Dioses de la ingeniería genética: El encuentro con el monstruo de Colorado

Quien se adentre en la investigación de este misterioso fenómeno, cuan más profundo indague, menos espacio dará a la duda de que esta realidad que habitamos transcienda nuestra capacidad de percepción quedado cada vez más claro que ciertas circunstancias escapan a nuestro entendimiento, raciocinio e incluso a nuestra percepción.

Y es que en ocasiones aparecen casos de encuentros con seres tan extravagantes que llegan a desafiar cualquier idea preconcebida que se pudiera tener acerca del intrigante fenómeno que nos ocupa. Los testigos que se ven ante este tipo de seres son los narradores de unos perturbadores relatos ávidos de robar el sueño al más escéptico.

Fueron varios los testigos que se hallaron enfrente de una perturbadora criatura que se sabía merodeaba los montes de una pequeña localidad agrícola del estado de Colorado, en los Estados Unidos.

Si bien el relato más prominente es el transmitido por una mujer natural de este mismo estado que tuvo un encuentro de este tipo con el singular ser cuyo recuerdo seguramente no le permitió conciliar el sueño durante un largo tiempo.

hellhounds
Son varios los relatos de encuentros con seres de aspecto monstruoso enmarcados en el fenómeno

El evento tuvo lugar en el año 1905 y fue registrado por varios periódicos locales de la época. La mujer, una granjera de la zona de Buena Vista, conducía un carro tirado por un caballo de forma tranquila mientras cruzaba uno de los puentes que se hallaban sobre el río Arkansas. De pronto, el caballo se asustó y nervioso, comenzó a realizar movimientos bruscos pero rehusando continuar su marcha. Los temerarios movimientos del animal casi consiguieron tirar a la granjera de su transporte que, cuando prestó atención a la figura que se alzaba a pocos metros ante ella, irguiéndose en mitad del camino, entró en pánico.

El periódico ‘’Pittsburgh Press’’ en su edición del 3 de Mayo de 1905 registra la descripción de la siniestra criatura:

“Tenía el tamaño y la constitución de un galgo adulto de color grisáceo, sus dorsos brillantes estaban cubiertos de manchas negras tan grandes como dólares de plata. Tenía una larga y lisa cola. Y la mujer declara que tenía una cara casi humana que evidentemente era de género masculino (…) Los ojos se hundían profundamente y se emplazaban muy juntos el uno del otro y sus orejas se alzaban puntiagudas. ’’

Forest_Spirit
El espíritu del bosque de la película »La Princesa Mononoke» de Hayao Miyazaki representa a un animal con cara humana.

Desde luego, la perturbada granjera se llevó el susto de su vida al encontrarse con tan oscura criatura mirándola fijamente, un animal salvaje con cara humana. Después de unos momentos de, sin duda, gran tensión, la inaudita criatura profirió un aullido lastimero y se internó en el bosque tras unos matorrales; no sin antes girarse para dirigir una última mirada a la desconcertada mujer desde lo alto de una de las colinas que rodeaban aquella zona.

Pero cuando la aterrorizada mujer comenzaba a sentirse a salvo percibiendo la creciente distancia a la que se hallaba de aquel monstruo con absoluto pavor pudo darse cuenta de que todavía no se encontraba fuera de peligro pues aquel ser comenzó a proferir unos punzantes sonidos que reverberaban entre los riscos de las montañas de aquel ambiente irreal. Mientras estos sonidos perforaban la atmósfera, la criatura se alzó sobre sus patas traseras y desapareció entre la maleza caminando erguida.

Tras relatar su experiencia a sus vecinos, se organizaron varias partidas de caza en ánimo de dar muerte a la criatura y, ante la incapacidad de dar con ella, más tarde se intentó capturarla viva pero jamás se la encontró.

Charles-LeBrun-cat
¿Realizaron experimentos genéticos los antiguos dioses?

Nos encontramos ante un caso tremendamente singular y único, si bien, encuentros con los denominados ‘’perros del infierno’’ amenazantes seres que se asemejan a sabuesos de gran tamaño, vienen siendo documentados a lo largo de un margen de tiempo muy amplio, ningún ser había presentado una faz humana enmarcada en un cuerpo animalesco. Desde luego la escena es potencialmente perturbadora y puede indicar cierta referencia a la iconografía de criaturas híbridas representadas por las primeras civilizaciones de la humanidad como las gorgonas, los centauros, los minotauros o los sátiros griegos. Criaturas mitad animal y mitad humanas vienen siendo parte del folklore de nuestra cultura desde los relatos más antiguos como es el caso de las famosas sirenas o de las arpías. Y aún más notorias son las representaciones de los antiguos dioses de la mitología egipcia que teniendo un cuerpo humano, aparecían en el arte pictórico luciendo cabezas de animales como cocodrilos, chacales o diferentes aves.

egypt
En algunas culturas hasta los propios dioses eran parte animal y parte humanos.

Desde la más temprana humanidad, se ha representado a ciertas criaturas que, aunque compartiendo rasgos humanos, poseían la singularidad de tener alguna característica animalesca y varias son las teorías que apuntan a la posibilidad de que los antiguos dioses fueran unos maestros en las habilidades genéticas que hubieran llegado a crear criaturas tan variadas y exóticas en una demostración de sus capacidades tecnológicas.

Tal vez, algunos de estos seres fueran creaciones de los dioses, esas entidades que habrían llegado a dominar la ingeniería genética o tal vez, estos extraños híbridos sean algo más en sí mismos. Tal vez, el extraño can con cabeza de hombre sea una de sus manifestaciones.

Si os ha gustado esta entrada, os recomendamos este programa que hicimos sobre los antiguos dioses que aparecen en la historia de la humanidad con el mismo aspecto. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

 

Los Nagas, misteriosos dioses reptiles de la antigüedad

Cada una de las diferentes mitologías que existen están plagadas de referencias a misteriosos seres híbridos cuyo parecido con el ser humano resulta engañoso ya que este tipo de seres, que habitan el mismo mundo que el hombre, parecen más venidos de otros mundos que autóctonos de nuestro medio.

Resulta casi sorprendente la frecuencia con la que este tipo de criaturas manifiestan una naturaleza reptil en el folklore de cualquier nación del mundo siendo uno de los ejemplos más representativos la raza Naga presente sobretodo en la mitología Hindú, pero que también tienen marcada importancia en las leyendas de países como Pakistán, Nepal, Camboya o Tailandia.

naga escultura
Existen criaturas híbridas en casi cualquier mitología.

Esta raza de seres, a menudo femeninos, aparece en los relatos descritos con una forma híbrida en la que el torso y la cabeza son humanos mientras que la parte inferior del cuerpo es la de una serpiente. De mirada penetrante, poseen grandes ojos muy brillantes e intimidan a quienes se los encuentran con su gran altura.

Según las diferentes narraciones, estas serpientes semidivinas destacan por su gran inteligencia y sabiduría además de por su considerable paciencia. Normalmente, presentan un carácter sibilino y traicionero y se les suele representar de forma negativa como seres venenosos que merecen la muerte. Aunque en ciertas culturas se les considera también protectores de la naturaleza.

Habitan en cuevas, ruinas oscuras o en lugares cerca de ríos, lagos, océanos y pozos. Según el Mahabharata, uno de los textos épicos más importantes de la religión hindú, la mayoría de estos seres legendarios reside en el más profundo de los 7 Patalas o infiernos subterráneos de su cosmogonía.

Estos híbridos ejercen un gran poder de atracción sobre el ser humano, al que son capaces de seducir y engañar para sus propósitos. Característica que se atribuye también a las populares sirenas, criaturas mitad humano y mitad pez que en la tradición atraen a los marineros con sus cantos a un terrible final.

naga india
Frecuentemente, en las tradiciones, las criaturas híbridas tienen relación con seres reptiles.

La raza Naga, aunque en ocasiones ayuda a los dioses en la realización de sus empresas, prefieren, si tienen elección, mantenerse alejados de ellos.

Según el Mahabharata, se organizan en una sociedad jerárquica en la que existen tres reyes: Vasuki, Sesha y Taksaka; y algunos de los individuos que integran esta sociedad, resultan tremendamente poderosos llegando a tener control sobre el clima o la creación de terremotos.

El origen de estos dioses menores, según el hinduismo, parte de la figura de una madre ancestral: Kadru, que puso mil huevos de los que surgió esta nueva raza pero a los que, más tarde, maldijo, siendo sus propios hijos, a morir. Es lo que se denomina ‘’el sacrificio de las serpientes’’ cuando diera comienzo el Kali Yuga, al que en aquel momento, aún le faltaban 4 millones de años para llegar.

Lo que motivó esta extrema decisión fue que todos sus hijos se negaron a prestarle ayuda en la apuesta que la diosa hizo con su hermana en la que la perdedora quedaría esclavizada ante la ganadora por toda la eternidad.

Sin embargo, algunos nagas pudieron evitar su fatal destino consiguiendo beber el ‘’Amrita’’ o elixir de la inmortalidad de los dioses.

naga mar
Algunas culturas, representan a estos seres como serpientes de varias cabezas

Estas criaturas legendarias también aparecen en los mitos del budismo tibetano, siendo una de las historias más notables la que relata como en una ocasión en la que Buda se encontraba meditando en el bosque, fue sorprendido por una fuerte tormenta y el rey naga Mucalinda le auxilió dándole refugio bajo sus siete cabezas. Al pasar la tormenta, la serpiente adquirió la forma de un joven y le presentó sus respetos.

Por lo que nos cuentan la gran cantidad de relatos en los que aparecen estas criaturas, parece que tendrían la facultad de cambiar de aspecto a voluntad pudiendo transfigurarse y dejándose ver con aspecto enteramente humano o enteramente reptil.

Encontramos referencias a los Nagas en varias culturas. En Camboya, por ejemplo, son una raza reptil hijos del rey Kaliya, cuyo reino se situaba en las tierras que son bañadas por el océano Pacífico, tuvieron que huir a buscar refugio en India bajo la persecución de Garuda y una de las hijas de rey contrajo matrimonio con un noble indio. De esta unión surgió el pueblo camboyano.

Y no son los únicos que afirman ser descendientes de esta raza, en el Norte de la India existen, a día de hoy, comunidades que manifiestan orgullosas ser descendientes de los Nagas autodenominándose ‘’naga voshi’’ o ‘’linaje naga’’.

naga1
Algunas personas, e incluso naciones, se afirman descentientes nagas.

Damos con un amplio abanico de entes con características reptiles al explorar los antiguos relatos de diferentes culturas: en Malasia, los nagas se presentan con forma de dragón de varias cabezas, en Java y Tailandia, se les considera dioses del inframundo y en Laos son representados como serpientes acuáticas. En Filipinas estas deidades serpiente se conocen como ‘’Kapampangan’’ y algunas de ellas son aladas. Unos seres muy parecidos, aparecen también en la literatura de Sri Lanka.

Podemos establecer un paralelismo de los Nagas con los dragones de la mitología china y en el folklore tibetano, suelen representarse con forma de cobra de una o varias cabezas. En dicha religión tibetana, estos reptiles sirven a Virupaksa, uno de los cuatro reyes celestiales encargado de guardar el Oeste. En las leyendas japonesas encontramos a ‘’Orochi’’, una serpiente de ocho cabezas y ocho colas y, en la antigua mitología griega, se nos presenta un monstruo de similares características: la policéfala Hidra de Lerna a la que dio muerte el héroe Heracles.

yamata-no-orochi-la-serpiente-dragon-de-ocho-cabezas
El monstruo japonés »Orochi», los seres reptiles de casi todas las mitologías suelen tener connotaciones negativas.

No son estos los únicos ejemplos de seres híbridos legendarios. En la ancestral China se hablaba de los ‘’reyes dragón’’ que gobernaban los océanos y residían en un palacio de cristal subacuático. Tenían la habilidad de cambiar de aspecto y de mostrarse con forma completamente humana si así lo deseaban. También en China existen relatos acerca del héroe Fu Xi y su hermana gemela Un Wa, ambos con cabeza humana y cuerpo de serpiente, fueron los responsables de la creación del ser humano a partir de arcilla.

chinese-dragon-painting-detail
Resulta evidente la relación entre los nagas y otros seres legendarios como dragones o leviatanes.

La deidad mesopotámica Ningishzida, de nuevo un reptil con cabeza humana, era uno de los guardianes del palacio celestial del dios supremo Anu y era considerado un dios del inframundo.

En el folklore portugués y gallego aparece la figura de las Moiras, unas damas mágicas con la capacidad de cambiar de aspecto, algunas de ellas, representadas como seres reptiles con largos cabellos.

El fundador y primer rey de Atenas, Cecrops I, se nos describe como un ser híbrido parte reptil y parte humano y, en la misma Grecia, no podemos olvidarnos de las gorgonas, mujeres cuyos cabellos son serpientes.

hidra
En muchas ocasiones encontramos relatos de monstruos legendarios como la Hidra de nueve cabezas.

El dios serpiente emplumada Quetzalcoatl en la cultura mesoamericana es un claro ejemplo de la manifestación de estos dioses reptiles ante las antiguas civilizaciones por todo el planeta. Es posible que todas estas diferentes narraciones y representaciones de seres divinos con aspecto reptil, se estuvieran refiriendo a lo mismo, tal vez a una raza con estas características que interactuó con la antigua humanidad.

Concluimos citando una referencia al reptil mitológico más conocido en nuestra cultura:

‘’Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Con que Dios os ha dicho que no comáis de todo árbol del huerto?«

    Gen 3:1