El hombre de negro que se volvió loco de repente

En este vídeo vamos a analizar el asombroso incidente con un hombre de negro del investigador Peter Rojcewicz en Estados Unidos que expone una vertiente asombrosa del fenómeno ovni: la posibilidad de que estos siniestros personajes estén más allá de lo que entendemos como realidad según la hipótesis del mismo investigador.

Espero que sea de vuestro agrado y que podáis escucharlo bien 😀

VF

Fuente principal:

Investigación personal y Literary Freeware Foundation
http://www.sacred-texts.com/ufo/mib_003.htm

El Hombre de Negro que quería ver a una mujer… sin ropa

Hoy vamos a ver uno de esos casos incréibles en donde vemos a dos de estos personajes increpando a una pareja normal y corriente y comportándose de manera extrañísima. Es el caso de John y Maureen Hopkins, ocurrido en 1976, solo dos días después del incidente de Herbert Hopkins, padre de John, en Maine, Estados Unidos. A día de hoy, continua sin explicación.

Espero que sea de vuestro agrado

Mujeres de negro – Aún más aterradoras que los hombres de negro

La espeluznante realidad de los hombres de negro que aterroriza a testigos y a investigadores del fenómeno OVNI por igual no ha dejado de presentarse con sus artes intimidatorias desde los primeros reportes que denotaron la existencia de estos agentes. Sin embargo, con la aparición de estas autoritarias figuras surgieron nuevos interrogantes acerca de su verdadera naturaleza y de si pudieran existir pretensiones ocultas además del evidente objeto de silenciar los encuentros con lo desconocido, lo que de otro modo resulta irónico ya que cada vez que los hombres de negro se presentan ante una de sus víctimas generan un encuentro con lo desconocido; en este caso, con ellos mismos.

Las similitudes en las descripciones de los que han padecido el infortunio de una visita de los agentes del silencio serían un indicativo de la realidad de estos encuentros. Unos vigilantes que siempre visten de negro, siempre dejan una extraña sensación en sus interlocutores al marchar y siempre son hombres… ¿o tal vez no? ¿Existen casos de encuentros con mujeres de negro?

La respuesta es afirmativa. Aunque el número  de encuentros documentados con los hombres de negro sobrepasa en enorme medida al de las visitas de las mujeres de negro, se han dado casos en los que algún investigador o testigo del fenómeno ovni se ha topado con una de las compañeras de los hombres de negro y parece que éstas están a la altura de sus socios masculinos en lo que se refiere a desplegar sus artes intimidatorias de la forma más perturbadora posible.

wib 4
Aunque existen, los casos documentados de encuentros con mujeres de negro son muy escasos

Uno de los casos más sorprendentes protagonizado por una mujer de negro es el estudiado y publicado por el investigador británico Nick Redfern en su libro ‘’The Real Men in Black’’. Según el autor, otro investigador, el Sr. Perks, con el que mantuvo varias entrevistas, tuvo un espeluznante encuentro en el año 2000 con una de estas agentes de negro que sería capaz de provocar feroces pesadillas en cualquiera que hubiera experimentado la misma suerte.

Por aquel entonces, Perks dirigía todas sus indagaciones al objetivo de encontrar la tumba del legendario Rey Arturo y se pensaba cerca de encontrar la solución a tal enigma pero, en mitad de sus pesquisas, recibió una extraña llamada de teléfono en la que una mujer, pensando detenidamente las palabras que utilizaba, le instaba a acordar un encuentro en el que discutir los pormenores de su investigación artúrica. El inglés queda muy impactado ya que había mantenido toda su indagación en secreto, no contaba con una familia cercana con la que compartir los resultados de sus estudios ni con compañeros de trabajo interesados en el tema que le ocupaba. Una pregunta obvia surcó su mente: ¿cómo era posible que aquella mujer estuviera al tanto de sus averiguaciones? Sin embargo, ignorando completamente su sentido común, Perks acordó una cita con su desconocida interlocutora en su propia casa. Así a Perks le sucedió lo que previamente les había sucedido a Herbert Hopkins o Mary, la novia de Colin Bennet que, en sus respectivos encuentros con los hombres de negro, aun siendo conscientes del peligro que conllevaba tomar la decisión de dejar entrar a un desconocido en su propio hogar y de verse a solas ante aquellas siniestras figuras, de algún modo no pudieron evitar declinar la oferta.

wib 2
Existen múltiples teorías acerca de la naturaleza de estos seres y de sus propósitos

Al llegar el día del encuentro, con gran puntualidad alguien llamó a la puerta de Perks que, al abrir, se encontró cara a cara con lo que, según el propio testigo, era la mujer más atractiva que había visto en toda su vida. Su cita aparentaba unos 40 años de edad, era alta, de piel muy pálida y lucía un largo cabello color negro intenso. Como no podía ser de otro modo, vestía un traje negro que parecía ser muy caro, descripción que responde a la famosa representación de los hombres de negro pero en este caso no era un hombre sino una mujer.

Ambos sujetos se quedaron entonces bajo el vano de la puerta principal mirándose el uno al otro en un tenso silencio que seguramente, al investigador inglés debió de hacérsele eterno. Ninguno de los dos se movió y parecía que la mujer de negro estaba esperando a obtener el permiso para poder internarse en la vivienda. Cuando se rompió aquel tenso lapso, Perks se entregó a lo absurdo una vez más y le pidió a su invitada que entrara guiándola hasta el salón donde ambos tomaron asiento.

La mujer de negro manifestó entonces que ella misma y varios de sus compañeros habían estado siguiendo su labor durante los últimos años. Ante tal enunciación, el investigador no pudo contener su indignación que le llevó a una consecuente, clara y acalorada respuesta:

‘’Eso es basura. No he publicado nada ni he hablado con nadie sobre el tema. Si supieras algo sobre mí, sabrías que guardo mis cosas para mí mismo y así es como me gustan. ’’

Ante tal intensa respuesta la mujer de negro permaneció sentada en el salón de Perks sin inmutarse. Simplemente le miró y tentándole le mostró una sonrisa casi cruel mientras le decía:

‘’Sí, lo sé todo sobre ti. ’’

wib 1
Los hombres y mujeres de negro siempre parecen saberlo todo acerca de sus víctimas

Queriendo demostrar su afirmación, la siniestra mujer procedió entonces a relatar a su interlocutor todos los detalles de la investigación que Perks había estado llevando a cabo. De forma correcta enumeró sus viajes, sus estudios y sus deducciones para explicarle a continuación que el objeto de su visita se debía a al interés de un grupo de la élite británica en hacer a Perks conocedor de sus preocupaciones en lo concerniente a los estudios que estaba realizando.

¿Qué amenaza para qué intereses podía representar el emplazamiento de la tumba del Rey Arturo? Según el testigo, a continuación la mujer de negro le explicó cuidadosamente que aquel lugar correspondía a una entrada a otro mundo que se había sellado ya que por ella podían entrar ciertas siniestras entidades que podrían hacer peligrar el mundo entero y haciendo con su relato a Perks el responsable de una destrucción sin precedentes de cumplirse su objetivo de hallar el lugar de descanso del monarca.

Por si el desconcertado investigador no hubiera tenido bastante con lo que acababa de escuchar, la mujer de negro acto seguido se levantó y muy cerca de su oído le susurró lo siguiente:

‘’ Señor Perks, usted no puede ni comenzar a imaginarse la enormidad de lo que se alza ante usted. Esta es la razón de por qué le estoy visitando a usted y no a ningún otro. Si continúa y no deja este asunto de lado alguien vendrá a llamarle, créame, alguien quien no querría. ’’

Tras espetarle estas turbadoras palabras, la mujer de negro se dirigió hacia la puerta con la intención de marcharse pero parece que no pudo resistirse a hacerle al ya asustado Perks una última advertencia:

‘’Eso es todo, Sr. Perks. Lo ha hecho bien pero no fisgonee más. Lo que está a punto de descubrir es una puerta a otro mundo. Y usted no quiere saber lo que allí se encuentra, créame. Y nosotros no queremos que abra ese portal. Salga y diviértase, y deje todo esto tras de sí. Si usted persiste sin embargo, recibirá otra visita y las cosas entonces estarán fuera de control. ’’

wib 3
Los hombres y mujeres de negro acostumbran a intimidar ferozmente a los testigos.

La enigmática mujer de negro tras intimidar de este modo a su anfitrión, desapareció por la puerta principal dejando al asustado investigador solo y en silencio mientras se preguntaba si lo que acababa de sucederle había sido real. Las amenazas que la mujer de negro había dejado totalmente claras eran lo suficientemente tajantes como para que Perks se planteara seriamente el actuar de acuerdo con la solicitud si bien, la referencia a entes de otros mundos se antojaba tremendamente fantasiosa e irreal. Asimismo, habían sido muchos los años y el esfuerzo dedicados a la indagación que le apasionaba ¿cómo iba a dejarlo? No podía hacerlo. Así que Perks continuó con sus investigaciones.

Las amenazas de los hombres (o mujeres) de negro, en algunos casos, sí se cumplen y desafortunadamente Perks tuvo la oportunidad de comprobarlo pues sus extraños encuentros no terminaron cuando la mujer de negro abandonó su casa.

Un sábado de noviembre de aquel año, hacia las 9 de la noche Perks se encontraba conduciendo en una carretera flanqueada por hileras de árboles a las afueras de un núcleo urbano. Como acostumbra a suceder en este tipo de eventos la carretera estaba extrañamente vacía; no había absolutamente nadie más en aquel lugar además del investigador que comenzó a inquietarse ya que no se le antojaba normal ese desértico paisaje en un fin de semana cerca de una bulliciosa ciudad.

wib 5
¿Qué tipo de entidades son estos agentes?

De pronto y sin previo aviso Perks ya no estaba sólo. Ante él se alzaba una larga silueta de lo que parecía ser un hombre, inmóvil, mirándole de pie en mitad de los dos carriles. El investigador tuvo tiempo y distancia para reaccionar, por lo que disminuyó la velocidad de su vehículo y pudo observar a la figura que tenía frente a sí con detenimiento. Lo que en un principio identificó como un hombre dejaba de parecerle tal a medida que lo iba estudiando con detenimiento. Aquel ser  cuya descripción se asemejaría a la del famoso Mothman era de piel aterradoramente pálida y largas y delgadas extremidades, contaba con dos alas parecidas a las de un murciélago, no se adivinaba cabello en su cabeza y mientras miraba con expresión maliciosa al conductor, le mostró dos largos colmillos.

Perks aunque completamente aterrado, contaba con la ventaja de tener tiempo para reaccionar e hizo uso de ella acelerando el coche con la intención de atropellar al monstruo que le amenazaba en la distancia pero cuando llegó el momento del impacto, aquella criatura se desvaneció en el aire.

Por supuesto, la visión de tan aterradora criatura sería capaz de perseguir al más estoico, pero a Perks, en un principio no pareció haberle disuadido de su empresa hasta que una noche,  varios días después del tenebroso incidente de la carretera, el mismo ser le despertó violentamente de su sueño abalanzándose sobre él para decirle una única frase tras la cual se esfumó sin dejar rastro:

‘’Te dijeron que yo vendría’’

Img0038
Perks tuvo dos encuentros con una aterradora criatura alada.

Si los dos intentos de disuasión previos a este último encuentro no surtieron efecto sobre el investigador, esta última visita propia de una película de terror sí consiguió que Perks reaccionara y dejara su investigación de lado…durante un tiempo ya que más adelante no pudo hacer caso omiso de sus deseos de continuar con el trabajo que le apasionaba y decidió retomarlo;  pocos años más tarde falleció a causa de un ataque al corazón.

El detonante que inició la serie de lúgubres encuentros que atormentaron a Perks fue sin duda alguna la visita de la mujer de negro que trajo consigo los terroríficos infortunios que el investigador hubo de padecer. Los hombres de negro y sus menos conocidas compañeras, continúan siendo uno de los misterios más sorprendentes del ámbito de la ufología cuya naturaleza parece completamente inescrutable. Algunos se inclinan a pensar que pudieran ser de origen extraterrestre aunque en ocasiones, su comportamiento y su discurso hacen que se parezcan más a robots, otros prefieren relacionarlos con el gobierno en la sombra. Tal vez todas las opciones sean válidas o tal vez ninguna pero este caso lanza una nueva alternativa sobre la mesa. Una más siniestra.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde se exponen algunos de los casos más desconcertantes con hombres o mujeres de negro como protagonistas. Esperamos que sean de su interés.

Los extraterrestres que se disfrazaban de hombres de negro

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d3Xji» standard=»http://www.youtube.com/v/uHnSj7PBMqQ?fs=1″ vars=»ytid=uHnSj7PBMqQ&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep3817″ /]

Mujeres de negro, las siniestras acompañantes de los hombres de negro

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d466a» standard=»http://www.youtube.com/v/mcD_d0KBYl0?fs=1″ vars=»ytid=mcD_d0KBYl0&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep2379″ /]

 

Fuente: Nick Redfern’s »The Real Men in Black»

El hombre que descubrió la moneda secreta de los hombres de negro

Los increíbles incidentes de apariciones de hombres de negro son muy desconocidos por el público y son una constante en la casuística de encuentros relacionados con objetos voladores no identificados. En este programa vamos a narrar varios casos y vamos a empezar contando el incidente de una mujer que se llama Marjorie Braxton que contactó con el investigador Nick Redfern al respecto de unos acontecimientos ocurridos en 1955 cuyo protagonista fue su abuelo, un hombre al que vamos a llamar Bill y que se encontró con una surrealista situación en un edificio público de los Estados Unidos.

A continuación veremos un caso datado del 15 de enero de 1997, bastante actual, en donde un hombre llamado William Shearer tuvo un avistamiento ovni bastante significativo en la localidad de Essex, Inglaterra y se encontró ante una curiosa aparición de este tipo de personajes.

A continuación también expondremos el caso de Colin Bennet, un investigador del fenómeno ovni que vivió una inusitada situación junto a su novia…en su propia casa.

Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2016

Bibliografía y fuentes:

A Strange Tale of the MIB


http://www.ufocasebook.com/2008c/meninblack.html
http://www.ufoevidence.org/documents/doc1697.htm

Los extraños incidentes de los hombres de negro mitad humano-mitad robot

Incontables casos de encuentros con los sombríos hombres de negro se han sucedido a lo largo del tiempo y han de ser pocos los reportes que se hacen públicos en comparación con los que presumiblemente se hayan dado por todo el mundo y que se puedan haber mantenido en secreto.

No sería descabellado pensar que algún organismo gubernamental o algún grupo cuyo poder sea mayor incluso, tenga un especial interés en que ciertas informaciones al respecto del fenómeno OVNI no transciendan y consigan que no se convierta en un asunto relevante para la opinión pública disponiendo a unos agentes destinados a esta labor.

Pero estos hombres de negro, las figuras responsables de sus acciones y sus motivaciones escapan a nuestra razón e intuición pues son numerosos los encuentros en los que manifiestan un comportamiento tan inusual e impropio que llega a resultar absurdo y hace que nos planteemos incluso si estos misteriosos agentes pudieran no ser humanos.

images
¿Quién mueve los hilos detrás de este fenómeno?

Así lo pudo constatar la familia Christiansen que en el año 1967 recibe una de estas singulares y poco deseables visitas en la que uno de estos agentes se presenta en su puerta poco después de que hubieran sido testigos de un avistamiento OVNI.

Un hombre de más de 2 metros de alto, cuya piel es extremadamente pálida y con una cabeza desproporcionadamente pequeña en comparación a la envergadura de su cuerpo pero con una enorme frente y extremidades muy delgadas llama a la puerta de la familia al caer la noche, por supuesto viste un traje negro. Se identifica como un perito de una agencia de seguros y pregunta por el cabeza de familia alegando que acababa de heredar una gran suma de dinero.

A la familia le resulta extraño que un representante de una agencia de seguros se persone para hacer una visita durante la noche por lo que comienzan a sospechar sobre su verdadera identidad así que le solicitan al visitante que muestre alguna acreditación que demuestre que realmente es quien dice ser y de que trabaje para la empresa a la que alude. Éste lo hace, pero de forma vaga, mostrando una identificación muy rápidamente que vuelve a guardar casi inmediatamente sin dejar tiempo a la perpleja familia para que posara sus ojos sobre ella.

El singular sujeto comienza entonces a realizar preguntas personales sobre la familia, ninguna de ellas relacionada con el avistamiento del OVNI que tuvo la familia escasos días antes. Mientras la conversación tiene lugar, el hombre de negro se quita la chaqueta del traje dejando ver una placa dorada en su camisa que inmediatamente retira para que no quede a la vista, en un detalle más del comportamiento de este agente que resulta tremendamente sospechoso.

MEN-IN-BLACK-165-FINAL-EDIT-736-2
El agente que se presenta ante la familia Johansen no hace referencia en ningún momento al avistamiento OVNI ¿qué estaría evaluando?

Sin embargo el detalle más sorprendente de todos es el que aprecia la hija mayor de la familia ya que se percata de que una de las piernas del pantalón del enigmático hombre de negro está arremangada, como si se hubiera quedado enganchada con algo; y la chica puede observar con completo asombro que un cable verde sale desde el calcetín y asciende por la pierna del visitante hasta volver a perderse en el interior del pantalón introduciéndose a su vez en la carne que queda a la vista por dos puntos diferentes.

Poco después el agente se despide, se marcha y ante la atenta mirada de toda la familia se introduce en un coche negro que acaba de salir de un viejo camino de tierra que recorre el bosque con el que linda la vivienda de los Christiansen. En el coche le esperan dos sujetos y todos salen de la escena conduciendo en mitad de la noche sin encender los faros del vehículo.

Otro extraño encuentro con un hombre de negro que se identifica como un agente de seguros tuvo lugar en el año 1968. La protagonista es una chica de 16 años que recibe la visita en su residencia en el Norte de Inglaterra. Una tarde en la que la chica se encuentra sola en casa, alguien llama a la puerta del domicilio y cuando sale a recibir a su posible visita, se encuentra con un hombre calvo, vestido con un traje negro, sombrero y corbata que no le dirige absolutamente ninguna palabra, no saluda, no se presenta, simplemente mira a la chica y sonríe. La situación se mantiene durante un período de tiempo realmente incómodo por ser inusualmente largo hasta que por fin, aquel hombre decide romper el silencio preguntando con voz robótica:

‘’ ¿Tienes seguro?, ¿Es ahora?’’

dark_city_strangers
Siempre hay algo en el carácter, la apariencia y el comportamiento de los hombres de negro que resulta siniestro e inquietante.

La chica, sorprendida, le sugiere al hombre de negro que vuelva más tarde, cuando sus padres estén en casa ya que ella no puede tratar esos asuntos. Entonces el agente comienza a sudar profusamente y se quita el sombrero revelando la piel de tez mortecina de su cabeza y dejando que la chica se dé cuenta de que el hombre que tiene ante sí había recurrido al maquillaje para oscurecer el tono de la piel de su cara.

El agente vuelve a dirigirse a la chica formulando una pregunta:

‘’ ¿Puedo ver un vaso de agua? ’’

Y la joven repite la imprudencia que tantos otros que se han visto en una situación similar con los hombres de negro han cometido: deja al desconocido entrar en su casa. Va a por el solicitado vaso de agua y se lo entrega a su invitado. Y pese a lo absurdo de toda la situación, el hombre de negro hace precisamente lo que había dicho, mira el vaso de agua fijamente y lo deja a un lado. A continuación posa su atención sobre un reloj que decora la repisa de la chimenea y la adolescente le explica que se trata de un regalo de jubilación que recibió su padre. En ese momento el hombre de negro se muestra tremendamente desconcertado y comienza a comportarse como si fuera una máquina que no puede procesar la información que está recibiendo:

‘’ ¿Es el tiempo de tu padre?, ¿Es ahí y ahora?’’

Repite una y otra vez ‘’Tu padre, su tiempo’’ sin parar durante varios minutos hasta que de pronto cesa, se queda en silencio, de forma rígida y sin mover un solo músculo. Para asombro de la joven, de nuevo parece que el agente vuelve a ponerse en funcionamiento pareciendo que quiera abandonar el lugar con premura. Se pone de pie y quiere dirigirse hacia la puerta principal pero en un principio, una de las piernas no le responde, y ha de utilizar los brazos para moverla. Ya en la puerta le da un último mensaje a la muchacha:

‘’ Observa las luces’’

hombres-negro
Los hombres de negro manifiestan en varias ocasiones poseer capacidades extraordinarias.

Tras esto sale de la casa a gran velocidad y se pierde entre el gentío de la calle. Pasan pocos minutos y el salón de la joven comienza entonces a llenarse de pequeñas y brillantes luces que flotan a su alrededor, se quedan con ella unos minutos suspendidas en el aire y después, salen todas por la ventana.

Cada nuevo caso de encuentros con los hombres de negro apunta nueva información que ensancha el misterio y los casos presentados son una pequeña porción de un amplio abanico que sugiere que tal vez estos agentes no sean humanos. Los cables asomando por debajo del pantalón del caso de la familia Johansen y la forma robótica de hablar que casi siempre presentan estos sujetos levantan la sospecha de que tal vez nos encontremos frente a criaturas de carácter total o semi-robótico que todavía experimentan problemas para adaptarse a los complejos entresijos del comportamiento social humano.

Si os ha gustado este artículo os invitamos a ver estos dos videoprogramas en donde también encontraremos extraños comportamientos tanto de estos extraños hombres de negro, como de extrañas entidades robóticas que podrían ser ajenas a la tierra. Esperamos que sean de vuestro interés.

Ufopolis.com 2016

El hombre que le descerrajó dos escopetazos a dos extraterrestres

Hoy en ufopolis tenemos uno de esos casos fascinantes que atraen por su insólita iconografía. El fenómeno ovni tiene tantos casos y son tan diferentes, surrealistas y fascinantes que a veces podríamos decir que los que investigamos este tipo de enigmas coleccionamos «cromos de humanoides». El de hoy es asombroso.

Todo comienza una fría y lluviosa tarde de noviembre de 1961, en donde tenemos a un hombre de nombre Paul Miller y a tres amigos dirigiéndose hacia sus casas en Minot, Dakota del Norte (USA) después de un exitoso día de caza en un paraje boscoso a las afueras de la ciudad. Hablando de sus cosas, tan tranquilos iban ellos por aquel frondoso páramo cuando de repente, algo que solo pudieron describir como un «silo luminoso» aterrizó en un campo cercano. Parecía como una edificación, del tamaño de un granero. En un primer momento creyeron que era un avión realizando un aterrizaje de emergencia, pero pronto cambiaron de parecer cuando aquello en menos de un segundo desapareció de su vista a una velocidad vertiginosa. La visión fue impresionante y Miller le dijo a todos que aquello era algo único en sus vidas. Ese momento de observar como se va. Ese desamparo ante lo desconocido.

Objeto_cilindrico_ou_charuto (1)
Fotografía obtenida en Italia por la misma época y considerada auténtica por los investigadores transalpinos

Los cazadores se quedaron mirando aquello y aligeraron la marcha, algocariacontecidos por lo que acababan de presenciar, sobre todo por no saber qué era aquello, qué habían visto aterrizando y qué se había marchado como alma que lleva el diablo. Y si hablamos del diablo, éste parecía seguir enredando porque a los pocos minutos de su ya rápida caminata, casi huyendo de allí otra vez apareció el «silo luminoso». Pero esta vez podían verlo bien. Parecía que tenía una forma de cilindro, y vaya, apenas podían creerse aquello. Un cilindro volante luminoso, allí, de verdad.

Al instante, según contó Miller de él salieron 2 humanoides que describió como «de ojos grandes y alargados, narices pequeñas y una boca casi en miniatura». Miller no era hombre de muchas palabras y al sentirse miedo, al notar un mínimo atisbo de indefensión, sacó su escopeta y comenzó a descerrajar cartuchazos como un energúmeno alcanzó a uno de los seres hiriéndolo brutalmente. El otro, al ver tal violencia y riesgo escapó de la escena y consiguió esquibar la bala que llevaba su nombre. Los cazadores impresionados primero por el aspecto de los seres y segundo por la tremenda reacción de su amigo Paul, también huyeron en desbandada.

descarga (1)
Recreación original del incidente

Pero algo pasó en su huida a la localidad de Minot, mientras corrían como locos para no volver a encontrarse esas «cosas». Cuando la adrenalina estaba a tope corriendo por su sangre, justo en ese momento, algo les produjo un desmayo y cayeron desplomados al suelo. Cuando despertaron con síntomas de malestar general, habían pasado 3 horas. Jamás supieron qué fue de ellos en ese tiempo. Cuando pudieron, finalmente pudieron llegar a sus casas y mantuvieron diferentes conversaciones telefónicas, aún con miedo de verse de nuevo desmayados. ¿Les habían hecho algo esos seres a los que había disparado Paul Miller? ¿Qué había pasado en ese bosque?

Lo asombroso del incidente viene a continuación. A la mañana siguiente, cuando Miller excesivamente preocupado por lo que había pasado se fue a trabajar como siempre a una de las oficinas de las Fuerzas Aéreas de la región fue asaltado en la carretera por un coche de color negro que se cruzó delante de su vehículo y del que salieron tres extraños tipos vestidos de negro. Se presentaron como funcionarios del gobierno, eso sí, sin dar credencial alguno y le amenazaron de forma borde y agresiva sobre las consecuencias que le esperaban si decidía hablar de lo que había pasado en aquel bosque.

MIB3-b
Los hombres de negro, una vez más en un caso real, apareciendo y sabiendo todo sobre el testigo

Miller apenas podía creerse lo que estaba pasando, pero pardiez, estaban allí, y además estaban avisándole a él de que no hablara. Miller escuchó su misiva y les preguntó cómo era posible que supieran del incidente.

«Hemos recibido un informe», le contestaron.

En aquella inusual conversación, Miller se dio cuenta de que aquellos hombres parecían saberlo todo de él y lo que era más raro, sobre todo lo que había ocurrido en aquel incidente, pero jamás llegaron a mencionar palabra alguna sobre aquel ser al que el protagonista había enchufado con su escopeta. Había algo en aquellas preguntas que le hacían que tampoco encajaba porque, al parecer, también se interesaron por la ropa que llevaba cuando vio el OVNI e insisitieron en acompañarle hasta casa para verla y registrar sus pertenencias.

El testigo, como ya hemos visto en otros casos y debido posiblemente a algo que se conoce en ufología como un influjo mental por parte de estos seres, un control de la situación a nivel subconsciente que hace que no puedas negarte a nada de lo que te digan efectivamente les llevó a casa y allí registraron sus ropas. Después se marcharon de allí sin decir nada más.

Tardó años en contar lo que había pasado por miedo a volver a encontrarse a tales siniestros individuos y nunca pudo explicarse qué fue ni del ovni, ni de los dos humanoides, uno de ellos herido por su culpa.

KENTUCKY ALIENS
En el incidente de Kelly Hopkinsville de 1955 también ocurrió un altercado con disparos

Aquí tenemos un caso excepcional en donde vemos unos elementos fascinantes: una primera presentación, quizá para conocer el lugar, una salida de dos seres de extrañísimo aspecto y desconocidas intenciones, una reacción violenta por parte de un testigo armado, un episodio de missing time que posiblemente esconda una posible abducción y encuentro con los famosos hombres de negro que no solo le asaltan, le amenazan y le hacen ir a casa a estudiar sus ropas (un posible estudio de residuos de radioactividad) si no que también le llegan a decir que han recibido un informe del caso (imposible porque los testigos no habían hablando con ninguna autoridad del gobierno) y que lo sabían todo de él, hasta sus detalles más íntimos.

La gran pregunta de este caso sería: ¿cómo demonios accederían estos seres a estas informaciones? ¿Quién habría redactado ese informe? Aquí dejamos este caso, uno más de la larguísima y profusa bibliografía de encuentros ovni, éste, eso sí, con un cazador que desde luego no dudó un segundo en descerrajar un disparo a un extraterrestre.

Si os ha gustado el artículo os recomendamos ver estos dos programas de temática similar en donde abordamos fascinantes escenas de encuentros del tercer tipo. Esperamos que sean de su agrado.

Ufopolis.com 2016

Fuente: The Unexplained – An Alien World, Orbs Publishing, London – 1980.1983

Mujeres de negro, las siniestras acompañantes de los hombres de negro

En este videoprograma estudiaremos diferentes avistamientos de hombres de negro en donde también aparecen figuras femeninas, que, en ocasiones tienen gran atractivo físico y que completan una iconografía de casos reales en donde se realizan continuas entrevistas a testigos ovni sin que ellos hayan comunicado sus datos a nadie y presentándose, por tanto, con una información privilegiada. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2016

Los extraterrestres que se disfrazaban de hombres de negro

Vicente Fuentes narra tres insólitos encuentros con los famosos hombres de negro en el marco de lo que podrían ser intervenciones de posibles infiltrados extraterrestres en la tierra.

Hablaremos del caso de Herbert Hopkins, el de Robert Richardson y el Helen Sullivan, incidentes de lo más extraño dentro de la casuística de seres de este tipo. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

 

 

Encuentros con los hombres de negro – El caso Colin Bennett

Los enigmáticos y tenebrosos hombres de negro vienen protagonizando tenebrosos encuentros desde hace décadas y se presentan con asuntos siempre en relación con el fenómeno OVNI o situaciones paranormales, por lo que no resulta sorprendente que sean varios investigadores de este fenómeno los que se ven intimidados o amenazados por estas figuras a lo largo de sus carreras ya que de hecho, testigos e investigadores, resultan el objetivo lógico para los hombres de negro.

Un ejemplo de ello es el investigador Colin Bennett autor de varios libros de investigación ufológica quien tuvo un intrigante encuentro con uno de estos agentes del silencio a principios de la década de los 80 en el londinense barrio de Notting Hill.

El encuentro tiene lugar un domingo, que queda grabado en la memoria del investigador, entre otras cosas, por ser especialmente tranquilo y callado, lo que resulta extremadamente inusual en un barrio en el que el ruido es atronador y frecuente. Para una persona acostumbrada a convivir con ese molesto estruendo, paradójicamente aquella inusitada tranquilidad le resulta desagradable, incómoda.

Men-In-Black
Parece que la motivación de los hombres de negro es la de silenciar a los testigos de encuentros con el fenómeno

Bennett decide escapar de aquella extraña situación viendo una película en un cine cercano. Cuando la sesión acaba, se dirige de vuelta a su casa. Cuando está llegando a su apartamento son las 11 de la noche y un evento realmente excepcional tiene lugar en ese momento. Aparece una enorme luz sumamente brillante en el cielo justo encima de él que ilumina todo a su alrededor con gran intensidad.

El investigador comienza a llamar a su novia Mary a gritos, no se puede creer lo que está viendo y pese a la gran potencia lumínica, el mirar directamente hacia aquella luz no hace daño a los ojos sino todo lo contrario. Es agradable.

Mary contrariada, sale del apartamento observando la misma luz y el espectáculo comienza. La luz cambia de forma y ante los ojos de la estupefacta pareja se transforma en un bombardero británico de la II Guerra Mundial del modelo Lancaster. Bennett no puede creer lo que está viendo aunque lo tiene sobre si:

‘’Si Mary no ve lo que estoy viendo, tendré que buscar tratamiento médico’’

Pero afortunada o desafortunadamente para el investigador, su novia está viendo exactamente lo mismo que él. Un modelo de bombardero que jugó un papel determinante en una de las mayores contiendas bélicas de la historia global vuela sobre sus cabezas sin emitir ruido alguno y sin mover sus hélices casi como en una visión fantasmagórica.

lancaster-bomber
La luz se transformó en un bombardero del modelo Lancaster utilizado en la Segunda Guerra Mundial

Pero aquí no acaban las sorpresas. En su espectáculo aéreo y mientras ambos testigos no pueden dejar de mirarlo, el bombardero vuelve a cambiar de aspecto transformándose en una moderna nave de forma triangular. Acto seguido abandona la escena volando a extrema velocidad.

Tras presenciar la misteriosa maravilla aérea, la desconcertada pareja se interna en su apartamento y Bennett se encuentra con una nueva sorpresa: un hombre de negro ya le estaba esperando sentado en su sofá. El hombre, que aparenta ser de mediana edad, viste un impoluto traje negro, corbata negra y camisa blanca. Mary les presenta nerviosamente y le explica a su novio que aquel señor había llamado previamente a su puerta y le había solicitado esperar en su piso a que John, que vive en el piso superior, volviera a casa ya que tenía una reunión con él pero no se encontraba en su vivienda.

Bennett se muestra muy preocupado. Mary había dejado entrar en el apartamento sin dudarlo a un extraño de aspecto obviamente siniestro durante la noche. Un comportamiento irracional desde luego y que no se corresponde con la forma de actuar de su novia que es una persona cabal y con gran sentido común que jamás hubiera permitido a ningún extraño entrar en su casa.

-nighthawk-v
Depués de tomar la forma de un bombarderó pasó a transformarse en una nave con forma triangular

La pareja, que no se siente intimidada ni asustada en ningún momento, mantienen una conversación con su inesperado invitado que resulta ser muy agradable y educado resaltando un comportamiento refinado y, sin saber cómo, le acaban contando todos los detalles acerca de la increíble experiencia que habían presenciado escasos momentos antes. La reacción del agente, sin embargo, no es la que Bennett y Mary esperarían ante una historia de una extraña luz en el cielo que cambia de forma y se transforma en dos aeronaves para desaparecer después. El extraño que había escuchado todo el relato en completa calma simplemente les sugiere que se olviden de todo lo que han visto.

‘’Tengo la impresión de que ya lo sabía todo acerca de lo que acabábamos de ver (…) Estaba estudiando nuestras reacciones y el traje, la corbata, el pelo y la cara eran un disfraz’’.

A continuación el misterioso caballero comunica a sus anfitriones que ha decidido no continuar esperando a John y que ha de marcharse. Se despide educadamente agradeciendo a Mary el haberle dejado pasar, abandona el apartamento y se pierde en la noche.

Bennett entonces repara en los relojes de su piso. Todos marcan la misma hora a la que había salido del cine: las once de la noche. Al día siguiente, mantiene una conversación con su vecino John que le confirma que no sólo no esperaba ninguna visita sino que niega rotundamente conocer a nadie que responda a la descripción del enigmático hombre de negro.

missing-time
Es frecuente que una de las consecuencias de encuentros con lo desconocido aprecie al tiempo quitándolo o añadiéndolo

Este interesante caso cuenta con varios detalles determinantes en la manifestación de los hombres de negro. Primeramente un encuentro con lo imposible en el que los testigos presencian como una luz cambia de forma transformándose en diferentes naves como si estuviera realizando una representación para ellos y pone sobre la mesa la posibilidad de que toda la experiencia tuviera lugar siguiendo unas pautas previamente diseñadas. Un guión para una suerte de experimento en el que uno de los agentes ya estaba dispuesto en el apartamento de los testigos mientras toda la experiencia discurría esperando pacientemente para observar los resultados.

Del mismo modo, parece que la presencia de los hombres de negro en ocasiones interfiere con la voluntad, o por lo menos, con el buen juicio de sus objetivos y al igual que Mary no atiende a los peligros de dejar entrar a un desconocido en su propia casa durante la noche, le sucedió a Herbert Hopkins quien reconoció, nada más haber invitado a un desconocido a internarse en su hogar que había actuado de forma insensata.

siluetas
¿Se estaba haciendo un experimento con el testigo y el hombre de negro quería comprobar los efectos del mismo?

Por último se aprecia un extraño fenómeno que frecuentemente aparece cuando el fenómeno se manifiesta: el missing time. Aunque en ocasiones lo hace de forma inversa y en lugar de ‘’robar’’ tiempo a los testigos, algunas veces, como sucede en este caso, sobra tiempo pareciendo que éste se hubiera detenido.

Llamativamente, parece que los hombres de negro no sólo aparecen cuando un evento de naturaleza misteriosa ha tenido lugar sino que también traen este tipo de circunstancias consigo mismos.