La leyenda de Hugh Williams, el hombre que sobrevivió a 3 naufragios… en 200 años

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un curiosísimo caso de supuestos viajeros en el tiempo que ha sido considerado un caso real por algunos y una leyenda por otros. Mientras que el eminente astrofísico Stephen Hawking cree que viajar en el tiempo es posible en base a la Teoría de la Relatividad de Einstein, recientemente esa teoría ha recibido recientemente apoyo experimental desde el LHC (Gran Colisionador de Hadrones). Hawking cree que siguiendo esa pauta y las tecnologías que se están desarrollando en el LHC, se conseguirá la tecnología suficiente para conseguir construir una nave que transportará a los humanos acelerando hasta el 98% de la velocidad de la luz tras seis años de viaje. Casi nada. A esa velocidad, cada día transcurrido en la nave supondría un año en la Tierra. De este modo, una vez que la Tierra se volviese inhóspita por nuestra acción, los humanos que viajasen en esa nave podrían regresar a repoblar nuestro planeta muchos años más tarde (cada año en el espacio supondría 365 años en la Tierra).

sunken-tug-boat-perry_18509_600x450
Las historias de viajeros en el tiempo incluyen a un hombre que habría sobrevivido a tres naufragios…en 200 años

La posibilidad de viajar en el tiempo plantea muchas paradojas, y además la ciencia habla ahora de túneles entre agujeros negros y de gusano que doblan el espacio-tiempo, creando zonas curvadas, y cuando hay curvaturas hay posibilidades de otros caminos que rompen las estructuras conocidas de viajes en líneas aparentemente rectas pero que en realidad son curvadas por el espacio-tiempo. En este sentido existen historias de todo tipo y hoy vamos a ver una de ellas, mitificada con el paso de los años. Quizá una leyenda de puertos y marineros.  Corría el año 1665 cuando Hugh Williams embarcó en el puerto junto con 82 personas más. En ese momento, nada indicaba que aquel robusto barco fuera a naufragar tal y como ocurriría pocos días después, exactamente el 5 de Diciembre frente a las costas de Gales, en el Estrecho de Menai.

Veuve2
Los tres naufragios habrían ocurrido en el mismo punto geográfico

121 años después, el 5 de Diciembre de 1786, la casualidad quiso que se hundiera otro navío en el que perecieron setenta almas, excepto la de un pasajero llamado Hugh Williams, por supuesto en el mismo lugar que el primero, frente a la costa de Gales y el Estrecho de Menai. Dos buques que se hunden en la misma zona y el mismo día del mes y en los que hay un único superviviente con el mismo nombre y apellido. No se puede negar que es rizar el rizo. Lo curioso es que la historia no termina ahí. De nuevo un 5 de Diciembre, en el año 1860 otro barco correría la misma suerte al aproximarse a las costas de Gales, naufragando en el Estrecho de Menai, donde sorprendentemente hubo un único superviviente de un total de 25 a bordo y como ya estaréis imaginando, este hombre se llamaba Hugh Williams.

hugh-williams-shipwreck-coincidence
Leyenda o no, el contenido de su historia ha llegado hasta nuestros días.

Obviamente, la lógica nos dice que no podía tratarse de la misma persona porque habría tenido más de 250 años ¿Era Hugh Williams un viajero del tiempo? o ¿el nombre de Hugh Williams puede atraer la mala suerte sobre aquellos que le rodean? Un viaje a través del tiempo es un concepto de desplazamiento hacia adelante o hacia atrás en diferentes puntos del mismo, así como lo hacemos en el espacio. Es innegable que todos viajamos en el tiempo. Por ejemplo, durante los últimos doce meses, nos hemos movido un año adelante en el tiempo o lo que es lo mismo, hemos viajado en el tiempo a la velocidad de 1 hora por hora.

La pregunta sería: ¿podemos viajar en el tiempo a mayor o menor velocidad de 1 hora por hora? o ¿podemos viajar atrás en el tiempo retrocediendo, digamos, 2 horas por hora? ¿o 30 o 100 años por hora? Si Hugh Williams fue una leyenda, un hombre que venció la barrera del espacio- tiempo, una posible reencarnación, o sólo una increíble coincidencia… ya queda en cada uno de nosotros creer en una cosa u otra.

Si os ha gustado la historia, os dejamos con el programa que hicimos sobre casualidades imposibles, en un mundo éste, siempre curioso.

 Ufopolis.com 2015

Los Nagas, misteriosos dioses reptiles de la antigüedad

Cada una de las diferentes mitologías que existen están plagadas de referencias a misteriosos seres híbridos cuyo parecido con el ser humano resulta engañoso ya que este tipo de seres, que habitan el mismo mundo que el hombre, parecen más venidos de otros mundos que autóctonos de nuestro medio.

Resulta casi sorprendente la frecuencia con la que este tipo de criaturas manifiestan una naturaleza reptil en el folklore de cualquier nación del mundo siendo uno de los ejemplos más representativos la raza Naga presente sobretodo en la mitología Hindú, pero que también tienen marcada importancia en las leyendas de países como Pakistán, Nepal, Camboya o Tailandia.

naga escultura
Existen criaturas híbridas en casi cualquier mitología.

Esta raza de seres, a menudo femeninos, aparece en los relatos descritos con una forma híbrida en la que el torso y la cabeza son humanos mientras que la parte inferior del cuerpo es la de una serpiente. De mirada penetrante, poseen grandes ojos muy brillantes e intimidan a quienes se los encuentran con su gran altura.

Según las diferentes narraciones, estas serpientes semidivinas destacan por su gran inteligencia y sabiduría además de por su considerable paciencia. Normalmente, presentan un carácter sibilino y traicionero y se les suele representar de forma negativa como seres venenosos que merecen la muerte. Aunque en ciertas culturas se les considera también protectores de la naturaleza.

Habitan en cuevas, ruinas oscuras o en lugares cerca de ríos, lagos, océanos y pozos. Según el Mahabharata, uno de los textos épicos más importantes de la religión hindú, la mayoría de estos seres legendarios reside en el más profundo de los 7 Patalas o infiernos subterráneos de su cosmogonía.

Estos híbridos ejercen un gran poder de atracción sobre el ser humano, al que son capaces de seducir y engañar para sus propósitos. Característica que se atribuye también a las populares sirenas, criaturas mitad humano y mitad pez que en la tradición atraen a los marineros con sus cantos a un terrible final.

naga india
Frecuentemente, en las tradiciones, las criaturas híbridas tienen relación con seres reptiles.

La raza Naga, aunque en ocasiones ayuda a los dioses en la realización de sus empresas, prefieren, si tienen elección, mantenerse alejados de ellos.

Según el Mahabharata, se organizan en una sociedad jerárquica en la que existen tres reyes: Vasuki, Sesha y Taksaka; y algunos de los individuos que integran esta sociedad, resultan tremendamente poderosos llegando a tener control sobre el clima o la creación de terremotos.

El origen de estos dioses menores, según el hinduismo, parte de la figura de una madre ancestral: Kadru, que puso mil huevos de los que surgió esta nueva raza pero a los que, más tarde, maldijo, siendo sus propios hijos, a morir. Es lo que se denomina ‘’el sacrificio de las serpientes’’ cuando diera comienzo el Kali Yuga, al que en aquel momento, aún le faltaban 4 millones de años para llegar.

Lo que motivó esta extrema decisión fue que todos sus hijos se negaron a prestarle ayuda en la apuesta que la diosa hizo con su hermana en la que la perdedora quedaría esclavizada ante la ganadora por toda la eternidad.

Sin embargo, algunos nagas pudieron evitar su fatal destino consiguiendo beber el ‘’Amrita’’ o elixir de la inmortalidad de los dioses.

naga mar
Algunas culturas, representan a estos seres como serpientes de varias cabezas

Estas criaturas legendarias también aparecen en los mitos del budismo tibetano, siendo una de las historias más notables la que relata como en una ocasión en la que Buda se encontraba meditando en el bosque, fue sorprendido por una fuerte tormenta y el rey naga Mucalinda le auxilió dándole refugio bajo sus siete cabezas. Al pasar la tormenta, la serpiente adquirió la forma de un joven y le presentó sus respetos.

Por lo que nos cuentan la gran cantidad de relatos en los que aparecen estas criaturas, parece que tendrían la facultad de cambiar de aspecto a voluntad pudiendo transfigurarse y dejándose ver con aspecto enteramente humano o enteramente reptil.

Encontramos referencias a los Nagas en varias culturas. En Camboya, por ejemplo, son una raza reptil hijos del rey Kaliya, cuyo reino se situaba en las tierras que son bañadas por el océano Pacífico, tuvieron que huir a buscar refugio en India bajo la persecución de Garuda y una de las hijas de rey contrajo matrimonio con un noble indio. De esta unión surgió el pueblo camboyano.

Y no son los únicos que afirman ser descendientes de esta raza, en el Norte de la India existen, a día de hoy, comunidades que manifiestan orgullosas ser descendientes de los Nagas autodenominándose ‘’naga voshi’’ o ‘’linaje naga’’.

naga1
Algunas personas, e incluso naciones, se afirman descentientes nagas.

Damos con un amplio abanico de entes con características reptiles al explorar los antiguos relatos de diferentes culturas: en Malasia, los nagas se presentan con forma de dragón de varias cabezas, en Java y Tailandia, se les considera dioses del inframundo y en Laos son representados como serpientes acuáticas. En Filipinas estas deidades serpiente se conocen como ‘’Kapampangan’’ y algunas de ellas son aladas. Unos seres muy parecidos, aparecen también en la literatura de Sri Lanka.

Podemos establecer un paralelismo de los Nagas con los dragones de la mitología china y en el folklore tibetano, suelen representarse con forma de cobra de una o varias cabezas. En dicha religión tibetana, estos reptiles sirven a Virupaksa, uno de los cuatro reyes celestiales encargado de guardar el Oeste. En las leyendas japonesas encontramos a ‘’Orochi’’, una serpiente de ocho cabezas y ocho colas y, en la antigua mitología griega, se nos presenta un monstruo de similares características: la policéfala Hidra de Lerna a la que dio muerte el héroe Heracles.

yamata-no-orochi-la-serpiente-dragon-de-ocho-cabezas
El monstruo japonés »Orochi», los seres reptiles de casi todas las mitologías suelen tener connotaciones negativas.

No son estos los únicos ejemplos de seres híbridos legendarios. En la ancestral China se hablaba de los ‘’reyes dragón’’ que gobernaban los océanos y residían en un palacio de cristal subacuático. Tenían la habilidad de cambiar de aspecto y de mostrarse con forma completamente humana si así lo deseaban. También en China existen relatos acerca del héroe Fu Xi y su hermana gemela Un Wa, ambos con cabeza humana y cuerpo de serpiente, fueron los responsables de la creación del ser humano a partir de arcilla.

chinese-dragon-painting-detail
Resulta evidente la relación entre los nagas y otros seres legendarios como dragones o leviatanes.

La deidad mesopotámica Ningishzida, de nuevo un reptil con cabeza humana, era uno de los guardianes del palacio celestial del dios supremo Anu y era considerado un dios del inframundo.

En el folklore portugués y gallego aparece la figura de las Moiras, unas damas mágicas con la capacidad de cambiar de aspecto, algunas de ellas, representadas como seres reptiles con largos cabellos.

El fundador y primer rey de Atenas, Cecrops I, se nos describe como un ser híbrido parte reptil y parte humano y, en la misma Grecia, no podemos olvidarnos de las gorgonas, mujeres cuyos cabellos son serpientes.

hidra
En muchas ocasiones encontramos relatos de monstruos legendarios como la Hidra de nueve cabezas.

El dios serpiente emplumada Quetzalcoatl en la cultura mesoamericana es un claro ejemplo de la manifestación de estos dioses reptiles ante las antiguas civilizaciones por todo el planeta. Es posible que todas estas diferentes narraciones y representaciones de seres divinos con aspecto reptil, se estuvieran refiriendo a lo mismo, tal vez a una raza con estas características que interactuó con la antigua humanidad.

Concluimos citando una referencia al reptil mitológico más conocido en nuestra cultura:

‘’Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Con que Dios os ha dicho que no comáis de todo árbol del huerto?«

    Gen 3:1

 

La famosa foto de la «dama marrón»

Hoy en ufopolis estudiamos la famosa toma de «La Dama marrón de Raynham Hall», una de las más tomas más importantes del mundo paranormal de la historia y que desde luego ha hecho correr ríos de tinta en diferentes foros desde hace más de ocho décadas. Una toma que ha sido objeto de diferentes exámenes ópticos y gráficos para determinar su validez sin que nadie haya conseguido ninguna prueba fehaciente de la posibilidad de fraude o manipulación. Y es que es tan extraña, que no es para menos.

La toma nos muestra una sombra blanca descendiendo de unas escaleras en dirección al fotógrafo y es nítida, definida y translúcida, encajando con las descripciones de los llamados «ectoplasmas» que aparecen en la literatura relacionada con fantasmas en todo el mundo. Fue tomada el 19 de septiembre de 1936 por parte de dos fotógrafos contratados por la revista Country Life quienes acudieron a un conocido castillo del siglo XVII situado en Norfolk, Inglaterra. Las habladurías sobre la leyenda de un espectro en pena corrían por el condado y qué mejor que mandar a dos profesionales para tratar de inmortalizarlo. El resultado fue más allá de lo esperado.

Indre Shira y Luck Provand, los dos camarógrafos estuvieron recorriendo todas las estancias en donde supuestamente había sido visto el ser. Ni rastro de él durante toda la mañana. Comieron allí y a eso de las cuatro de la tarde, cuando se encontraban cerca de la escalera de la casa, ocurrió un incidente extraño. Shira sostenía el flash, mientras que Provand comprobaba el pulsador de disparo. Y de repente, una figura fantasmal comenzó a acercarse a ellos bajando lentamente las escaleras. No podían dar crédito a sus propios ojos. Aquellos fotógrafos eran excépticos hasta el infinito y consideraban aquel trabajo prácticamente una tomadura de pelo. Pero ahí estaba aquello delante de ellos.

Shira gritó del susto y en ese momento, su compañero que no estaba mirando en esa dirección tuvo el increíble acierto de darle al botón casi por la impresión de ver a su amigo. Aquello se desvaneció en el mismo momento. Shira le contó a Provand lo que había pasado, pero éste casi no podía creerselo.

10530769_308901289277811_913408695186750692_n

El primero le dijo que podrían haberlo captado y que ya estaban tardando en ir a revelar la foto. Rápidamente los dos se miraron y salieron disparados hacia el laboratorio con la intención de revelar ipso facto la toma. Llegaron como una exhalación a las oficinas y cogieron a un tímido contable de la publicación para que ejerciera de testigo ante el histórico revelado de la foto que luego daría la vuelta al mundo.

Habría que haber visto la cara del contable en aquel momento y el revuelo de la redacción. El contable dio fe de que los pasos seguidos en el revelado eran los correctos y esperaron a que efectivamente los papeles de revelado y el nitrato de plato hicieran su efecto. La expectación era máxima allí. Y salió, vaya si salió. Aparecía lo que parecía una mujer alta, sin facciones, vestida con ropajes translúcidos. Aquello encajaba con la leyenda de la «dama marrón» que había habitado en la casa hacía ya mucho tiempo. Un drama que investigaron y que desde luego ponía aún más elementos interesantes en la historia.

Lady-dorothy-walpole

Dorothy Thowsend

El bonito castillo de Raynham Hall pertenecía al segundo vizconde de Townshend, un hombre poderoso llamado Charles Townsend. Tristemente viudo, en 1712 contrajo matrimonio con una bella mujer llamada Dorothy Townsend, quien le dio siete hijos. Pero Dorothy escondía un irrevelable secreto. Era amante de un hombre llamado Wharton, al que quería profundamente desde antes del matrimonio. Al enterarse su marido, la confinó por siempre en un cuarto donde moriría el 29 de Marzo de 1726.  Su marido, el brutal vizconde expuso ante la sociedad de la época que había muerto por viruela, algo nada extraño incluso para la gente de clase alta.

Su castigo fue fatal. No podía ver a sus hijos ni a nadie y apenas era alimentada. Su pena, según esta historia, era tan profunda que dejaba mella en todos aquellos que se acercasen a sus forzados aposentos. Habría quedado prácticamente como un alma en pena en aquel castillo, ya maldito para siempre. Y digo maldito porque el mismísimo rey Jorge IV de Inglaterra cuando se alojó allí en el año 1800 fue testigo de las andanzas de este singular espectro. A medianoche, el rey se despertó sobresaltado, nervioso y sudoroso viendo como un visitante de dormitorio con el mismo aspecto que la señorita Dorothy le observaba silenciosamente al lado de su cama. Tardó menos de una hora el rey en largarse de allí con todo su séquito.

Luego en diciembre de 1835, el coronel Loftus del ejército británico también contó su encuentro con el espectro de Dorothy en lo que había sido aquel dormitorio siniestro que la recluía. En un principio la vio frente al espejo pero se desvaneció. Después la vio flotando sobre la escalera portando lo que parecía ser una lámpara de mano. Hombre de pocas fantasías, la impresión que se llevó fue tan grande que hasta hizo bocetos para entregarlas al resto de invitados, que encima eran sus superiores.

Otro avistamiento que podemos rescatar del olvido incluye a otro militar, el capital Frederick Maryat y dos sobrinos suyos, también de visita en la casa que la contemplaron en el pasillo con la misma luz que había visto el coronel Loftus. Las visiones siempre eran de una entidad semitransparente con ropajes de mujer. El pánico de hecho en este último avistamiento invadió al capitán Maryat que aseguró que aquel espectro le había llegado a dirigir una tenebrosa y maquiavelica sonrisa. Llegó a dispararla en ese mismo momento, pero la bala atravesó aquel ser e impactó con la pared. Balas contra fantasmas.

En 1926, hubo otro caso de dos niños que la describieron como una «señora de gasa», y desde ese entonces han sido muchos los avistamientos de este espectro. En cuanto a la fotografía, llama la atención la extraña disposición de las barandillas, aunque no tenemos referentes de la misma en otras tomas. También existe un espejo que podría resultar en un espejo si tuviesemos la habilidad suficiente como para hacer una doble exposición. Pero lo cierto es que los expertos de la época analizaron el negativo y la cámara y no encontraron defectos ni en el proceso de revelado, ni en la cámara, ni en los químicos ni en el papel.

Un detalle curioso es que existe un curioso efecto de filtro en Google Maps cuando vemos ese castillo. Quizá por la influencia de esa extraña aparición, o casualidades de la vida porque justo la cámara se configuró mal justo sobre esa construcción. Misterios de la vida.

Les dejamos igualmente con el programa que hicimos sobre el poltergeist de Rosenheim, que trata apariciones similares:

 

Investigación Vicente Fuentes

Ufopolis.com 2015

Hiperbórea, la maravilla perdida al norte del fin del mundo

hiperborea-hyperborea-mapa-polo-norte

Hoy en ufopolis estudiaremos el mito de la hiperbórea, un lugar conectado a la desaparición de la antigua Atlántida que queda reflejado en numerosos textos de autores griegos en donde se habla de maravillas tales como que en aquella tierra no se ponía el sol, sus construcciones eran de piedras preciosas y su ciencia era tan avanzada como para vivir durante cientos de años. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2014