Tomas falsas de la entrevista de Vicente Fuentes en Madrid

Estas son las tomas falsas de la entrevista que hice en la calle al director Alan Stivelman en Madrid. La verdad es que fueron surrealistas 🙂 Espero que las disfrutéis.

El hombre que le descerrajó dos escopetazos a dos extraterrestres

Hoy en ufopolis tenemos uno de esos casos fascinantes que atraen por su insólita iconografía. El fenómeno ovni tiene tantos casos y son tan diferentes, surrealistas y fascinantes que a veces podríamos decir que los que investigamos este tipo de enigmas coleccionamos «cromos de humanoides». El de hoy es asombroso.

Todo comienza una fría y lluviosa tarde de noviembre de 1961, en donde tenemos a un hombre de nombre Paul Miller y a tres amigos dirigiéndose hacia sus casas en Minot, Dakota del Norte (USA) después de un exitoso día de caza en un paraje boscoso a las afueras de la ciudad. Hablando de sus cosas, tan tranquilos iban ellos por aquel frondoso páramo cuando de repente, algo que solo pudieron describir como un «silo luminoso» aterrizó en un campo cercano. Parecía como una edificación, del tamaño de un granero. En un primer momento creyeron que era un avión realizando un aterrizaje de emergencia, pero pronto cambiaron de parecer cuando aquello en menos de un segundo desapareció de su vista a una velocidad vertiginosa. La visión fue impresionante y Miller le dijo a todos que aquello era algo único en sus vidas. Ese momento de observar como se va. Ese desamparo ante lo desconocido.

Objeto_cilindrico_ou_charuto (1)
Fotografía obtenida en Italia por la misma época y considerada auténtica por los investigadores transalpinos

Los cazadores se quedaron mirando aquello y aligeraron la marcha, algocariacontecidos por lo que acababan de presenciar, sobre todo por no saber qué era aquello, qué habían visto aterrizando y qué se había marchado como alma que lleva el diablo. Y si hablamos del diablo, éste parecía seguir enredando porque a los pocos minutos de su ya rápida caminata, casi huyendo de allí otra vez apareció el «silo luminoso». Pero esta vez podían verlo bien. Parecía que tenía una forma de cilindro, y vaya, apenas podían creerse aquello. Un cilindro volante luminoso, allí, de verdad.

Al instante, según contó Miller de él salieron 2 humanoides que describió como «de ojos grandes y alargados, narices pequeñas y una boca casi en miniatura». Miller no era hombre de muchas palabras y al sentirse miedo, al notar un mínimo atisbo de indefensión, sacó su escopeta y comenzó a descerrajar cartuchazos como un energúmeno alcanzó a uno de los seres hiriéndolo brutalmente. El otro, al ver tal violencia y riesgo escapó de la escena y consiguió esquibar la bala que llevaba su nombre. Los cazadores impresionados primero por el aspecto de los seres y segundo por la tremenda reacción de su amigo Paul, también huyeron en desbandada.

descarga (1)
Recreación original del incidente

Pero algo pasó en su huida a la localidad de Minot, mientras corrían como locos para no volver a encontrarse esas «cosas». Cuando la adrenalina estaba a tope corriendo por su sangre, justo en ese momento, algo les produjo un desmayo y cayeron desplomados al suelo. Cuando despertaron con síntomas de malestar general, habían pasado 3 horas. Jamás supieron qué fue de ellos en ese tiempo. Cuando pudieron, finalmente pudieron llegar a sus casas y mantuvieron diferentes conversaciones telefónicas, aún con miedo de verse de nuevo desmayados. ¿Les habían hecho algo esos seres a los que había disparado Paul Miller? ¿Qué había pasado en ese bosque?

Lo asombroso del incidente viene a continuación. A la mañana siguiente, cuando Miller excesivamente preocupado por lo que había pasado se fue a trabajar como siempre a una de las oficinas de las Fuerzas Aéreas de la región fue asaltado en la carretera por un coche de color negro que se cruzó delante de su vehículo y del que salieron tres extraños tipos vestidos de negro. Se presentaron como funcionarios del gobierno, eso sí, sin dar credencial alguno y le amenazaron de forma borde y agresiva sobre las consecuencias que le esperaban si decidía hablar de lo que había pasado en aquel bosque.

MIB3-b
Los hombres de negro, una vez más en un caso real, apareciendo y sabiendo todo sobre el testigo

Miller apenas podía creerse lo que estaba pasando, pero pardiez, estaban allí, y además estaban avisándole a él de que no hablara. Miller escuchó su misiva y les preguntó cómo era posible que supieran del incidente.

«Hemos recibido un informe», le contestaron.

En aquella inusual conversación, Miller se dio cuenta de que aquellos hombres parecían saberlo todo de él y lo que era más raro, sobre todo lo que había ocurrido en aquel incidente, pero jamás llegaron a mencionar palabra alguna sobre aquel ser al que el protagonista había enchufado con su escopeta. Había algo en aquellas preguntas que le hacían que tampoco encajaba porque, al parecer, también se interesaron por la ropa que llevaba cuando vio el OVNI e insisitieron en acompañarle hasta casa para verla y registrar sus pertenencias.

El testigo, como ya hemos visto en otros casos y debido posiblemente a algo que se conoce en ufología como un influjo mental por parte de estos seres, un control de la situación a nivel subconsciente que hace que no puedas negarte a nada de lo que te digan efectivamente les llevó a casa y allí registraron sus ropas. Después se marcharon de allí sin decir nada más.

Tardó años en contar lo que había pasado por miedo a volver a encontrarse a tales siniestros individuos y nunca pudo explicarse qué fue ni del ovni, ni de los dos humanoides, uno de ellos herido por su culpa.

KENTUCKY ALIENS
En el incidente de Kelly Hopkinsville de 1955 también ocurrió un altercado con disparos

Aquí tenemos un caso excepcional en donde vemos unos elementos fascinantes: una primera presentación, quizá para conocer el lugar, una salida de dos seres de extrañísimo aspecto y desconocidas intenciones, una reacción violenta por parte de un testigo armado, un episodio de missing time que posiblemente esconda una posible abducción y encuentro con los famosos hombres de negro que no solo le asaltan, le amenazan y le hacen ir a casa a estudiar sus ropas (un posible estudio de residuos de radioactividad) si no que también le llegan a decir que han recibido un informe del caso (imposible porque los testigos no habían hablando con ninguna autoridad del gobierno) y que lo sabían todo de él, hasta sus detalles más íntimos.

La gran pregunta de este caso sería: ¿cómo demonios accederían estos seres a estas informaciones? ¿Quién habría redactado ese informe? Aquí dejamos este caso, uno más de la larguísima y profusa bibliografía de encuentros ovni, éste, eso sí, con un cazador que desde luego no dudó un segundo en descerrajar un disparo a un extraterrestre.

Si os ha gustado el artículo os recomendamos ver estos dos programas de temática similar en donde abordamos fascinantes escenas de encuentros del tercer tipo. Esperamos que sean de su agrado.

Ufopolis.com 2016

Fuente: The Unexplained – An Alien World, Orbs Publishing, London – 1980.1983

Dos asombrosos casos históricos de abducción sin resolver

Hoy en ufopolis vamos a tratar dos temas que jamás han sido resueltos en la ufología: las abducciones de Travis Walton y Carl Higdon, diferentes entre sí pero con un denominador común: la ausencia de tiempo en sus vidas.

Caso Travis Walton

Al anochecer del 5 de Noviembre de 1975, un leñador de 22 años llamado Travis Walton y seis de sus compañeros regresaban a casa en camión después de una larga jornada laboral en Heber, Arizona. De repente, y tal como lo contaron después los siete hombres, vieron un disco brillante de unos seis metros suspendido en el cielo sobre un claro del bosque. Según sus compañeros, Walton saltó del camión y corrió hacia la nave, la cual emitió un rayo de luz azul verdoso que le dejó inconsciente.

travis_walton_2
La experiencia de T.Walton es una de las más extremas de la historia

La primera reacción de sus compañeros fue salir huyendo despavoridos, aunque poco después regresaron en su ayuda. Al llegar al lugar en donde Walton había caido, tanto él como el OVNI habían desaparecido. Cuando Walton apareció al cabo de unos días, tenía una extraña historia que contar. Después de ser abatido por el haz de luz del OVNI, según dijo, recobró el sentido dentro de la nave, donde estaba siendo examinado por tres humanoides de pequeña estatura, cabezas sin pelo y, aquí un detalle interesante, ojos de gato. Al intentar huir de sus secuestradores encontró a un hombre de aspecto normal que le llevó fuera del OVNI hasta un inmenso hangar que no tenía parangón con lo que Walton había podido ver en toda su vida.

traviswalton
Foto de archivo de Travis Walton

Al parecer, y según los relatos del propio Walton, que mantuvo su versión hasta el día de su muerte, Walton pudo ser transportado a algún lugar fuera de la tierra, a un hangar espacial, en el que había otras naves y cuyo techo era como un tablero de ajedrez abovedado. 

Después de cruzar el hangar, donde según Walton, se podía respirar con normalidad, siguió al hombre a una habitación en la que dos hombres y una mujer, todos ellos humanos, pero con una apariencia extrañamente «perfecta» (según su testimonio), le llevaron hasta una mesa.

Travis_Walton_Paranormal_Witness
¿Donde están los 5 días de Travis Walton?

Walton se desvaneció de nuevo y volvió en sí en una carretera a unos 28 km de donde se había producido el secuestro. Aunque afirmó poder recordar sólo unas dos horas de toda su experiencia de abducción, Walton había estado ausente nada menos que cinco días. Jamás se supo qué ocurrió en las 108 horas restantes.

El caso Higdon

Carl Higdon, entrenador deportivo de cuarenta años, se encontraba en Medicine Bow Forest, Wyoming, la tarde del 25 de Octubre de 1974, dispuesto a disfrutar de una jornada de caza. Seguía el rastro de un alce macho y cuatro hembras. El macho se puso a tiro y disparó, pero según contó Higdon mas tarde, la bala solo recorrió dos metros y cayó al suelo de forma sorprendente.

HigdonWifePhotoColor1975Lo
El caso Higdon es de los más extraños jamás estudiados

Cuando Higdon fue a recuperarla descubrió en las sombras de los árboles, «una especie de hombre», según sus palabras, un ser bípedo, que le acechaba. El humanoide se plantó ante el testigo y, de manera absurda, le tendió una píldora en su mano, y éste se la tragó. Según las palabras del testigo, realizó aquella acción influido por aquel ser, que esperaba en posición dominante y algo agresiva.

higdon
La descripción del ser parece una deformación de la realidad

Tras esto, el ser gesticuló con el brazo derecho y de repente, Higdon se encontró sentado al lado de su secuestrador dentro de un cubículo transparente con los cinco alces detrás de ellos en una jaula. Contaba el testigo que estaba en una nave con forma cúbica y mientras despegaba, cuenta cómo pudo ver con sus propios ojos como la tierra aparecía por las ventanillas. Se alejaban de ella a gran velocidad.

Entonces, casi de inmediato, se posaron en una superficie oscura. Salieron del OVNI. Higdon describía la escena como un mundo oscuro en donde una inmensa torre centelleaba con una luz brillante e hiriente. El aire era gris y brumoso. Cerca de allí cinco seres humanos hablaban, ajenos a la llegada de Higdon.

higdon12
El ser podría ocultarse bajo esta forma en base al subconsciente del testigo

Según Higdon, tuvo poco tiempo para observar la escena porque enseguida fue introducido en una habitación de reconocimiento en el interior de la torre. Allí le esperaba el ser que secuestró al testigo, que le pidió que se tumbase sobre una superficie horizontal. Acto seguido le pasó una gran plancha metálica sobre su cuerpo y le expresó a nivel telepático que «no servía para lo que ellos necesitaban».

Posteriormente Higdon expuso que es posible que el posible motivo del rechazo fue médico ya que se había hecho la vasectomía. Inmediatamente después de regresar al cubículo espacial, Higdon se encontró de nuevo en el bosque, dos horas después de haber disparado la escopeta. Los casquillos de los cartuchos que había disparado seguían allí y las dos balas seguían allí.

El fenómeno de las abducciones lleva desafiando al ser humano desde hace siglos pero a día de hoy la psicología no ha conseguido explicar las extrañas ausencias temporales de los testigos. Si os ha gustado el artículo os dejamos otros dos casos de contacto extraterrestre ocurridos en la década de los 70 que también continúan sin resolver. Esperamos que el vídeo sea de su agrado.

 Ufopolis.com 2015

Los niños que viajaron en el tiempo y tomaron limonada de hace… 50 años…

Dentro de la casuística de estos viajes en el tiempo que estamos estudiando encontramos a personas que consiguen traerse ciertos elementos de sus experiencias aunque a veces cueste pensar en qué tipo de consecuencias podrían tener en su salud…

El siguiente caso proporcionado por la base de datos del investigador Stephen Wagner le ocurrió a un hombre de la localidad de Stoke-on-Trent, en la región de Midlands, al oeste de Inglaterra. El protagonista se llama John, y el suceso le ocurre cuando es un niño de seis años en compañía de un amigo suyo con el que se desplazaba hacia la escuela todos los días. Un día de mediados de los setenta ambos niños se paran en el camino para observar cómo construyen lo que parecen ser nuevas casas en el barrio. Cuando se aproximan a la zona, una señora mayor parece salir de una casa cercana ofreciéndoles limonada.

$(KGrHqN,!pMF!,4HFKKjBQKzimjqNg--60_35
Este es uno de los pocos casos en donde se produce la ingestión de un alimento del pasado en una experiencia de deslizamiento del tiempo

Los niños acceden y se toman un vasito de limonada con la señora en su porche. Esto ocurre durante unos minutos, tras los cuales se despiden amistosamente porque tienen que ir a la escuela. Habían salido de casa a la una y media y las clases empezaban a las dos de la tarde. Cuando llegan allí el colegio está cerrando. Son las cuatro y media de la tarde. Sorprendidos por lo que acababa de ocurrirles con el tiempo ya que no habrían tardado más de veinte minutos en hacer el camino y tomarse la limonada en aquel porche, volvieron a casa sin saber muy bien qué había pasado.

A la mañana siguiente John y su amigo vuelven a tomar el mismo camino de siempre para encontrarse no solo con que no estaban construyendo ninguna casa en su barrio si no con que tampoco había ningún rastro de la casa de la señora mayor que les había ofrecido la limonada el día anterior. Sabían exactamente dónde había ocurrido pero allí no existía esa casa. No había porche. Nada. La única explicación que tenía el testigo era que de alguna manera había vivido algún tipo de experiencia espacio-temporal en la que durante veinte minutos de su vida habrían transitado por un tiempo pasado en donde estaban construyendo o reconstruyendo parte del barrio y en la que veinte minutos equivalían a tres horas.

Time-Travel-2_Fotor
Los deslizamientos del tiempo ocurren de repente sin que los testigos sean conscientes del cambio

La hipótesis que podemos barajar al respecto es que es un caso arquetípico en donde los testigos se encuentran en un tiempo pasado o futuro (por las descripciones, todo indica el pasado) en donde una “ola temporal” rompe justo en el camino a su casa. A ellos les coge justo en su área de influencia llegando a degustar con una señora de principios de siglo una limonada de reciente confección… que fuera de la anomalía podría tener más de 50 años.

En estas experiencias lo cierto es que los objetos no parecen degradarse. Al contrario, esos materiales consiguen aguantar perfectamente el paso de un tiempo a otro. En este caso, es un alivio ya que es mejor no imaginarse cómo podría sentarnos una limonada de hace tanto tiempo. Sería una más que curiosa digestión que quizá para muchos de nosotros no sería una de las mejores cosas que podríamos hacer en nuestra vida…

Time-Travel_1_Fotor
Seguiremos estudiando los misterios del tiempo en ufopolis

Si os ha gustado esta experiencia os invitamos a ver otro impresionante caso protagonizado por niños, ocurrido en Westall en los años 60 y relacionado con el fenómeno ovni… Esperamos que el vídeo sea de su agrado.

Fuente: http://paranormal.about.com/od/timeanddimensiontravel/a/aa012306_3.htm

Ufopolis.com 2015

 

El hombre que vio dos universos paralelos… y ganó dos horas de su vida

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un caso relacionado con el fenómeno de los deslizamientos del tiempo, ese que coloca a una persona en otro tiempo de repente haciéndole perder o ganar horas de su vida. En el tema de los “time slips” vemos cómo la gente es desposeída de su tiempo con una facilidad pasmosa, pero… ¿qué ocurriría si se fuese perfectamente consciente de cómo el tiempo se hace doble sobre tu persona? El siguiente incidente está protagonizado por un hombre norteamericano que se llama Renton y que acude a finales de los 80 en solitario a ver una película de acción. Aparca su coche a las cinco menos cuarto de la tarde, se mete una gran carrera hasta las taquillas, compra una entrada y se mete al cine.

RG1-copia-580x357_Fotor
En este incidente la hipótesis es que el espacio-tiempo comienza a curvarse cuando el testigo sale del cine

La película le encanta y se queda a ver hasta los créditos finales. Después de terminar se encienden las luces y cuando sale por la puerta del cine observa dos escenas a la vez, en uno de los incidentes más curiosos que existen en la casuística de viajes en el tiempo: el testigo se ve a sí mismo que está andando hasta la puerta exterior del cine y a la vez observa cómo camina hacia el servicio. Es una visión múltiple en donde puede ver ambas acciones en su cerebro. Esto ni le incomoda ni le da miedo. Solo le produce una gran curiosidad. Es como si se hubiese desdoblado en posibilidades y pudiese ver las dos al mismo tiempo desde su mente. Algo asombroso.

quantum-540x380_Fotor
El fenómeno del cine de Stanton mezcla dos caminos de dos universos paralelos distintos

Quizá es un efecto de haber estado sentado demasiado tiempo, piensa, algo similar a cuando nos quedamos en una butaca de un avión demasiado tiempo. La inusual experiencia doble de Renton acaba abruptamente y de pronto su visión doble se convierte en una sola viendo únicamente la salida del teatro. Nadie por los alrededores, y eso que la sala tenía bastante gente. Extrañado acude al coche, se mete y observa el reloj de la guantera. Las cinco y tres minutos. Imposible. Deben ser las seis y media como muy pronto. Renton comprueba su reloj y ahí marca las seis y media. La peli no ha sido muy larga. El reloj del coche está mal. Habrá que revisarlo. Este protagonista arranca y conduce hasta casa. El camino son diez minutos.

Cuando llega, observa que todos los relojes de la vivienda marcan las cinco y cuarto y lo que es peor: su reloj digital también marca las cinco horas y quince minutos, como si se hubiese corregido en directo. La experiencia es tan extraña que destaca entre muchas otras ya que parece que estamos ante una anomalía que es capaz de crear un doppleganger en el testigo, es decir un doble.

quantum-gravity-824x549_Fotor
En estos casos, los testigos en ocasiones ganan o pierden tiempo como si se deformara la realidad

Mientras que ve ambas escenas, el fenómeno parece situarle de nuevo en el mismo sitio… justo al poco de comenzar la película. Es algo que no habíamos visto aún, la posibilidad de que este misterio desbocado sea capaz de desdoblar nuestro cuerpo sin nuestro conocimiento. Lo que está claro es que parece que existen dos versiones de la misma persona y se produce una recolocación temporal. El testigo observa maravillado cómo puede ver el mundo desde dos perspectivas y acciones diferentes siendo la misma persona en dos universos paralelos teniendo como regalo, una hora y varios minutos extra en su vida. Un caso único, sin lugar a dudas.

Si os ha gustado la entrada os invitamos a ver otro caso de deslizamientos del tiempo ocurrido en España en un avión de la compañía aviaco, un auténtico misterio aún no resuelto. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: http://paranormal.about.com/

 

Ciudadano británico viaja en el tiempo en el bosque de Wigan

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un asombroso caso de viajes en el tiempo protagonizado por un ciudadano británico que se encontró en una situación insólita

Este incidente ocurre el 17 de agosto del año 2013 en la localidad de Wigan, en Inglaterra. Aquí tenemos a un hombre llamado Philip D. caminando por el bosque de la localidad en compañía de sus dos perros. Le encantaba sacarlos por la misma ruta todos los días.

La mayoría de las veces atajaba en el camino de vuelta pasando por un terreno boscoso en donde tenía que pasar cerca del campo de unos conocidos granjeros. El área era densa, muy poblada de vegetación. Altos árboles y poca luz entre los recovecos de sus hojas. Aquel día de verano Philip seguía el plan de todos los días pero mientras caminaba sobre las diez y cuarto de la mañana con sus perros se dio cuenta de algo extrañísimo que le estaba pasando en directo y en un abrir y cerrar de ojos. El paisaje delante suyo había cambiado tan rápidamente que el testigo comenzó poco a poco a sentir un pánico terrible…

article-2590198-1C9611DE00000578-513_634x653_Fotor
Los cambios en el entorno son inmediatos en el fenómeno de los deslizamientos del tiempo

Los árboles y los densos y frondosos arbustos del horizonte ahora son pequeñas colinas llenas de césped que dejan cerca, a su derecha, un barranco de unos 25 metros de altura con un pequeño puente antiguo y sucio en malas condiciones. Incapaz de comprender lo que está sucediendo, el protagonista sigue caminando en busca del camino de vuelta a casa a través del ahora despejado campo. Ni rastro del camino habitual. Nada que se le parezca. No hay ni un solo detalle que le indique algo conocido.

tiempo_Fotor
El tiempo presenta asombrosas anomalías sin explicación científica

Aquel hombre anda, camina, observa todo ensimismado, sin saber qué hacer o qué decir. Quince minutos atravesando zonas deshabitadas y amplias llanuras sin signos visibles de estar ni siquiera remotamente cerca de Wigan. Sus perros le miran nerviosos. Philip comienza a sentirse ansioso y acto seguido comienza a oír unas voces. Quizá alguien pueda ayudarme. Necesito encontrarlos. Se pone a andar desesperado tratando de orientarse, y cambia de dirección varias veces.

tiempo_1
El protagonista aparentemente se introduce en un túnel temporal sin saberlo

De repente en plena carrera y enfrente suya aparecen un hombre y su hijo. Casi se da de bruces con ellos. Antes de que pueda pronunciar palabra alguna, en un suspiro, en ese parpadeo que parece que es tiempo suficiente para que el fenómeno de los cambios temporales haga de las suyas, toda la realidad ha vuelto por sus derroteros. De nuevo el bosque. Pero no donde estaba al principio. Está a cientos de metros al norte de su posición cuando él se había desplazado al sur durante su experiencia. Sin saber cómo diantres había acabado con sus huesos tan lejos, Philip observa su reloj y casi le da un patatús. Son las 10 horas y 17 minutos y sólo han pasado dos minutos desde que se ha visto inmerso en este espectacular vórtice en donde había caminado durante más de un cuarto de hora.

Aquel hombre siempre se quedó con la duda de qué había sido de él durante los casi veinte minutos que duraron su experiencia, de los cuales, solo dos ocurren en el tiempo real. La identidad del hombre y la de su hijo (de la que no se dispone de descripción) también son una incógnita en este caso, pero quizá lo que más llama la atención sea el diferente emplazamiento, la descripción quizá del mismo lugar pero en otra época pasada o futura, y sobre todo el teletransporte que parece haber sufrido tras el encontronazo con ese hombre y su pequeño crío.

meTD3Bg_Fotor
La anomalía se presentó de repente en el bosque

Podríamos pensar que el fenómeno de los deslizamientos del tiempo tiende a corregir las anomalías que crea, pero en ocasiones, parece cometer errores, sea una inteligencia lo que está detrás de él o sea producto de ese efecto de olas temporales que parece materializar y desmaterializar personas, animales y cosas con absoluta perfección.

Os dejamos con el vídeo que hicimos sobre otros casos fascinantes de viajes en el tiempo, un tiempo que iremos desarrollando poco a poco aquí, en ésta, vuestra web.


Fuente:

La anomalía del bosque de Wigan: Philip D (2013) Time Anomaly in the Wigan Wood, http://timetravelinstitute.com/threads/time-slip-stories.6716/page-2

¿Qué buscaba Hitler en la montaña maldita de Untersberg?

Hoy en ufopolis vamos a acercarnos a un lado olvidado de la historia que pudo determinar el destino de la humanidad: el imperioso deseo de Hitler de conseguir artefactos de poder para ganar la Segunda Guerra Mundial.

Untersberg, es, por así decirlo, un triángulo de las Bermudas en tierra firme, un portal que, según nos cuentan las antiguas leyendas de la zona, es capaz de transportar a las personas a otros lugares sin que apenas se den cuenta. ¿Estar en los Alpes y de pronto situarse en pleno Egipto? Cuesta creer, sin duda, pero las desapariciones en este macizo rocoso son frecuentes. Y es tal el misterio albergado en este especie de espolón desafiante de los Alpes, que incluso el propio Hitler llegó a obsesionarse con Untersberg.

Este gran monte está ubicado en un macizo de los Alpes de Berchtesgaden, una prominente formación natural que se extiende en la frontera entre Berchtesgaden , Alemania y Salzburgo con una altura de 1.973 metros.

758_001_Fotor
La casa de Hitler enfrente de la montaña

Hay una leyenda folclórica de un rey en la montaña, el mismísimo emperador Federico Barbarroja. Estaría profundamente dormido, y durante este letargo, su barba no dejaría de crecer y crecer alrededor de Untersberg. De momento su barba da dos vueltas a la montaña, pero cuando de una vuelta más, el rey despertará y se sucederá el fin del mundo. Fantástica leyenda, sin duda. Otras leyendas dicen que es el propio Carlomagno quien se esconde dentro de Untersberg, cuidado a su vez por pequeñas criaturas, diminutos enanos invisibles.

En 1992, el Dalai Lama quiso visitarla. Y tras estar unas horas paseando por sus parajes, dijo de ella que era un dragón durmiente. Y más aún, que es el chacra del corazón. Es decir, un paraje cargado de gran energía. Esas eran sus creencias.

Supuestas desapariciones

Las desapariciones siempre han sido frecuentes en Untersberg. Se sabe, que hay muchas personas que se han adentrado en ellas y han estado desaparecidas durante meses. Cuando han vuelto a ser encontradas no recordaban nada de lo ocurrido. ¿Viajes en el tiempo y en el espacio? ¿Portales a otros mundos?

Extraño, sin duda. Pero el hecho más inquietante y a la vez más conocido, es el acaecido en 1987. Eran tres personas. Tres amigos que se adentraron a explorar las cavernas existentes en Untersberg. Era un día cualquiera de agosto, hacía buen tiempo, y no se intuía riesgo alguno, sin embargo… sucedió. Desaparecieron sin dejar pistas. Solo un coche aparcado en las inmediaciones con sus pertenencias. Las búsquedas duraron varias semanas, hasta que se dieron oficialmente por desaparecidos. Los tres amigos aparecieron en un barco en el Mar rojo rumbo a Alejandría, Egipto. Llamaron a sus familiares aterrados, incapaces de entender qué les había ocurrido. Fueron al consulado y ahí, se inició una historia increíble de para volver a casa.

untersberg27549632_Fotor
Untersberg, un lugar maldito
Leyendas

Antiguas leyendas reportan “gente pequeña” saliendo fuera de la montaña y objetos voladores saliendo de la montaña hacia el cielo.

Hay también muchas leyendas antiguas rodeando a esta montaña que encierran el fenómeno de missing time ” perdidos en el tiempo”, conocidas usualmente en modernos reportes de  abducciones de ovnis.

Extrañamente, la mayoría de los viejos mitos, leyendas y historias de hadas que rodean a la montaña (que por cierto son cientos de ellos, que datan de muchos siglos atrás) involucran:

  • Dwarfs o “Gente pequeña”
  • Fenómenos de desapariciones en el tiempo o viajes en el tiempo.

Los siguientes extractos son resúmenes y traducciones de libros del siglo XVIII de la mitología alemana de varios autores. Algunos de ellos son también placas que se encuentran cerca del lugar y en cantidades de museos históricos.

“Die “Untersberger Mandl”

 Este antiguo texto alemán, que fue encontrado en el siglo 18 en una placa cerca de la montaña, dice que la “gente Untersberg” son dwarfs, muy antiguos, conocedores de la magia, de buen corazón pero a veces traviesos y pesados. En su cuerpo ellos tienen una gran cabeza, ojos finos y piel gris.

  • Detalle de personas intentando acercarse a estas «personas pequeñas» y desaparecer de pronto.
  • Se habla de «personas extrañas que nadie había visto antes que aparecían y desaparecían. También vestían de manera extraña«.
  • Los granjeros del área creían que los dwarfs venían de “adentro de la Tierra” o casas subterráneas.
berhofareamay45_3061_Fotor
Los Estados Unidos conocían la afinidad de Hitler por Untersberg. Aquí una fotografía vía satelite del emplazamiento
El incidente de los 400 dwarfs
  • Siglo XVIII. Algunos leñadores quedaron a las 4 de la mañana para viajar a Salzburg (10 millas de Untersberg). Mientras ellos caminaban, observaron alrededor de 400 “personas pequeñas”, todas ellas vestidas de la misma manera recorriendo una grieta de la montaña y desapareciendo detrás de ella.
Guerras con Francia
  • Este texto también habla acerca de el tiempo de las “guerras francesas” y de un soldado francés que se encontraba durmiendo al pie de Untersberg. El fue despertado en una noche por un “dwarf” como nunca antes lo había visto. Este dwarf se encontraba parado en su ventana pidiéndole que abriera las puertas que daban a una cierta vereda de la montaña. Mientras él veía al ser, miro también a muchas de esas personas pequeñas junto a él y no se atrevió a seguir las instrucciones de abrir la ventana.
  • La gente pequeña ignoro su negativa y marcho a través de las puertas de todos modos. La mañana siguiente el soldado pregunto a la gente del lugar acerca de estas personas pequeñas y el barrio le dijo que escucharon la conmoción y la marcha. Menciones a joyas y oro en el interior de la montaña y pérdidas de la noción del tiempo.
Siglo XV

En el texto también se mencionan túneles que comienzan desde una montaña cerca de un lago llamado “Konigssee” (Lago de los Reyes) a una especie de iglesia allí dentro. En los textos se dice que en 1529 un tipo llamado Lazarus Aigner subió a la montaña en compañía del alcalde y el sacerdote de la parroquia de un pueblo cercano. Debajo de uno de los picos de la montaña encontraron una pequeña capilla que estaba construida con roca y contenía unas inscripciones de plata que no pudieron leer ni descifrar. Habiendo ya regresado a casa el sacerdote no podía sacar de su mente la inscripción así que solicito a Lazarus regresar al lugar y copiar las palabras, la inscripción era: S. V. R. G. E. T. S. A. T. U. M.

La tarde había caído y Lazarus pensó que sería mejor no regresar cuesta abajo de la montaña y decidió quedarse la noche. Eso fue en miércoles por la tarde-noche. El durmió bien y despertó el jueves por la mañana sintiéndose refrescado. Algún tiempo había pasado en su camino hacia abajo cuando se encontró un monje descalzo cargando una cadena con muchas llaves y recitando oraciones de un libro. Lazarus se encontraba asombrado y le pregunto que si de donde era y hacia donde se dirigía. El monje le contesto que le gustaría darle algo de comer y también le revelo que significaba la escritura de plata encontrada en la capilla. El monje dirigió el camino hacia una puerta de acero hecha en la montaña y abrió la puerta de acero con una de sus muchas llaves.

Lazarus entro sin miedo. El monje le pidió que se quitara su sombrero y que nunca mencionara el lugar a nadie  pero que escuchara y observara cuidadosamente. Una vez dentro de la montaña Lazarus observo una torre con un reloj dorado y el monje le dijo que tomara nota del reloj y que tiempo y hora marcaba. Eran las 7 de la tarde y Lazarus describe construcciones, arboles, fuentes, frutas raras, y una gigantesca estructura parecida a un templo o iglesia ( me salto la sección de la historia que describe un montón de gente cantando en la iglesia y el monje mostrando a Lazarus algunas construcciones y estructuras donde lo invitaba a que comiera y bebiera).

Inscripciones

En los libros, Lazarus encontró las mismas inscripciones que él no había podido descifrar ni entender en cualquier otro libro porque se encontraban escritas en un tipo de Latín.

El monje también le mostró 12 puertas. Dijo que estas puertas llevaban a 12 iglesias de los alrededores. Ellos entraron en una de las puertas, la cual los llevo por un túnel subterráneo a una de las iglesias en un lugar llamado ST. Bartholoma. Este túnel también llevaba debajo de un lago llamado “Königssee” – Nota: esta iglesia es famosa por sus muy fuertes anomalías geomagnéticas.

En el séptimo día de su estancia, el monje le dio a Lazarus la opción de quedarse o regresar a casa. Lazarus extrañaba su hogar y el monje lo acompaño hacia afuera, pidiéndole una vez más, que mirara el reloj. Era exactamente la misma hora que cuando el había llegado: las 7. El monje le explico que “no había pasado tiempo” aunque Lazarus sabía que habían ya pasado 7 días. por último el monje le dijo : “si deseas vivir no le digas a nadie de esto que te paso por 35 años. Podrás hacerlo después de 35 años. Ahora vete en paz”.

Exactamente 35 años más tarde Lazarus escribió su historia, y murió unos días después.

La obsesión de Hitler
teleskop_junge-k_Fotor
Hitler instaló varios telescopios para observar las luces que se decía que despegaban de Untersberg

“La entrada a la Tierra”. Fue así como la llamó Adolf Hitler, quien, como ya podemos esperar, llegó a obsesionarse con ella. Conocía desde siempre toda la rumorología y leyenda albergada alrededor de esta montaña: desapariciones, personas que volvían al cabo de los años con la misma ropa y sin recordar nada de lo que les había ocurrido, cavernas profundas que no se conocía hasta donde llegaban…

Hitler pensaba que en su interior, se concentraban fuerzas ocultas que podían ayudarle a ganar la guerra. Tal era el interés que el führer sentía por Untersberg, que llegó a mandar que le construyeran una casa en la cima de la montaña de enfrente para poder observarla. Para poder pasar sus días de vacaciones enfrente de Untersberg e intentar desentrañar su misterio…

Si os ha gustado la entrada, podéis ver el vídeo que hicimos en su momento sobre los 100 tipos de humanoides en donde aparece también el varón rojo derribando un ovni no muy lejos de allí. Esperamos que sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015

¿Qué les ocurrió a Betty y Barney Hill?

De entre todos los casos documentados de abducciones, el caso conocido como la ‘’abducción de los Hill’’ es uno de los más importantes y de los más famosos. Es el primer caso de abducción en pareja del que se hicieron eco los medios de comunicación y tal vez, por esto, uno de los más estudiados.

Betty y Barney Hill eran un matrimonio que vivía en la localidad de Portsmouth en el estado de New Hampshire en Estados Unidos. Barney trabajaba en el servicio postal y Betty desempeñaba un puesto de labor social. Eran una pareja interracial que vivían sus vidas con normalidad pese a lo inusual de este tipo de matrimonios en el contexto sociocultural de la época.

Durante la noche del 19 al 20 de Septiembre de 1961, la pareja se encontraba de regreso a casa después de unas vacaciones. Conducían por una autopista poco transitada cuando Betty observó un punto de luz en el cielo que inicialmente ambos atribuyeron a un satélite o a una estrella fugaz. Comenzaron a dudar de la naturaleza de aquella luz por el tipo de movimientos que realizaba y porque parecía aproximarse hacia ellos.

BE057022
Betty y Barney Hill sosteniendo el libro »El viaje interrumpido» donde se recoge la historia

En este punto, Betty pidió a su marido que detuviera el coche para poder observar el objeto lumínico más pausadamente. Bajaron del coche en un lado de la carretera junto con su perrita Delsey que les acompañaba en el viaje, llevaban con ellos unos prismáticos a través de los cuales pudieron ver que el objeto tenía forma de disco y que emitía luces en un abanico de colores parpadeantes: rojo, naranja, verde y azul.

Barney pudo apreciar dos hileras de ventanas en aquel objeto ya que éste se había situado a una distancia aproximada de 30m de la pareja y en ángulo. No emitía ningún tipo de sonido pese al despliegue lumínico y dos apéndices con forma de aletas de los que partían más luces de color rojizo se situaron a ambos lados del disco.

Pese al creciente temor a lo desconocido, Barney no pudo resistir el deseo de acercarse ensimismado a aquel objeto que se situaba ante él haciendo caso omiso de los gritos e intentos de disuasión que profería su mujer mientras contemplaba la situación desde el coche. Mientras tanto, del mismo modo, el extraño vehículo se acercaba paulatinamente hacia Barney que pudo apreciar a través de las ventanas a un grupo de seres vestidos de uniforme que lo observaban.

En ese instante, Barney pareció salir del trance en el que se hallaba inmerso y ya aterrado, dio media vuelta y comenzó a correr de regreso al coche, el cual arrancó a toda prisa con el creciente temor de que la nave los fuera a perseguir.

barney-drawing
Dibujo realizado por Barney de la nave

Durante el camino, miraban en todas direcciones buscando signos de sus perseguidores pero el objeto había desaparecido o eso parecía. Se inquietaron en gran medida cuando Betty miró hacia arriba y no vio más que una profunda oscuridad, las estrellas también habían desaparecido. Esto les hizo pensar que los seres que Barney acababa de ver se encontraban encima del coche.

Todo el camino de regreso a casa, estuvieron escuchando un extraño sonido mecánico y es, a partir de este punto, cuando ambos comenzaron a sentirse somnolientos y con un inusual hormigueo recorriéndoles todo el cuerpo, apenas cruzaron palabras durante el trayecto. Ya recuperando lentamente la consciencia y saliendo del insólito estado en el que se encontraban, Betty le preguntó a su marido:

‘’ ¿Y ahora qué? ¿Crees ahora en los platillos volantes?’’

A lo que increíblemente, después de lo que acababa de presenciar, Barney le replica:

‘’ ¡No digas tonterías! ¡Naturalmente que no!’’

No fue hasta que por fin llegaron a casa, cuando se percataron de un fenómeno que aparece en un sinfín de casos de abducción alrededor del mundo: el ‘’missing time’’. Habían tardado 7 horas para realizar un trayecto en el que normalmente tardarían 4 horas, les faltaban los recuerdos de 3 horas de sus vidas. Aunque inicialmente no le dieron mayor importancia, más tarde este hecho comenzaría a inquietarles y a preocuparles.

Al día siguiente y,  obviando la reticencia de Barney,  Betty se puso en contacto con la base aérea de Pease e informó del incidente, aunque omitiendo algunos detalles por miedo a que se les tildara de locos. También, a causa de su inquietud, comenzó a investigar sobre el fenómeno ovni dando con un libro escrito por el ex Mayor de la Marina Donald Keyhoe a quien poco después escribió una carta relatándole todo el suceso, esta vez sin omitir detalles.

hillsalien
Dibujo de uno de los seres que describieron los Hill

Pasados unos días, Betty comenzó a experimentar unas pesadillas realmente vívidas que la perturbaban en gran medida y que recordaba con todo detalle al despertar. En ellas, se veía a sí misma y a Barney subiendo por una rampa a la nave metálica acompañados por unos seres de 1’5 metros de estatura, uniformados, calvos, de ojos oscuros y tonalidad grisácea; una vez dentro, Betty fue separada de su marido, a lo que ella manifestó su disconformidad ante el ser que identificó como ‘’el líder’’, quien en un inglés algo imperfecto le transmitió que examinarles juntos llevaría más tiempo del pretendido. Así que Betty es apartada de su marido y llevada a otra sala en donde es sometida a una serie de pruebas médicas. Entre las que se toman muestras de cabello, uñas y piel. Posteriormente, le piden que se desnude y le introducen una aguja por el ombligo según le informan, para comprobar si estaba embarazada.

Gracias a la carta que escribió Betty, el 19 de Octubre de ese mismo año, el matrimonio realiza una exhaustiva entrevista de 6 horas de duración a cargo de Walter Webb quien concluyó que al no haber contradicciones en sus relatos, estaban diciendo la verdad. A esta entrevista, se sucederían otras tras las cuales, los profesionales recomendaron al matrimonio que recurrieran a la hipnosis.

Pero no fue hasta el 14 de Diciembre de 1963 cuando comenzaron las sesiones de hipnosis que permitirían arrojar algo de luz sobre este suceso. Unas sesiones muy duras y emocionales que el Dr. Benjamin Simon no permitió escuchar a sus pacientes hasta no haber concluido el proceso con el objeto de que sus pacientes no se influenciaran.

Durante la hipnosis, ambos narran por separado como vivieron el incidente sin incongruencias. Barney, por su parte, descubre que trató de mantener los ojos cerrados, a causa del pavor, durante casi todo el examen médico que se le practicó en el interior de la nave. Por otro lado, el relato de Betty coincide con lo descrito en sus sueños pero aporta más información:

Al concluir su examen médico, ella le pidió al ‘’lider’’ de los tripulantes de la nave que le diera un objeto como prueba de que lo vivenciado era real y para tener algo con lo que la creyeran cuando lo contara. Escogió un libro que estaba escrito en un alfabeto que no pudo reconocer. Luego le preguntó al ser cuál era su procedencia y éste le mostró un mapa estelar, sin embargo, no le dijeron a Betty de cuál de todos aquellos sistemas estelares procedían.

SPL301954_001
Placa conmemorativa del suceso

Tras esto, apareció en la sala Barney, que ya había concluido su reconocimiento y que, con los ojos cerrados, iba escoltado por otros dos seres. Éstos comenzaron a discutir con el líder en una lengua extraña bastante nerviosos y,  como resultado de la conversación, le quitaron el libro a Betty alegando que no iban a recordar nada y que no querían que se contara nada al respecto. Posteriormente, la pareja fue acompañada de regreso a su coche.

Mucho se ha escrito sobre este impactante caso representativo del fenómeno de las abducciones a nivel mundial y predecesor de muchos otros casos parecidos que le seguirían. El vívido relato de una experiencia traumática que cambió radicalmente la vida de sus protagonistas.

Por supuesto, el relato tiene sus fervientes detractores y defensores, algunos argumentan que todo surgió de la fértil imaginación de Betty otros que eso no explicaría como su marido contara exactamente la misma historia bajo hipnosis sin incongruencias.

Otro dato interesante, es que Betty reprodujo lo que sus recuerdos le permitieron de aquel mapa estelar que le fue mostrado con rutas entre varias estrellas inclusive que varios investigadores identificaron a posteriori con la constelación de Zeta Reticuli, de dónde procederían estos seres. El debate sigue abierto.

starmaps
Comparativa del mapa estelar que dibujó Betty con la localización de la constelación de Zeta Reticuli

Tal vez lo más interesante sobre este evento sea que cambió por completo la perspectiva de la sociedad ante el fenómeno de las abducciones y no es para menos, a raíz de este caso aumentaría drásticamente el número de casos reportados de secuestros alienígenas o tal vez, los secuestrados encontrarían el valor para contar sus historias. Podemos decir que fue el detonante, la chispa que encendió la mecha, para que la sociedad comenzara a sospechar que estos acontecimientos pudieran ser reales.

Concluiremos citando las palabras de Betty en referencia a los ojos de sus captores en una de sus cartas:

‘’Barney y yo observamos repetidamente esos extraños ojos que jamás habíamos visto antes. De algún modo, ambos bloqueamos en nuestras mentes la descripción completa de los mismos. Cada vez que el Dr. Simon mencionaba los ‘ojos’, yo me echaba a llorar. Algo acerca de sus ojos me perturbaba de sobremanera’’

 

El ovni de 500 metros que se salvó de estrellarse… de milagro

Uno de los casos que más recordamos en ufopolis fue el encuentro en Yucon, Canadá, en 1986 de un motorista con unos seres con un siniestro aspecto similar al de las mantis religiosas. Su experiencia, su posible abducción y el avistamiento de un ovni con forma de platillo de color verdoso forman parte de la intensa y quizá aciaga historia del fenómeno de los encuentros del segundo tipo. Hoy vamos a ver una nueva aparición, diez años después del mismo objeto en el mismo sitio, algo bastante inusual en el fenómeno.

Ocurrió en el último fin de semana de Julio de 1996. La hora, las 23:55 horas. El lugar, el territorio Yukon, famoso por sus extensos bosques. Dos mujeres llamadas Sue y Sarah volvían a casa situada al suroeste de Dawson City desde un lugar llamado Whitehorse. Transitaban la carretera de Hunker, subiendo una empinada colina hacia un lugar llamado King Solomon Dome, un hermoso lugar con vistas hacia el rio Indio, cercano a su posición. Idílico paraje, extraña experiencia la que les esperaba…

irufo-yukon-map

Ruta y posición de las protagonistas y el objeto

Allí tenemos a las dos mujeres hablando de sus cosas en el coche. Tan tranquilas. Conducían sin altercados cuando de repente observaron lo que parecía un objeto volador con forma cilíndrica suspendido en el cielo. «Era un extraño espectáculo», dijeron las testigos a los investigadores tras su incidente.  Tenía una fila de ventanas rectangulares y estaba allí inmóvil, flotando y con una ligera inclinación. Parecía que les estaba esperando.

YukonCigar011 portadaa

El ovni es uno de los más grandes que se han visto en toda la historia

Sue miró su reloj, y se dio cuenta de que marcaba las 1:50 de la mañana. Habían tenido un tiempo perdido. Imposible, pensaron. También se dio cuenta de que además el reloj se había detenido. Después de conducir, entre colinas y curvas llegaron a un claro en el que pudieron ver muchos más detalles de la nave, la cual. sorprendentemente estaba prácticamente delante de ellas en ese momento.

YukonCigar02

El objeto parecía perfectamente cilíndrico y sus dimensiones eran colosales.

En aquel instante, totalmente impresionadas, comenzaron a observar diferentes detalles enfilando la carretera de Quartz Road. Había un «enjambre» de pequeños objetos voladores reuniéndose en la parte frontal del objeto, que por su parte se inclinaba hacia el suelo, como si tuviera algún tipo de problema técnico. Los pequeños objetos aparecieron como «luces nebulosas brillantes«, y llegaron a contar hasta trece de ellas. Entraban y salían del gran objeto verdoso como si estuvieran auxiliándolo en un drama que parecía ajeno a ellas. Pero lo estaban presenciando todo. Era como si hubiesen elegido que ellas fuesen testigos de excepción de aquella maniobra. 

irufo-point-c

El ovni parecía estar escoltado por otros objetos que trataban de salvarlo. Foto: M.Jasek

Condujeron por una colina empinada hasta que se dieron cuenta de que los pequeños objetos fueron desapareciendo mientras que el objeto comenzaba a recuperar de nuevo su inclinación horizontal. Aquello parecía estar escondiéndose por detrás de una colina, pero tenía que ser inmenso porque lo veían tan grande como la montaña que tenían enfrente. Los pequeños objetos aparecían y desaparecían, se apagaban de repente ante los ojos de las impresionadas mujeres que no sabían ni donde meterse. Seguían perturbadas por la anomalía temporal que habían tenido. Y no era para menos.

YukonCigar03

Comparación de aquel ovni con avión de pasajeros. Medía ni más ni menos que 500 metros.

En su camino, aquellas dos protagonistas de este extraño incidente, dejaron a su derecha una prospección minera donde los trabajadores aparentemente parecían totalmente ajenos al espectáculo impresionante de aquel ovni verde tratando de ocultarse tras la montaña. Pensaron en bajarse y alertarlos pero Sue sintió miedo en aquel momento por su hijo. Si a ella le pasaba algo, ¿qué sería de él? Como la psicología en este tipo de fenómenos a veces no es explicable en la mayoría de los casos, las dos protagonistas decidieron no parar el vehículo y seguir en su camino mientras no perdían de vista al inmenso objeto que comenzaba a ocultarse de nuevo detrás de la montaña Haystack. Esto ocurría a unos doce kilómetros de su posición pero se estaban acercando a él cada vez más. Y pardiez, dijeron, aquello era enorme. Enorme.

irufo-point-e

La impresionante escena de encaje entre montañas asombró a las testigos. Foto M. Jasek

El objeto, al igual que en el caso de Warwickshire, comenzó a inclinarse en posición de despegue en lo que ellas percibieron que podía ser la parte delantera de la nave, pero para su asombro observaron que en vez de subir, aquello descendió «encajándose» entre las montañas, en una maniobra que era una locura a nivel aeronáutico. ¿Pero cómo no se ha empotrado con esas montañas? Pensaron. ¿Cómo es posible que no las haya ni rozado? Las mujeres totalmente impresionadas perdieron definitivamente de vista a aquel imponente ovni y aceleraron su coche hasta llegar a su casa. Llegaron tocando el claxon, histéricas perdidas. Fuera de sí. Su hijo estaba en el borde del porche esperándolas, totalmente preocupado. ¿Donde habéis estado? ¡Por el amor de dios, son las tres y media de la mañana! Faltaban de nuevo, otras dos horas en su viaje de vuelta a casa, interrumpido por aquel incidente que o bien incidió sobre su vida en una abducción de la que no se acordaban de nada, o bien estuvieron en una zona aquejada de una de esas campanas de irrealidad en donde el espacio-tiempo no funciona igual que en el resto de la tierra. Ese efecto, inducido por el objeto es selectivo (los mineros no veían absolutamente nada) y dirigido (la experiencia duró cuatro horas aproximadamente).

A destacar la impresionante maniobra del objeto entre las dos montañas, la sensación de la testigo Sue que teme por la vida de su hijo de repente, el reloj parado y la aparente dificultad técnica que consiguió superar aquel ovni gracias a la ayuda de otros ovnis lumínicos que habrían, digámoslo así, pasado a la acción. Un caso extraño, bizarro y quizá único por las dimensiones de aquel objeto.

¿Qué os ha parecido el caso? ¿Habríais pedido ayuda? ¿Créeis que en todo momento estuvieron dirigidas por la inteligencia que estaría detrás de este objeto? ¿Qué os parece la participación de los otros objetos más pequeños en el incidente? Os esperamos en los comentarios y os dejamos este vídeo que realizamos sobre lo que pasó en esta misma zona con este mismo ovni diez años antes. Esperamos que el vídeo sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2015

 

El curioso caso del alien que se tropezó en una abducción

Vicente Fuentes expone el caso Jordan Ontario, ocurrido en los años 70 en Canadá en donde aparece un misterioso hombre similar a los famosos hombres de negro y se produce una abducción extrema en medio de una carretera comarcal. Los integrantes del grupo musical no recordaron lo que pasó hasta años después por medio de una regresión hipnótica. Un incidente que se enmarca en lo más extraño del fenómeno ovni por las características del encuentro. Esperamos que el programa sea de su interés:

VIDEO:

Ufopolis.com 2015