Tomas falsas de la entrevista de Vicente Fuentes en Madrid

Estas son las tomas falsas de la entrevista que hice en la calle al director Alan Stivelman en Madrid. La verdad es que fueron surrealistas 🙂 Espero que las disfrutéis.

La gran presentación extraterrestre de la antigüedad

¿Fuimos visitados por extraterrestres en la antigüedad? ¿Por qué aparecen las mismas extrañas figuras representadas en pinturas rupestres por todo el planeta?

Nos sumergimos en el asombroso descubrimiento de las pinturas de las cuevas de Bastar en la India en las que aparecen unos seres inquietantes al lado de seres humanos.

¿Qué eran? ¿Por qué los pintaron? ¿Cuál es su relación con los Wandjina o los seres representados en Horshoe Canyon?

No te pierdas el videoprograma…

Los illuminati y el primer contacto extraterrestre

El hombre siempre se pregunta si está solo en el universo pero ¿qué pasaría si hubiese una respuesta? ¿Nos enteraríamos? ¿Quién determinaría la acción que llevarían a cabo los militares y quién tomaría las decisiones finales teniendo en cuenta que nuestro mundo está dividido en naciones?

En este programa vamos a estudiar este interesantísimo tema que expone la posibilidad de que un gobierno secreto que teje los hilos de nuestro mundo fuese el último responsable de las acciones a tomar en este caso.

Espero que el programa sea de vuestro agrado

Ufopolis.com

Los increíbles casos de astronautas que vieron «ángeles» en el espacio

¿Sería posible que algunos seres iconográficos de las religiones más grandes del planeta se hubieran manifestado ante las primeras civilizaciones? ¿Los relatos y descripciones que han sobrevivido al devenir del tiempo hasta llegar hasta nosotros habrían estado basados en encuentros con estos seres? ¿Qué pasaría si estos seres se presentaran ahora?

La humanidad viene presenciando interesantes encuentros con figuras desconocidas en el espacio desde los inicios del viaje espacial y son muchos los cosmonautas de diferentes nacionalidades que han relatado algún misterioso encuentro en la órbita de nuestro planeta, lo que sería indicativo de que seguramente habría muchos más encuentros cuya información no haya trascendido ya que hacerlas públicas significaría para estas personas con asombrosos credenciales y reputación, como son los astronautas, comprometer con su testimonio su credibilidad, su carrera profesional y hasta generaría dudas acerca de su salud mental. Sin embargo son varias las personas que han viajado más allá del planeta las que manifiestan su convicción en que la Tierra está teniendo contacto con otro tipo de inteligencias.

astronaut
Pese al enorme secretismo que envuelve a los avistamientos en esta profesión son muchos los astronautas que han contado sorprendentes encuentros en el espacio.

Entre este grupo de cosmonautas que se han decidido a narrar situaciones imposibles se encuentra un grupo de nacionalidad rusa que estuvo orbitando la Tierra en la estación espacial Salyut 7 hacia el final de la guerra fría mientras el resto del mundo se concentraba en el terrible temor de que una guerra con armas nucleares podía desencadenarse en cualquier momento de aquella tensión.

En la carrera espacial la unión soviética fue capaz de situar exitosamente varias estaciones espaciales en la órbita terrestre en lo que fue conocido como el programa Salyut. La estación Salyut 7 fue la última de este programa y la más avanzada del mismo, presentando varias y sustanciales mejoras con respecto a las estaciones predecesoras. Fue lanzada en Abril de 1982 y en ella se realizaron un total de 12 misiones tripuladas.

Durante dos de estas misiones tuvieron lugar unos sobrecogedores avistamientos que cambiarían por completo la visión de la realidad de la tripulación y que se posicionarían como unos de los encuentros más extraños de toda la historia espacial de la humanidad.

salyut 7
La estación Salyut 7 mejoró el sistema estructural de las estaciones rusas ya que se implantó un sistema modular en contraposición con las versiones predecesoras más monolíticas.

El primer evento tuvo lugar el 12 de julio de 1984 cuando los tres tripulantes de la estación: los astronautas Vladimir Solovyov , Leonid Kizin, y el cardiólogo Oleg Atkov se encontraban orgullosamente en su día 155 en órbita. Mientras realizaban una serie de experimentos médicos se percataron de que una especie de nube de color anaranjado y brillante comenzaba a rodear la estación mientras los sistemas comenzaban a fallar.

Inmediatamente pensaron que el resplandor anaranjado debía de corresponder a un fuego en la estación y bajo la preocupación de los peligros que un incidente de este tipo representan para sus vidas en el espacio se apresuraron hacia las pequeñas ventanas circulares para identificar su localización. En lugar de un fuego, los tres astronautas se vieron cegados por la intensa luz que atravesaba las ventanas hacia el interior de la estancia.

Mientras la visión de los camaradas rusos se ajustaba al cambio de intensidad lumínica pudieron hablar con el control de tierra para transmitirles que toda la estación estaba rodeada de una especie de niebla luminiscente y al volver a asomarse por las ventanas vieron lo imposible. Ante la estación de situaban 7 humanoides alados de tamaño colosal que resplandecían y flotaban en mitad del vacío del espacio.

angelic-beings-astronaut
El avistamiento fue tan espectacular que dejó a los astronautas sin palabras.

Según describieron los testigos, estos enormes entes tenían un aspecto casi humano y les miraban fijamente con una expresión de profunda paz en sus rostros y calma. Calcularon tomando como referencia la propia estación, que estos ángeles debían de medir entre 24 y 25 metros de alto y la envergadura de sus alas desplegadas sería comparable a la de un avión. Pudieron observar a estas criaturas durante aproximadamente 10 minutos con completa perplejidad tras lo cual simplemente se desvanecieron sin dejar rastro alguno. Según las palabras de uno de los cosmonautas:

‘’Lo que vimos fueron siete figuras gigantes con forma humana, pero con alas y halos como neblina como en las descripciones clásicas de los ángeles’’.

La desconcertada tripulación volvió a quedarse entonces sola en el inmenso y oscuro espacio tratando de dar sentido a la visión que acababan de compartir. Concluyeron, después de debatir, que debieron de haber experimentado alguna suerte de alucinación derivada del extenso tiempo en el espacio que llevaban acumulado y acordaron no dar mayor importancia al incidente.

Pero 5 días después, el 17 de julio de aquel mismo año, la estación recibió a la Soyuz T-12 y a sus ocupantes: el Comandante Vladimir Dzhanibekov, y los astronautas Igor Volk y Svetlana Savitskaya, la segunda mujer astronauta.

Svetlana-Savitskaya-1
Savitskaya se convirtió oficialmente en la primera mujer que realizó un paseo espacial.

Una de las misiones que se destinó a este nuevo grupo fue la de convertir a Savitskaya en la primera mujer en realizar un paseo espacial ya que la NASA había manifestado su intención de hacer lo mismo. Los soviéticos quisieron adelantarse y se apuntaron una victoria sobre los americanos el 25 de julio cuando la cosmonauta realizó un viaje de casi 4 horas de EVA (Actividad Extra Vehicular).

Algunos días después de la satisfacción y demostración de capacidades tecnológicas soviéticas el resplandor anaranjado que los tres astronautas presenciaron la primera vez volvió a envolver la estación, esta vez con seis ocupantes en su interior y, de nuevo, trajo consigo a las gigantescas criaturas aladas que flotaban cerca de la estación. Otra vez, mirando fijamente a los asombrados rusos en su última aparición.

‘’Resplandecían y verdaderamente era sobrecogedor. Había una gran luz naranja y a través de ella, pudimos ver las figuras de siete ángeles. Sonreían como si compartieran un glorioso secreto, pero al cabo de unos minutos, se habían ido, y nunca más los volvimos a ver. ’’

images (3)
El grupo de astronautas que protagonizó los encuentros

Tras este segundo encuentro que presenciaron también los nuevos habitantes de la estación quedaba descartada la teoría de que una larga estancia en el espacio hubiera generado un evento de alucinación en 6 personas que tuvieron exactamente la misma visión. Resulta muy dudoso que dos o más personas puedan experimentar la misma alucinación visual.

El incidente se reportó al control de Tierra, y una vez los astronautas se hubieron encontrado en tierra al término de la misión, fueron sometidos a una ingente cantidad de exámenes médicos físicos y psicológicos en los que no se encontró nada anormal en ninguno de los cosmonautas.

El grupo de eminentes personas de ciencia, doctores, pilotos e ingenieros se decidieron a relatar su experiencia y a comprometer seriamente sus carreras profesionales poniendo en riesgo su reputación. La narración del asombroso encuentro apareció en varios periódicos de todo el mundo y la noticia de que unos astronautas rusos habían tenido un encuentro con unos seres alados en el espacio llenó las páginas de la prensa de aquellos días. ¿Estuvieron en presencia de extraterrestres o de alguna entidad sobrenatural?

recorte prensa
Recorte de presa en el que se difunde la noticia

Por supuesto estos encuentros generan una vasta cantidad de preguntas que van desde el campo biológico al metafísico: ¿cuál es la naturaleza de estas entidades?, ¿son los mensajeros de Dios como se establece en las religiones abrahámicas o son las manifestaciones corpóreas de una raza extraterrestre que lleva interviniendo el destino de la humanidad desde los albores de la misma?, ¿por qué decidieron presentarse ante esas personas en concreto?, ¿influye el subconsciente del propio testigo cuando experimenta un encuentro con este fenómeno en lo que ve?

Serias preguntas que de momento quedan sin respuesta. Tal vez aquellos astronautas tuvieron un encuentro con entidades etéreas y sobrenaturales que quisieron dejarse ver o tal vez se hallaron ante la presencia de algunos de esos seres que se presentaron ante los antiguos semitas o con una raza extraterrestre que lleva observando a la humanidad desde hace milenios. Lo único que podemos saber es que los testigos estaban absolutamente convencidos de lo que vieron hasta tal punto que aun poniendo todo en riego, se decidieron a compartir su visión con el resto del mundo.

Si os ha gustado la entrada os invitamos a ver el vídeo que hicimos sobre las extrañas señales en cruz vistas en los últimos años en los cielos y con el que tratamos el tema de los misteriosos avistamientos de ovnis haciendo chemtrails a gran altura. Esperamos que sean de su agrado.

 

Los asombrosos extraterrestres de Tbilisi

Resulta fascinante la gran cantidad de aspectos con los que este atrayente fenómeno se presenta siempre ante su sorprendido público. Cada nueva máscara se antoja más increíble que la anterior pero sin importar cuántas de ellas se hayan manifestado ya, constantemente aparece una todavía más singular. Una de estas manifestaciones son los incontables casos que se dan por todo el mundo, desde hace décadas, de encuentros con seres inauditos de formas imposibles y diversas teorías parecen indicar que existen puntos geográficos que por algún desconocido motivo resultan ser más proclives a favorecer estos encuentros con lo absurdo.

Un digno aspirante al título de alzarse como uno de estos lugares misteriosos y convenientes para encontrarse con algún pintoresco visitante pudiera ser el caucásico país de Georgia. Esta frontera entre Europa y Asia, concretamente la zona de Tbilisi, ha resultado ser el escenario perfecto para tenebrosos encuentros entre sus habitantes y seres imposibles.

tbilisi
Vista de la localidad cerca de donde tienen lugar los encuentros descritos

Uno de estos encuentros data del año 1978. Una noche del mes de Febrero el capitán Avtandil Bukhrashvili se despertó contrariado por un fuerte dolor de muelas, al levantarse de la cama se percató de un brillo inusual que iluminaba su habitación desde la ventana. Al acercarse al vidrio pudo observar perfectamente un gran objeto luminoso surcando los cielos hasta desaparecer tras unas montañas cercanas. Tremendamente sorprendido, no tardó en salir al porche con la esperanza de poder ver aquel objeto mejor pero inmediatamente después de que saliera de su casa se encontró con dos enormes figuras negras que descendían desde las alturas justo hasta donde él se encontraba. Consternado, en un principio pensó que debían de ser pájaros pero las siluetas no parecían tener alas.

Poco a poco, las oscuras figuras descendieron sobre el porche del asombrado capitán que pudo apreciar, ya en proximidad, que se encontraba ante dos humanoides de dos metros de estatura, que vestían ajustados monos de color negro y que cubrían sus cabezas con cascos. De cada uno de estos cascos, partían dos esferas que colgaban a los lados de sus cabezas, asimismo tenían una apertura en la zona de los ojos que dejaban apreciar unos enormes ojos ofídicos carentes de pestañas.

tblisi georgia
Retrato de los extraños humanoides

De pronto, y sin poder salir de su asombro, el capitán georgiano se vio manteniendo una conversación telepática con estos dos tenebrosos seres en la cual, educadamente, declinó la oferta que le hicieron para acompañarles en un perfecto y refinado georgiano aduciendo que por los problemas cardíacos que padecía no creía poder realizar tal viaje.

La respuesta de uno de los dos viajeros fue la de mostrarle una píldora e instarle a que la ingiriese. El capitán rehusó en varias ocasiones pero no pudo resistir ante la insistencia de aquel ser que finalmente consiguió lo que pretendía del capitán. Acto seguido, el georgiano comienza a escuchar un sonido molesto y agudo mientras que ambos humanoides se vuelven a alzar en vuelo dirigiéndose hacia las montañas.

Posiblemente, el capitán hubiera experimentado un episodio de abducción ya que nunca llegó a obtener ningún recuerdo entre ese momento y el levantarse a la mañana siguiente en su cama sin recordar cómo había llegado hasta allí.

humanoides flotantes
Cada vez se reportan más casos en los que aparecen figuras humanoides voladoras

Otro interesante caso sucedió también en el mes de febrero pero más adelante en el tiempo, en el año 1991 también en la misma localidad y fue documentado por el diario ‘’El Heraldo de Georgia’’ en su edición del 6 de febrero, 3 días después del incidente.

La protagonista fue Irina Adamashvili, una periodista que aquella noche se encontraba en las montañas que circundan la localidad. De pronto y apareciendo de la nada encuentra ante sí a un enorme humanoide de gigantesca estatura (entre 3 y 4 metros) situado en la ladera de una de las colinas adyacentes. La figura era deslumbrantemente blanca y parecía vestir ropajes que emitían su propio brillo. El contacto fue breve, la testigo presenció cómo aquel ser se deslizó con gran facilidad y presteza a lo largo de la pendiente dando grandes y desproporcionados pasos hasta que se perdió tras otra colina.

Otro desconcertante encuentro se dio en la misma área en julio de 1989. La noche del día 4 David D. se encontraba conduciendo. No iba sólo en su coche, le acompañaba una conocida a la que iba a acercar a su casa. Sin previo aviso, el agua del coche comienza a hervir y se ven forzados a detener el vehículo. David se bajó del coche y llenó de nuevo el tanque de agua del radiador pero cuando volvió a su asiento se encontró con la sorpresa de que su compañera había desaparecido. Sin saber qué había podido pasar, vuelve a poner en marcha el coche y comienza a conducir tratando sin éxito de dar con la chica.

GeorgiaContact1
Esquema de la nave según descripción del testigo

No se había alejado mucho del lugar donde el automóvil había comenzado a dar problemas cuando de pronto el motor se detiene por completo. David sin poder hacer otra cosa, retiró el coche de la vía y comenzó a caminar en dirección a la población más cercana. No se distanció del coche ni 200 metros cuando vio posado en el lado izquierdo de la carretera un platillo volante. El objeto tenía entre 15 y 20 metros de diámetro y de él partían luces de varios colores así como una escalinata en la parte inferior. Al lado de la nave se alzaban 3 humanoides de casi 3 metros de estatura. Todos vestidos con un traje de una sola pieza, botas y de grandes ojos negros.

Uno de los seres se aproximó a David y comenzó a hablarle en una extraña lengua que el testigo no pudo entender ni reconocer. El ente debió de darse cuenta de que no podía establecer comunicación con su interlocutor porque inmediatamente realizó un segundo intento, esta vez acertado, en ruso. En la conversación que mantuvieron, informaron al testigo de que no era la primera vez que estaban en el planeta pero que sólo venían cuando era estrictamente necesario; también hizo mención a la ‘’primitiva tecnología terrestre’’.

GeorgiaContact2
Retrato de uno de los humanoides según descripción del testigo

Mientras conversaban, David sintió un repentino calor tras de sí y al darse la vuelta descubrió que otro de aquellos seres se encontraba a su espalda midiendo su estatura. Tras esto, los humanoides invitaron al georgiano a internarse en la nave donde le estudiaron y le permitieron ver el interior de su cuerpo con total nitidez en una pantalla y una vez concluidos los exámenes le dieron permiso para marcharse. David, preocupado, les comunicó que su coche no funcionaba a lo que uno de los visitantes le respondió que eso no debía de ser motivo de preocupación.

El testigo bajó de la nave y la vio partir. Inmediatamente después de que el objeto se hubo marchado el coche comenzó a funcionar con total normalidad.

Estos tres interesantes casos, entre otras características, tienen en común que todos tienen lugar en una misma zona del planeta. La razón de que se den ciertos puntos en el globo que acogen este tipo de situaciones se antoja desconocida, si bien, la localización en la que tienen lugar estos eventos parece a priori un factor determinante en la manifestación de los mismos. Extraños encuentros con diferentes seres imposibles ¿Por qué deciden aparecer en determinados lugares?

Si os ha gustado el artículo os invitamos a ver el siguiente videoprograma en el que tenemos también asombrosos humanoides dignos de estudio. Esperamos que sea de su agrado:

Ufopolis.com 2016

 

El hombre que se curó tras ser iluminado por un ovni

Vicente Fuentes narra el inquietante incidente ocurrido el 1 de noviembre de 1968 en el sureste de Francia y protagonizado por un doctor en medicina que observó una serie de movimientos asombrosos protagonizados por dos ovnis en un incidente único en la historia de la ufología. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2016
 

 

La profecía de la última zona habitable de la tierra del ser de Gárdena

Vicente Fuentes comenta el espectacular caso de Walter Rizzi ocurrido en la localidad de Bolzano en 1968 en donde un testigo se encontró con un extraordinario encuentro del tercer tipo y con una curiosa información por parte de un humanoide…

Esperamos que el programa sea de su interés.


 

Contacto con el director artístico de este programa:
Iratxo Izar de la Fuente: iratxoizar@hotmail.es

Ufopolis.com 2016

La increíble invasión de infiltrados alienígenas del sur de España

¿Qué pasó antes y después de Conil? Seguimos estudiando los asombrosos misterios que rodearon aquel incidente con otros 7 casos de infiltrados extraterrestres absolutamente fascinantes y dignos de la ciencia ficción. Aquí tenemos un programa hecho con todo el mimo del mundo con toque retro y sugerentes humanoides…
Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Una inquietante transformación de dos extraterrestres en seres humanos

Hoy tenemos programa especial… con toque retro y ochentero, como los que se hacían antaño. Estudiaremos el impresionante caso Conil, en el que unos chicos de Cadiz observaron la transformación de dos entidades extraterrestres en dos seres humanos. Las intrigas que rodearon el caso, las sensaciones de los testigos y la asombrosa escena que se vivió a finales de septiembre de 1989 serán los protagonistas de este programa confeccionado según los cánones de la época. Esperamos que el programa sea de su agrado.


 

Ufopolis.com 2015

El inquietante monstruo de Flatwoods

En el marco de los diferentes encuentros con seres de otros mundos que relatan infinidad de testigos de diferentes lugares y épocas existen algunos que especialmente desafían no sólo nuestra concepción de la realidad y de nuestro lugar en ella, sino que representan una batalla contra nuestro entendimiento remarcando con su presencia la diversidad de formas en las que este misterioso fenómeno es capaz de manifestarse y nos demuestra, de manera surrealista, lo lejos que nos encontramos de conocer la verdad que existe tras estos enigmáticos encuentros.

Uno de estos casos, tan impactante e imposible que haría cuestionarse su cordura a cualquiera que hubiera tenido la oportunidad de presenciarlo, es el conocido como el caso del ‘’monstruo de Flatwoods’’.

Este interesante encuentro con lo desconocido tiene lugar el día 12 de Septiembre del año 1952. Dentro de Virginia occidental, en la pequeña ciudad de Flatwoods localizada en el condado de Braxton.

Aquí es donde 3 chicos, con edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, juegan tranquilamente al fútbol cerca de su escuela hacia las 7 de la tarde. Dos de ellos son hermanos, Fred y Eddie May, el tercer compañero responde al nombre de Tommy Hyer.

flatwoods_witnesses
Fotografía de los testigos del encuentro

De pronto ven algo raro en el cielo, un inusual objeto rojo y brillante. Está a punto de caer la noche, pero todavía queda algo de tiempo de luz.

El objeto con forma de disco vuela dejando una pequeña estela de chispas a su paso. Parece que se tambalea y lentamente se posa sobre la cima de una colina, entre los árboles, no a mucha distancia de donde los chicos se hallan.

No podía ser de otro modo: los chicos sucumben ante la curiosidad y ante la alerta de que pueda tratarse de una emergencia. Deciden acercarse al lugar donde han visto aterrizar a aquel objeto para verlo mejor.

En su ruta, se detienen en casa de los May, donde dan la voz de alarma y, muy excitados, los dos hermanos explican a su madre lo que acababan de presenciar y su intención de personarse en el lugar del incidente. Así, vuelven a ponerse en marcha hacia la colina; ahora acompañados por un adulto, por un joven de 17 años llamado Eugeen Lemon, miembro de la guardia nacional, el perro de éste y 2 chicos más: Neil Nunley y Ronnie Shaver que también habían visto, poco antes, el extraño objeto en el cielo.

braxton newspaper
Uno de los muchos artículos que inundaron la presa acerca del incidente

A medida que el grupo se acerca al punto de destino el ambiente perceptiblemente se va enrareciendo y llenando de una densa niebla nocturna en un detalle ya más que común a muchos casos de encuentros con este tipo de seres. El aire, a su vez, comienza a viciarse con un fuerte y desagradable olor. En este momento, aparece en el grupo una sensación de ardor en ojos y nariz al respirar.

Súbitamente el perro que acompaña al grupo aprieta el paso y se adelanta dejando a sus compañeros atrás. No pasa mucho tiempo hasta que comienzan a oírse unos ladridos nerviosos y el animal vuelve corriendo, tremendamente asustado y con el rabo entre las piernas. Desde luego, un indicio nada alentador de lo que van a encontrarse.

Por fin llegan a lo alto de la colina y atónitos observan un gran objeto rojo, brillante que emite luz roja en lentos pulsos. No pueden creer lo que están viendo pero ahí lo tienen, un objeto de 7 u 8 metros de diámetro y 2 de alto.

Pronto todo el grupo dirige su atención a una segunda fuente de luz en el suelo. La contemplan inquietos tratando de discernir su naturaleza cuando el perro comienza a ladrar en dirección a una extraña figura en los arbustos tras ellos. Se dan la vuelta para comprobar que origina el nerviosismo del animal y Lemon ilumina con su linterna lo que se encuentra ante ellos.

FlatwoodsMonster
Retrato del siniestro ser

Un enorme pánico se apodera de todo el grupo, la criatura que se alza ante ellos era completamente inimaginable hasta hace unos momentos. La imponente silueta que tienen ante sí mide 3 metros, su piel es de un color gris verdoso con una extraña textura que refleja la luz de forma inusual. Su cabeza es redonda, de color rojo intenso, con dos desproporcionados y brillantes ojos anaranjados que les miran inquisitivamente.

Una escena tenebrosa para un encuentro siniestro y terrorífico. Ninguno resiste el sano impulso de echar a correr en dirección contraria y todos huyen atemorizados tan rápido como pueden colina abajo hasta verse de vuelta en la seguridad de la ciudad.

Una vez allí, llaman a Sheriff del condado, todos ellos histéricos, algunos en shock. Apenas son capaces de articular palabra y algunos requieren atención médica. Lo que acababan de ver les había afectado profundamente.

A la mañana siguiente Lemon y un reportero deciden volver a aquel lugar para comprobar si la extraña nave y su inquietante ocupante continúan allí. No encuentran el objeto pero sí lo que parecen marcas de deslizamiento hacia abajo de la colina que terminan en una zona de césped con marcas de que un gran objeto se hubiera posado precisamente en aquel lugar. El penetrante olor de la pasada noche todavía inunda la zona.

flatwoods6
El evento generó un acalorado debate

El perturbador encuentro es rápidamente difundido por la prensa cobrando gran fama y no tardan en surgir detractores que argumentan que lo que estos desafortunados testigos han visto y les ha dejado marcados de por vida, era en realidad un meteorito surcando el cielo y la siniestra criatura no podía ser otra cosa que un búho.

Sin embargo, y como suele suceder en muchos casos de este tipo, el evento tiene lugar en un momento de notable actividad ufológica en la región y en el que varios testigos afirman haber visto extrañas luces en sus cielos. De hecho, se reportan avistamientos de varios vecinos de la zona en los que señalan haber visto un objeto de las mismas características que describe el traumatizado grupo. Incluso llega a surgir otro encuentro tenebroso con este ser. Un investigador entrevista a una pareja que clama que aquella misma noche, a unos 16km de donde se produce el primer encuentro, una criatura con la misma descripción y que emite un fuerte olor se aproxima al coche donde se encuentran estacionados para darse media vuelta y volver sobre sus pasos e internarse en el bosque de donde había salido. Escasos minutos después la pareja observa como una brillante esfera de luz intermitente surge de entre las copas de los árboles y asciende hasta perderse en lo alto del cielo.

Flatwoods-Monster-02-244x300
Uno de los testigos junto al retrato del ser que encontraron

Por supuesto, habría que haber estado allí con los aterrorizados chicos para poder hacernos una idea de la profunda sensación de horror que tuvieron que experimentar, si bien, meramente observando los retratos de la temible criatura basados en sus descripciones, podamos hacernos una idea.

Este fenómeno de encuentros con seres imposibles posee incontables caras y no deja de sorprender a los investigadores. En algunas ocasiones manifiesta una faceta bondadosa, en otras absurda, incluso ridícula. En esta ocasión, ha sido siniestra; aunque siempre misteriosa.