El inquietante monstruo de Flatwoods

En el marco de los diferentes encuentros con seres de otros mundos que relatan infinidad de testigos de diferentes lugares y épocas existen algunos que especialmente desafían no sólo nuestra concepción de la realidad y de nuestro lugar en ella, sino que representan una batalla contra nuestro entendimiento remarcando con su presencia la diversidad de formas en las que este misterioso fenómeno es capaz de manifestarse y nos demuestra, de manera surrealista, lo lejos que nos encontramos de conocer la verdad que existe tras estos enigmáticos encuentros.

Uno de estos casos, tan impactante e imposible que haría cuestionarse su cordura a cualquiera que hubiera tenido la oportunidad de presenciarlo, es el conocido como el caso del ‘’monstruo de Flatwoods’’.

Este interesante encuentro con lo desconocido tiene lugar el día 12 de Septiembre del año 1952. Dentro de Virginia occidental, en la pequeña ciudad de Flatwoods localizada en el condado de Braxton.

Aquí es donde 3 chicos, con edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, juegan tranquilamente al fútbol cerca de su escuela hacia las 7 de la tarde. Dos de ellos son hermanos, Fred y Eddie May, el tercer compañero responde al nombre de Tommy Hyer.

flatwoods_witnesses
Fotografía de los testigos del encuentro

De pronto ven algo raro en el cielo, un inusual objeto rojo y brillante. Está a punto de caer la noche, pero todavía queda algo de tiempo de luz.

El objeto con forma de disco vuela dejando una pequeña estela de chispas a su paso. Parece que se tambalea y lentamente se posa sobre la cima de una colina, entre los árboles, no a mucha distancia de donde los chicos se hallan.

No podía ser de otro modo: los chicos sucumben ante la curiosidad y ante la alerta de que pueda tratarse de una emergencia. Deciden acercarse al lugar donde han visto aterrizar a aquel objeto para verlo mejor.

En su ruta, se detienen en casa de los May, donde dan la voz de alarma y, muy excitados, los dos hermanos explican a su madre lo que acababan de presenciar y su intención de personarse en el lugar del incidente. Así, vuelven a ponerse en marcha hacia la colina; ahora acompañados por un adulto, por un joven de 17 años llamado Eugeen Lemon, miembro de la guardia nacional, el perro de éste y 2 chicos más: Neil Nunley y Ronnie Shaver que también habían visto, poco antes, el extraño objeto en el cielo.

braxton newspaper
Uno de los muchos artículos que inundaron la presa acerca del incidente

A medida que el grupo se acerca al punto de destino el ambiente perceptiblemente se va enrareciendo y llenando de una densa niebla nocturna en un detalle ya más que común a muchos casos de encuentros con este tipo de seres. El aire, a su vez, comienza a viciarse con un fuerte y desagradable olor. En este momento, aparece en el grupo una sensación de ardor en ojos y nariz al respirar.

Súbitamente el perro que acompaña al grupo aprieta el paso y se adelanta dejando a sus compañeros atrás. No pasa mucho tiempo hasta que comienzan a oírse unos ladridos nerviosos y el animal vuelve corriendo, tremendamente asustado y con el rabo entre las piernas. Desde luego, un indicio nada alentador de lo que van a encontrarse.

Por fin llegan a lo alto de la colina y atónitos observan un gran objeto rojo, brillante que emite luz roja en lentos pulsos. No pueden creer lo que están viendo pero ahí lo tienen, un objeto de 7 u 8 metros de diámetro y 2 de alto.

Pronto todo el grupo dirige su atención a una segunda fuente de luz en el suelo. La contemplan inquietos tratando de discernir su naturaleza cuando el perro comienza a ladrar en dirección a una extraña figura en los arbustos tras ellos. Se dan la vuelta para comprobar que origina el nerviosismo del animal y Lemon ilumina con su linterna lo que se encuentra ante ellos.

FlatwoodsMonster
Retrato del siniestro ser

Un enorme pánico se apodera de todo el grupo, la criatura que se alza ante ellos era completamente inimaginable hasta hace unos momentos. La imponente silueta que tienen ante sí mide 3 metros, su piel es de un color gris verdoso con una extraña textura que refleja la luz de forma inusual. Su cabeza es redonda, de color rojo intenso, con dos desproporcionados y brillantes ojos anaranjados que les miran inquisitivamente.

Una escena tenebrosa para un encuentro siniestro y terrorífico. Ninguno resiste el sano impulso de echar a correr en dirección contraria y todos huyen atemorizados tan rápido como pueden colina abajo hasta verse de vuelta en la seguridad de la ciudad.

Una vez allí, llaman a Sheriff del condado, todos ellos histéricos, algunos en shock. Apenas son capaces de articular palabra y algunos requieren atención médica. Lo que acababan de ver les había afectado profundamente.

A la mañana siguiente Lemon y un reportero deciden volver a aquel lugar para comprobar si la extraña nave y su inquietante ocupante continúan allí. No encuentran el objeto pero sí lo que parecen marcas de deslizamiento hacia abajo de la colina que terminan en una zona de césped con marcas de que un gran objeto se hubiera posado precisamente en aquel lugar. El penetrante olor de la pasada noche todavía inunda la zona.

flatwoods6
El evento generó un acalorado debate

El perturbador encuentro es rápidamente difundido por la prensa cobrando gran fama y no tardan en surgir detractores que argumentan que lo que estos desafortunados testigos han visto y les ha dejado marcados de por vida, era en realidad un meteorito surcando el cielo y la siniestra criatura no podía ser otra cosa que un búho.

Sin embargo, y como suele suceder en muchos casos de este tipo, el evento tiene lugar en un momento de notable actividad ufológica en la región y en el que varios testigos afirman haber visto extrañas luces en sus cielos. De hecho, se reportan avistamientos de varios vecinos de la zona en los que señalan haber visto un objeto de las mismas características que describe el traumatizado grupo. Incluso llega a surgir otro encuentro tenebroso con este ser. Un investigador entrevista a una pareja que clama que aquella misma noche, a unos 16km de donde se produce el primer encuentro, una criatura con la misma descripción y que emite un fuerte olor se aproxima al coche donde se encuentran estacionados para darse media vuelta y volver sobre sus pasos e internarse en el bosque de donde había salido. Escasos minutos después la pareja observa como una brillante esfera de luz intermitente surge de entre las copas de los árboles y asciende hasta perderse en lo alto del cielo.

Flatwoods-Monster-02-244x300
Uno de los testigos junto al retrato del ser que encontraron

Por supuesto, habría que haber estado allí con los aterrorizados chicos para poder hacernos una idea de la profunda sensación de horror que tuvieron que experimentar, si bien, meramente observando los retratos de la temible criatura basados en sus descripciones, podamos hacernos una idea.

Este fenómeno de encuentros con seres imposibles posee incontables caras y no deja de sorprender a los investigadores. En algunas ocasiones manifiesta una faceta bondadosa, en otras absurda, incluso ridícula. En esta ocasión, ha sido siniestra; aunque siempre misteriosa.

 

Un diamante flotando sobre West Virginia

west-virginia-2 portada

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un interesante avistamiento ocurrido en Danville, Madison, en la región de West Virginia, hogar de clásicos humanoides como el mothman y el monstruo de Flatwoods. Eran las doce de la noche del pasado 7 de febrero cuando un testigo cuyo nombre no ha salido a la luz pública, estaba con su mujer en la puerta del porche de su suegra tratando de fotografiar la luna llena, que se encontraba en el cielo perfectamente visible en el cielo y que presentaba un gran brillo. Según los testigos, había una estrella, un punto, algo que no conseguían identificar junto a la luna, que se mantenía en posición estacionaria y que en un principio no atrajo mucho su atención. 

Pero cuando su mujer comenzó a ampliar con su cámara toda la escena para tratar de sacar la fotografía, se dio cuenta que había algo totalmente inusual en ese punto. Se estaba moviendo. Comenzó a enfocarlo al máximo y trató de encuadrarlo intentando no perderlo ya que sus movimientos parecían bastante rápidos. Estaba ante algo que nunca había visto, y lo mejor es que podía tener una prueba de ello. Tenía que darse prisa porque parecía que el objeto comenzaba a descender paulatínamente. Dos tomas sacó, aunque con la emoción del momento, y sin trípode, las fotos no salieron con una calidad total, máxime con esas condiciones de iluminación. Tras sacar las tomas, el objeto desapareció según la testigo, que se quedó maravillada ante tal evento.

Lo más interesante del incidente vino después, al descargar la tarjeta de memoria al ordenador, ya que pudo verse que el objeto tenía cuatro secciones aparentemente separadas entre sí con cuatro puntos diferentes, dando el aspecto de estar representando la figura de un diamante. Estas son las tomas:

1. En un primer momento, el objeto presenta una formación irregular con diferentes brazos que forman curvas. La textura, la forma y la diferencia de densidad en las diferentes tomas, expone una gran similitud con la tecnología de los famosos EBANIS, conglomerados de diferentes objetos voladores no identificados que parecen fusionarse en el aire y que han sido vistos flotando en diferentes ciudades del planeta. Esta tecnología en sus actividades de torsión, parece que en ocasiones deja huecos dentro de su formación por razones desconocidas.

west-virginia-1

2. La segunda toma presenta una formación más ordenada, prácticamente simétrica, como si fuese una consecuencia de los procesos energéticos del anterior proceso. Es más que interesante el hecho de que esta formación romboide haya sido vista en más casos, como uno ocurrido en China a principios de la década. En la foto también vemos que la distribución de la masa entre los diferentes núcleos no es homogénea. El punto de arriba parece estar desplazando materia al punto de abajo.

west-virginia-2

Valoración: Dada la forma, la colocación, la textura, la densidad y los núcleos y sus interacciones, podríamos decir que este conjunto de objetos son una buena muestra de lo que se considera como ovnis lumínicos con capacidad para fusionarse entre sí a baja altura. Seguiremos estudiando este tipo de anomalías a la espera de que sigan saliendo a la luz tomas tan fantásticas como ésta.

Investigación: Vicente Fuentes

Fuente: MUFON.