Alienígenas con máscaras de faraones: casos reales

Vicente Fuentes comenta los interesantes documentos recientemente desclasificados por el gobierno de Nueva Zelanda en donde aparecen menciones a seres extraterrestres con máscaras de faraones y los clásicos grises y narra los dos encuentros ocurridos en la base Holloman, el primero en 1955 con un protagonista de excepción, Dwight Eisenhower, presidente de los EE.UU. por aquel entonces, y el de 1964 en donde también encontramos el descenso de un ovni y el encuentro con este tipo de seres únicos en la historia de la ufología. Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

El extraterrestre que se subió a un coche y se puso a conducir

Vicente Fuentes narra el incidente Ririe, quizá el que es considerado el más extraño, cómico y a la vez desconcertante de la historia de la ufología, un auténtico crisol de declaraciones ante lo que parece la intervención de unos extraños seres en una carretera de Estados Unidos con intenciones desconocidas. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Vio cómo dos hombres de negro se transformaban en reptilianos

El caso Aeromar ha estado en boca de numerosos investigadores brasileños desde hace años por las curiosas particularidades relacionadas con la visión de un humanoide de características digamos… especiales. En ufopolis ya hemos tratado en ocasiones el enigma de los encuentros del tercer tipo desde esa perspectiva pero sin duda este es un caso que se sale de lo corriente por la presencia de extraños hombres de negro amedrentando al testigo protagonista de todo el incidente. Gracias a las pesquisas de los investigadores Antonio Hunneus y Osni Schwartz, viajamos hoy en la máquina del tiempo a Victoria, capital de Espirit Santo, en Brasil. Estamos a principios de 1980. Allí en la playa tenemos a un hombre llamado Aeromar en un pequeño puesto de refrescos donde se gana la vida.

Este hombre había presenciado un encuentro ovni en los días anteriores en la misma localidad en donde había podido ver una serie de objetos lenticulares desde una posición realmente cercana. Bueno, allí estaba aquel hombre cuando de pronto se presentan tres hombres vestidos de traje y corbata. Hacía demasiado calor para ir tan vestido y eso le extrañó. Se pensó que eran policías secretos y le iban a meter en problemas acusándole de algún delito. Le increparon al respecto de las luces y le hicieron preguntas de todo tipo. La impresión de Aeromar fue tan brutal que directamente se quitó de en medio durante unos días y no apareció por su lugar de trabajo.

real-photo-of-men-in-black
Supuesta fotografía de 1975 de uno de estos seres

A los pocos días perdió el miedo y volvió a su puesto de trabajo. La normalidad de su vida. Lo cierto es que aquellos hombres de negro volvieron a por él. Le increpaban. Hablaban raro. Llegaban a seguirle y a perseguirle. El bueno de Aeromar ya no sabía qué hacer y llegó a preocuparse tanto que se marchó a Río de Janeiro huyendo de la improvisada pesadilla que parecía perseguirle desde que había tenido el incidente de las luces. Allí también los vio. Estaban obsesionados con él. ¿Por qué yo?

real-men-in-black
Supuestos hombres de negro captados en un hotel de Australia

Se preguntaba. Aeromar, desesperado acudió a la policía poniendo una denuncia por acoso y lo hizo con su jefe delante para que constara en acta. La policía no se tomó muy en serio su reclamación. Pero los seguimientos siguieron. Era desesperante. Decidió de nuevo cambiar de ciudad ante la insistente presión de aquellos tipos que no le dejaban en paz. Fue hacia Sao Paulo en donde residían algunos familiares. Estamos a principios de 1980 y su vida había cambiado radicalmente en solo unas pocas semanas. Allí en la ciudad paulista también le estaban esperando y de hecho pasaron a un siguiente nivel. En uno de sus episodios de acoso llegaron a subirlo en un coche y lo desplazaron hasta un paraje en donde relató que se encontraron ante una nave con un anillo exterior lleno de luces que flotaba sobre el terreno. Una visión espectacular la de Aeromar.

70a6e169382cd1ea56fe6f7ae30fa2fc
Existen pocos casos en donde estos seres directamente secuestren a un hombre

El episodio no termina aquí. A Aeromar le fuerzan a ponerse bajo la luz de aquel disco y tras la aparición de un rayo de color azulado, de repente se encontró en el interior de aquel artefacto. Miedo y estupor. Esto no podía estar pasando. El espanto le esperaba.

Allí en el interior, el pobre Aeromar experimentó una suerte de parálisis. Le sentaron sobre una camilla similar a la de los dentistas y desde allí observó cómo con horror, el máximo horror, aquellos hombres, los tres se transformaron en otra cosa. Era como si hubiesen cambiado radicalmente su aspecto, su piel, su tez e incluso su fisionomía. Sus caras eran las de unos lagartos. Humanoides reptilianos como los del caso Zanfretta.

reptilian-alien
Aquellos hombres se transformaron en pocos segundos, según el testimonio del testigo

En la desconcertante experiencia, estos seres le habrían transmitido algunas imágenes e informaciones relacionadas con el planeta tierra. Poco después de su tremenda visión, Aeromar apareció de madrugada en las calles de Sao Paulo sin saber qué había pasado ni como había llegado. Para él habían pasado 5 minutos. En la realidad, habían pasado varias horas.

 

men_in_black
El episodio de Aeromar terminó en abducción

Con un pánico absoluto, aquel buen señor regresó a su casa en donde le contó todo lo que había pasado a su compañero de cuarto. La historia aún podía ponerse peor para el pobre Aeromar, porque según le contó a los dos investigadores, una fuerza invisible le lanzó contra una de las paredes abriéndole casi la cabeza. Aeromar sabía que esos seres le habían hecho una advertencia velada de que no podía contar nada a nadie. Y vaya, parece que iban en serio. La historia termina con un hipnoterapeuta profesional, el doctor Berezowsky, quien gracias al periódico O´Globo se enteró del caso y trató de contactar con el tendero para realizar una regresión hipnótica cuando su caso ya había sido hecho público. No lo pudo encontrar porque Aeromar desapareció sin dejar rastro.

Artist_Reptilian
La casuística de este tipo de seres es mayor de lo que podría pensarse en un primer momento

Esta crónica forma parte de la historia negra del fenómeno ovni y tiene ingredientes que van desde el acoso de los hombres de negro, un metamorfismo e incidentes del tipo poltergeist en casa del afectado. Unos hechos insólitos para los que a día de hoy nadie tiene una explicación. ¿Qué creéis que le pasó a Aeromar? ¿Sería posible que al menos parte del fenómeno de los hombres de negro fueran seres infiltrados? Os esperamos en los comentarios y os dejamos este vídeo de la impresionante experiencia de Fortunato Zanfretta. Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Ufopolis.com 2015.

El fascinante incidente de Alenquer

Otro fantástico caso el de hoy, en este repaso que hacemos últimamente a los ovnis más espectaculares de las últimas décadas. Vamos a coger nuestra máquina del tiempo y viajemos al 2 de noviembre de 1982 en donde el Capitán Julio Miguel Guerra, miembro del escuadrón 101 de las Fuerzas Aéreas de Portugal se encuentra realizando un entrenamiento de acrobacias aéreas en su avión DHC-1 en la parte central del país. Su dominio del aeroplano le permitía hacer cabriolas preciosas a la vista de cualquier testigo que pudiera contemplarlo. Piruetas en el aire. Esa sensación.

guerra

Julio Miguel Guerra

Sobre las 10.50 horas a una altitud de 1800 metros, Guerra comenzó a sentirse extraño en el interior de su aeronave porque estaba viendo algo raro cerca del suelo. Era otro artefacto volador, pero no tenía alas, ni cola, solo el fuselaje central… y era redondo. Era demasiado raro para ser cualquier artefacto militar portugués así que decidió ir a investigarlo. Guerra giró su avión 180 grados hacia la izquierda para tratar de verlo mejor. Iba hacia el sur así que la maniobra era la correcta. De repente, algo sucedió que no entraba en los cabales de ningún piloto. Aquel objeto ascendió súbitamente 1800 metros en menos de 10 segundos. Al principio el ovni parecía inestable, con oscilaciones pero luego se terminó estabilizando perfectamente quedándose a su altura. Venía a por él.

Drawing_01

Dibujo del increíble objeto realizado por el protagonista.

El artefacto que tenía ante sí el Capitán Guerra parecía ser un disco metálico compuesto por dos partes, como dos platos, uno sobre otro, con una especie de banda en la parte central. El sol se reflejaba en la cúpula. La parte de abajo tenía un tono rojizo que parecía ser rojo oscuro. Era algo que no había visto en su vida, y se movía de manera ágil. Primero lo hizo siguiendo y monitorizando a distancia todos y cada uno de sus movimientos, luego demostró su increíble tecnología realizando una curva elíptica de izquierda a derecha en dirección norte. Luego se quedó ahí quieto observándole desde una posición de poder. Una vez más, siempre a merced del fenómeno.

JulioGuerra_UFO_03_R

El ovni estudiaba a la avioneta en pleno vuelo

Guerra en este caso y al verse indefenso llamó a la Torre de Control de Lisboa y les contó lo sucedido. No era el único que había tenido un encuentro con aquello en pleno vuelo. Había tres o cuatro aviones en el aire que lo habían visto. Algunos incluso hicieron bromas sobre ello con Control Aéreo. Guerra respondió que no sabía cuanto de cerca lo habian visto pero que él lo tenía delante y aquello no era ninguna broma. Podía derribar a su avión en cualquier momento si así lo deseaba.

JulioGuerra_UFO_01_R

El ovni se acercaba y se alejaba. Sus ventanas eran minúsculas

En aquel momento, dos compañeros del Capitán de las Fuerzas Aéreas de nombres Carlos Garces y Antonio Gomes le comunicaron por radio que iban a unirse a él en otros aviones para tratar de identificar al objeto. Aquello ya estaba en todo caso más que identificado. Y no era para nada normal. Allí fueron Garces y Gomes y efectivamente allí se encontraron la escena de la avioneta de su compañero con aquel objeto siguiéndolo pegado a él, haciendo círculos en torno a su avioneta se moviera en la dirección que se moviera.

 

Drawing_03

 

El ovni pasaba entre los dos aviones.

Los compañeros lo veían en la distancia y no se metían entre el ovni y Guerra. Una escena de película. En aquellos momentos pudieron calcular el tamaño de aquel objeto y de hecho observaron cómo en algunas de las órbitas se comenzaba a acercar peligrosamente a la avioneta de Guerra que no sabía en aquellos momentos si descender o ascender. En el vuelo también pudieron ver un enorme agujero de color negro que estaba en la base inferior del ovni. La banda central estaba llena de ventanas, algunas de ellas con luz. El sol brillaba iluminando el objeto y todo era tan extremo y raro que ninguno de los tres sabía qué hacer. Tras diez minutos de observación mutual, Guerra decidió actuar y no ser mera comparsa. Quería interceptar y derribar al objeto. Como éste iba mucho más deprisa que él, comenzó a volar justo hacia la trayectoria del punto final de la órbita elíptica que en aquellos momentos estaba tomando aquello.

 

Drawing_04

El objeto pareció darse cuenta de sus intenciones y voló rápidamente hacia él.

El vuelo de aquel ovni rompió según los tres testigos todas las leyes de la aerodinámica conocida. Ahora se encontraba a solo 5 centímetros de su avioneta. Allí estuvo unos segundos. Quizá para demostrar su poderío. Quizá ya había realizado el estudio que habría venido a realizar con el Capitán Guerra. Sea como fuere, el incidente terminó porque el ovni descendió súbitamente en una fracción de segundo y se dirigió hacia las montañas de Sintra en dirección al mar.

Tras aterrizar el habitual infierno de los pilotos que se encuentran con ovnis. De forma independiente fueron interrogados y sus aviones fueron confiscados para realizarles exhaustivos análisis por parte del Ejército del Aire Portugués. Un poco después el General José Lemos Ferreira, Comandante en Jefe de las Fuerzas aéreas autorizó la difusión tanto de las grabaciones de los pilotos como de los esquemas y dibujos realizados por los pilotos para su estudio por parte de científicos y expertos en el tema ovni.  Gracias a ellos podemos leer este reportaje.

JulioGuerra_UFO_02_R

El excepcional encuentro de Alenquer, uno de los más curiosos de la historia

En 1984, dos años después del incidente, se produjo una reunión de 30 investigadores y científicos de diversas ramas en la ciudad de Oporto en donde se certificó en un informe de 170 páginas que el ovni llegó a adquirir una velocidad ascensional de 500 kilómetros por hora y que la rotación alrededor de la avioneta del Capitán Guerra había rondado los 2500 km/h. Asombroso. Los investigadores jamás hallaron ningún tipo de explicación que pudiera explicar este increíble caso, quedando como un auténtico Expediente X en la historia del fenómeno en Europa.

JulioGuerra_UFO_Tech01

El objeto era más pequeño que la avioneta y quizá estuviese teledirigido.

JulioGuerra_UFO_Tech02

 

Planta y alzado del ovni

Si os ha gustado la entrada también podéis ver el increíble caso de los ovnis de Kapustin Yar en Rusia, en un lugar en donde el ejército ruso supuestamente guardaría en secreto objetos como el de este fantástico caso. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

El espeluznante caso del matrimonio Lohre

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un impresionante caso ocurrido en Alemania entre el 8 y el 9 de marzo de 1993 protagonizado por un piloto llamado Erwin Lohre. Este militar se encontraba durmiendo plácidamente con su familia en la localidad de Braunschweig y nada le hacía sospechar del increíble evento que iban a presenciar en pocos minutos.

Eran las 00.30 horas y Lohre se levantó súbitamente con un fuerte dolor de espalda. Malhumorado, se levantó y fue a tomarse una pastilla para calmar el dolor. Acto seguido volvió a tumbarse en la cama a esperar a que el dolor se le pasara y así seguir durmiendo. Mientras eso ocurría, su mujer también se había despertado espontáneamente, en el mismo momento, según le comentó al Dr. Peter Hattwig, investigador que se encargó de las pesquisas del caso. Los dos a la vez, primer detalle.

 Lohre_UFO_Sketch01Esquema de Erwing Lohre

De pronto, ambos comenzaron a escuchar un zumbido procedente del cielo. Era claro y muy alto. Tras tres o cuatro segundos con ese sonido que identificaron como algo «metálico», quizá producido por una fuerza de giro o centrifugado industrial, se dieron cuenta de que aquello se estaba acercando. Sonaba cada vez más y más fuerte. Se iban a volver locos. Fueron corriendo a la ventana del dormitorio y se encontraron con un objeto estacionario flotando a una altura de unos 10 metros sobre los árboles cercanos a su vivienda.

Asomados y asombrados, comenzaron a ver más detalles. Había luna llena y era una noche clara con bastante luz debido a ello. Pero algo anormal estaba pasando mientras tanto. La habitación, la ventana, el objeto y la luna llena no eran nada comparado con la luz que parecía rodearles por completo. Era blanca, como las luces de neón de las discotecas. Y una extraña sensación física. Su paladar comenzó a llenarse de un sabor metálico. El resplandor invadía todos los resquicios de su cuerpo y de su alcoba. Solo había pasado un minuto desde que estaban durmiendo plácidamente y no se explicaban qué estaba pasando. Ese sabor, esa luz, ese objeto. ¿Qué estaba pasando?

Lohre_UFO-tech2-1200x600
Vista inferior y superior de aquel increíble ovni.
Pensaron ambos que aquello lógicamente estaba relacionado con los ovnis pero poco tiempo tardaron en ver que aquella película no había hecho nada más que empezar. «¡Mira, va a aterrizar ahí!» Le dijo con cierto pánico el militar a su esposa. «Voy a bajar», le espetó después. La mujer con miedo trató de impedírselo pero Erwin Lohre no era amigo de medias tintas. Quería verlo bien de cerca y sobre todo quería saber qué demonios estaba pasando.
Trató de moverse hacia la puerta pero fue inútil. Esa maldita parálisis que tienen tantos y tantos testigos de encuentros con ovnis. No podían moverse. Ninguno de los dos. Se miraban mientras ocurría. Tensión y más tensión. Aquel matrimonio tenía dos gatitos que dormían a los pies de su cama. Les miraban ambos con el pelo erizado y sin moverse. Mientras eso ocurría el terror continuó con la ventana de la habitación subiéndose sola. No lo entendían pero no podían hacer nada. Se abría y se cerraba sola sin parar. Un brillante rayo de luz amarilla viniendo desde la parte de arriba de la casa comenzó a aparecer por ella. El matrimonio estaba petrificado y a merced.
Lohre_UFO_Sketch02
Esquema de la mujer de Erwin Lohre

En aquel momento los dos protagonistas no estaban asustados, sobre todo él, de carácter más tranquilo. Pero sabían que todo lo que estaba pasando no era natural. Ambos declararon haber estado «hechizados», término fascinante para definir el complejo control mental que parecen recibir las víctimas de este tipo de encuentros. Erwin Lohre quería como mínimo ir a cerrar la ventana para evitar que aquel rayo le diese a su mujer pero no podía. La luz que invadía su cuarto y todos los poros de su cuerpo era cada vez más intensa. No sabía qué hacer ante aquello pero, «hechizado», se encontraba, como decíamos, bien tranquilo.

A los pocos segundos su mujer y él comenzaron a tener convulsiones. Al parecer eso fue todo. El misterioso incidente de la luz y la ventana duró en total unos 40 segundos más o menos, y entonces todo terminó abruptamente. Luego, unos 30 ó 40 segundos más tarde, se acercaron a la ventana mirándose, cariacontecidos, y observaron al objeto volando sobre la ventana de la habitación en dirección oeste, acercándose a la misma de forma espectacular y desapareciendo finalmente. Al mismo tiempo la parálisis que aún tocaba algunas partes de su cuerpo terminó para los dos. La esposa de Lohre estaba demasiado alterada como para poder dormir más, y Lohre igual. No tenían explicación ante lo que había pasado.

Lohre_UFO_01A-1200x600

Aquel objeto tenía todos los colores en su fuselaje.

No podían dormir y allí estaban los dos, en silencio total. Trataron de hablar del tema pero estaban aún demasiado impresionados. Silencio. Luz apagada. Intentemos dormir.

Acurrucados, volvió el horror. Otra vez el sonido, el mismo sonido. Volvía esta vez desde otra dirección. ¿Por qué ellos y qué quería ahora? Aún se podían mover. Fueron a toda prisa hacia la ventana y observaron de nuevo al objeto a unos 300 metros. No veían a otros vecinos asomándose desde sus casas, cosa que hubiese sido lo más normal. No, aquello parecía solo para ellos. La habitación tenía dos ventanas y esta vez, aquello venía desde la segunda de ellas. Pudieron ver esta vez el objeto perfectamente con mucho más detalle. Los mismos sonidos acercándose, incrementándose. Casi se estaban preparando de nuevo para la parálisis. Seis segundos después, el objeto se plantó ante ellos con todo su esplendor. Brillaba con todos los colores posibles. La cúpula era brillante, plateada y brillante. La parte de abajo mostraba tres aberturas y una luz central.

Lohre_UFO_02-1200x600 portada

 Visión desde abajo del increíble ovni

Un disco, era solo un disco de unos 10 metros de diámetro. Se acercaba. Iba hacia ellos, incansable él. Y entonces ocurrió algo imposible: aquello se desvaneció en el aire. Se diluyó, se evaporó. En una décima de segundo. Sin transición. En un abrir y cerrar de ojos. La nada.

Todo acabó ahí. Erwin Lohre reportó su incidente a un periódico local y acto seguido fue contactado por 25 personas diferentes queriendo saber más sobre su caso. Parecía aún así que nadie excepto ellos había presenciado el evento. Era solo para ellos. Les buscaba solo a ellos, como así aseguraron al Dr. Hattwig en su entrevista. «Era como si supiera dónde estábamos, y lo raro siempre fue esa sensación de parálisis y de tranquilidad, esa falsa tranquilidad».

Lohre_UFO-tech1-1200x600

Calcularon 10 metros de diámetro y 2 metros de altura para aquel ovni

El día después del incidente ocurrieron más cosas. Por la tarde, a las 16:00 horas contó Lohre que su hija y su mujer, encontrándose en diferentes lugares en ese momento, vieron un fogonazo de luz enfrente de sus aparatos de televisión, acompañados de un extraño sonido crepitante que les heló la sangre. No supieron qué había pasado. Entonces, una hora después las dos televisiones comenzaron a dar calambrazos y descargas eléctricas, cada uno en su habitación, algo que no había ocurrido nunc, al más puro estilo de la película «encuentros en la tercera fase». Poco después, más terror. Golpes increíbles dentro de un armario de la habitación del matrimonio. Iban corriendo, abrían y no había nada. Cerraban y comenzaban al poco los golpes dentro. No encontraron tampoco una razón para que eso pasara. Esto pasó durante ocho semanas en donde los golpes aparecían y desaparecían sin ningún tipo de explicación. Perturbados y hartos siguieron con sus vidas.

Erwin Lohre declaró que tras su encuentro siempre tenía una constante sensación de dolor en la espina dorsal. Algo le molestaba siempre. Una semana después del incidente y con la ayuda de un espejo se descubrió en la nalga derecha dos marcas muy rojas bajo la piel a unos dos centímetros de distancia el uno del otro. Fue a ver a un un médico, quien encontró dos puntos negros debajo de la piel. Le aplicó una pomada, y le mandó hacerse un TAC (tomografía por ordenador). Mientras esperaba los resultados una noche notó cómo algo se deslizaba sobre sus piernas, dos gotas negras de un extraño material y con forma de lente parecían haber salido de las marcas. Las puso en un bote de cristal y con mucho cuidado lo cerró para mostrárselas al día siguiente al médico. Nunca pudo hacerlo. Por increíble que pareciera, aquellas gotas simplemente se habían evaporado. »

El Dr. Hattwig le preguntó en el marco de sus investigaciones sobre esas gotas de líquido negro. Lohre nunca supo ni su origen ni por qué se evaporaron. Nunca dieron el paso ni su mujer ni él de hacerse una regresión hipnótica por miedo a ver cosas que jamás dejarían de acompañarles de por vida. No querían saberlo. ¿Para qué? Se preguntaban. Quizá tuviesen razón.

Hasta aquí el artículo sobre la extraordinaria experiencia de este matrimonio alemán que en 1993 se encontró con un interesantísimo caso ovni con interacción directa sobre los testigos y un posible secuestro durante los segundos que duró el incidente, del que por cierto no existió ese missing time tan característico. Si os ha gustado la entrada podéis ver también el asombroso caso de Kelly Cahill en Australia, también en el mismo año 1993. Esperamos que el programa sea de su interés.


Ufopolis.com 2015

Fotografías: ufoexplorer

1942: la increíble batalla ovni de Los Angeles

¿Qué pasaría si en una ciudad de los Estados Unidos a día de hoy se disparasen cientos de cargas de obuses contra un platillo volante? Sería el caos, y también, sería la segunda vez que habría pasado porque existe un incidente poco conocido por el público llamado «la batalla de Los Angeles» en donde ocurrió exactamente eso.

La Segunda Guerra Mundial estaba empezando a acercarse a las costas norteamericanas y la psicosis que se vivía en la Costa Oeste de los Estados Unidos ante un posible ataque en territorio continental era acuciante. En cualquier momento se podía producir ese segundo gran ataque cuyas consecuencias serían fatales y posiblemente determinantes para el transcurso de la guerra, y ese miedo, esa sensación de pánico ante la llegada del enemigo tuvo su punto álgido el día 25 de febrero de 1942.

Eran las dos de la madrugada y el repentino sonido de la alarma de las sirenas antiaéreas despertó a todos los vecinos de aquella ciudad de Los Ángeles que vivía el sueño americano de un incipiente Hollywood que comenzaba a despuntar económicamente, pero que vivía con miedo el transcurso de la gran guerra. Aquella ciudad, con ese aroma añejo de lugar hecho a sí mismo, se despertó sobresaltada aquella noche ante lo que parecía un inminente ataque japonés. Por fin había llegado el día. América debía ser fuerte ante la invasión japonesa. O al menos eso era lo que debieron pensar los ciudadanos de Los Ángeles durante el comienzo del incidente, porque sonaban las alarmas pero… ¿realmente estaban siendo atacados? ¿Por quién?

images

Portada especial de aquella noche del periódico Los Angeles Examiner

A las 2:25 de la mañana, el ejército de los Estados Unidos decretó en California un apagón para evitar y anular un reconocimiento visual de las infraestructuras de la ciudad por parte de cualquier artefacto volador enemigo con capacidad militar que sobrevolara la zona. Las emisiones de radio se cortaron exactamente a las 3:08 a.m. y se prohibió cualquier comunicación telefónica en todo el estado. La guerra parecía inminente. Los voluntarios civiles y los escuadrones militares empezaron a preparar sus equipos ante un inminente conflicto. Pero en los siguientes momentos no ocurrió nada. Una ciudad a oscuras, en silencio, y esperando acontecimientos. Todos miraban al cielo. Momentos de incertidumbre, miradas cruzadas entre ciudadanos y entre soldados en distintos puntos de la ciudad. ¿Quiénes eran esos invasores? ¿Por qué los militares habían puesto a la ciudad en situación de emergencia? La información entre las distintas facciones del ejército no fluía con soltura y muchos militares se limitaron a esperar y a mirar al cielo. La expectación era máxima. Todos querían saber qué estaba pasando.

Batalla-en-los-Angeles-la-historia-real

Esta es la mítica fotografía del incidente, historia viva del fenómeno ovni.

La alarma volvió a dispararse a las 3:36 por parte de la 37ª Brigada de Artillería de la Costa Oeste de los Estados Unidos, y junto con ella se produjeron las primeras ráfagas de disparos ante unas luces que estaban invadiendo el espacio aéreo con absoluta impunidad. Decenas de cañones de luz enfocaban al cielo tratando de localizar a los objetos. Los lanzamientos de obuses comenzaron a elevar el tono de la situación hasta niveles de gravedad extrema: una situación de guerra completamente extraña porque nadie desde tierra sabía muy bien contra quien estaban disparando. No se estaba siguiendo el protocolo habitual, y todo esto ocurría en el espacio aéreo restringido de Los Ángeles, en donde había “algo” que no era americano.

objectcloseup

Detalle del objeto y de los ovnis lumínicos que lo acompañaban

El primer avistamiento de las luces sobre la ciudad fue repentino, global y prácticamente al unísono. Sobre los estudios de la Metro Goldwyn Meyer en Culver City, en Santa Mónica, en Inglewood, en Santa Ana, en Long Beach, y en Redondo Beach. Habían aparecido sobre los cuatro puntos cardinales y se les veía bien desde cualquier punto del estado. Volaban bajo, y de manera lenta, acompasada, y con una característica que no encajaba en las mentes de los generales que estaban al mando de aquella operación de derribo ante el invasor: aquellos objetos no hacían ruido, y no estaban tirando bombas sobre la población civil ni sobre ningún objetivo militar, simplemente “estaban”. Algunos testigos como el reportero Henry Hill del periódico “Los Ángeles Times”, llegó incluso a afirmar que había visto con sus propios ojos los disparos de misiles y obuses contra alguno de esos objetos sin producirle daño alguno, incluido un gran objeto que se paseó lentamente por los cielos de California a la vista de todos los ciudadanos y que recibió y recibió disparos sin alterar su pausado vuelo.

0

Recreación informática del suceso

Otros testigos aseguraron que la forma de otros objetos también inmersos en el incidente, correspondía con esferas rojas y blancas que se encendían alternativamente. Esferas sin alerones, rotores, alas, o ventanillas. Objetos que flotaban sin hacer ningún ruido. Lo que Hollywood imaginó una y mil veces estaba pasando de verdad. Según los testimonios, en general, el desplazamiento de aquellos objetos era excesiva y excelentemente suave y lo que más extrañaba de todo es que era demasiado raro que “el enemigo” se dejase disparar tan fácilmente. No, no podía ser verdad, había algo que no encajaba en todo aquello. Al menos dos decenas de objetos se dejaron ver aquella noche sin que los mismos realizasen ninguna acción o interacción, ni ninguna maniobra de defensa. Durante el transcurso del incidente se llegaron a lanzar contra ellos más de 1400 obuses, y ni uno solo de los objetos sufrió el más mínimo rasguño, con impactos acreditados tanto por testigos en tierra como de los propios militares en sus informes oficiales.

Battle_of_Los_Angeles_LATimes

Los periódicos informaron de aquel incidente con ediciones especiales y fotos de los desperfectos.

Uno de los objetos llegó a ir desde Santa Mónica a Long Beach a 64 kilómetros por hora recibiendo disparos desde las baterías antiaéreas durante decenas de minutos sin inmutarse. A las 07:21 a.m., al finalizar el incidente, el resultado oficial fue desolador: ninguna aeronave derribada, y cuantiosos daños materiales provenientes de la metralla de varios obuses desviados.Los objetos desaparecieron de la escena con la misma velocidad con la que aparecieron, y para la historia quedó esta magnífica fotografía de los cañones de luz enfocando al misterioso gran objeto volador secundado por pequeños OVNIS esféricos, exactamente los mismos que se vieron el día 11 de Septiembre de 2001.

20120418 07

Los míticos ovnis del 11-S en su mejor toma

Un gran incidente que llegó a cambiar la mentalidad del gobierno de los Estados Unidos ante las incursiones de procedencia desconocida y ante los protocolos de emergencia relacionados con las invasiones del espacio aéreo continental.

¿Qué opináis? ¿Os gustaría haber vivido aquel histórico día de 1942? Os esperamos en los comentarios.

 

Ovnis haciendo una media luna maravillan a un testigo de Portland

Hoy en ufopolis vamos a estudiar una interesante fotografía tomada por un hombre de Portland, Oregon el pasado 17 de febrero. Mientras conducía hacia su casa por la carretera de Lewiston para ir a la casa de su hijo, de repente pudo observar en el cielo varias luces que estaban haciendo una forma circular y que tenían un tamaño realmente sorprendente. Junto a su mujer, que casualmente llevaba una cámara ZTE N9510 pararon el vehículo para tratar de verlo y quizá poderle sacar alguna foto ya que aquello no se movía. Las condiciones de iluminación al ser una foto nocturna no eran las mejores, pero de entre todas las que pudo realizar, envió a la Mutual Ufo Network una que vamos a analizar a continuación.

1. La toma expone diferentes puntos de luz formando una circunferencia, algo que ya hemos visto en diferentes ocasiones en el fenómeno ovni y que parece ser una de las formaciones predilectas de la inteligencia que se esconde detrás de los llamados ovnis lumínicos o luminosos. Es más que interesante observar que excepto el objeto más luminoso y frontal, todos los demás parecen ir en parejas, algo también habitual. Por otra parte, el segundo por la izquierda tiene menos luz que los demás, posiblemente por haber aparecido el último lugar. 

portland-oregon-02-17-15

2.  Existen cientos de referencias en el fenómeno de eventos así, pero desde luego nos quedamos con un clásico, el de Morristown, Nueva Jersey, ocurrido la mañana del 10 de Julio de 1947. John H. Janssen, director del Daily Record (un diario americano de la aviación) estaba pilotando su propio avión desde el Aeropuerto Morristown en Nueva Jersey cuando de repente pudo observar seis luces de manera idéntica al caso de este año, con una esfera luminosa volando por encima suyo y haciendo diferentes maniobras imposibles alrededor de su avión. Maravillado, pero con cierto miedo, decidió tomar una fotografía de aquellas luces que aparecían y desaparecían en un juego del ratón y el gato más que curioso. En la imagen final sólo se distinguen cuatro de los seis objetos luminosos que vio Janssen, pero está considerada una de las pruebas más concluyentes del fenómeno de la primera mitad del siglo XX.

morristownlarge

3. Existen otros dos antecedentes que vamos a evaluar y que podrían estar relacionados con este incidente de Portland. En 1957, en Fort Belvoir, Virginia, un soldado fue llamado de su cuartel por sus amigos para ver un objeto extraño que estaba flotando sobre el cuartel y que parecía circular. Los intrépidos soldados en su emoción pudieron hacerle un total de seis fotografías, de la que ha trascendido la que vamos a enseñar a continuación. Es más que curioso que aquel objeto estaba rodeado de las mismas luces que vemos en el caso de Portland y que posteriormente comenzaron a envolverse entre un humo blanco que llenó la zona. Esta es una toma que posteriormente fue investigada por el comite Condon organizado por los Estados Unidos a nivel oficial para la validez de las pruebas presentadas al respecto de la realidad de las visitas de posibles seres extraterrestres al planeta.
4. ¿Y si de repente estuviésemos ante un objeto que fuese circular e invisible?  Eso mismo pudo fotografiarse en Trinidad el 16 de Enero de 1957, ens una pequeña isla rocosa en el centro del sur del Océano Atlántico a 600 millas de la costa de Bahía, Brasil. El fotógrafo profesional Almiro Barauna tomo una secuencia de imágenes de un objeto volador no identificado fuera de un buque de la Armada que fue visto por más de 50 testigos, entre ellos, el propio capitán del barco.
Valoración: Sin duda estamos ante un caso que nos deja reminiscencias de hechos pasados y objetos que ya tuvieron esa misma forma antaño. La posibilidad de que sean luces independientes o de que por el contrario realmente sean parte de un objeto de grandes dimensiones es una de las diatribas del fenómeno desde hace muchos años. Seguiremos estudiando avistamientos actuales de este misterioso fenómeno ovni que tanto nos cautiva.
Fuente: MUFON

El increíble ovni que vieron 200 personas en Redlands

Redlands1968 2

Hoy en ufopolis vamos a hablar de un curioso caso ocurrido el 4 de febrero de 1968 a las 19:20 horas en Redlands, California. Tenemos que imaginarnos cómo era ese mundo de finales de los años sesenta en los Estados Unidos, en una pequeña población con casas unifamiliares, con sus coches en la puerta y sus porches recien pintados. Más de 200 personas residentes en aquella comunidad fueron testigos de un acontecimiento extraño y único en la historia de la ufología, tal y como fue relatado en la prensa local. Pudieron ver en pleno atardecer un disco volador a baja altura sobre su población, inmenso con vuelo ingrávido emitiendo un inquietante zumbido. Sin alas, sin fuselaje similar a los aviones, flotando lentamente.
El párroco local de la iglesia de aquella zona estaba en aquel momento grabando su sermón por radio para sus fieles cuando vio aquello en el cielo, y ni corto ni perezoso se dio cuenta de que estaba en el lugar y en el momento correcto para grabar aquel sonido ante la falta de una cámara que podría habernos dejado una estampa histórica. Aquel sonido, según dijeron los testigos que tuvieron acceso a la grabación y al propio incidente se asemejaba al de los platillos volantes de las series de ciencia-ficción que en aquel momento emitían las televisiones norteamericanas. El platillo fue visto alejarse cerca de unas montañas cercanas. Un suceso forteano más, diríamos, una imaginación colectiva dijeron algunos. 
wn4fffb941
El suceso salió en la prensa y comenzaron los reportes de casi 200 personas que dijeron haberlo visto
Pero resulta que esa misma noche se reunieron unos cuantos testigos que trabajaban para la Universidad de Redlands, el Doctor en Geología Philip Seff, el Doctor en matemáticas Judson Sanderson, el Doctor en Química Reinhold Krantz y el Director de la escuela de Bellas Artes John Brownfield y comentaron todo el incidente. Comenzaron a echar cálculos y a hacer croquis sobre lo que había pasado. Nada de alucinaciones. El objeto había aparecido, se había materializado más bien sobre la calle Columbia y la Avenida Colton y consiguieron trazar la ruta que había seguido en base a diferentes vecinos a los que habían llamado. Triangularon las posiciones y las horas y se dieron cuenta de que aquel objeto había volado a una altitud de unos 900 metros y se había desplazado hacia el Noroeste. Realizó una serie de pausas para después continuar ascendiendo a una increíble velocidad ante la vista de todos. El tamaño aproximado medio estimado fue de 150 metros de diámetro, como un campo de futbol y medio.
Redlands1968
Dibujo original de John Brownfield
El artista del grupo consiguió, en base a su visión y a una serie de entrevistas realizadas ante diversos medios, realizar un dibujo del gran disco. Venía coronado por una luz que alternaba entre el rojo y el verde dando la impresión desde el suelo de que era una luz giratoria, parecida a lo que vemos en las ambulancias. 
Lo más curioso del caso es que debería haberse visto algo en el radar de la Base Norton de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas pero lo cierto es que el portavoz de la misma admitió ante los medios que aquello que había sido visto y que salía en la prensa no había dado eco en el radar. Mentira o no, lo cierto es que sí dio eco en otro radar situado más lejos, en la Base March de las fuerzas aéreas cerca de Riverside, a decenas de kilómetros de distancia. Ese detalle era desconcertante. ¿Acaso aquel objeto intermedió en las lecturas de radar de la base más cercana para cubrir sus pasos? ¿Lo hizo en la más cercana porque no tenía radio de alcance para bloquear a la inmediatamente más cercana, la de Riverside?
zh4fffbae7
Recorte de la prensa local con las entrevistas a diferentes testigos de Redlands
Por su parte, el Doctor de Geología Philip Seff, que se erigió en el líder del equipo de investigación universitario llegó a una conclusión más que curiosa: » El objeto no podía ser atribuido a ningún tipo de aeronave conocida en base a las visiones de 200 testigos, a la tecnología de la que constaba y sobre todo de sus dimensiones».
Una muestra más de lo que parece esconder el fenómeno ovni. Avistamientos masivos, invisibles al radar más cercano, sobre poblaciones civiles, y a baja altura. Prácticamente materializándose y huyendo al poco tiempo. Visiones claras, nítidas de cientos de testigos. Silencio casi total por parte de las autoridades y siempre, cuatro o cinco intrépidos hombres (o mujeres) buscando detalles de la verdad. El fenómeno en estado puro, las mismas preguntas, la misma falta de respuestas, pero siempre la fascinación por el mismo.
Investigación: Vicente Fuentes
Ufopolis.com 2015.

Houston, tenemos un platillo volante en la luna

Hoy en ufopolis vamos a estudiar tres tomas del Apolo 13 que desde luego son más que explícitas en su contenido al respecto de la presencia de objetos voladores no identificados. Vamos a ver las tomas AS13-61-8763, la AS13-61-8800 y la AS13-61-8763 y que ya han sido retiradas de la web de la NASA. Al final del artículo ponemos los links de las tomas pero ya no funcionan. Esto es lo que hemos podido rescatar de las mismas:

1. Esta la primera toma, espectacular, con la luna orbitando la tierra y el módulo del Apolo XIII escapando a su gravedad. En el cuadrante inferior derecho aparece un objeto volador no identificado de forma elíptica que de hecho aparece en las siguientes dos imágenes de la serie de forma similar.

64419_158458411006687_1590112682_n

2. Esta es la siguiente toma en donde aparece el elemento externo al módulo y al satélite. Está tomada desde una distancia mucho mayor, en pleno retorno a la tierra y muestra un alejamiento del mismo al respecto de la luna. También aparece señalado con una interrogación roja un extraño cuerpo grisáceo que en comparación con la siguiente toma no se muestra. Y eso que fueron sacadas las fotos una detrás de la otra.

536586_158458441006684_1587749540_n

 3. Tercera toma en donde aparece el cuerpo elíptico antes de pasar a las ampliaciones. Como podemos ver el cuerpo grisáceo de la luna tampoco aparece. A partir del punto 4 vamos a ver las ampliaciones de los tres casos.

971375_158458457673349_1795845671_n

 4. Lo que vemos en estas tres comparativas son diferentes filtros ante lo que se ve en las tres tomas. Se aprecia que es claramente el mismo objeto, con una forma elíptica sobre una base plana. Es el típico platillo volante con su forma definida y su aspecto de semicircunferencia en la parte superior.

66415_158458691006659_1686615786_n

 

5. Si ponemos un degradado lineal de las tres imágenes entendemos que el objeto a esa distancia puede mostrarse con diferentes formas, manteniendo un aspecto similar en cada una de ellas. Si resaltamos los bordes también encontramos un incremento de su volumen en la toma perteneciente al primer avistamiento.

998428_158458654339996_496185765_n

 6. Si decidimos hacer un estudio de color en base a su densidad resulta más que curioso el hecho de que en las tres tomas, con mayor o menor densidad de luz, la estructura es similar.

223021_158458667673328_1004421296_n

 7. El disco vuela además con un curioso punto justo al lado del fuselaje de la parte inferior, pudiendo ser un orbe como los vistos en diferentes avistamientos alrededor del mundo auxiliando a una aeronave de mayores proporciones.

1002157_158458447673350_629165836_n1001706_158458507673344_1278297484_n

 

¿Qué opinión os merecen las tomas? ¿Creéis que a NASA se le escapó la publicación de las mismas y por eso retiró los originales de la web? ¿Qué es ese misterioso cuerpo y por qué parece que hay un objeto alrededor orbitándolo? ¿Y la anomalía grisácea de la segunda foto por qué no aparecen en la siguiente toma? 

Aquí les dejamos los links a las originales para comprobar que NASA ha eliminado las fotos:

 Investigación: Vicente Fuentes.

Ufopolis.com 2014

 

El titánico OVNI del círculo polar

Image2OIUHPO

Vicente Fuentes expone una investigación sobre el caso del avión JAL-1628 de la compañía Japan Airlines, que en 1986 protagonizó un encuentro con un inmenso objeto volador no identificado cuando sobrevolaba el círculo polar ártico en dirección a Alaska. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2014