¿Existe un universo paralelo en donde los relojes giran al revés?

¿Existe un universo paralelo en donde el tiempo discurre de una manera diferente? ¿Una tierra igual que esta en donde el pasado nos espera en el futuro? Estas preguntas que parecen ciencia ficción ya que a diferencia de nuestros ancestros egipcios, aztecas, hindúes, babilónicos, chinos y griegos nuestro sistema de creencia solo concibe una línea temporal plana y hacia adelante. Todos vivimos por última vez este segundo en el que estamos leyendo estas letras, tenemos relojes para medir el tiempo y entendemos el pasado como algo que queda atrás en un eterno presente que sabe que nunca dejará de ocurrir.

portada ufopolis universos paralelos
¿Hay más de un universo creado a partir del big bang?

Este concepto entre filosófico y metafísico concibe evidentemente que no podemos conocer los acontecimientos que nos esperan y hasta que la física sea capaz de alterar lo que entendemos como taquiones no sabremos controlar los misterios del dios chronos con respecto a una posible manipulación del continuo espacio-tiempo. Esto ha sido así… hasta ahora porque según publica la revista ‘Quartz’, todos nuestros fundamentos podrían estar equivocados sobre la obligada dirección que el tiempo siempre toma hacia adelante.

Sean Carroll del Instituto de Tecnología de California en Pasadena y Alan Guth, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, han creado un nuevo y sugerente modelo basado en el concepto de entropía (magnitud física que permite determinar la parte de la energía que no puede utilizarse para producir trabajo y que se refiere al caos inherente de todo sistema), que plantea la posible existencia de un universo alternativo, tal y como ocurre en la gran serie Fringe.

Universo_paralelo
¿Existen otras tierras en donde el tiempo va al revés?

En este asombroso estudio se expone que las partículas individuales, cuya velocidad es asignada al azar, producen la marca de tiempo de forma espontánea. Bajo estas condiciones, han constatado como la mitad de las partículas se extiende hacia los bordes de la nube, aumentando la entropía, mientras que la otra mitad se mueve hacia el centro, disminuyendo la entropía. Se esperaba que todas fueran hacia el borde de la nube pero no ha sido así y lo más interesante es que ha sido corroborado por dos equipos de científicos distintos tras un primer estudio de 2014 de los científicos Julian Barbour, Tim Koslowski, y Flavio Mercati.

universo
¿Existe otra tierra en un universo paralelo? Foto: NASA

Esto significa una ruptura total con la concepción del tiempo que tenemos ya que si la gravedad crea un punto en caso de que la distancia entre las partículas sea mínima, esto significa que efectivamente debe existir al menos un universo paralelo prácticamente igual al nuestro en donde los relojes irían hacia atrás en el sentido contrario al que estamos acostumbrados a ver en nuestros relojes. Este otro universo se habría creado en el momento del Big Bang en el mismo momento que el nuestro y al igual que el tiempo en el nuestro discurre hacia adelante, en el otro el tiempo iría hacia atrás.

reloj ufopolis
El tiempo allí correría hacia atrás. Foto: emaze

Lo desconcertante de este estudio, como decíamos es que ese otro universo discurriría al revés y por tanto si existiese nuestro planeta, como así debería, nos encontraríamos que en el futuro podríamos ver nuestro más distante pasado. Dentro de 10.000 años estaríamos en la edad de piedra en ese universo. Hace 10.000 años veríamos futuristas ciudades con coches voladores. El resultado sería posiblemente el mismo pero se contaría el tiempo en vez de sumando horas, restándolas. Asombroso… y difícil de entender también.

cosmos_560x280
¿Se crearon más universos durante el big bang? Foto: NASA

Carroll y Guth admiten que de momento la teoría es firme y deben ir perfeccionándola poco a poco para definir el patrón de crecimiento de la entropía en el sistema y su dirección pero desde luego, la propia publicación y el valor que se le está empezando a dar a este estudio nos permiten soñar con un mundo alternativo en donde quizá haya cosas iguales y otras muy diferentes. Allí miraríamos nuestro reloj y los minutos que habríamos pasado leyendo este artículo habrían discurrido al revés. Seguiremos atentos a nuevas publicaciones relacionadas con este misterio científico y si os ha gustado os recomendamos estos programas que hicimos sobre anomalías temporales y universos paralelos que hicimos en el canal de la web. Esperamos que sean de su interés.

 

Ufopolis.com 2016

Bibliografía:

Científicos aseguran que existe un universo paralelo en donde el tiempo avanza hacia atrás, Olivia Goldhill, Quartz, 18 de enero de 2016

Julian Barbour, Tim Koslowski, Flavio Mercati

El misterio del paralelo 19,5 en los planetas del sistema solar

Hoy en ufopolis vamos a fijarnos en unos curiosos detalles, quizá coincidencias para algunos, que ocurren en el sistema solar y que dan que pensar al respecto de lo que sabemos y no sabemos de nuestros acompañantes en los cielos, los planetas que orbitan el mismo sol que permite que ahora mismo usted esté leyendo estas líneas.

Desde que en el año 1610 el genial Galileo Galilei enfocase por primera vez con sus lentes las cuatro lunas más grandes de Júpiter, la humanidad ha ido descubriendo auténticas maravillas dentro de los confines del sistema solar. Ejemplo de ello, es la gran tormenta imperecedera de Júpiter formando una inmensa mancha roja en donde cabrían cuatro planetas del tamaño de la tierra, el gigantesco Monte Olimpo de Marte con una altura de 20.000 metros y con una extensión similar al territorio español, la asombrosa atmósfera de Titán en donde una conjunción de presión y baja densidad harían posible que un ser humano consiguiese volar con unas alas de madera como las diseñadas por Leonardo Da Vinci en el siglo XVI, o los asombrosos anillos de Saturno, todos ellos siendo auténticos hitos de la exploración espacial de la humanidad.

maxresdefault
El monte Olimpo de Marte en comparación con España. Foto: i.ytmg.com

Precisamente en este último astro existe un auténtico desafío científico en forma de hexágono que mantiene en vilo a la comunidad astronómica desde hace años. Descubierta a principios de los años ochenta por las sondas Voyager 1 y 2 de la NASA, esta estructura nubosa que se mueve a más de cuatrocientos kilómetros por hora destaca porque se mantiene estática con el tiempo. Saturno tiene estaciones debido a la inclinación de su eje de rotación pero éstas no afectan en absoluto ni a su forma ni a la corriente que origina este inusual movimiento. Primer misterio.

article-0-1CF20C2800000578-359_634x629
Hexagono de Saturno. Foto: NASA, Dailymail.com.uk

Astrónomos del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco capitaneados por el científico Agustín Sanchez-Lavega concluyeron recientemente que esta tormenta podría originarse en una extensa onda situada en la atmósfera del planeta que propagaría el hidrógeno en sentido vertical originando además vórtices más pequeños a su alrededor. Y aquí está la clave. En un planeta donde dominan las células convectivas y las corrientes de forma circular, la presencia de este hexágono choca con lo que se conoce actualmente sobre el efecto dinamo y la dispersión de gases atmosféricos en los planetas gaseosos. Es el último lugar en donde debería aparecer algo así… y sin embargo ahí está.

Al respecto de la presencia de esta misteriosa onda, el ex-asesor de la NASA Richard Hoagland sugirió que podría ser debida a que tanto Saturno como Júpiter, Urano y Neptuno, sorprendentemente emiten más energía de la que reciben del sol, algo que se saltaría las leyes de la termodinámica a nivel planetario. Según su tesis, este superávit de energía de salida solo puede ser explicado como una transmisión energética entre dimensiones aludiendo a la posibilidad de que realmente esta increíble anomalía geométrica estaría prácticamente funcionando como un portal entre nuestro continuo espacio-tiempo y otro completamente distinto.

2016-01-15-1452897618-7884420-c
Mancha de Júpiter. Foto: NASA

A este hallazgo se le une además la aparición de un inmenso vórtice ubicado en el polo norte del planeta de los anillos de más de 2000 kilómetros de longitud y que se mueve a una asombrosa velocidad de 150 metros por segundo. La presencia de este vórtice fue descubierta el 27 de noviembre de 2012 por la sonda Cassini y sería el núcleo hacia el cual giraría todo el hexágono refrendando la hipótesis de Hoagland sobre la posible relación de este sistema con los postulados de la física hiperdimensional.

Esta variante de la física convencional, desarrollada por el físico Olivier Heaviside basándose en los trabajos del eminente científico Jordan Maxwell, afirma que un sistema giratorio de un espacio de cuatro dimensiones haría surgir una serie de vórtices de energía al ser proyectado en un espacio de tres dimensiones como el nuestro exactamente a 19,5 grados del ecuador. Esa, curiosamente, es la latitud en donde se sitúan tanto el Triángulo del Diablo como el de las Bermudas frente a las costas de Japón y Puerto Rico respectivamente, dos lugares marcados por las desapariciones inexplicables de aviones, barcos y personas. ¿Significa esto que el hexágono de Saturno es realmente una prueba de la existencia de un portal a otros mundos, a otros tiempos, o a otras dimensiones como muchos investigadores identifican que ocurre en las citadas zonas de la tierra?

ufopolis triangulo bermudas
¿Influyen las coordenadas 19,5 en nuestro planeta también en lugares como el triángulo de las bermudas? Foto: mx.tuhistory.com

Resulta asombroso comprobar cómo diferentes descubrimientos de la NASA apuntan a la existencia de ese tipo de anomalías en todos los planetas del sistema solar siempre en torno a esas coordenadas planetarias. La famosa tormenta de Júpiter se alza en torno a los 19.5 grados sobre el ecuador, al igual que la gran mancha oscura de Neptuno, la mayoría de las distorsiones electromagnéticas ubicadas en la corona solar y conocidas como “manchas solares” o las polémicas y supuestas construcciones halladas en la región de Cydonia en Marte.

Incluso el complejo maya de Teotihuacán en la tierra, el inmenso volcán Loki de la luna Io de Júpiter, los volcanes más activos del planeta Venus en la región Alta y Beta Regio, o la extraña extrusión de lava de la región del cráter Tsiolkovski de la luna están en esa misma franja. ¿Acaso los planetas del sistema solar están regidos por fuerzas hiperdimensionales que poco menos que convierten los polos de los planetas en puertas hacia otros universos? Y de hecho, ¿sería posible que la supuesta civilización que hubiese erigido el complejo de Cydonia en Marte supiese de la existencia de un lugar marcado por las teorías de la física hiperdimensional que resultase favorables para el aprovechamiento de ese remanente de energía?

marte37_25
El supuesto complejo monumental de Marte en una de las últimas fotografías desclasificadas de la NASA. Foto: DLR/FU

Una proposición apasionante que nos lleva a preguntarnos si, por su parte, la antigua cultura que habitó en Mexico hace cientos de años a su vez conocía los misterios de la dispersión energética del planeta tierra al igual que ocurre en el increíble e inmenso hexágono de Saturno. No parece casualidad que todo ocurra en la misma latitud…

Si os ha gustado el artículo, os invitamos a ver este videoprograma sobre misterios en diferentes astros que orbitan nuestro sol. Esperamos que sean de su interés.


Portada: NASA

Ufopolis.com 2016