán Guerra. Sea como fuere, el incidente terminó porque el ovni descendió súbitamente en una fracción de segundo y se dirigió hacia las montañas de Sintra en dirección al mar.

Tras aterrizar el habitual infierno de los pilotos que se encuentran con ovnis. De forma independiente fueron interrogados y sus aviones fueron confiscados para realizarles exhaustivos análisis por parte del Ejército del Aire Portugués. Un poco después el General José Lemos Ferreira, Comandante en Jefe de las Fuerzas aéreas autorizó la difusión tanto de las grabaciones de los pilotos como de los esquemas y dibujos realizados por los pilotos para su estudio por parte de científicos y expertos en el tema ovni.  Gracias a ellos podemos leer este reportaje.

JulioGuerra_UFO_02_R

El excepcional encuentro de Alenquer, uno de los más curiosos de la historia

En 1984, dos años después del incidente, se produjo una reunión de 30 investigadores y científicos de diversas ramas en la ciudad de Oporto en donde se certificó en un informe de 170 páginas que el ovni llegó a adquirir una velocidad ascensional de 500 kilómetros por hora y que la rotación alrededor de la avioneta del Capitán Guerra había rondado los 2500 km/h. Asombroso. Los investigadores jamás hallaron ningún tipo de explicación que pudiera explicar este increíble caso, quedando como un auténtico Expediente X en la historia del fenómeno en Europa.

JulioGuerra_UFO_Tech01

El objeto era más pequeño que la avioneta y quizá estuviese teledirigido.

JulioGuerra_UFO_Tech02

 

Planta y alzado del ovni

Si os ha gustado la entrada también podéis ver el increíble caso de los ovnis de Kapustin Yar en Rusia, en un lugar en donde el ejército ruso supuestamente guardaría en secreto objetos como el de este fantástico caso. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

El mitico ovni de madrid de 1968

Era un día más en el madrid yeyé de finales de los años 60 aquel jueves 5 de septiembre de 1968. La gente volvía de sus trabajos a las 6 de la tarde en un atardecer precioso de esos que tanto gusta ver a curiosos y paseantes desde el templo de Debod. La normalidad en la vida de la gran capital de pronto se vio interrumpida cuando un objeto volador no identificado apareció sobrevolando la zona más céntrica de la ciudad. Tenía forma piramidal aunque los primeros curiosos afirmaron que aquello presentaba más de una forma. Estaba estático y tenía su propia luz. Nadie sabía qué era aquello y los corrillos vecinales comenzaron con sus chanzas y habladurías.

triangular

El singular objeto fotografiado por un testigo

Era imposible retirar la vista del cielo ante lo que estaba ocurriendo, ante lo imposible. El asombro del gentío comienza a hacer sus estragos y en el broadway español, la madrileña calle Gran Vía, comienza a formarse uno de esos tan temidos atascos. La gente está bajándose de sus coches como en las películas de Spielberg. Aquello está ahí y es evidente que no se va a marchar en un buen rato.

06091968

Recorte de periódico del histórico día

–Es un globo.

–No. Es un satélite.

–Se mueve.

–No. Está quieto.

–¿No me dirás que crees en los platillos volantes?

–No. Solo creo en lo que veo.

Ese tipo de comentarios aparecían con profusión en tabernas, bares, calles y plazas, con emoción y algo de guasa y desconcierto. En las oficinas del diario ABC que daba al Paseo de la Castellana también se veía, y vaya, parece que se veía bien. Carreras a los balcones y a los ventanales. Nadie quería perdérselo.

ovni-abc-madrid--644x362

Recorte del periódico ABC del día siguiente

Según explicaron las crónicas de aquella época, «los vientos de la troposfera superior y la baja estratosfera soplaban del este y del sureste respectivamente, mientras que el objeto parecía desplazarse lentamente hasta el sureste.» Esto, evidentemente hacía suponer que el objeto tenía un «movimiento propio, se movía contra el viento», explicaba el redactor de ABC en su crónica.

«Indudablemente se trata de un ovni», declaraba entonces un portavoz del Observatorio de Meteorología, ante las preguntas de los primeros redactores que quemaron las líneas telefónicas de sus vetustas oficinas.

Recordamos que estamos en pleno régimen de Franco y que aquello desde luego era una alteración en toda regla de la soberanía aérea de la capital. Algo, por supuesto no muy del agrado del infame mandamás. La polémica estaba servida, porque el portavoz del mencionado Observatorio expuso que aquello no se trataba en ningún caso ni de un globo meteorológico, ni de ningún globo cautivo experimental, ya que los sondeos realizados desde el aeropuerto de Barajas no lo habían detectado. Debería haber dado eco en el radar primario y ni rastro. Tampoco dejó una señal visible para los aparatos de la base americana de Torrejón de Ardoz y ni siquiera las instalaciones de la NASA en Robledo de Chavela consiguieron precisar qué estaba violando el espacio aéreo de Madrid en aquel día. El radar de Paracuellos del Jarama tampoco lo captaba. Pero estaba ahí, a la vista de todos, moviéndose a contracorriente. Desafiando a la lógica.

Aquel objeto se veía más que bien y comenzaron a percibirse más detalles. Parecía tener una serie de puntos de luz en su fuselaje. Habladurías, preguntas al aire, y cierto desasosiego, el mismo que parecía invadir a la cúpula militar del ejército español que mandó ejecutar inmediatamente una operación de Scramble para interceptar al objeto. Y dicho y en 15 minutos, hecho. Un reactor F-104 despegó de la base de Torrejón con la misiva de interceptar e informar de aquel visitante imposible. Había que cogerlo antes de que se fuera.

F104C8-02104-12yC8-04161-14

Modelo del reactor F-104 protagonista de la persecución

El objeto estuvo visible a media altura durante 65 minutos. Colegios, monasterios, instituciones científicas y ciudadanos curiosos todos con telescopios y prismáticos. El colapso circulatorio del centro comenzó a invadir calles aledañas. Un escenario de ciencia ficción.

Entre tanto, el caza F-104 comenzó a acercarse a toda velocidad al objeto, que había subido mucho, quizá en preparación ante lo que estaba por venir. Cuando el reactor llegó a los 15.000 metros, el piloto comunicó a la torre de control que cuando más subía él, más rápido lo hacía el ovni, es decir, que mostraba un comportamiento inteligente. Y evasivo. No quería confrontaciones. A aquel piloto se le agotó el combustible y tuvo que regresar a la base tras una alucinante experiencia de persecución, pero lo curioso fue que hubo otro avión comercial que volaba a unos 11.000 metros que también lo vio y éste sí consiguió verlo bien.

bc57a71dd93b6c849af149446b73750b

Fotografía del extraño cuerpo

Abajo, en las pantallas de radar de Torrejón comenzaron a aparecer lecturas en el radar (por fin, añado) pero aquello fue casi peor. El objeto estaba volando ni más ni menos que a 30.000 metros, algo imposible para un objeto manufacturado por el hombre que mostrase esos movimientos tan controlados, tan lentos, tan pausados.

«Su forma -afirmaron desde el observatorio- es triangular. A primera vista parece sólido por una de sus caras, aunque resulta traslúcido por otros lados.»

Minutos más tarde, sobre las ocho, el objeto se movía para perderse definitivamente hacia la Casa de Campo, una inmensa zona boscosa situada muy cerca de la capital.

NRiclNFn0GE

 

Nota desclasificada por parte del Ejército del Aire

Todo aquello fue una auténtica locura enmarcada en otra locura aún mayor. En aquel año del señor de 1968, la oficina de prensa del Ministerio del Aire Español (recomendamos encarecidamente ir a ver las carpetas desclasificadas a disposición del público en su biblioteca), hizo pública una surreal nota de prensa en la que solicitaba a cuantos ciudadanos pudieran ser testigos de uno de estos objetos, lo comunicara al correspondiente Sector Aéreo. Estaban preocupados por lo que estaba pasando y de hecho, estaban reconociendo de forma indirecta la presencia de ovnis en la península ibérica.

A día de hoy el misterio de lo que ocurrió aquel día aún reside en la memoria de los habitantes de la capital que tienen ese incidente como una anécdota graciosa, quizá como un día extraño o memorable tocado por el misterio.

Y vosotros, ¿alguna vez habéis presenciado algo así? ¡Os esperamos en los comentarios!

UFO CRASH: ¿Se ha estrellado un ovni en Canadá?

11008416_10204189621077507_7520036338103724911_nd

 

El pasado 22 de Febrero se dieron reportes de la caída de un posible objeto volador no identificado en la Reserva Jackhead, en Manitoba, en el lago Winnipeg, quedando la zona cortada por parte de las fuerzas armadas de Canadá, alegando su portavoz que son solo «ejercicios militares». La información aún está muy reciente y hay que confirmar muchos detalles, pero diferentes testigos presenciales aseguran haber visto un objeto con forma de disco estrellándose en dicho lago, actualmente congelado.

Actualización:

Vídeo comentando el caso con la misma información de este post:

 

Lo interesante del tema ha sido tanto la difusión de la información a través de las redes sociales (se asegura que hasta ocho marineros llegaron a ser testigos del suceso) como la rápida reacción de las fuerzas aéreas a través de su portavoz asegurando que son solo ejercicios militares). A día de hoy los testimonios aseguran que un contingente de más de 150 militares estaría tratando de sacar al objeto del agua. Veamos los datos:

 

1. Este es el lugar en donde ha ocurrido el incidente, en una región boscosa de Manitoba.

 

map-canada-manitoba_rr4rt64t3

 

2. Los reportes comenzaron a aparecer durante la noche del miércoles 18 de febrero afirmando la existencia de diferentes luces no identificadas flotando sobre el lago. Un usuario de facebook llamado Brent Mancheese expuso que el ejército canadiense había dispuesto un gran contingente militar en la frontera norte del lago, amenazando a todos aquellos que quisieran fotografiar la zona del incidente, en un lugar en donde comenzaron a aparecer los primeros curiosos. Los ocho testigos no quisieron asegurar ante las cámaras, ni confirmar, ni desmentir la posibilidad de que realmente aquello fuese un accidente de avión.

 

Lo cierto es que en las páginas web de información de Manitoba, Canadá no se informa de la falta de ningún piloto, ni militar ni comercial, ni de pequeñas avionetas que hubiera tenido algún tipo de percance en esa zona. Hay algunas fotografías algo difusas y tomadas casi a la carrera en donde se muestran diferentes transportes militares llegando a la zona. Esta es la toma.

trucks-at-lake

3. Cabe preguntarse por supuesto, si en un mundo tan lleno de cámaras como el de ahora, nadie hubiese podido grabar absolutamente nada. Teniendo en cuenta que la zona es remota, Mancheese expone que la única persona que habría tenido algún tipo de prueba fotográfica estaría en estos momentos detenida por los militares canadienses.

4. Por otra parte y de acuerdo con Paul Davies, oficial de comandancia del Grupo de Batallones numero 38 del ejército de Canadá, estaríamos ante un ejercicio secreto que involucraría a los citados 150 militares en el marco del Exercise Arctic Bison 2015, un programa de entrenamiento para saber reaccionar en situaciones de emergencias en ambientes extremos. Esta es una fotografía tomada de esos ejercicios.

exercise-arctic-bison-2015

Lo curioso viene cuando analizamos las siguientes declaraciones de Davies, que suenan bastante increíbles porque asegura que el ejercicio se basaría en «medir las posibilidades y capacidades de despegue de un aeroplano en el hielo». Esto ha hecho sospechar en diversos foros sobre una posible cortina de humo para tapar un incidente mayor.

Según Davies, » Desde la distancia puede haber parecido que iba hacia arriba en el aire, pero no fue así. ‘ ‘. Esto no ha hecho más que alimentar las sospechas porque no suelen ser muy habituales los despegues desde el hielo. Además, los testigos hablaban de algo que caía, no que despegaba. Como mínimo, contradictorio.

En twitter diferentes usuarios han comenzado a compartir algunas tomas de diferentes camiones y material militar que seguiría llegando. Según el gobierno canadiense, el ejercicio terminaría este domingo día 1.

 

jackhead-ufo-sighting-on-twitter-facebook

 

 

Por el momento, la red es un hervidero de historias y fotografías. Una de ellas ha aparecido como una captura de pantalla de una comunicación con un programa de mensajería instantánea pero no podemos confirmar su verosimilitud. La toma, eso sí, habría aparecido en la red cómo mínimo hace seis días. En ella se expone que el receptor no debía informar a nadie del tema.

 

11008416_10204189621077507_7520036338103724911_n

Fuentes: http://www.disclose.tv/news/SOMETHING_Has_Landed_In_Canada_And_MILITARY_Has_It_Surrounded/114524#ixzz3StE1Plye

 http://www.cbc.ca/news/canada/manitoba/ufo-near-jackhead-it-s-actually-a-plane-says-military-1.2963994?cmp=rss

Estaremos a la espera de más noticias, tweets y reportes de la zona, pero esto nos suena, ya estuvimos tratando otro incidente similar en Shag Harbour, Canadá, en Octubre de 1967. Este es el caso:

 

 

 

Investigación: Vicente Fuentes

Ufopolis.com 2015.