La intrigante leyenda china de la dama serpiente blanca

La curiosa habilidad para los cambios de forma se da en un sinfín de diferentes relatos mitológicos y se encuentra presente en el folklore de varias naciones, como ya hemos apuntado.

Y aunque en la mayoría de culturas son dioses, hechiceros o algún otro avatar con capacidades sobrehumanas los que cambian su propio aspecto o el de otros, transformándose frecuentemente en diversos animales, encontramos que en el folklore popular localizado en el lejano oriente, este fenómeno se lleva a cabo en sentido contrario. En la mayoría de relatos que describen situaciones de este tipo, son extraños seres mágicos con forma animal los que adoptan forma humana para pasar desapercibidos o conseguir algún fin en concreto.

De entre las naciones orientales China cuenta con conocidos relatos que remarcan esta característica. Uno de ellos es el conocido como ‘’la leyenda de la serpiente blanca’’ y se cuenta entre una de las grandes tradiciones orales de país.

mws_top_bg_image
Sugerentes seres de naturaleza reptil abundan en las leyendas de todo el mundo

El relato comienza con uno de los ocho inmortales de la mitología propia de este país disfrazándose de un vendedor de comida ambulante e intentando vender su producto a los viajeros que  se disponían a cruzar un conocido puente de la zona. Un chico llamado Xu Xian decidió comprarle al vendedor un plato de lo que él creía que era comida caliente pero que, en realidad, contenía píldoras para la inmortalidad que el comerciante disfrazado había escondido entre el alimento con anterioridad. El chico, en principio, no notó ningún cambio reseñable tras la ingesta de las mágicas píldoras pero poco tiempo más tarde comenzó a perder el apetito. Pasaba el tiempo y no sentía la necesidad de comer, así que decidió volver al puente a pedir explicaciones al supuesto vendedor.

Cuando se encontró ante él demandó razones y motivos. El inmortal ante las exigencias simplemente se rió y a continuación le llevó al centro del puente donde le sostuvo en vilo y boca abajo hasta que el chico acabó vomitando la comida junto con las píldoras de la inmortalidad en las aguas del lago sobre el que aquel puente cruzaba.

Y en ese lago se hallaba el espíritu de una serpiente blanca que había estado incontables años practicando las artes mágicas del taoísmo con la intención de alcanzar la inmortalidad ella misma gracias a su esfuerzo y una vez hubiera dominado las mágicas artes. La serpiente ingirió entonces todas las píldoras que cayeron al lago y que aumentaron sus capacidades mágicas y su esperanza de vida sustanciosamente.

whitesnake
Estos cambios de forma en ocasiones son siniestros

Así, la serpiente, ahora más poderosa, se encontró con un mendigo en mitad del camino durante uno de sus viajes. Este mendigo había atrapado una pequeña culebra verde, de la que se apiadó la serpiente blanca que determinó adquirir en ese momento la apariencia de una mujer para comprar la vida del reptil y liberar al animal de las manos del mendigo que se disponía a darle muerte. La culebra quedó tremendamente agradecida a la serpiente blanca y ambas se volvieron inseparables.

Pasó el tiempo desde aquel evento y ambas serpientes se encontraron, tras 18 años, en mitad del festival de los ancestros. Las dos se transformaron en jóvenes mujeres para poder mezclarse entre el gentío y disfrutar del festival.

Allí conocieron a Xu Xian que protagonizó una romántica escena en la que resguardaba a la serpiente blanca de la lluvia bajo su paraguas dando pie a una historia de amor que compartirían muchos años.

Sin embargo, cuando las píldoras mágicas cayeron a las aguas del lago, la serpiente blanca se hizo con todas, sin percatarse de que allí se encontraba otro espíritu mágico, el de una tortuga, que también entrenaba con el mismo ímpetu para alcanzar la inmortalidad y a la que no dejó acceder a las píldoras.

ladywhitesnakepainting
El espíritu de la serpiente, aunque animal, cuenta con sentimientos humanos

Durante todos los años que la serpiente con su disfraz humano había estado guardando el secreto de su verdadera naturaleza a marido, la tortuga se había llenado de rencor y había dedicado sus días a entrenar y desarrollar sus artes mágicas hasta conseguir la capacidad para tomar el aspecto de un ser humano.

De este modo se transformó en un monje budista y se presentó ente Xu Xian aconsejándole que durante el festival que estaba próximo a tener lugar, su mujer debía de ingerir el vino típico de aquellas fiestas. El marido de la serpiente obedeció al moje y durante el festival le aconsejó asimismo a su esposa que probara de la bebida. Al hacerlo, la que había permanecido tantos años como una bella mujer, reveló sin poder evitarlo, su verdadero aspecto: una gran serpiente blanca.

Su marido, al darse cuenta de que su mujer no era humana, sino que había desposado a un reptil, entró en estado de shock y falleció.

Tras esto, la serpiente blanca, descorazonada y acompañada por la fiel serpiente verde, viajó al monte Eimei, uno de los cuatro montes sagrados según el budismo chino, localizado en la provincia de Sichuan. Allí ambas sortearon grandes peligros hasta conseguir hacerse con una hierba mágica que utilizaron para devolverle la vida a Xu Xian y desenviudar a la serpiente blanca.

monte imei
El monte en el que encuentran la hierba mágicas para revivir a Xu Xian es uno de los montes sagrados en China

En el mismo momento en el que el hombre vuelve a la vida, entiende que ama a su esposa sin importar su naturaleza y decide permanecer a su lado.

Pero el corazón del espíritu de la tortuga continuaba lleno de ira y elucubró un nuevo plan con el que vengarse de la serpiente y conseguir separar a la pareja. Secuestró a Xu Xian y lo mantuvo cautivo en un templo al que las dos serpientes tuvieron que encaminarse para poder rescatarle. Al llegar allí se enfrentaron en contienda contra la iracunda tortuga y finalmente la serpiente blanca hizo uso de sus poderes para inundar el lugar ahogando a todo el que allí dentro se encontraba.

Sin embargo desconocía que en aquel momento sus poderes estaban limitados debido a que la otrora serpiente estaba encinta y no consiguió rescatar a su marido, aunque tiempo más tarde éste logró escapar sin que su captor sospechara y reunirse con su mujer para ver nacer a su hijo.

De nuevo el odio que sentía la tortuga le inflamó el corazón y se las ingenió para encontrar a la familia y llevar a cabo otro plan. Cuando llegó al lugar se encontró con la serpiente, ahora madre, y la retó en duelo. Esta vez la tortuga salió victoriosa y secuestró a la serpiente para encerrarla en una pagoda.

LadyWhiteSnake
Es posible que esta leyenda con un alto componente romántico en sus inicios no contara con esta característica

Durante 20 años estuvo cautiva añorando ver a su hijo crecer hasta que su compañera, la serpiente verde a la que hacía lejanos años que había rescatado, descubrió dónde se localizaba su prisión, se dirigió al lugar y se batió en combate contra el espíritu de la tortuga, al que finalmente consiguió derrotar y salvar a la serpiente blanca convirtiéndose así en la salvadora de su salvadora.

De este modo la serpiente blanca pudo reunirse con su familia.

Resulta muy intrigante el hecho de que existan relatos, muy abundantes en Oriente, en los que los cambios de forma tan comunes en diversas fuentes, se den a la inversa, presentando a extraños seres que serían capaces de adoptar forma humana y pasar completamente desapercibidos ante cualquier mirada. ¿Qué referencia tomaron los antiguos creadores de estas historias como inspiración?

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde se exponen algunos de los casos más aterradores de encuentros con misteriosos seres de naturaleza reptil. Esperamos que sean de su interés.

Avistaron seres reptilianos en las instalaciones subterráneas de Carthage

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1riHWmI» standard=»http://www.youtube.com/v/QItJeVjUAeo?fs=1″ vars=»ytid=QItJeVjUAeo&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep1440″ /]

¿Qué harías si te encontraras con un reptiliano en un bosque?

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1riI2uD» standard=»http://www.youtube.com/v/x9D37VvGKIc?fs=1″ vars=»ytid=x9D37VvGKIc&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep8136″ /]

Cambios de forma de Kelpies y otras criaturas escocesas

Como hemos apuntado en otras ocasiones, las leyendas y relatos propios del folklore del archipiélago británico contienen numerosas referencia a los cambios de forma y apariencia que nos ocupan en esta serie.

Un caso especial es el de la mitología escocesa que también cuenta con ejemplos de este tipo, pero en estos mitos no son hechiceros ni dioses los que manifiestan estas asombrosas capacidades sino que son seres mágicos los que cuentan con esta habilidad de manera inherente.

Uno de los ejemplos más sugerentes en cuanto a las mágicas criaturas con estas capacidades se refiere a las selkies. Unos seres mitológicos con forma de foca que habitaban en el mar con la capacidad de adoptar forma humana si se deshacían de su piel de foca.

selkie
Existen gran cantidad de relatos sobre estos seres.

Así, despojándose de su apariencia original, podían convertirse en bellos jóvenes aunque más a menudo lo hacían en atractivas muchachas lo que generó un amplio abanico de leyendas romántico-dramáticas en las que una persona, enamorándose de una selkie, se decidía a robar su abrigo de foca ya que sin éste no podían volver a su forma inicial y así se aseguraban de que aquel místico ser no pudiera volver al mar, permaneciendo a su lado, y añorando regresar a las aguas durante muchos años en las versiones en las que finalmente encontraban su abrigo y conseguían regresar, o durante toda la vida en los relatos en los que la selkie decidía acabar sus días junto a su pareja con su forma humana.

Pero el ejemplo más notable de este tipo de criaturas se refiere al Kelpie, un espíritu acuático que habitaba el fondo de las lagunas y ríos tan populares de la orografía de este país. Este ser normalmente es descrito con la apariencia de un sugerente caballo negro con la particularidad de que sus cascos estaban orientados hacia el lado contrario de los de un caballo normal. Pero el Kelpie, en lugar de ser manso y amigable, representaba un poderoso y fuerte depredador que esperaba el momento oportuno para hacerse con una víctima humana.

Este espíritu acuático no sólo acostumbraba a adquirir forma equina, sino que en los relatos se muestran con apariencia humana si así lo desean y, en contraposición con las selkies que solían presentarse como seres de carácter femenino, los kelpies, en forma humana, acostumbraban a manifestarse de manera masculina casi invariablemente si bien, existen algunos escasos relatos en los que un kelpie decide mostrarse en la forma de una mujer.

Kelpies
El kelpie podía manifestarse en numerosas apariencias.

Según la gran cantidad de relatos existentes acerca de los kelpies, éstos eran unos seres tremendamente voraces que engañaban a sus víctimas para acercarlas al agua donde las devoraban sin remordimiento dejando como prueba de la masacre las entrañas del desdichado que acababan llegando a la orilla y siendo encontradas por algún vecino.

En la mayoría de estos relatos, esta criatura maligna era encontrada por algún viajero o un niño en algún lugar cercano a las aguas en donde este espíritu habitaba. Se mostraba con la apariencia de un caballo de gran belleza o de un pony y con un carácter manso con el que engatusaba a su víctima para que lo montara y así poderla llevar a las profundidades de las aguas sin darle la posibilidad de desmontar.  Se decía que en el momento en el que un kelpie se sumergía en el agua con alguna de sus víctimas, emitía un intenso sonido como el de un trueno.

También eran capaces de controlar el movimiento de las aguas, creando pequeñas inundaciones que arrastrarían a sus víctimas directamente al lago o río del que procedieran.

En otras historias el kelpie adopta forma humana, la de un hombre fuerte, grande y de aspecto feroz, que atrapa a viajeros desprevenidos que se aproximan demasiado a las aguas de este ser; en otras de estas historias, estos espíritus son más astutos, dejándose ver como ancianos inofensivos que están solos en un camino. En una de ellas un viajero se cruza con un anciano que está sentado en un puente mientras cose unos pantalones, el protagonista estaba al tanto de las leyendas locales y sospechó de la verdadera naturaleza del hombre que se hallaba en el puente así que le golpeó provocando que adquiriera su forma equina y se dirigiera al fondo del lago huyendo.

En una de las pocas leyendas existentes que describen a un kelpie tomando forma femenina se describe a este ser como una mujer alta, con un vestido verde de carácter recio y sonrisa maligna que acabó ahogando a un hombre y a su hijo en un arroyo.

Horse_feeldesain_00
«The Kelpies« – Es un monumento a estos seres emplazado en Escocia.

Al igual que sucede en las leyendas de las selkies, también había una forma que permitía vencer o domar a un kelpie dependiendo de la ocasión y era el conseguir hacerse con su brida. Poseer la brida de un kelpie haría que la criatura estuviera sujeta a la voluntad del depositario  y era un objeto muy deseado pues se pensaba que un kelpie tenía la fuerza de diez caballos y podía ser utilizado para realizar labores pesadas, incluso existieron clanes que clamaban ser poseedores de una de estas bridas que pasaban de generación en generación.  Además este objeto en sí poseería otras capacidades mágicas pudiendo transformar con él a otras personas en caballos.

Pero aunque mayoritariamente se dibuje a estos seres con un carácter maligno, de los que el hombre debería estar prevenido, existen también algunos relatos en los que estas criaturas manifiestan una personalidad y unos sentimientos muy humanos.

En una leyenda un kelpie quedó prendado de una muchacha y para conquistarla, adquirió la apariencia de un joven apuesto. Ambos se enamoraron pero ella sospechaba de la verdadera naturaleza de su amante por lo que se hizo con su brida, que mientras este ser permanecía en forma humana, tenía la forma de un collar. Esta acción provocó que el kelpie vuelva inmediatamente a su forma equina por lo que la joven decidió consultar a un sabio sobre cómo proceder. El consejo del sabio fue el de retornarle a su forma humana para poder hablar con él; así le preguntaron en qué forma deseaba permanecer por el resto de sus días. La respuesta del kelpie a esta solicitud fue la de preguntar a su enamorada si se casaría con él de permanecer en su forma humana. Ambos se casaron y el kelpie vivió sus días como un humano.

Una criatura muy parecida, propia del mismo folklore es el Each-uisge, también un espíritu acuático que podía manifestarse con la forma de un caballo o de una persona pero que era mucho más feroz y tenebroso que el kelpie.

Each_Uisge
El Each-uisge aunque emparentado con el Kelpie, parecía tener una naturaleza mucho más feroz.

Estas tierras cuentan con muchas leyendas en torno a seres capaces de cambiar su apariencia física. El archipiélago de Orkney situado en la costa Norte de Gran Bretaña tiene un folklore lleno de relatos sobre los ‘’Finfolks’’, una raza acuática de aguerridos hechiceros, territoriales y vanidosos cuyo único propósito para con el ser humano era el de secuestrar una esposa o marido que nunca más volvía a ser visto por el resto de sus congéneres. Para ello se transformaban en animales, plantas o personas y con este disfraz se aproximaban a su objetivo cerca de orillas y playas ya que sin un consorte humano perdían sus poderes y belleza a gran velocidad.

Se dice de estos seres que tenían dos residencias, un enorme palacio marino de salones de cristal con coloridos jardines de algas en el que siempre había luz y una isla fantasma, que era invisible para los hombres porque siempre estaba bajo el mar o rodeada de una espesa niebla que ocultaba la paradisíaca naturaleza de su tierra.

finfolks
Los Finfolks eran tenidos por una misteriosa civilización submarina.

Los seres que manifiestan diversas apariencias según su voluntad abundan en el folklore escocés haciendo al conjunto de mitos propios de estas tierras uno de los que más seres mágicos poseen de este tipo. En estos casos no son orgullosos dioses castigando a seres humanos mediante el cambio de forma sino espíritus acuáticos que adquieren diferentes formas para relacionarse con el ser humano.

Ahondamos en detalle sobre toda la poderosa iconografía de las selkies y las leyendas en torno a estas figuras en el artículo del siguiente link: http://www.ufopolis.com/2015/05/la-curiosa-leyenda-de-las-selkies-y-su-mitologia/

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde se exponen los casos de otras misteriosas criaturas con la capacidad de adoptar aspecto humano. Esperamos que sean de su interés.

Asombrosos testimonios sobre alienígenas que ya caminan entre nosotros

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d2FEI» standard=»http://www.youtube.com/v/_4yMCrKgo-s?fs=1″ vars=»ytid=_4yMCrKgo-s&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep5643″ /]

Descubierto el origen de los niños con los ojos totalmente negros

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d2OrL» standard=»http://www.youtube.com/v/q0oPpxFEmW4?fs=1″ vars=»ytid=q0oPpxFEmW4&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep3229″ /]

Loki, el señor de los cambios de forma

Las leyendas de la antigua cultura escandinava son especialmente ricas en relatos sobre transformaciones y cambios de aspecto en ellas, no sólo los grandes dioses como Odín o Freya se mostraban poseedores de tal habilidad sino que otras criaturas como los enanos también se transformaban por voluntad propia o ajena en diferentes animales.

Pero de entre todas las criaturas y seres que aparecen en estos relatos con el impresionante poder para mutar su cuerpo, sin duda el que dominaba este arte era el oscuro y experto en el engaño dios Loki que además de su lengua de plata y su gran astucia se dejaba ver en múltiples y variadas formas.

Los relatos sobre las frecuentes transformaciones de Loki se suceden a menudo en los diferentes textos sobre esta mitología. Este dios adquirió la forma de una yegua y engendró junto al caballo Svaðilfari a la criatura mitológica Sleipnir que tenía la forma de un caballo con ocho patas y que se convirtió en la montura de Odín debido a que cuando Asgard todavía no tenía una muralla que protegiera el reino los dioses se sentían intranquilos y en mitad de su preocupación apareció un albañil que dijo poder construir una muralla con la ayuda de su montura en seis meses y se ofreció a tal labor si a cambio le permitían desposar a la hermosa diosa Freya.

Odin_rides_to_Hel
Odín montando a Sleipnir

Los dioses no quisieron aceptar la oferta pero Loki aceptó pensando que no conseguiría acabar la obra a tiempo. Cuando los seis meses estaban prontos a cumplirse, el albañil casi había terminado la construcción de la muralla

y, para no tener que dar a la hermosa diosa en pago por un trabajo de albañilería, Loki resolvió transformarse en yegua y seducir al fuerte caballo del albañil que sin su bestia para transportar los bloques de piedra no pudo dar fin a la obra, montó en cólera y reveló que su verdadera forma era la de un gigante.

En otra ocasión se transformó en una mosca para tratar de impedir sin éxito que los enanos con los que había apostado su cabeza consiguieran realizar sus obras artesanas de forma perfecta. En la forma de este insecto les molestó en la forja sin dejarles trabajar apropiadamente pero los dioses juzgaron que los trabajos finalmente eran perfectos y Loki, para conservar su cabeza, tuvo que aducir que el cuello no había sido parte de la apuesta.

Loki-norse-mythology-loki-30846883-570-732
La astucia de Loki le permitía salir indemne de numerosas situaciones

Loki también hace gala de sus habilidades para el cambio de cuerpo en el mito de la muerte de Balder, hijo de Odín. Este dios, muy querido por el resto de sus congéneres, había estado teniendo sueños sobre su propia muerte que le parecieron premonitorios. Su madre, la diosa Frigg, podía leer los sueños y supo, sin lugar a duda, que se advenía la muerte sobre el destino de su bien amado hijo.

Todos los dioses quedaron consternados y realizaron una lista en la que se enumeraban todas las cosas que podían acabar con la vida del hijo de Odín. Con esta lista inmediatamente Frigg viajó por los nueve mundos, que componen la cosmogonía de la mitología nórdica, haciendo jurar a todos los elementos que en ella se hallaban que no herirían a su hijo. Y todos juraron a excepción del muérdago, pero todos lo consideraron inofensivo y nadie le dio mayor importancia.

Paralelamente Loki tenía oscuros pensamientos y mucho resentimiento contra el resto de dioses ya que éstos habían encerrado a sus hijos: la serpiente gigante Jormungandr y el monstruoso lobo Fenrir, para que no desataran el terror sobre el mundo y concluyó que en venganza mataría a Balder.

loki children jormungand world serpent fenrir fenris wolf hel norse mythology norse myth
Lo hijos de Loki: Fenrir, Jormungand y Hela

Así que acudió ante la propia Frigg disfrazado en esta ocasión de una anciana y la acosó con infinitas preguntas hasta que consiguió que ella le revelara el único elemento que no había jurado a favor de su hijo. Con esta información el astuto Loki fabricó una flecha de madera de muérdago y se la entregó al hermano ciego de Balder al que ayudó a disparar con el arco atravesando el pecho del dios.

Todo el panteón quedó desolado y Frigg bajó al mundo de los muertos para rogar a Hela que le devolviera la vida a su vástago. La regente del inframundo estableció entonces que si todas las cosas del mundo lloraban la muerte de Balder ella dejaría que abandonara el reino de los muertos y se internara de nuevo en el de los vivos.

De este modo todos lloraron la desgraciada muerte menos la gigante Thok. Los dioses se internaron en su cueva y le suplicaron que vertiera lágrimas por la muerte del dios para poder traerle de regreso, pero la gigante se negó convirtiéndose en el único ser que no lloró la muerte de Balder e impidiéndole salir del infierno.

Odin's_last_words_to_Baldr
Odín susurrando al oído de su hijo Balder las últimas palabras antes de celebrar su funeral

Cuando los dioses descubrieron que la gigante era en realidad Loki disfrazado se llenaron de ira y partieron en su busca. Éste huyó y se escondió en las montañas donde acostumbraba a convertirse en salmón y pasar desapercibido entre las aguas de los ríos. Finalmente los Aesir consiguieron atraparlo y transformaron a uno de sus hijos, Veli, en lobo. El lobo se volvió contra su hermano Narfin matándolo y con las vísceras del difunto ataron a Loki que ha de permanecer cautivo hasta que dé comienzo el Ragnarok.

El ambiguo Loki, en ocasiones perverso y otras veces compasivo, rivaliza en capacidades metamórficas incluso con el propio Odín líder de los dioses escandinavos. ¿Cómo llegaron los dioses a adquirir este poder?, ¿era una facultad inherente? Y ¿por qué lo mostraban sin pudor ante aquellos que no eran sus semejantes?

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde también aparecen poderosos seres con habilidades metamórficas. Esperamos que sean de su interés.

Las mejores muestras de reptilianos metamórficos en el arte.

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1peClfx» standard=»http://www.youtube.com/v/oIYeatnCf1E?fs=1″ vars=»ytid=oIYeatnCf1E&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep3817″ /]

Una inquietante transformación de dos seres extraterrestres en seres humanos.

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/1peCxLJ» standard=»http://www.youtube.com/v/HxBm7YzUuJI?fs=1″ vars=»ytid=HxBm7YzUuJI&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep2717″ /]

¿Podían los antiguos dioses nórdicos transformarse en animales?

La noción de que los poderosos dioses, otros seres de naturaleza mágica y algunos hechiceros poseían la asombrosa capacidad para cambiar de forma a voluntad viene manifestándose en las diferentes mitologías y culturas que existen por todo el mundo desde que el hombre comenzó a contar historias.

Normalmente en los relatos aparece que estas metamorfosis se llevan a cabo según la voluntad de los propios ostentadores de tales habilidades y acostumbran a ser, en la mayoría de las ocasiones, en formas animales mostrando un teriomorfismo descarado en alarde de sus poderes.

Los mitos sobre estas asombrosas capacidades se extienden por cualquier mitología del planeta dejando ejemplos en cualquier cultura. Uno de los ejemplos más representativos es el caso de los mitos nórdicos.

odin_by_kejablank-d6f644b
En la mitología nórdica es frecuente encontrar metamorfosis.

Cabe destacar que en la cultura nórdica precristiana existían varios conceptos para diferenciar el cuerpo, el alma, la mente, las emociones y los sentimientos. Para referirse al cuerpo utilizaban dos conceptos diferenciados: el ‘’Líkamr’’, que designaba el cuerpo biológico que todo ser humano poseía y se encargaba de llevar a cabo las funciones vitales y, en oposición, se hallaba el concepto ‘’Hamr’’ cuyo significado literal era ‘’piel’’ o ‘’forma’’. Este término se refería a la apariencia en la que los demás podían percibir el cuerpo de uno mismo y curiosamente no se consideraba invariable, todo lo contrario, el Hamr podía cambiar. De hecho, el cambio de forma o del Hamr era contemplado en aquella sociedad definiendo la cualidad para poder llevar a cabo las metamorfosis como ‘’hamramr’’ o ‘’de fuerte hamr’’.

El dios Odín, como líder del panteón de la religión pagana nórdica, poseía esta habilidad según los relatos. Era considerado el dios de la guerra, la magia, la sabiduría y la poesía, si bien tuvo que ganarse algunas de estas cualidades. Un mito cuenta como utilizó la habilidad del cambio de forma para hacerse con la poción de la sabiduría y del don de la poesía. Según esta leyenda Kvasir fue el ser más sabio que jamás hubo existido pero los enanos le dieron muerte creando una poción a partir de su sangre mezclada con miel. Odín quiso hacerse con este elemento, fuente de sabiduría, pero no era una tarea fácil ya que un gigante había escondido el elixir en el corazón de una montaña y había designado a su hija Gunnlod para custodiar el tesoro.

Odin-and-Gunnlod-norse-mythology-20679380-705-594
Grabado que enmarca la escena en la que Odín intenta seducir a Gunnlod disfrazado de gigante.

Odín primero se convirtió en una serpiente y con esta forma pudo introducirse por pequeños recovecos del terreno sin ser visto hasta llegar al profundo lugar donde se hallaba la pócima. Después de esto, tomó la forma de un joven gigante y embaucó a la fémina de esta raza engañándole para obtener su permiso y conseguir beber del preciado líquido. Así llegaron a un acuerdo por el que el dios disfrazado debería de pasar tres noches con Gunnlod y a cambio podría beber tres sorbos de la poción. Cuando lo hubo conseguido, en lugar de beber tres sorbos bebió la suficiente cantidad como para llenar tres tinajas enteras, se transformó en un águila y voló a Asgard donde vomitó la poción en tres tinajas sagradas.

Este dios era conocido por poder cambiar su aspecto a voluntad y frecuentemente vagaba por el mundo con la forma de un anciano tuerto, de larga barba grisácea y vistiendo un abrigo azul oscuro con un sombrero de ala ancha. En esta forma se acercaba a los héroes para aconsejarles.

En otra ocasión Odín se hizo pasar por otro hombre y retó a un rey a un duelo de adivinanzas en el que una de las reglas era que aquel que realizaba una pregunta debía, a su vez, conocer la respuesta. Ambos duelistas contestaban las preguntas sin dificultad hasta que el dios disfrazado le preguntó al rey por las palabras que le había dicho el dios Odín a su hijo en la pira funeraria, respuesta que únicamente conocía el propio dios. Dándose cuenta del engaño, el rey montó en cólera y quiso atacar al recién descubierto dios con su espada. Momento en el que Odín se transformó en un halcón para poder escapar.

odin caminante
Odín gustaba tanto de transformarse como el propio Zeus.

La diosa Freya era otra de las divinidades nórdicas que dominaba las habilidades de los cambios de forma. En una ocasión convirtió a su sirviente Ottar en un jabalí para ocultarlo. Asimismo posee una capa de plumas de halcón que permite a cualquiera que se la ponga transformarse en tal animal.

El dios Loki, maestro de las transformaciones de la mitología nórdica, le pide prestada a Freya esta capa en una ocasión para poder rescatar a Idún, esposa de Bragi y guardiana de las manzanas que otorgaban la eterna juventud a los dioses, que había sido raptada por uno de los gigantes de hielo. Los dioses, preocupados, comenzaban a envejecer sin remedio e instaron a Loki para que fuera en su busca. Disfrazado de halcón consiguió rescatar a Idún a la que trajo de regreso convertida en una nuez mientras el gigante les perseguía en forma de águila. El resto de los dioses encendieron una pira que hizo arder las alas del águila, otrora gigante, deshaciéndose así de su enemigo.

Pero no solo los dioses tenían la habilidad de cambiar de forma según su voluntad y en los mitos se advierten otras criaturas con las que comparten este poder. Un ejemplo de ello es el enano Andvari poseedor del anillo mágico Andvaranaut que otorgaba riquezas a su poseedor. Esta pequeña criatura vivía bajo una cascada y era capaz de transformarse en pez si así lo deseaba.

Freya_by_C._E
¿Qué tecnología permitiría fabricar una capa con la que poder transformarse en halcón?

En la Edda prosaica aparecen otros dos enanos manifestando cambios de forma. El enano Ótr, del que se decía podía cambiar de aspecto a voluntad y que gustaba de pasar sus días en la forma de una nutria cazando peces en los ríos y su hermano Fafnir que víctima de una maldición acabó convertido en un dragón.

Los ejemplos en la mitología nórdica y en cualquier otro conjunto de mitos sobre seres que utilizaban poderes mágicos para metamorfosearse son profusos y detallados. En el caso de los mitos escandinavos aparecen manifestaciones de cambios, no sólo a formas de animales sino también cambios de género o de raza, como dioses transformándose en gigantes. Unas transformaciones tan impresionantes que dejaron a la antigua humanidad fascinada con sus relatos.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde también aparecen misteriosos seres con características animalescas. Esperamos que sean de su interés.

El extraterrestre con cara de gato del triángulo de Broad Haven
[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/268SUeG» standard=»http://www.youtube.com/v/tmbcpewP-ms?fs=1″ vars=»ytid=tmbcpewP-ms&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep7960″ /]

El incidente de la gárgola de la NASA

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/268Tbyb» standard=»http://www.youtube.com/v/G2QoqPB4YqU?fs=1″ vars=»ytid=G2QoqPB4YqU&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep8073″ /]

Los 5 avistamientos de alienígenas más extraños de la historia

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/268TiKf» standard=»http://www.youtube.com/v/FKD3jysDn78?fs=1″ vars=»ytid=FKD3jysDn78&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep1130″ /]

¿Eran los dioses antiguos de Atenas extraterrestres vengativos?

Los diferentes compendios mitológicos de todo el mundo están plagados de criaturas que manifiestan la asombrosa habilidad del cambio de forma. Frecuentemente los seres capaces de tal habilidad son los mismos dioses que exhiben esta útil capacidad ante la humanidad sin pudor alguno.

Concretamente las historias de la mitología griega exponen este tipo de relatos en los que los dioses cambian de forma de manera natural utilizando este medio para alcanzar algún deseo que frecuentemente es el de satisfacer su lujuria, pero son también muchas las ocasiones en las que se describe a las fácilmente irritables deidades no transformándose a sí mismas sino a seres humanos.

En la antigua Grecia los dioses convertían a los hombres por varios motivos que normalmente eran de carácter punitivo por alguna grave acción. Esta fue la suerte que corrieron Licaón y sus hijos. Según el mito, Licaón, rey de Arcadia, pervirtió su reino realizando sacrificios humanos por lo que Zeus se internó en su palacio disfrazado de peregrino, no porque la acción en sí fuera de mala naturaleza ya que a los dioses les agradaban los sacrificios, sino porque el rey no respetaba la considerada sagrada ley de la hospitalidad dando muerte a todo extranjero que se internara en su reino. Siguiendo esta costumbre el monarca se disponía a hacer lo mismo con el peregrino pero sospechó de su naturaleza divina y quiso cerciorarse primero. Así dispuso camuflar la carne humana de uno de sus sacrificios entre la cena del dios que lleno de furia transformó a Licaón en lobo y dio pie a los sucesivos mitos acerca de la licantropía.

Lycaon es convertido en lobo (H
Grabado que retrata el momento en el que Licaón es convertido en lobo.

Sus hijos corrieron la misma suerte ya que asesinaron a uno de sus hermanos de nombre Níctimo. Su crueldad era famosa y Zeus quiso comprobarlo de primera mano. Esta vez se internó en el palacio vestido de vagabundo y los príncipes le sirvieron como cena las entrañas de su recién fenecido hermano y ganando con ello que el dios dispusiera que corrieran la misma suerte que su progenitor.

El célebre cazador Acteón tuvo la desventura de que, habiéndose internado en el bosque, se encontrara con la diosa de la caza Artemisa dándose un baño. Fascinado por la belleza de la casta diosa se quedó petrificado sin poder dejar de mirarla hasta que ella se percató que estaba siendo observada. Así lo expone Ovidio en su ‘’Metamorfosis’’:

«El color que suelen tener las nubes cuando las hiere el sol de frente, o la aurora arrebolada, es el que tenía Diana al sentirse vista sin ropa. Aunque a su alrededor se apiñaba la multitud de sus compañeras, todavía se apartó ella a un lado, volvió atrás la cabeza, y como hubiera querido tener a mano sus flechas, echó mano a lo que tenía, el agua, regó con ella el rostro del hombre, y derramando sobre sus cabellos el líquido vengador, pronunció además estas palabras que anunciaban la inminente catástrofe: Ahora te está permitido contar que me has visto desnuda, si es que puedes contarlo»

La terrible suerte que estableció la avergonzada diosa para el pobre cazador fue la de convertirlo en ciervo pero no contenta con tal castigo para la que sentía tan grave ofensa, llamó a los perros de caza de Acteón que lo devoraron vivo.

acteon tiziano
»Diana y Acteón» – Tiziano

El caso de la hechicera Circe también es notorio en este aspecto ya que la señora de la isla de Eea era bien conocida por transformar a sus enemigos en diferentes bestias mediante el uso de la magia y las pociones ya que contaba con vastos conocimientos en estos campos.

Homero describe en ‘’la Odisea’’ que la maga residía en un palacio situado en un claro del bosque de su isla que estaba circundado por numerosos leones y lobos que aunque parecían fieros eran realmente mansos y que en otro tiempo habían sido seres humanos que habían tenido la fatalidad de cruzarse en el camino de la hechicera. En su largo retorno a Ítaca Ulises fue a parar a la isla de Circe en donde hizo desembarcar a la mitad de su tripulación. Estos hombres encontraron a la hechicera que les invitó a un banquete y veladamente mezcló las delicias que se sirvieron con una de sus pócimas. Así transformó a los marineros en cerdos excepto al más sagaz del grupo que sospechó el engaño y pudo avisar a su capitán que finalmente consiguió con la ayuda de Hermes, que le proporcionó una planta que actuaba como antídoto, protegerse de Circe y obligar a la maga a devolver a sus hombres a su forma humana.

Circe también fue la responsable de la transformación de la otrora hermosa ninfa Escila en un terrible monstruo marino con torso de mujer, cola de pez y varias cabezas con tres hileras de dientes cada una. Monstruo que también se encontró Ulises en su viaje.

circe
El gran conocimiento mágico de Circe le permitía transformar a seres humanos en animales.

Según relata Ovidio, Circe estaba enamorada del dios Glauco pero este había quedado prendado de la belleza de Escila que no mostraba ningún interés en su pretendiente. El dios se volvió hacia Circe en busca de ayuda pretendiendo que le suministrara una poción de amor pero ésta intentó, sin suerte, seducirle. Al no ser correspondida entró en cólera y se vengó contra Escila, preparando la poción que convertiría a la ninfa en una bestia y que le fue suministrada por su pretendiente.

Una suerte similar corrió la compañera de Escila, Caribdis. Una ninfa hija de Poseidón y de Gea que en una ocasión inundó la tierra para ampliar los dominios de los reinos acuáticos lo que desató la ira de Zeus que la convirtió en un enorme monstruo marino que tragaba una desproporcionada cantidad de agua tres veces al día para después escupirla, creando insalvables remolinos en el océano a los que tuvieron que enfrentarse Ulises y los argonautas en sus viajes.

Los dioses griegos acostumbraban a impartir castigos de forma desproporcionada pero también aparecen en esta mitología casos en los que los cambios de cuerpo se dan de forma compensatoria. Este es el caso de la joven Cenis que fue secuestrada y violada por Poseidón, pero que a su vez le prometió que le concedería cualquier deseo como pago por la deuda, con la que satisfacer su desconsuelo. El deseo que pidió la doliente muchacha fue que el dios la transformara en un hombre, deseo que el dios cumplió cambiando su género y otorgándole asimismo el don de la invulnerabilidad. De este modo, el recién convertido en hombre, adquirió el nombre de Céneo y se unió a Jasón y sus argonautas.

louis jean françois lagrenee galatea
»Pigmalión y Galatea» – Lagrenee

También existe alguna mención en la que algún dios hace uso de la compasión y apiadándose de algún pobre mortal utiliza sus poderes para acabar con su pena. Un ejemplo es el caso de Pigmalión un escultor chipriota que talló una mujer en marfil de tal belleza que quedó irremediablemente prendado de la estatua. Suplicó ayuda a la diosa Afrodita y ésta se compadeció insuflando vida en la inerte figura con el nombre de Galatea.

Ovidio relata el momento en el que Pigmalión descubre que la estatua está cobrando vida:

‘’Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que se engañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos. ’’

Sorprendente era el poder de los dioses griegos que no sólo tenían la capacidad para cambiar su forma sino que, en varias ocasiones y a causa de su irascible personalidad, disponían de sus habilidades para cambiar la forma de las personas con sus tormentosos castigos; y que también eran tan hábiles como para infundir vida en objetos inanimados. ¿De qué otras maravillas eran capaces?

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde también analizamos curiosísimos casos de transformaciones relacionados con incidentes ovni. Esperamos que sean de su interés.

 

El misterio del centro de la tierra y los dioses sumerios

Todas las diferentes mitologías que han surgido a partir de diversos pueblos y culturas cuentan en su panteón de dioses con un señor de la muerte que, más que decidir sobre la vida y la muerte de los seres vivos, rige sobre el inframundo o reino de los muertos, dependiendo de la estructura de la cosmogonía de cada mitología.

Así, en el caso de la religión sumeria, y su posterior extensión a las culturas asiria, acadia y babilonia, el encargado de presidir sobre las almas de los muertos era una mujer: la diosa Ereshkigal, cuyo nombre traducido literalmente la definiría como ‘’Reina de la gran Tierra’’.

Esta figura representaba a la deidad suprema en el reino de los muertos y la única con autoridad para administrar juicio y establecer las leyes por las que se regían sus dominios. Se consideraba que no había retorno posible de este reino llamado Irkalla y, en muchas ocasiones, se utilizaba este sustantivo para designar al propio reino y a su señora.

ciudad subterránea
El infierno sumerio era un reino bajo tierra donde continuaba la existencia.

Pero estos dominios no eran tenidos como un lugar tenebroso cuyo regente se responsabilizaba de asignar justo castigo para las acciones cometidas en vida sino que se entendía como un lugar en el que continuaba la existencia tras la muerte, de forma subterránea, con otro regente, y en el que no se impartían castigos ni administraban recompensas.

En Irkalla los muertos mantenían el mismo cuerpo que habían tenido en vida pero éste se seguía descomponiendo según el proceso normal. Para la antigua sociedad mesopotámica la existencia continuaba sin más tras el importante acontecimiento de la muerte si bien, para acceder a este reino, había que conseguir atravesar siete puertas y para lograr atravesar cada uno de estos portales, debía dejarse una prenda en pago.

Todo el reino era regido por Ereskigal, hija de Anu, el dios supremo anunnaki. En otro tiempo fue también una diosa del panteón celeste pero fue raptada por el dragón Kur, que es considerado el primer dragón del mundo en la mitología sumeria, y así fue llevada a Irkalla, lugar del que acabó convirtiéndose en su reina gobernando el otro mundo en solitario durante largos años.

ninurta attacking kur
Detalle que muestra a Ninurta enfrentándose al dragón Kur.

Hasta que se dio una ocasión en la que los dioses decidieron celebrar un banquete en el que, al igual que los seres celestes no podían descender al inframundo, los dioses subterráneos no podían ascender al cielo. De modo que los primeros mandaron un emisario a Irkalla que se presentó ante Ereshkigal con una invitación en la que se le instaba a enviar un representante que daría cuenta de la comida de los dioses en su nombre.

Para tal labor la reina de los muertos escogió a su visir Namtar que, a su vez, era un dios menor asociado a la enfermedad. Un mito le hace responsable de haber creado y enviado al mundo 60 enfermedades diferentes que tomaban forma de demonios y se internaban en los hombres.

Así que el visir de la reina se dirigió a las dependencias celestes en donde tenía lugar el evento, para lo que tuvo que subir una extensa escalera y al llegar, se presentó en nombre de la respetada diosa del reino del otro mundo a lo que el resto de dioses, como señal de gran respeto, se levantaron de sus asientos y se arrodillaron ante el visir del mismo modo en el que lo hubieran hecho de haberse encontrado ante la presencia de Ereshkigal. Todos los dioses mostraron su respeto a excepción de Nergal que permaneció en su asiento ya que no le tenía aprecio al visir.

nergal
Representación de Nergal con características animalescas.

Nergal era hijo del dios Enlil y la diosa Ninlil, y fue engendrado en el propio inframundo cuando Enlil engañó a la diosa y la tomó en contra de su voluntad. También era considerado como una de las manifestaciones oscuras del dios del Sol Shamash.

El hecho de que Nergal no se levantara de su asiento fue considerado como una de las mayores ofensas por lo que se le impuso, como castigo, que debía de descender al inframundo para presentar sus disculpas ante Ereshkigal en persona.

Antes de su partida, Enki le previno y le advirtió para que no tomara ningún asiento en el reino de los muertos, ni probara de la bebida o de la comida de este mundo y que tampoco debía yacer con Ereshkigal pues esta diosa era conocida por su gran belleza e intentaría tentarle.

Nergal descendió junto a siete escorpiones y un presente para la diosa y cuando se halló ante su presencia, ésta quedó prendada de su invitado. Le ofreció bebida, alimento y que tomara asiento pero Nergal rechazó todos los ofrecimientos siguiendo el consejo de Enki, si bien no consiguió atender a este consejo de forma absoluta pues sucumbió ante los intentos de seducción de la diosa que le provocó dejándose ver mientras se bañaba.

inergal001p1
Otra representación del consorte de Ereshkigal.

Yacieron juntos durante seis días y seis noches tras los cuales, a la mañana del séptimo día, Nergal abandonó sigilosamente el lecho y el reino de Irkalla volviendo al cielo como era su obligación.

Cuando Ereshkigall despertó fue informada de la razón de la ausencia de su amante y lloró amargamente su marcha. Mandó de nuevo a su visir al reino celeste con el objeto de dar con él pero Namtar no pudo encontrarle debido a que Enki había cambiado su aspecto físico para que pudiera pasar desapercibido.

Cuando la señora del inframundo se dio cuenta del engaño montó en cólera y amenazó con enviar a todos los habitantes de su reino a convivir con los vivos por lo que en número los primeros superarían ampliamente a los segundos.

Al enterarse de esta amenaza Nergal se llenó de ira y descendió de nuevo al inframundo. Rompió los siete portales y se presentó amenazante ante la diosa con la intención de darle muerte decapitándola. Pero en el último momento ambos entendieron que se amaban y decidieron permanecer juntos en Irkalla. Así el dios de las plagas se convirtió en el consorte de Ereshkigal y en dios de los muertos.

godanu
Figurilla que representa a Anu.

Pero la entrada a este reino suponía el no retorno, a excepción de contadas ocasiones en las que algún mensajero entraba a dar una misiva y volvía a salir. Existe un mito en torno a este tema llamado ‘’el descenso de Inanna’’ que narra el viaje de esta diosa, hermana de Ereshkigal al inframundo y que se plasmó por escrito en diversos poemas.

Inanna era la diosa de la fertilidad y del amor en oposición a su hermana: la vida y la muerte. Decidió descender al mundo subterráneo aunque la motivación para tomar tal riesgo no queda muy clara en los fragmentos de los textos recuperados.

Parecía ser muy consciente del riesgo que entrañaba su viaje pues dejó instrucciones a su visir acerca de cómo proceder en caso de que ella misma no hubiese regresado al cabo de tres días desde su partida. Además, se atavió con ropa de gala, joyas y diversos talismanes de poder.

Se dirigió con determinación a las puertas de entrada al inframundo y le transmitió al guardián de las mismas su solicitud para ser recibida por su hermana y poder tratar los asuntos en los concerniente al funeral de su cuñado (el primer marido de Ereshkigal). Al enterarse de la petición la señora de los muertos se enfureció pues sospechó de un engaño e Inanna no vestía apropiadamente para el periodo de duelo, por lo que dudó de las verdaderas intenciones de su visita. Dispuso entonces que cada una de las siete puertas de entrada se cerrara con candado estableciendo en ese momento la condición de que para poder atravesarlas debía de entregarse una prenda o abalorio como pago del peaje.

inanna ishtar
Inanna pasó a ser conocida como Ishtar en Babilonia.

De este modo, Inanna se presentó en las estancias de Ereskigal completamente desnuda e indefensa ya que se había desprovisto de su vestido y sus amuletos mágicos y ambas se enfrentaron en combate, la diosa de la fertilidad delata sus verdaderas intenciones manifestando su deseo de hacerse con el trono. El desenlace de esta contienda en algunas versiones termina con Inanna condenada a muerte y, en otras, con ella muriendo a manos de su hermana. En cualquiera de los casos, Inanna fallece como consecuencia de su viaje.

Para un muerto no existía retorno posible de la morada de los muertos, por lo que Innana queda atrapada en Irkalla pero al cumplirse el plazo estipulado, el visir de la diosa del amor procedió como le había sido indicado y realizó las lamentaciones apropiadas apelando y rogando al resto de dioses para que intercedieran a su favor. Los dioses se negaron ya que la desafortunada suerte de Inanna le había acaecido como consecuencia de sus propios actos, movida por la ambición. De entre todos los dioses, únicamente Enki se apiadó e ideó un plan para traer a Inanna de nuevo con los vivos.

hell_s_gate_
Algunos dioses podían traer a los muertos de nuevo a la vida siempre y cuando no hubieran pasado muchos días desde el fallecimiento.

Creó dos seres que fueron recibidos por Ereshkigal, a la que engañaron para que accediera a hacerles entrega del cuerpo de la recientemente fenecida diosa. Una vez se hicieron con él, lo impregnaron con ‘’el agua de la vida’’ que Enki les había entregado y la diosa revivió.

Pero alguien tenía que suplir a Inanna entre los muertos y se le instó a que escogiera un sustituto para tal fin. Debía de determinar quién moriría en su lugar. Cuando volvió a la tierra se encontró con que su marido Dumuzi no estaba cumpliendo con el pertinente duelo por su muerte y además había ocupado su puesto, así que entregó a su consorte.

Parece que los dioses actuaban de forma muy humana dejándose llevar por celos y ambiciones pero también hacían gala de sus capacidades sobrehumanas siendo incluso capaces de o de crear a otros seres para que les sirvan en sus empresas o de traer de vuelta a la vida a un muerto saltándose las leyes de la existencia:

“Ereshkigal es la reina soberana aquí y aquellos que la adoran no podrán nunca salir. ‘’

Si os ha gustado este artículo, os invitamos a ver estos vídeos en donde estudiamos las acciones y andanzas de diferentes elementos del pasado en donde se tratan diferentes misterios que atañen a nuestro planeta y a nuestra concepción de la vida. Esperamos que sean de vuestro agrado:

Ufopolis.com 2016

¿Hubo robots en el pasado?

Numerosos indicios apuntan a la posibilidad de que se hubiera utilizado tecnología avanzada en el pasado. Desde maravillosas construcciones cuya creación se data en el neolítico al descubrimiento de diferentes ooparts, objetos cuya tecnología o mecanismos no se corresponden al conocimiento o desarrollo de la época en la que se circunscriben o las fantásticas descripciones en numerosos textos antiguos de sorprendentes objetos e incluso armamento cuya tecnología pareciera ser superior a la de que disponemos hoy en día.

En algunos de estos textos aparecen misteriosos y gráciles objetos voladores, pertenecientes a esos dioses de sobrehumano poder, pero también se detalla la existencia de ciudades voladoras, armas con las que se crea inmensa destrucción y diversos objetos capaces de tales maravillas. Es posible que antiguamente se atribuyera la razón de tales capacidades a la naturaleza mágica de los dioses y por ende de los mismos objetos, pero que volviendo a mirar hacia atrás con los conocimientos y desarrollo de la actualidad se identificaran más acertadamente como la consecuencia y representación de una avanzada tecnología en lugar de como la manifestación de ciertas facultades mágicas.

Repasando la historia, las leyendas y los textos de la historia antigua, se podría llegar a pensar que no fue la propia humanidad la primera en hacer uso de ciertas tecnologías, como la robótica, sobre el planeta. ¿Y si hubiera habido robots en la antigüedad? Un sugerente ejemplo de la anterior enunciación puede encontrarse en un mito griego referido a la isla de Creta según el cual, la ciudad allí emplazada, por aquel entonces desprovista de muralla, estuvo protegida por un gigante de bronce llamado Talos que era capaz de lanzar fuego y patrullaba la isla protegiéndola de la entrada de intrusos y posibles ataques.

talos
Un gigante hecho de metal aparece en un mito griego sobre la isla de Creta.

Con un guardián de estas características tal vez los habitantes de la Creta minoica no hubieran tenido la necesidad de construir murallas para protegerse como el resto de la beligerante humanidad acostumbraba a hacer en esas épocas.

Este coloso metálico fue una creación del propio Zeus y regalo para Europa a la que había raptado para seducirla, destinado a protegerla a ella y a sus hijos. Según otras versiones el origen de Talos se hallaría en el dios de la forja griego Hefesto que sería, en este caso, el responsable directo de su creación aunque siguiendo órdenes de Zeus para ser cedido al rey Minos. En cualquiera de las dos versiones, sin embargo, se hace claro que Talos no era un ser humano sino un autómata creado por los propios dioses.

Atendiendo a las descripciones, este reluciente gigante era de bronce y de su cuello partía una única vena o conducto que llegaba hasta uno de sus tobillos. Según se relata, por dicho estrecho conducto circulaba su ‘’sangre’’ o líquido encargado de sus soporte vital y un clavo (o especie de mecanismo) se emplazaba en el final del conducto para impedir que el líquido se vertiera y Talos se ‘’desangrase’’.

El guardián del pueblo minoico patrullaba incansablemente la isla que rodeaba tres veces al día pero debido al tamaño de la isla, rodearla a pie no menos que tres veces al día supondría un esfuerzo sobrehumano, si bien no parecía representar esfuerzo tal para un gigante que en cuyas representaciones en el arte plástico suele aparecer, curiosamente, con alas. En la imagen de Talos grabada en varias monedas encontradas en la Creta aparece como un joven desnudo con alas, aunque en algunas pinturas se le representa sin ellas.

monedas
En algunas representaciones Talos aparece con alas.

‘’Él era de la existencia del bronce (…) el último que quedaba de entre los hijos de los dioses y el hijo que Cronos le dio a Europa para ser el guardián de Creta y para caminar con largos pasos alrededor de la isla tres veces al día con sus pies de bronce. Ahora, en todo el resto de su cuerpo y entrañas estaba revestido de bronce y era invulnerable; pero bajo el tendón de su tobillo se emplazaba una vena rojo sangre y ésta, con sus asuntos de vida y muerte, estaba recubierta de fina piel’’.

Argonáutica IV (1638-1653)

Pero guardar la isla de posibles invasores no era su única labor, se narra asimismo que también se le había encomendado el velar por el cumplimiento de las leyes divinas entre los hombres por lo que tres veces al año se desplazaba por todas las poblaciones del lugar portando unas placas metálicas inscritas con tales leyes.

Talos poseía varias y asombrosas facultades, como la impenetrabilidad de su broncíneo cuerpo al que no podían herir ni flechas ni espadas o la capacidad de calentarse hasta ponerse al rojo vivo y calcinar a sus víctimas en este estado. Se dice de esta criatura tan parecida a un robot que disuadía a los barcos enemigos que se atrevían a acercarse a Creta lanzándoles enormes rocas desde tierra y así procedió cuando Jasón y sus argonautas quisieron internarse a desembarcar su famosa nave Argo en la bahía. El fuerte Talos se lo impidió lanzando grandes rocas hacia donde pretendían atracar.

Finalmente, y según relata Apolonio de Rodas en las Argonaúticas, el final le llegó al broncíneo Talos de la mano de la bruja Medea porque el autómata tenía un punto débil que los dioses conocían. El tornillo dorado de su tobillo, que impedía que se vertiera el líquido incoloro que actuaba como soporte vital de la máquina.

mitojason1
Talos aparece como uno de los enemigos al que deben enfretarse Jasón y sus argonautas.

Medea, una vez que el Argo estuvo a una distancia prudencial de Creta, lanzó varios hechizos contra Talos invocando a diversos espíritus. Uno de ellos, lanzado a los ojos del robot le hizo ver seres imaginarios que en realidad no estaban ahí y, enloquecido, golpeó su punto débil de forma que toda la sangre brotó del talón.

‘’Aunque estada hecho de hierro, sucumbió a la magia (…), cuando se golpeó el tobillo contra una piedra afilada y una savia como plomo fundido surgió de él. No podía mantenerse en pie y cayó, como cae un pino desde la cima de una montaña’’.

Argonática IV (1673-1693)

Antiguos mitos que dibujan a un ser creado por los propios dioses, hecho de metal, que posee increíbles características como la de la visión y localización a largas distancias, enorme fuerza y precisión que se reflejan en el momento de lanzar grandes rocas a los barcos, la capacidad de calentarse al rojo vivo y hacer estallar a las naves en llamas y un punto débil, tal vez pensado por los ingenieros creadores para poder controlar a Talos si se diera la necesidad.

Cuando actualmente se crean historias de ciencia-ficción, éstas se enfocan hacia el futuro, hacia el momento en el que el desarrollo tecnológico de la sociedad haga posibles los portentos que en estos relatos se describen y cualquier referencia puede tener relación con narraciones anteriormente creadas. Los antiguos griegos, al contrario, miraban hacia atrás en el tiempo para narrar sus mitos y resulta muy interesante que no pudieran haber tomado la referencia o reminiscencia de la figura de un robot o un ente autómata para poder describirlo en sus mitos, y sin embargo han resultado ser los creadores de algunos de los mejores relatos de ‘’ciencia-ficción’’ que la humanidad posee.

coloso
¿De dónde pudieron haber sacado los griegos una descripción tan parecida a la de un robot? Foto: Shadow of the Colossus, SCE

Tal vez no estuvieran imaginando de la nada sino refiriendo lo que presenciaron, o quizás los poetas griegos engalanaron las historias que los dioses ya traían con ellos cuando llegaron y que transmitieron a los antiguos hombres.

Por supuesto, cualquier historia que pasa de boca en boca se ve modificada y ensalzada en su recorrido pero siempre comienza por una referencia real. Por lo menos los griegos estaban convencidos de que sus mitos eran reales y se correspondían con acontecimientos que habían tenido lugar mucho tiempo atrás.

Si os ha gustado este artículo os recomendamos ver estos videoprogramas en donde también estudiamos seres con robóticas formas. Esperamos que sean de su agrado:


 

Ufopolis.com 2016

¿Eran extraterrestres los dioses del olimpo?

En los relatos mitológicos frecuentemente dioses y demás seres de naturaleza sobrenatural demuestran ser poseedores de objetos mágicos y capacidades sobrehumanas que les permiten realizar proezas que el hombre sólo puede imaginar.

Uno de estos portentosos talentos de los que se hace gala en las mitologías más antiguas es la capacidad para cambiar de forma. Y es que la idea de que una entidad pueda adoptar el aspecto de una persona o de un animal a voluntad viene acompañando a la humanidad desde sus relatos más tempranos y se manifiesta sin distinción en el folklore de varias naciones por todo el mundo. Resulta interesante que casi todas las culturas del planeta cuenten con algún mito relacionado con este tipo de transformaciones.

leda-swan-da-vinci-Gallería Borghese
»Leda y el cisne» – Copia atribuida a un discípulo de Da Vinci

Constantemente aparecen en este tipo de relatos seres con la habilidad de cambiar de forma según deseen. Tal es el caso del ‘’polimorfo’’ Zeus, del que se relata que descendió del monte Olimpo convertido en un cisne blanco para seducir a Leda la esposa del rey espartano Tíndaro. Este dios acostumbraba a tomar la forma de diversos animales para seducir a varias mujeres humanas de las que había quedado prendado. En el famoso mito del rapto de Europa se transforma en un toro blanco y rapta a Europa que recogía flores cerca de la playa y que inocentemente, al ver que el toro era manso, se subió a su lomo; entonces Zeus se adentró en la mar y llevó a la chica hasta Creta.

marten de vos europa
»El rapto de Europa» – Marten de Vos

Las manifestaciones zoomorfas de este lujurioso dios en su mayoría tenían la motivación de seducir o secuestrar al que en ese momento fuera el objeto de sus pasiones. Cuando Zeus se encaprichó del bello príncipe troyano Ganímedes, adoptó la forma de un águila, raptó al príncipe y lo llevó al Olimpo, lugar en donde lo convirtió en su amante.

Gabriel Ferrier ganimedes
»Ganymede» – Gabriel Ferrier

Este dios no sólo tomaba la forma de animales sino que también hacía lo propio con seres mitológicos; así para conseguir acercarse a la hermosa Antíope, se transformó en un sátiro, la poseyó y la dejó encinta. La joven tuvo que enfrentarse a la cólera de su progenitor quién no podía creer que el padre de sus futuros nietos fuese la cabeza del Olimpo. Para poder darle el consejo de que lo más prudente en esa situación sería la huida, Zeus se presentó ante Antíope en la forma de una lechuza.

Y para seducir a Maya, la mayor de las Pléyades, hijas del titán Atlas, el dios se transformó en una ardilla y de esta unión nació el dios Hermes. También pasó largo tiempo espiando a una de sus sacerdotisas, de nombre Semele, con la forma de un águila hasta que consiguió su objetivo despertando la ira de Hera cuando ésta descubrió a la sacerdotisa en estado de buena esperanza. De esta relación nacería Dionisio.

Jean-Baptiste_Marie_Pierre_-_Jupiter_et_Antiope
»Jupiter y Antíope» – Jean Baptiste Marie Pierre

Pero el lascivo Zeus no se transformaba únicamente en seres biológicos, para poder tomar a Danae, la hija del rey de Argos que había sido encerrada por su padre debido a una predicción del oráculo de que sería el hijo de su hija quien acabaría con su vida, Zeus cayó sobre Danae en forma de lluvia dorada dejándola encinta. De esta unión nacería el héroe Perseo.

La habilidad del rey del Olimpo para tomar cualquier forma era portentosa y así lo demuestra en el mito de Calisto, una de las bellas siervas de la diosa de la caza Artemisa que, para poder entrar a su servicio, había hecho voto de castidad. Al rey de los dioses no le importó en absoluto la pura promesa de la muchacha y estaba demostrado que cuando se encaprichaba de alguien no escatimaba en medios para conseguir su objetivo. De este modo se transfiguró, adquirió la forma de la propia diosa Artemisa y se acercó a Calisto que resultó encinta. Por miedo a que este hecho no llegara a conocimiento de su celosa esposa Hera, Zeus tomó la resolución de transformar a Calisto en Osa.

El señor del Olimpo también tomaba la forma de personas, para la relación que dio nacimiento al héroe Heracles el dios se presentó ante su madre Alcmena con la forma de su esposo Anfitrión.

klimt_gustav_Danae_1907
»Danae» – Gustav Klimt

Pero antes de verse envuelto en todas las extravagantes historias de infidelidades a su esposa Hera, tuvo que conquistar a la diosa, trató largo tiempo de cortejarla y persuadirla sin éxito por lo que resolvió transformarse en un cuco y acercarse a ella que se apiadó del pajarillo y trató de calentarlo, en ese momento Zeus se desprendió de su disfraz y violó a su futura esposa a la que, por vergüenza, no le quedó otra solución que desposar a quién había arrebatado su virginidad.

El rey de los dioses poseía una total maestría en el arte del cambio de forma y así lo demostró en reiteradas ocasiones si bien no es el único dios en la mitología griega que cuenta con esta capacidad. Otras criaturas de carácter divino se demuestran maestras de las mismas habilidades. La diosa de la cosecha y la fertilidad de la tierra Deméter, en una ocasión tuvo que transformarse en yegua mientras huía de Poseidón y su afán por poseerla. Trató de ocultarse entre otros caballos pero no pudo esconder su divinidad y el dios del mar adoptó la forma de un semental y cumplió con su objetivo. También Némesis, la diosa de la justicia y el equilibrio se transformó en ganso por un motivo muy parecido al que tenía Deméter: escapar de Zeus. Aunque en este caso, Zeus se convirtió en un cisne logrando hacerse con su presa.

ApolloDapheBernini
»Apolo y Daphne» – Gian Lorenzo Bernini

En otras ocasiones, algunas criaturas mitológicas que no contaban con la capacidad del cambio de forma, rogaban a los dioses para que usaran su poder sobre ellos, normalmente para conseguir escapar de algún dios lascivo. El caso más notorio de este tipo es el del mito de la dríade Daphne que para conseguir escapar del cegado Apolo, a quién Eros había disparado una de sus flechas, suplicó ayuda a su padre, el dios del río Ladón que la convirtió en árbol. En la ‘’Metamorfosis’’ de Ovidio se expone asimismo, el caso de Cornix, la hermosa hija del rey Coronaeus de la que quedó prendado el dios Neptuno y comenzó a perseguirla mientras ella gritaba y suplicaba a dioses y hombres por ayuda. Sólo Minerva se apiadó de ella y la convirtió en cuervo para que pudiera escapar.

La lujuria de Poseidón fue el desencadenante del aciago destino que le sobrevino a Medusa. Esta famosa Gorgona de cabello de serpientes fue, antes de convertirse en el horrible monstruo representado en la iconografía plástica, una bella y pretendida doncella que se afanaba en sus labores como sacerdotisa de Atenea. El dios del mar se encaprichó de ella y la violó en el propio templo de la diosa de la sabiduría. Ésta montó en cólera y castigó a la víctima convirtiéndola en un monstruo al que no se podía mirar directamente y al que únicamente la pericia de Perseo consiguió dar muerte.

bernini medusa
»Medusa» – Gian Lorenzo Bernini

La literatura que ilustra la capacidad de los antiguos dioses griegos para cambiar de forma es extensa y detallada y sus motivaciones eran amplias, si bien una muy prominente era la de satisfacer su lujuria. En muchos casos, no tenían la pretensión de hacer justicia alguna sino simplemente la de complacer sus propios deseos. ¿Son absolutamente todos estos relatos invenciones de la magnífica creatividad humana o encierran algo de verdad? ¿Podían los dioses cambiar de forma?

Concluimos con la invocación con la que Ovidio comienza a narrar la ‘’Metamorfosis’’:

Me lleva el ánimo a decir las mutadas formas
a nuevos cuerpos: dioses, estas empresas mías -pues vosotros los mutasteis-
aspirad, y, desde el primer origen del cosmos
hasta mis tiempos, perpetuo desarrollad mi poema.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde también analizamos curiosísimos casos de transformaciones relacionados con incidentes ovni. Esperamos que sean de su interés.

Ufopolis.com 2016

El secreto de la inmortalidad y el elixir de la vida

Desde su más tierna infancia la humanidad, sabiéndose en una existencia finita, se ha cuestionado su inexorable destino que se antoja de forma amarga y, en ocasiones, hasta injusta. El hombre, desde sus inicios ha visto que todo a su alrededor, todos los elementos que componen su contexto, perecen o se transforman y sin embargo, aun conociendo que nada de lo que le rodea es perenne, se resiste a aceptar su propio deceso, el agrio destino que toda persona tiene reservado al final de sus días, la muerte. Y aparecen en el hombre deseos de eternidad, de inmortalidad. La mortalidad se antoja como algo carente de justicia, es arbitraria, abusiva e irrazonable.

Así se expresa en los relatos mitológicos más antiguos de la humanidad la idea del fin de la vida, haciendo de ella un castigo no merecido. ¿Acaso los primeros hombres se encontraron con seres inmortales ante los cuales se plantearon la injusticia de su propia mortalidad?

mesopotamia
El ser humano siempre se ha planteado la cuestión de la mortalidad

El propio final es un planteamiento profundamente arraigado en la naturaleza del ser humano y ampliamente discutido en filosofía y religión con una prominente presencia en los antiguos textos mitológicos resultando ser la motivación más fuerte para el protagonista del poema épico más antiguo conocido: la epopeya de Gilgamesh. En esta obra literaria sumeria se narra como el rey Gilgamesh parte en busca de la inmortalidad de los dioses para sí mismo haciendo gala de un comportamiento que resultaría más que lógico para una persona que vive en una sociedad como la que se describe en el propio texto en la que la humanidad es forzada a aceptar su propia finitud mientras comparte la tierra con unos seres cuyas vidas parecen no diluirse en el discurrir del tiempo.

¿Pero por qué la humanidad no es inmortal? Frecuentemente la mitología en sus historias da una explicación u otra para tal fatal ventura si bien lo que resulta intrigante acerca de todos estos motivos es su concordancia en que esta designación acontece debido a un fatal error o imprudencia del hombre y que acaba convirtiéndose precisamente en lo que diferencia a la raza humana de la raza divina.

Gilgamesh y enkidu 2
La muerte de su querido amigo Enkidu es lo que motiva a Gilgamesh a tratar de plantar cara al destino del hombre

Y es que casi todos los mitos acerca del origen del hombre manifiestan una descarada coincidencia en apuntar que el primer hombre o la primera pareja fueron creados para ser inmortales. Indicando que en un inicio los dioses no concibieron al hombre para ser mortal y que el más preciado de los dones para el hombre fue perdido.

Uno de los más antiguos textos mitológicos de los que tenemos constancia describe la versión acadia de como aconteció el suceso que dio fin a la infinidad del hombre. En el mito de Adapa se presenta a este hombre como un habitante de la ciudad de Eridu en Mesopotamia, en este caso Adapa no es el primer hombre creado ni tampoco es creado como un ser inmortal pero es descendiente de los propios dioses, engendrado por el propio dios Enki y es un fiel servidor de esta deidad, Enki, ante tal devoción decide instruir al hombre como recompensa e iniciarle en sus artes y sus ciencias convirtiéndole en un sabio y único conocedor entre los hombres de ciertas virtudes.

M0005792 Adapa Sumerian deity of healing, painting of a relief
Adapa es el primer hombre en la mitología acadia al que le es ofrecida la inmortalidad

Tiene lugar un suceso en el que Adapa se encuentra en una barca pescando y el viento comienza a alzarse violentamente haciéndole peligrar. El hombre consigue llegar a nado a la orilla donde se encuentra con el dios del viento Shutu y ambos se enzarzan en una contienda en la que el bien amado de Enki consigue quebrar las alas del dios provocando que el viento se detenga.

Los dioses comienzan entonces a preguntarse por qué razón el viento había dejado de soplar y una vez que Anu, el dios supremo, es puesto en conocimiento de lo acontecido, decide convocar al hombre ante su presencia.

Enki teme que se vayan a tomar medidas drásticas contra su creación y le aconseja a su vástago lo siguiente:

‘’Cuando estés en presencia de Anu se te ofrecerá el alimento de la muerte. No comas. Se te ofrecerá una bebida que lleva la muerte. No bebas. Se te ofrecerá un vestido, póntelo. Se te ofrecerá aceite, úngete. ’’

Cuando Adapa se halla en presencia del líder de los dioses plantea su defensa de forma lícita y con gran elocuencia y sucede algo al margen de la previsión de Enki: Anu queda gratamente complacido al conocer a Adapa. Para sellar la reconciliación manda traer un vestido y aceite. Presentes que Adapa acepta de buen grado. Tras ello, se ordena traer la bebida y el alimento de la vida pero Adapa, confiando en el buen juicio de su creador y sin ser consciente de ello, rechaza el regalo de la inmortalidad. El dios de la bóveda celeste enloquece al enterarse de los motivos que llevaron al hombre a declinar tan galante oferta y expulsa al ingenuo Adapa de su palacio dejándole con la infeliz suerte que comparte la humanidad.

anunnaki_-_tree_of_life
Los dioses como seres inmortales son los custodiadores del árbol de la vida

El mito de Adapa es uno de los muchos que atribuyen el desventurado destino final humano precisamente a eso, un error humano. En la mayoría de las ocasiones es un error estúpido o un detalle absurdo cuyas consecuencias, establecidas por los demiurgos correspondientes, son tremendamente desproporcionadas y el desliz de uno es, de forma irónica, compartido eternamente por el resto de sus congéneres. Un fallo que se comete de forma inconsciente sin ser pretendido en casi todos los mitos a excepción del relato bíblico en el que sucede de manera deliberada.

¿Urdió Enki una argucia para arrebatar al hombre el acceso a la eternidad o su motivación era genuina resultando en un error que no pudo haber previsto? En cualquier caso las consecuencias continúan siendo las mismas y tal vez este conjunto de mitos que cargan sobre los hombros de la humanidad el peso de la responsabilidad del don arrebatado no sean otra cosa que un ardid de los dioses para justificar lo injustificable.

Tal vez la propia biología de los dioses los hiciera inmortales o tal vez se ganaron el derecho a transcender la muerte mediante el avance tecnológico, un avance que no determinaron que fuera compartido con la humanidad pero quizás algún día el hombre llegue a alcanzar también ese derecho, como la ciencia actual ya está investigando. Puede que el hombre se gane por sus propios medios lo que los dioses le negaron por error.

Si os ha gustado esta entrada os invitamos a ver el enigma de la constelación, venerada desde tiempos inmemoriales y el misterio de la estrella Sirio. Esperamos que sean de su agrado.

Ufopolis.com 2016

 

¿Fue real la historia del diluvio universal? – Leyendas de África y Oceanía

Como ya hemos apuntado, resultaría lógico pensar que la coincidente y reiterada mención al evento del diluvio por parte de todas las civilizaciones del planeta responda a un evento real que tuvo lugar hace milenios. También son muchos los estudios y teorías que parecen indicar que efectivamente se diera una gran inundación como resultado del deshielo tras la finalización de la última era glacial, pero son muchas más las similitudes entre todos los relatos que se dan entre pueblos que no tuvieron contacto entre sí, y es que son numerosas las referencias a que la inundación fue un acto que partió de la voluntad de los dioses que pretendían con ella erradicar a toda la humanidad del planeta.

No sólo aparece este relato entre los pueblos de Europa o América sino que varias tribus del continente africano cuentan con exactamente la misma historia en su tradición. Un ejemplo de ello es la versión que cuenta la tribu de los Massai en Kenia. En este relato el dios supremo fue En-Kai que decidió destruir a la pecaminosa raza humana salvando al único hombre recto, cuyo nombre en lugar del famoso Noé es Tumbainot y que, con su familia, construyó un arca que llenó con varios animales. Llegaron las lluvias y todo pereció bajo el agua a excepción del arca y su contenido y una paloma y un buitre fueron las aves encargadas de traer la nueva de que había tierra firme una vez la tormenta hubo cesado.

deluge3
De las tribus más pequeñas a las civilizaciones más representativas, en todas se cuenta el relato del diluvio

La misma historia se narra en Tanzania en la que dios avisó a algunos hombres de la inminente catástrofe, los cuales se resguardaron en un barco junto a animales y semillas y esta vez, fueron una paloma y un halcón las aves que comprobaron el nivel de las aguas.

Una leyenda parecida cuenta la tribu de los Yoruba en Nigeria. Aquí fue una vengativa diosa la encargada de mandar el diluvio sobre la Tierra para destruir a los hombres y recuperar las tierras que le habían sido negadas en beneficio de la humanidad.

Parece que los antiguos egipcios también hablaron de un diluvio que decidió crear el dios Atum ante la desobediencia de los hombres en la pretensión de devolver la Tierra a su estado original de aguas primordiales.

Y al otro lado del mundo, en Australia, las tribus cercanas al área de Queensland también hablan de una gran inundación a la que sólo sobrevivieron aquellos que fueron a buscar refugio en la montaña más alta de la región.

La tan extendida historia puede ser hallada entre las tribus aborígenes de Victoria, que cuentan que fue Bungil, el dios creador, quien creó y mandó el diluvio sobre los hombres por su malicia. Todos perecieron a excepción de aquellas personas a las que el dios tenía en estima y que convirtió en estrellas.

TABLEAU REPRESANTANT UN DELUGE
Este mito no ha tenido ningún tipo de barrera geográfica en su expansión por el planeta

En Nueva Zelanda, el relato presenta algunas diferencias con respecto a las narraciones de sus vecinos australianos. Según los Maoríes el diluvio llegó como consecuencia de las plegarias de dos profetas ya que los pueblos se habían vuelto perversos y beligerantes y ya no se respetaba el culto a los dioses. Así construyeron una balsa, la llenaron con provisiones y algunos animales y afrontaron el diluvio del que consiguieron salvarse contadas personas y cesó cuando ellos mismos así lo dispusieron con sus rezos.

Muy interesante es la leyenda que narran los Samo-Kubo pobladores de la zona occidental de Papua Nueva Guinea. Ellos cuentan que hace mucho tiempo los hombres enfurecieron a los dioses lagarto debido al incesante ruido que emitían, así que los dioses lagarto hicieron que lloviera durante días y el nivel del agua subió rápidamente. Todos se ahogaron y sólo consiguieron salvarse dos hermanos que pudieron construir una balsa.

Las pequeñas islas y archipiélagos del Océano Pacífico también esconden interesantes leyendas sobre el diluvio universal y de su relación con estos dioses lagarto.

Tal es el ejemplo existente en el folklore de la isla de Nanumanga, ubicada al Sur del Océano Pacífico. Según relatan sus habitantes, el diluvio fue causado por una serpiente marina que tomó la forma de una mujer y casó con un hombre, juntos dieron origen al ser humano actual.

9186481_orig
Incluso en las islas más pequeñas se habla de la gran inundación

Asimismo, una de las muchas leyendas de Hawaii que refieren grandes y catastróficas inundaciones indica que una de ellas fue debida a que dios quiso castigar a los hombres porque se habían vuelto malvados. Nu’u y su familia fueron los elegidos para sobrevivir al desastre pues el mismo dios exterminador les otorgó un arca, que los nativos llamaron la ‘’gran canoa’’ por sus evidentes proporciones y que poseía techos como las casas. Aunque en otra versión narrada en el mismo archipiélago a Nu’u no le fue regalada la embarcación sino que hubo de construirla; embarcó en la nave junto a su mujer, sus tres hijos y una pareja de cada ser viviente. Al término de la aventura, toda la familia ofreció un sacrificio a los dioses.

La misteriosa Isla de Pascua no podía ser la excepción y sus habitantes conservan en sus tradiciones relatos relacionados con la gran inundación que habría causado el hundimiento de varias islas. Los nativos claman que sus antepasados recibieron a los supervivientes de Hiva, tierra que desapareció en la catástrofe y que de entre ellos, siete sabios, a los que llamaron ‘’los hombres iluminados’’ inspeccionaron toda la isla en busca de los lugares propicios donde levantar unos montículos sagrados.

inundacion
¿Podría este mito tener relación con la perdida Atlántida?

Una de las consecuencias lógicas de que este evento realmente hubiera tenido lugar sería precisamente el hundimiento de tierra e islas bajo el rugir de las aguas; lo que relacionaría el mito del diluvio universal con el mito del desaparecido continente de la Atlántida. ¿Sería posible que el mítico continente se hundiera en esta catástrofe y que los supervivientes del desastre emigraran buscando refugio a varias localidades del planeta? De ser así, estarían presentes en las tradiciones de estas naciones como parece indicar el folklore de los habitantes de la isla de Pascua y también aportaría una razón a las tremendas similitudes culturales de varias naciones que no tuvieron contacto entre sí. ¿Podría, este pueblo, ser la fuente común?

Citando a Stephen D. Peet en su libro ‘’La historia del diluvio’’:

‘’Existen muchas descripciones del renombrado evento. Algunas vienen de historiadores griegos, algunas, de registros babilonios; otras, de las tablillas cuneiformes y aun así, muchas más de la mitología y tradiciones de diferentes naciones, podríamos decir que tal evento no tuvo lugar, ni en los tiempos antiguos ni en los modernos sin tener mejores pruebas o más registros, que este que es tan bellamente aunque brevemente descrito en las sagradas escrituras. Es uno de los eventos que parece ser común a las naciones más distantes – En Australia, en India, En China, en Escandinavia y en varias regiones de América. Es cierto que muchos ven en esta historia la repetición en las regiones distantes refiriéndose a inundaciones locales o como el resultado del contacto con la civilización, que la trajeron de los países históricos y aun así, la similitud de la historia es tanta como para hacer de esta explicación insatisfactoria. ’’