Especial 200.000: Casos reales de viajeros en el tiempo

Muchas gracias a todos por estar ahí, por lo que apoyais el canal y por la cantidad de comentarios positivos que recibimos. Es una maravilla poder llegar a esta cifra en apenas año y medio de actividad y para celebrarlo he confeccionado un especial de diez experiencias reales de viajes en el tiempo ocurridas a personas de todo el mundo. Tendremos casos de teletransporte, desapariciones y reapariciones aéreas imposibles, ecos del pasado, escenas en donde los testigos entran en un local en donde se desarrolla la vida décadas atrás, universos paralelos, máquinas secretas de teletransporte, un misterioso incidente de telequinesis, y finalmente un último caso que nos atañe a todos nosotros.

Un lujo estar aquí con vosotros y una maravilla compartir este especial hecho con todo el trabajo y el cariño del mundo.

Fuentes para la confección del programa:

Caso 1: el avión de Florida
CAIDIN, M., Ghost of the Air, Galde Press, 1995. Disponible en:

Caso 2: La desaparición del regimiento Primer quinto de Norfolk en Turquía: http://www.ediec.org/news/newsitem/article/turkey-some-800-victims-of-enforced-disappearance-remembered/

The Mysterious Vanishing Battalion of WWI

Caso 3: Los ruidos de Puys
http://archivo.elnuevodiario.com.ni/misterios-enigmas/311386-tuneles-tiempo/

Caso 4: El restaurante de 1930
The Restaurant from the Past

Caso 5: El caso de Tracy King
OFFUT, J., «Cases of Time Slips», 2012. Disponible en:

Caso 6: El pub de Cornwall
Fuente: https://spacetimeslip.wordpress.com/2014/01/21/the-missing-pub/

Caso 7: La asombrosa experiencia de de TN
http://paranormal.about.com/library/blstory_june05_som.htm

Caso 8: Ongs hat http://weirdnj.com/stories/ongs-hat/ http://deoxy.org/inc2.htm

Caso 9: Gil Perez
http://www.historicmysteries.com/gil-perez-and-his-spontaneous-teleportation/
https://en.wikipedia.org/wiki/1593_transported_soldier_legend

Gracias a todos!!!!! <3

7 fotos reales de fantasmas que quitan el hipo

En este videoprograma vamos a evaluar 7 tomas realizadas a lo largo de la historia en donde aparecen extrañas presencias aparentemente ectoplásmicas o pertenecientes a dimensiones paralelas que han destacado en el campo de la investigación paranormal. Empezaremos con la Mujer de Berthelot, foto tomada en 1975 en la iglesia de Worsted, Inglaterra y seguiremos con una extraña presencia en una fotografía realizada en 1985 en la iglesia de Santa María de Coventry. ¿Un viajero en el tiempo?

A continuación estudiaremos la tremenda fotografía tomada por el matrimonio Chinnery en 1959 en donde podría parecer el alma de la madre de la señora Chinnery en el asiento de atrás de su coche. Tras esto estudiaremos el caso de la famosa «dama marrón» de Raynham Hall, fotografía que ha hecho correr ríos de tinta desde hace décadas y que expondría el ectoplasma de una mujer bajando por unas escaleras. También veremos la famosa toma del HMS Daedalus durante la Primera Guerra Mundial en donde aparecería el fantasma de un soldado fallecido llamado Freddy Jackson detrás de uno de sus compañeros.

Analizaremos las leyendas y fotografías de la luz de Ozark y terminaremos con la bella y espectral toma de Bachelor Grove tomada en Infrarrojo. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

El increíble caso de los viajeros en el tiempo que miraban la I Guerra Mundial

Probablemente sea uno de los avistamientos OVNIs más bizarros y desconcertantes ocurridos antes de la era moderna de los platillos volantes. Ocurrió en Inglaterra durante la 1ª Guerra Mundial y en ese bélico contexto, podría explicarse muchos de los aspectos de esta insólita experiencia. Hoy vamos a hablar de la asombrosa visión de Agnes Whiteland la cual, 100 años después de ocurrir, aún sigue dando qué hablar.

1916
Agnes Whiteland con su hija a principios del siglo XX

Su hija Agatha recuerda un misterioso incidente protagonizado por su madre Agnes Whiteland una mañana situada entre los años 1914 y 1918, en Aldeburgh, Suffolk (Reino Unido) que a día de hoy no tiene parangón en el mundo del misterio. Tal y como narró a su familia, la Sra. Whiteland, al asomarse a una ventana de su casa, en la planta de arriba, sobre las 11:55 horas, pudo observar, tal y como relataba el investigador Gordon Creighton lo siguiente:

«Un poco por encima del nivel de la casa, a una altura de unos 9 metros, aparecieron de 8 a 12 hombres, en lo que parecía ser una plataforma redonda con una barandilla alrededor”.

La extraña visión estaba a unos 90 metros de distancia y la testigo pudo apreciar cómo los hombres se sujetaban con firmeza a la barra que circundaba el objeto volador.

«Podía verlos claramente. Vestían uniformes azules y pequeños sombreros redondos, no muy diferentes de los sombreros de los marineros. Los hombres estaban vestidos de azul, con gorras azules redondas, estaban hombro con hombro mirando hacia fuera, y sus rostros eran como los nuestros, pero mirando al frente”.

Según el investigador británico: «Ella no oyó ningún sonido de aquella máquina, que surgió de los pantanos cercanos. Flotó un poco por la zona y desapareció en dirección al patio del Ferrocarril de Aldeburgh, por detrás de unas casas». La testigo dijo que:» vino directamente de aquella dirección, y luego, cuando ella pensaba que iba a pasar sobre su casa, de repente se dio la vuelta en ángulo recto y se fue en otra dirección, entre el Hotel Ferrocarril y los cobertizos de la estación de ferrocarril.”  Volaba entonces a una altura superior a los 7,5 metros.

1000470_10151605781064006_319603845_n
El incidente es de los más curiosos de la historia por la cercanía de la testigo

El objeto tenía dos barras de bronce, que lo circundaba, una de las cuales, la inferior, estaba a la altura de las rodillas. El raro artefacto podía tener unos 3,5 metros de diámetro y un grosor alrededor de 30 centímetros. La Sra. Agnes Whiteland asegura que aquella plataforma le recordó a las balsas que se utilizan en el mar. La testigo también comentó que el objeto no tenía ningún motor o fuente propulsora visible, y tampoco cables que la sujetaran a ninguna otra embarcación.

La observación duró unos 5 minutos, desaparecienso la estructura con los tripulantes en la lejanía a una velocidad de unos 30 km por hora. Quizá viajeros en el tiempo, pero prudentes, y viajando despacito eso sí.

nazi
Los soldados parecían tener trajes más modernos que los utilizados en la I Guerra Mundial

El investigador Charles Grove preguntó al experto aeronáutico Charles H. Gibbs-Smith, del Museo Victoria Albert si era posible que el artefacto observado por la testigo fuese una plataforma o cabina de observación colgada de un Zeppelin alemán.

El estudioso afirmó que estos dispositivos eran muy pequeños y que normalmente portaban a un solo hombre, y que el ruido del dirigible debería haber sido escuchado perfectamente por la testigo, cosa que no ocurrió. Por su parte el investigador británico John Hanson entrevistó a los parientes en fechas recientes que le corroboraron punto por punto la increíble historia de Agnes Whiteland

4400917179_b7424dce67_o
Las descripciones de las plataformas no encajaban con el relato de Agnes Whiteland

Algunos investigadores piensan que la testigo pudo observar una «cabina» de observación o espionaje militar suspendida de un dirigible, utilizada por los alemanes durante la 1ª Guerra Mundial, aunque por su gran tamaño, y el número de personas observadas en su interior, es muy poco probable. Las cabinas mas utilizadas en aquellas fechas solo podían albergar a una persona tumbada en su interior. Sin embargo otros estudiosos barajaron la posibilidad de que se tratara de un prototipo alemán desconocido en la fecha del avistamiento. Elevando un dirigible a gran altura, fuera del alcance de los aeroplanos y eventuales observadores, descolgarían una pequeña  góndola donde unos aviadores provistos de prismáticos y un «intercomunicador» conectado con el dirigible, conseguirían información sobre territorio enemigo. Esa era la teoría para explicar tal increíble visión.

En base a esto, el historiador australiano Brett Holman, experto en aeronáutica de finales del siglo XIX, comentó lo siguiente “Conozco el incidente, pero no tengo ninguna explicación para el. Definitivamente no era una cabina de observación colgada de un Zeppelin, esto no encaja en absoluto. Ninguna otra tecnología contemporánea puede explicar esto. Todo lo que puedo decir es que no tenemos el propio testimonio de la testigo, sólo lo que contó su hija, y que se hizo 50 años después

1000470_10151605781064006_319603845_n_Fotor
¿Eran viajeros en el tiempo aquellos soldados de la extraña plataforma voladora?

Pese a todo, el avistamiento de Aldeburgh se presenta, a día de hoy, como uno de los eventos más enigmáticos relacionados con los fenómenos aéreos no identificados. ¿Qué vería Agnes Whiteland? Si os ha gustado la entrada, podéis ver este video en el que hablamos de un increíble episodio de viaje en el tiempo protagonizado por un avión de la compañía Aviaco en territorio español. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2015

 

¿Derribó un ovni el Barón Rojo?

La Primera Guerra Mundial fue una de las más cruentas conflagraciones de la historia de la humanidad con más de 31 millones de muertos y heridos desde 1914 hasta 1919 y varios de los momentos más importantes a nivel militar que se recuerdan, entre ellos, la irrupción en las batallas aéreas de un hombre considerado como un «as» de la aviación, convertido en leyenda por su sapiencia en las operaciones de derribo de decenas de aeroplanos enemigos. Hablamos como no, de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen, más conocido como el barón rojo.

Manfred van Richthofen

 El temido Barón Rojo

En plena barbarie, las habladurías, los chismes y las historias inundaban las tabernas y refugios de la vieja y destruida Europa en donde se hablaban de las increíbles azañas del barón prácticamente trayendo tras de sí tropas angelicales o incluso demonios, como las historias relacionadas con el ejército fantasma de Mons que estuvimos estudiando en esta web hace unos días

angel2

Grabado que conmemora el extraño  incidente de Mons

Era el amanecer del 13 de marzo de 1917 y von Richsthofen, comandante del escuadrón de caza número 11 de las huestes alemanas estaba llevando a cabo una rutinaria operación de patrulla para atisbar cualquier intruso británico que se pudiera atrever a traspasar las líneas enemigas situadas en el oeste de Francia. Había salido de Bélgica y el cielo estaba en calma, sin gran nubosidad y con las primeras luces del alba iluminando sus viseras en compañía de Rittsmeister Peter Waitzrik, cuando de repente, y según declaraciones del investigador Nigel Watson que habría entrevistado al propio Wailtzrik a la edad de 105 años, pudieron observar un punto en el horizonte que no se correspondía con nada que hubieran podido ver anteriormente en sus decenas de batallas aéreas. Algo imposible.

Barão-Vermelho-580x414x

Acostumbrado a los aviones, aquello no tenía nada que ver con las máquinas de la I Guerra Mundial

Tenía una forma de platillo puesto del revés, un diámetro de varias decenas de metros, 60 concretamente y estaba rodeado en su parte más estrecha de luces intermitentes de color naranja. El Barón Rojo y Waiztrick no dudaron ni un solo segundo en ir directamente a derribarlo. Fuera lo que fuera, no era alemán.

“Estábamos aterrorizados porque nunca habíamos visto algo así antes”, explico Waitzrick. “El barón inmediatamente abrió fuego desde el triplano y cayó como una roca, rompiendo las ramas de los árboles, y estrellándose en el bosque.”

Lo más interesante de este hecho, es que el copiloto Waitzrick afirmó que había dos pilotos en el interior del OVNI, y que después de que aquel misterioso disco se estrellara en el bosque, consiguieron huir hacia los árboles. En un principio Waitzrick pensó que el objeto podría haber sido un avión secreto de los Estados Unidos, pero con el paso de los años y gracias los informes sobre OVNIS, Waitzrick ahora está convencido de que la manufactura no se correspondía a la tecnología de aquel entonces ni a la de ahora.

“No tengo dudas de que el barón derribó algún tipo de nave espacial de otro planeta y esos pequeños individuos que corrieron hacia el bosque eran seres extraterrestres de algún tipo”, concluyó Waitzrick.

ufo-illinois
 Ovni avistado en Illinois en 2012 similar a la descripción del Barón Rojo de 1919.
Fue curioso también que el incidente fue confirmado por mediciones de señales desde tierra, pero más curioso es ver el comentario sobre los seres que habrían salido de aquel objeto en llamas estrellado en el bosque. Según Waitzrick, los seres eran «de tamaño infantil» y jamás fueron encontrados en las batidas realizadas por el ejército alemán en toda la zona. A día de hoy no se sabe con certeza en qué punto del oeste de Francia se habría estrellado dicho objeto, pero lo más lógico para cualquier potencia militar que se precie sería tratar de recuperar los restos para estudiarlos. Nunca se supo qué pasó realmente y por qué aquel ancianito de 105 años decidió revelar la verdad sobre lo que le ocurrió aquel día en Francia junto al mítico Barón Rojo.
¿Qué opináis de la historia? ¿Os imagináis ser el copiloto del Barón Rojo y derribar un ovni en plena guerra mundial? Os esperamos en los comentarios de este sugerente y misterioso enigma.