Algo temen los ricos que pase antes de 2020

¿Por qué los directivos de las principales empresas de Silicon Valley y de Wall Street están comprando activos en Nueva Zelanda y se están comprando terrenos en Nueva Zelanda? ¿Es posible que tengan información privilegiada sobre una posible crisis que aguarda a la vuelta de la esquina?

En este programa vamos a abordar un tema de interés y actualidad por la posibilidad de que se produzca un colapso bursátil antes de 2020. ¿Qué es lo que nos están ocultando los gobiernos? ¿Sería posible que la Tercera Guerra Mundial fuera contra nosotros, a nivel económico, y que estuviera librándose en secreto contra países con recursos naturales o con buena disposición geoestratégica? ¿Qué papel juega la población en esta situación y qué nos espera en los próximos años?

Espero que el programa sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2017

¿Quién vio los anillos de Júpiter hace 432.000 años?

En este programa vamos a abordar un increíble misterio que proviene de una cultura milenaria y desconocida en occidente: los maoríes, un pueblo con amplios conocimientos en astronomía, que pudo recoger el testigo de la civilización que pudo reinar en la tierra durante cientos de miles de años. Estudiaremos cómo pudieron saber detalles sobre el planeta Júpiter y veremos la poética y lírica forma de exponer los movimientos de este astro, heredada a través de miles de años de tradición oral.

Espero que os guste el videoprograma y que sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2016

¿Fue real la historia del diluvio universal? – Leyendas de África y Oceanía

Como ya hemos apuntado, resultaría lógico pensar que la coincidente y reiterada mención al evento del diluvio por parte de todas las civilizaciones del planeta responda a un evento real que tuvo lugar hace milenios. También son muchos los estudios y teorías que parecen indicar que efectivamente se diera una gran inundación como resultado del deshielo tras la finalización de la última era glacial, pero son muchas más las similitudes entre todos los relatos que se dan entre pueblos que no tuvieron contacto entre sí, y es que son numerosas las referencias a que la inundación fue un acto que partió de la voluntad de los dioses que pretendían con ella erradicar a toda la humanidad del planeta.

No sólo aparece este relato entre los pueblos de Europa o América sino que varias tribus del continente africano cuentan con exactamente la misma historia en su tradición. Un ejemplo de ello es la versión que cuenta la tribu de los Massai en Kenia. En este relato el dios supremo fue En-Kai que decidió destruir a la pecaminosa raza humana salvando al único hombre recto, cuyo nombre en lugar del famoso Noé es Tumbainot y que, con su familia, construyó un arca que llenó con varios animales. Llegaron las lluvias y todo pereció bajo el agua a excepción del arca y su contenido y una paloma y un buitre fueron las aves encargadas de traer la nueva de que había tierra firme una vez la tormenta hubo cesado.

deluge3
De las tribus más pequeñas a las civilizaciones más representativas, en todas se cuenta el relato del diluvio

La misma historia se narra en Tanzania en la que dios avisó a algunos hombres de la inminente catástrofe, los cuales se resguardaron en un barco junto a animales y semillas y esta vez, fueron una paloma y un halcón las aves que comprobaron el nivel de las aguas.

Una leyenda parecida cuenta la tribu de los Yoruba en Nigeria. Aquí fue una vengativa diosa la encargada de mandar el diluvio sobre la Tierra para destruir a los hombres y recuperar las tierras que le habían sido negadas en beneficio de la humanidad.

Parece que los antiguos egipcios también hablaron de un diluvio que decidió crear el dios Atum ante la desobediencia de los hombres en la pretensión de devolver la Tierra a su estado original de aguas primordiales.

Y al otro lado del mundo, en Australia, las tribus cercanas al área de Queensland también hablan de una gran inundación a la que sólo sobrevivieron aquellos que fueron a buscar refugio en la montaña más alta de la región.

La tan extendida historia puede ser hallada entre las tribus aborígenes de Victoria, que cuentan que fue Bungil, el dios creador, quien creó y mandó el diluvio sobre los hombres por su malicia. Todos perecieron a excepción de aquellas personas a las que el dios tenía en estima y que convirtió en estrellas.

TABLEAU REPRESANTANT UN DELUGE
Este mito no ha tenido ningún tipo de barrera geográfica en su expansión por el planeta

En Nueva Zelanda, el relato presenta algunas diferencias con respecto a las narraciones de sus vecinos australianos. Según los Maoríes el diluvio llegó como consecuencia de las plegarias de dos profetas ya que los pueblos se habían vuelto perversos y beligerantes y ya no se respetaba el culto a los dioses. Así construyeron una balsa, la llenaron con provisiones y algunos animales y afrontaron el diluvio del que consiguieron salvarse contadas personas y cesó cuando ellos mismos así lo dispusieron con sus rezos.

Muy interesante es la leyenda que narran los Samo-Kubo pobladores de la zona occidental de Papua Nueva Guinea. Ellos cuentan que hace mucho tiempo los hombres enfurecieron a los dioses lagarto debido al incesante ruido que emitían, así que los dioses lagarto hicieron que lloviera durante días y el nivel del agua subió rápidamente. Todos se ahogaron y sólo consiguieron salvarse dos hermanos que pudieron construir una balsa.

Las pequeñas islas y archipiélagos del Océano Pacífico también esconden interesantes leyendas sobre el diluvio universal y de su relación con estos dioses lagarto.

Tal es el ejemplo existente en el folklore de la isla de Nanumanga, ubicada al Sur del Océano Pacífico. Según relatan sus habitantes, el diluvio fue causado por una serpiente marina que tomó la forma de una mujer y casó con un hombre, juntos dieron origen al ser humano actual.

9186481_orig
Incluso en las islas más pequeñas se habla de la gran inundación

Asimismo, una de las muchas leyendas de Hawaii que refieren grandes y catastróficas inundaciones indica que una de ellas fue debida a que dios quiso castigar a los hombres porque se habían vuelto malvados. Nu’u y su familia fueron los elegidos para sobrevivir al desastre pues el mismo dios exterminador les otorgó un arca, que los nativos llamaron la ‘’gran canoa’’ por sus evidentes proporciones y que poseía techos como las casas. Aunque en otra versión narrada en el mismo archipiélago a Nu’u no le fue regalada la embarcación sino que hubo de construirla; embarcó en la nave junto a su mujer, sus tres hijos y una pareja de cada ser viviente. Al término de la aventura, toda la familia ofreció un sacrificio a los dioses.

La misteriosa Isla de Pascua no podía ser la excepción y sus habitantes conservan en sus tradiciones relatos relacionados con la gran inundación que habría causado el hundimiento de varias islas. Los nativos claman que sus antepasados recibieron a los supervivientes de Hiva, tierra que desapareció en la catástrofe y que de entre ellos, siete sabios, a los que llamaron ‘’los hombres iluminados’’ inspeccionaron toda la isla en busca de los lugares propicios donde levantar unos montículos sagrados.

inundacion
¿Podría este mito tener relación con la perdida Atlántida?

Una de las consecuencias lógicas de que este evento realmente hubiera tenido lugar sería precisamente el hundimiento de tierra e islas bajo el rugir de las aguas; lo que relacionaría el mito del diluvio universal con el mito del desaparecido continente de la Atlántida. ¿Sería posible que el mítico continente se hundiera en esta catástrofe y que los supervivientes del desastre emigraran buscando refugio a varias localidades del planeta? De ser así, estarían presentes en las tradiciones de estas naciones como parece indicar el folklore de los habitantes de la isla de Pascua y también aportaría una razón a las tremendas similitudes culturales de varias naciones que no tuvieron contacto entre sí. ¿Podría, este pueblo, ser la fuente común?

Citando a Stephen D. Peet en su libro ‘’La historia del diluvio’’:

‘’Existen muchas descripciones del renombrado evento. Algunas vienen de historiadores griegos, algunas, de registros babilonios; otras, de las tablillas cuneiformes y aun así, muchas más de la mitología y tradiciones de diferentes naciones, podríamos decir que tal evento no tuvo lugar, ni en los tiempos antiguos ni en los modernos sin tener mejores pruebas o más registros, que este que es tan bellamente aunque brevemente descrito en las sagradas escrituras. Es uno de los eventos que parece ser común a las naciones más distantes – En Australia, en India, En China, en Escandinavia y en varias regiones de América. Es cierto que muchos ven en esta historia la repetición en las regiones distantes refiriéndose a inundaciones locales o como el resultado del contacto con la civilización, que la trajeron de los países históricos y aun así, la similitud de la historia es tanta como para hacer de esta explicación insatisfactoria. ’’

 

Alienígenas con máscaras de faraones: casos reales

Vicente Fuentes comenta los interesantes documentos recientemente desclasificados por el gobierno de Nueva Zelanda en donde aparecen menciones a seres extraterrestres con máscaras de faraones y los clásicos grises y narra los dos encuentros ocurridos en la base Holloman, el primero en 1955 con un protagonista de excepción, Dwight Eisenhower, presidente de los EE.UU. por aquel entonces, y el de 1964 en donde también encontramos el descenso de un ovni y el encuentro con este tipo de seres únicos en la historia de la ufología. Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

¿Quién se esconde bajo este símbolo?

Hoy en ufopolis vamos a estudiar una breve noticia que apareció en los medios hace unos años y que no tuvo el seguimiento apropiado. Y es que la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda desclasificó cerca de 2000 páginas con documentos relacionados con incidentes de ovnis y supuestos encuentros con alienígenas. 

Los documentos incluían descripciones de lo más bizarras destacando entre todas ellas, seres del tipo «gris» e incluso criaturas bípedas con máscaras similares a las utilizadas por los faraones de Egipto.

Esta es una de las imágenes que aparecen dentro de los documentos del ejército neozelandés:

18lsk9vvms7h9jpg
La descripción es muy similar a la de los grises de los eventos de abducción./ Foto: Ejército de Nueva Zelanda

También existe un curioso documento datado del año 1981 en donde se aprecia la escritura de un testigo que habría visto diferentes simbologías en el fuselaje externo de un ovni. Este es el documento:

 

18lsk9vvm5400jpg
El documento es una rara avis dentro del material desclasificado por los ejércitos del mundo. Foto: NZ Army.

Pero quizá un objeto volador no identificado y que tendría la misma simbología que otros casos vistos en ufología. Esta es la foto:

18lsk9vvkqmunjpg

Objeto visto por parte de un testigo de un avistamiento ovni./ Foto: Ejército Nueva Zelanda

Podría parecernos extraño pero esta simbología es muy similar a la vista por Lonnie Zamora, un oficial de policía de Nuevo México que presenció un encuentro cercano y el aterrizaje de un OVNI el 24 de abril de 1964 en Socorro, Nuevo México. ¿Qué le pasó?

A eso de las seis menos cuarto de la tarde, el oficial de policía Lonnie Zamora perseguía a un motorista, que circulaba a velocidad excesiva, cuando oyó un ruido y vio una luz en el cielo, aproximadamente a 1,6 km de distancia. Él describe el ruido como un «rugido, no una explosión. No como un jet. Cambió de alta frecuencia de baja frecuencia y luego se detuvo. El rugido, según Zamora duró posiblemente 10 segundos y luego paró. 

El policía pensó que podía tratarse de un depósito de dinamita que hubiera estallado y abandonó la persecución para ir a investigar. A medida que se aproximaba, parecía como si una llama de color naranja-azulado estuviera aterrizando en una colina delante de él. Tenía el sol de cara y no podía verlo bien pero al acercarse y llegar a la colina, Zamora observó un objeto refulgente parado fuera del camino, a unos 183 m de distancia.

images
El mítico avistamiento de Zamora

Cerca de él se veía a dos seres, con monos blancos, que parecieron sorprenderse por la aparición del coche de policía. Pensando que podía tratarse de un vehículo accidentado, Zamora se aproximó con intención de prestar ayuda y comenzó a observar detalles: medía unos cinco metros de largo y llevaba una enseña que no pertenecía a ninguna fuerza aérea conocida, exáctamente la misma que la vista en Nueva Zelanda.

Según el testigo, los seres parecían personas pero posiblemente fueran adultos pequeños o niños. Medían poco y se movían rápido. El testigo en ese momento decide informar por radio que estaba investigando un posible accidente y que saldría del coche y eso hizo, armándose de valor.

Socorro
El objeto es de lo más curioso de la historia de la ufología

Zamora detuvo el vehículo y salió. Pero todo lo que pudo ver fue el objeto despegando ya que presumiblemente los pilotos, alarmados, habrían decidido darse a la fuga. Según parece, el objeto se elevó sobre una columna llameante de color naranja azulado. En cuanto al objeto en sí, Zamora creía poder afirmar que era ovalado, blancuzco y con algún tipo de caracteres escritos en un lado. Pareció entonces como si se enderezara y volara horizontalmente sobre el depósito de dinamita y se alejara campo a través a una asombrosa velocidad. 

«Estaba asustado del rugido», dijo Zamora. «Miré a lo alto y vi al objeto alejarse de mí.».

La inspección del lugar de aterrizaje mostró cuatro claras huellas en la arena y señales de quemaduras en la vegetación. Se hallaron otros rastros en las cercanías, de los que se dijo podían ser «pisadas» de los entes. Y al parecer el bueno de Lonnie no fue el único que lo vio; varios testigos surgieron poco después para reportar el evento de forma idéntica. Hasta hubo informes que confirmaron el avistamiento de la llamarada azul y personas que vieron al policía mientras conducía hacia el lugar donde se produjo el encuentro. ¿Un avistamiento perfecto?

En este contexto, con los ánimos caldeados y los periodistas agobiando al testigo, llegó allí el doctor J. Allen Hynek, que investigó el caso, y comentó algo histórico:

«De todos los encuentros cercanos de tercer orden, éste es el que me parece que sugiere más claramente una nave material y concreta», dijo J. Allen Hynek

 

copyrighted_soc
Los seres parecían estar haciendo labores de mantenimiento

Eso sí, a él igual que a todos, le chocó la ilógica elección del sitio de aterrizaje del OVNI… en medio del desierto. ¿Acaso era una operación de mantenimiento? ¿No les quedó más remedio? En cuestión de horas, la noticia de encuentro de Zamora se multiplicó, como diríamos ahora, de forma viral. Las emisoras de radio locales no paraban de hacer menciones al incidente y en pocos días, los periodistas de la Associated Press y United Press International llegaron a Socorro dándole al caso una cobertura nacional. Allí estaban todos, hasta los miembros del grupo de estudio civil UFO APRO llegó a los dos días, al igual que los funcionarios que representan el Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aérea de los EE.UU. Nadie quería perderse el evento ovni de la década en Estados Unidos.

Lonnie estaba desbordado y trató de hablar con todo el mundo pero el tema se descontroló y acabó huyendo de la prensa. Una auténtica locura.

La arena fundida

El tema se cerró entre acusaciones, pero los científicos de la zona ajenos a la polémica cogieron muestras del terreno en donde supuestamente había aterrizado el objeto. En 1968, el físico y ufólogo James E. McDonald explicó que una mujer llamada Mary G. Mayes afirmó que cuando estaba en la Universidad de Arizona, realizando su doctorado en biología de la radiación, se le había pedido «analizar el material vegetal del lugar de aterrizaje ovni de Socorro». Lo había hecho una agencia privada y tras darles los resultados nunca más volvió a saber de ellos. Al ser entrevistada por McDonald, Mayes informó que ella y otros dos científicos habían trabajado en el estudio de las pruebas materiales del aterrizaje de Socorro, pero no podía recordar los nombres de los otros.

zamora-banner-big
Esquemas originales realizados por Zamora

Según Mayes, sólo le dijeron que eran «muestras frescas» ya quien las había cogido, había examinado el sitio el día después del evento. Bien, pero ¿cuales fueron los resultados? Mayes determinó que las plantas que supuestamente habían sido quemadas por las llamas de los ovnis y estaban «completamente secas«. Mayes también encontró evidencias de radiación, pero no pudo identificar «dos sustancias orgánicas» que determinó de origen «desconocido».

SocorroPhoto
Zamora en el lugar de aterrizaje el increíble ovni

Mayes también informó a McDonald de una parte de las muestras en donde había «arena fundida»,tras adquirir un aspecto vítreo, cerca de donde el objeto había supuestamente aterrizado. Estos gránulos eran más o menos triangulares, y abarcaban un ancho de unos 25 a 30 centímetro, algo que sólo podría haberse producido si hubiese estado en contacto aquella arena con una corriente de aire a altísimas temperaturas.

Velocidad del objeto y aceleración

De acuerdo con las reconstrucciones del acontecimiento a partir de las declaraciones de Zamora, el tiempo que duró su avistamiento no fue mayor de 20 segundos hasta despegar y desaparecer de su vista cerca de Box Canyon, hasta una distancia de unos 6 kilómetros. Suponiendo aceleración constante, estos números se pueden utilizar para estimar la aceleración del objeto, la velocidad media, y velocidad final.

La velocidad media que se le calculó al objeto fue de 1.738 km/hora, con una aceleración de 48 m/s ^ 2, o casi 5 veces la gravedad de la Tierra. 

Estos altos valores descartan muchas explicaciones convencionales, tales como un helicóptero o un globo claramente, e incluso un avión a reacción de alto rendimiento o de propulsión de cohetes ya que todo esto se produjo en el más absoluto de los silencios.

l-r-zamora-chavez-and-ray-4-29-64-sanding-site-1st-tu
Las muestras de arena estaban completamente deshidratadas

El informe final de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, dijo que analizaron el suelo y no encontraron evidencia de propulsores químicos, como era de esperar de un chorro o más motores de cohetes. Además, el objeto oval descrito por Zamora también carecía de alas u otras estructuras externas que pudiesen haber proporcionado algún tipo de fuerza ascensional. Un auténtico misterio.

Secuelas

Lonie Zamora llegó a ser tan cansado del tema que finalmente evitó contactar durante el resto de su vida con cualquier persona que le preguntara a nivel oficial o civil, teniendo que dejar su trabajo. Acabó gestionando una gasolinera en medio del desierto.

La clave de todo este asunto es la aparición de la misma simbología en los casos de de Nueva Zelanda y Estados Unidos. ¿Acaso serían los mismos seres realizando sendas actividades en la superficie de nuestro planeta? Quizá la clave sea encontrar un patrón entre las distintas apariciones con la misma simbología. Seguiremos estudiando estas conexiones…

Si os ha gustado la historia, os recomendamos que veais un vídeo con dos impresionantes casos de humanoides también sorprendentes. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: Diario The Telegraph, Inglaterra