El misterio de la entrada secreta de la Antártida

Hoy en ufopolis vamos a fijarnos en las pesquisas que realizó el gobierno de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial en el Polo Sur de la tierra, y es que Hitler, en su búsqueda del llamado «mundo interior de Agartha» decidió realizar in extremis una inaudita expedición al continente antártico para buscar una vía de entrada a un sub-mundo interior en las tierras australes. ¿Os gustaría saber más sobre este tema? ¿Qué estaba buscando? ¿Y qué encontró?

maria1
Hilter en su obsesión por hallar los orígenes de la raza aria estudio en el culto vril, la conexión de los intraterrenos con la antártida. Fuente: Windowssearch

 

Los historiadores modernos han comentado en diferentes ocasiones la obsesión del jefe de la Alemania Nazi de encontrar vestigios de civilizaciones perdidas y objetos de poder por todo el mundo. Perteneciente al culto vril y fanático de los conceptos relacionados con el Arca de la Alianza y el mito de Agartha, Hitler llegó a contactar con mandatarios del Tíbet tratando de conseguir los manuscritos más antiguos de la religión budista en donde se hiciera mención a la famosa y polémica teoría de la Tierra Hueca. La información que habría conseguido incluyó incluso un extraño acuerdo de colaboración entre el régimen nazi y altos mandatarios del gobierno del Tíbet que incluso incluía una sede fija para algunos trabajadores tibetanos en pleno Berlín.

ufopolis 3.3 mapas de Agartha en poder de Hitler
Supuestos mapas de la antártida en poder de las SS. Fuente:  Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

Por otra parte, existe un incidente relacionado con una carta escrita en el año 1947 por Karl Unger, un supuesto tripulante del submarino alemán U-boot 209 comandado por el capitán Heinrich Brodda que habría entrado en contacto con el mundo interior de Agartha en el Polo Sur tras ser atacados por una aeronave canadiense de la RAF el día 4 de Mayo de 1943.

Class-209-submarine
Submarino de la clase 209 que habría participado en el incidente. Fuente: shopnews

Esto podría ser una mera anécdota histórica quizá fruto de la imaginación de un oficial con tiempo libre si no fuera por la existencia de mapas realizados por el famoso cartógrafo y artista Heinrich C. Berann para la National Geographic Society en 1966 que concuerdan punto por punto con los estudios que los científicos nazis hicieron de todas las cavidades del continente antártico sin hielo.

47. Recreación de los túneles descubiertos en la Antártida que darían paso al mundo interior.
Fotografía del mapa original. Fuente: Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

Más curioso aún es que los alemanes habrían determinado la dirección de todas esas cavidades hacia un mismo punto: una supuesta entrada a sesenta y cuatro grados suroeste de latitud y un grado de longitud este, y a una profundidad de 400 metros. ¿Sería eso lo que estarían buscando? ¿Existiría de hecho una entrada en esas coordenadas?

16704-map2
Mapas completos. Fuente: Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Lo interesante de la mencionada misiva es que se dan una serie de instrucciones sobre las maniobras náuticas que hicieron en el marco de esa misión en donde se habrían avistado, según la versión de Karl Unger, las luces de una ciudad intraterrena tras experimentar un cambio en los polos magnéticos y comprobar cómo los instrumentos de navegación de abordo se inutilizarían al aproximarse al emplazamiento. Un auténtico misterio del que no se dispone más información que la mencionada declaración de Unger pero que encaja con decenas de escritos antiguos en donde se habla de una supuesta civilización intraterrena.

ufopolis 3.1 Carta del piloto
Supuesto extracto de la carta original del piloto. Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Por ejemplo en La Biblia, existen referencias veladas a ese tema. En Filipenses 2:10, el apóstol San Pablo escribe lo siguiente: «para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra«, una curiosa referencia que numerosos investigadores han relacionado con la existencia de posibles extraterrestres (en los cielos) e intraterrestres (debajo de la tierra).

ufopolis 3.4 Mapas de Agartha realizados por el tercer Reich
Mapas de Agartha realizados por el tercer Reich. Fuente: Occult secrets of vril. Sepehr R. (2015)

Otros estudios, exponen una versión celestial y de rito funerario identificando el sentido de esas palabras para las almas y los cuerpos de los muertos, pero resulta curioso comprobar la mención en el libro del Apocalipsis de lo mismo. En el capítulo 5, versículo 3 se expone «y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo«, de nuevo haciendo alusión a estos supuestos seres ue vivirían en las catacumbas de nuestro mundo.

En el mismo capítulo, en el versículo 13 encontramos «Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra,» como parte de un posible conocimiento de ese mundo intraterrestre al que hacía mención Euler o Newton y que enlazaría sobre las teorías actuales de la hiperbórea, un tema que obsesionaba también a Hitler y del que supuestamente habría trazado conexiones con esa posible entrada de la Antártida llegando incluso a tener maniobras de guerra en el marco de ese proyecto. ¿Qué sabían los alemanes de los hiperbóreos y los antiguos pasadizos del continente antártico y por qué en las antiguas civilizaciones y religiones se hacen alusiones a seres bajo tierra?

ufopolis 3.2 Los mapas de la Antártida sin hielo coinciden con los de la alemania nazi
Los mapas de la Antártida sin hielo coinciden con los de la Alemania nazi.  Species with amnesia: our forgotten history. Sepehr R. (2015)

¿Son alegorías artísticas o realmente hablamos de una realidad oculta bajo el paso del tiempo que trató de ser rescatada por un hombre tan loco como Hitler en un proyecto en el que además habrían acabado alcanzado cierto éxito dadas las instrucciones que habrían recopilado?

Si os ha gustado este artículo os recomendamos ver los siguientes programas en donde hablamos de este tipo de enigmas relacionados con posibles seres intraterrenos y otros pertenecientes a tiempos remotos que habrían sido erróneamente identificados con mitos y leyendas. Esperamos que sean de vuestro agrado:



Ufopolis.com 2016

Fuentes y referencias:

Occult Secrets of VrilSpecies with Amnesia: Our Forgotten History 2015 ROBERT SEPEHR

La primera fotografía de un ser interdimensional de la historia

En este videoprograma analizaremos una toma realizada en 1991 en el complejo de cuevas del barranco de Badajoz, en Tenerife y estudiaremos una gran cantidad de casos de avistamientos de seres de color blanco que protagonizarían eventos de desdoblamiento del tiempo en la zona próxima a la famosa cueva de los Tayos. Seguiremos la pista del culto Vril de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial en esa zona y expondremos el misterio de la búsqueda de la mítica ciudad de Shambala al final del gran conflicto del siglo XX en la mítica montaña de Untersberg. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

Fotografía original: T.Bermejo

Gremlins de la Segunda Guerra Mundial

Extraños seres propios de otros mundos vienen acompañando a la humanidad a lo largo de su historia y los relatos de encuentros con lo desconocido no son únicamente un evento moderno sino que se vienen dando desde los tiempos antiguos dejándonos constancia en registros escritos.

Y parece que el fenómeno se manifiesta con mayor vehemencia durante eventos de gran trascendencia para la sociedad haciéndose más numerosos en aquellas situaciones que traen más carga emocional. Catástrofes y guerras.

No es sorprendente entonces, que fuera durante una de las más cruentas guerras que ha presenciado la humanidad: la Segunda Guerra Mundial, cuando se dieran una gran cantidad de encuentros con extrañas criaturas que el folklore tuvo a bien bautizar como gremlins.

gremlins_by_rm73
Durante la Segunda Guerra Mundial eran frecuentes los encuentros con estos seres

Normalmente esta palabra se utiliza para definir a una entidad de carácter travieso, en ocasiones maligno, que busca traer consecuencias dañinas con sus actos, y trazando los orígenes de dicha palabra utilizada para dar nombre a tales criaturas, parece que se derivaría del inglés antiguo ‘’greme’’ cuyo significado sería vejar o molestar. Culturalmente, el origen de estas criaturas de pequeño tamaño, parece haber derivado de la figura del goblin si bien, son varios los que los describen con aspecto demoníaco.

La mayor cualidad que caracteriza a estos seres es su alta maestría en la creación y el uso de maquinaria de cualquier tipo.

Son muchas las figuras de pequeños entes maliciosos que se presentan en el folklore de diferentes culturas por todo el mundo pero es entre el humo de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial cuando la presencia del Gremlin alcanza su notoriedad ya que fueron incesantes los reportes de avistamientos de estas extrañas criaturas por los pilotos británicos contendientes del conflicto.

Los relatos de pequeños seres presentándose ante desconcertados pilotos mientras realizaban misiones en pleno vuelo causando problemas en la maquinaria de vuelo tales como fallos de motor, malfuncionamiento de los equipos eléctricos, bloqueo de las comunicaciones, aterrizajes fallidos y extraños accidentes se sucedían frecuentemente durante la contienda.

tennggremlinsmall
La única motivación de los Gremlins parecía ser la de causar accidentes

Uno de los primeros reportes se dio en 1923 cuando uno de los pilotos británicos se estrelló en el mar. Al volver a su base, narró como unas pequeñas criaturas comenzaron a sabotear la maquinaria de su nave en pleno vuelo lo que provocó que la máquina dejara de funcionar y causando así el fatal choque.

La gran cantidad de encuentros con estos seres por los pilotos de la real fuerza aérea británica no se dieron únicamente en el continente europeo sino que también existieron reportes provenientes de fuerzas desplazadas en la isla de Malta o en Oriente Medio y llegaron a adquirir notoriedad pública. En una de las publicaciones del diario británico ‘’The Spectator’’ se menciona:

‘’El antiguo servicio de la fuerza naval aérea de 1917 y la recientemente constituida Real Fuerza Aérea en 1918 parecen haber detectado la existencia de una horda de misteriosos y maliciosos espíritus cuyo único propósito en la vida era… lograr el mayor número posible de desgracias la cuales, de un tiempo a esta parte, desconciertan las vidas de los pilotos’’ .

El comportamiento de estas entidades llegaba a aterrorizar a los experimentados pilotos que tenían la desgracia de encontrárselas en pleno vuelo. En el amplio abanico de relatos que surgieron se les detalla vaciando los tanques de combustible, cortando cables, interfiriendo en los controles de radio, desenroscando tornillos o destrozando diversos elementos de la maquinaria aeronáutica. Incluso aparecen subidos al fuselaje de los aviones, amenazando a los pilotos mientras resisten tranquilamente las duras condiciones del exterior de la cabina y en la mayoría de las ocasiones los extraños problemas desaparecían al desaparecer estos seres.

gremlins cartel 1
El fenómeno se hizo popular en la época y se prevenía sobre la cautela en el trabajo en fábricas y demás instalaciones con maquinaria pesada utilizando como referencia a los Gremlins

E igualmente variadas son las formas con las que las criaturas se presentaban. Muchas eran las descripciones en las que estos seres se asemejaban a pequeños elfos vestidos de diferentes colores. En otras ocasiones, los gremlins se manifestaban con características más animalescas y feroces entre las que destacan orejas puntiagudas, cuernos, largos colmillos, brillantes ojos rojos o con aspecto reptiloide. El color de la piel también variaba según el testigo, algunos tenían la piel verde y otros roja si bien son muchos los casos en los que se presentaban incorpóreamente con forma de niebla o humo.

Un piloto de un B17 relató una experiencia de este tipo que tuvo cuando se encontraba en una misión de combate en la que se encontró cara a cara con unas de estas criaturas de un metro de altura y piel grisácea a las que describe con ojos profundamente rojos y enormes bocas de dientes puntiagudos.

“Así que soy completamente consciente de mi entorno y, mientras voy ganando altitud, percibo un inusual sonido que proviene del motor. El instrumental se volvió loco. Miro hacia mi derecha y veo una entidad mirándome fijamente. Acto seguido miro hacia el morro del avión y ahí hay otro colgando. Lagartos bailarines (…)Parecían reirse, con sus grandes bocas abiertas, mirándome, golpeando el avión con sus largos brazos, tratando de arrancar piezas. No tuve duda alguna en mi mente de que estaban intentando estrellarlo. Controlé el avión como pude para estabilizarlo y vi a esos bichos caer del avión. No sé si cayeron y murieron, o si saltaron de mi avión a otro. No tengo ni idea.’’

gremlins cartel 2
Era numerosa la propaganda que hacía referencia a estos seres

Al volver a la base y transmitirle su relato a un amigo cercano se encontró con la sorpresa de que éste también había tenido una experiencia similar pocos días antes durante una misión de entrenamiento.

Con cada campaña aérea que emprendían los ejércitos británicos, ascendía el número de casos de estos extraños y peligrosos encuentros e incluso el Ministerio del Aire reconoció el problema poniendo en marcha una investigación sobre el fenómeno llegándose a escribir un manual en el que se definía un protocolo de actuación en el caso de un encuentro con estos seres en pleno vuelo en el que se daban consejos sobre cómo evitar accidentes, cómo distraerlos o cómo evitar su manifestación.

Pero no fueron únicamente los británicos las víctimas de las travesuras de los gremlins que parece que no tomaron partido en la guerra pues también se dieron innumerables casos reportados por el bando enemigo e incluso por los aliados americanos a su llegada a las costas británicas.

l_charles-lindbergh_1200x675
El piloto Charles Lindberg posando frente al avión con el que realizaría su histórico vuelo

Tampoco fueron únicamente los contendientes de la batalla quienes compartieron un viaje con estos seres. Uno de los encuentros más notables fue el que tuvo lugar mientras el famoso aviador americano Charles Lindbergh realizaba el primer vuelo transatlántico de Nueva York a París sin escalas en 1927. En el histórico vuelo de 5.800 kilómetros durante 33 horas se dio un incidente en el cual Lindbergh reportó haberse sentido, de pronto, en una campana de irrealidad y viéndose a sí mismo rodeado de varios seres vaporosos dentro de la pequeña cabina de su monoplaza. Estos seres se comunicaron con el piloto que quedó muy sorprendido de los complejos conocimientos en aeronáutica que parecían poseer. Aseguraron al desconcertado piloto que llegaría a salvo a su destino y le mantuvieron despierto y concentrado durante el trayecto, según manifestó. Por supuesto el afamado piloto guardó esta experiencia en secreto durante muchos años pero gracias a ella, se revela una cara más benevolente de este misterioso fenómeno.

Resulta interesante el hecho de que se diera un aumento exponencial de casos relacionados con estos enigmáticos seres mientras se desarrollaba la guerra e igualmente interesante resulta el hecho de que dejaran de darse manifestaciones una vez finalizado el conflicto dando más fuerza a la sospecha de que son las situaciones de infortunios en las que se suceden eventos de calamidades y desdichas las que propician de alguna forma la aparición de lo irreal.

Si os ha gustado el artículo, os invitamos a ver el siguiente programa en donde también evaluamos seres de características increíbles. Esperamos que sea de su agrado:

Ufopolis.com 2016

Encuentros con los hombres de negro – El caso Colin Bennett

Los enigmáticos y tenebrosos hombres de negro vienen protagonizando tenebrosos encuentros desde hace décadas y se presentan con asuntos siempre en relación con el fenómeno OVNI o situaciones paranormales, por lo que no resulta sorprendente que sean varios investigadores de este fenómeno los que se ven intimidados o amenazados por estas figuras a lo largo de sus carreras ya que de hecho, testigos e investigadores, resultan el objetivo lógico para los hombres de negro.

Un ejemplo de ello es el investigador Colin Bennett autor de varios libros de investigación ufológica quien tuvo un intrigante encuentro con uno de estos agentes del silencio a principios de la década de los 80 en el londinense barrio de Notting Hill.

El encuentro tiene lugar un domingo, que queda grabado en la memoria del investigador, entre otras cosas, por ser especialmente tranquilo y callado, lo que resulta extremadamente inusual en un barrio en el que el ruido es atronador y frecuente. Para una persona acostumbrada a convivir con ese molesto estruendo, paradójicamente aquella inusitada tranquilidad le resulta desagradable, incómoda.

Men-In-Black
Parece que la motivación de los hombres de negro es la de silenciar a los testigos de encuentros con el fenómeno

Bennett decide escapar de aquella extraña situación viendo una película en un cine cercano. Cuando la sesión acaba, se dirige de vuelta a su casa. Cuando está llegando a su apartamento son las 11 de la noche y un evento realmente excepcional tiene lugar en ese momento. Aparece una enorme luz sumamente brillante en el cielo justo encima de él que ilumina todo a su alrededor con gran intensidad.

El investigador comienza a llamar a su novia Mary a gritos, no se puede creer lo que está viendo y pese a la gran potencia lumínica, el mirar directamente hacia aquella luz no hace daño a los ojos sino todo lo contrario. Es agradable.

Mary contrariada, sale del apartamento observando la misma luz y el espectáculo comienza. La luz cambia de forma y ante los ojos de la estupefacta pareja se transforma en un bombardero británico de la II Guerra Mundial del modelo Lancaster. Bennett no puede creer lo que está viendo aunque lo tiene sobre si:

‘’Si Mary no ve lo que estoy viendo, tendré que buscar tratamiento médico’’

Pero afortunada o desafortunadamente para el investigador, su novia está viendo exactamente lo mismo que él. Un modelo de bombardero que jugó un papel determinante en una de las mayores contiendas bélicas de la historia global vuela sobre sus cabezas sin emitir ruido alguno y sin mover sus hélices casi como en una visión fantasmagórica.

lancaster-bomber
La luz se transformó en un bombardero del modelo Lancaster utilizado en la Segunda Guerra Mundial

Pero aquí no acaban las sorpresas. En su espectáculo aéreo y mientras ambos testigos no pueden dejar de mirarlo, el bombardero vuelve a cambiar de aspecto transformándose en una moderna nave de forma triangular. Acto seguido abandona la escena volando a extrema velocidad.

Tras presenciar la misteriosa maravilla aérea, la desconcertada pareja se interna en su apartamento y Bennett se encuentra con una nueva sorpresa: un hombre de negro ya le estaba esperando sentado en su sofá. El hombre, que aparenta ser de mediana edad, viste un impoluto traje negro, corbata negra y camisa blanca. Mary les presenta nerviosamente y le explica a su novio que aquel señor había llamado previamente a su puerta y le había solicitado esperar en su piso a que John, que vive en el piso superior, volviera a casa ya que tenía una reunión con él pero no se encontraba en su vivienda.

Bennett se muestra muy preocupado. Mary había dejado entrar en el apartamento sin dudarlo a un extraño de aspecto obviamente siniestro durante la noche. Un comportamiento irracional desde luego y que no se corresponde con la forma de actuar de su novia que es una persona cabal y con gran sentido común que jamás hubiera permitido a ningún extraño entrar en su casa.

-nighthawk-v
Depués de tomar la forma de un bombarderó pasó a transformarse en una nave con forma triangular

La pareja, que no se siente intimidada ni asustada en ningún momento, mantienen una conversación con su inesperado invitado que resulta ser muy agradable y educado resaltando un comportamiento refinado y, sin saber cómo, le acaban contando todos los detalles acerca de la increíble experiencia que habían presenciado escasos momentos antes. La reacción del agente, sin embargo, no es la que Bennett y Mary esperarían ante una historia de una extraña luz en el cielo que cambia de forma y se transforma en dos aeronaves para desaparecer después. El extraño que había escuchado todo el relato en completa calma simplemente les sugiere que se olviden de todo lo que han visto.

‘’Tengo la impresión de que ya lo sabía todo acerca de lo que acabábamos de ver (…) Estaba estudiando nuestras reacciones y el traje, la corbata, el pelo y la cara eran un disfraz’’.

A continuación el misterioso caballero comunica a sus anfitriones que ha decidido no continuar esperando a John y que ha de marcharse. Se despide educadamente agradeciendo a Mary el haberle dejado pasar, abandona el apartamento y se pierde en la noche.

Bennett entonces repara en los relojes de su piso. Todos marcan la misma hora a la que había salido del cine: las once de la noche. Al día siguiente, mantiene una conversación con su vecino John que le confirma que no sólo no esperaba ninguna visita sino que niega rotundamente conocer a nadie que responda a la descripción del enigmático hombre de negro.

missing-time
Es frecuente que una de las consecuencias de encuentros con lo desconocido aprecie al tiempo quitándolo o añadiéndolo

Este interesante caso cuenta con varios detalles determinantes en la manifestación de los hombres de negro. Primeramente un encuentro con lo imposible en el que los testigos presencian como una luz cambia de forma transformándose en diferentes naves como si estuviera realizando una representación para ellos y pone sobre la mesa la posibilidad de que toda la experiencia tuviera lugar siguiendo unas pautas previamente diseñadas. Un guión para una suerte de experimento en el que uno de los agentes ya estaba dispuesto en el apartamento de los testigos mientras toda la experiencia discurría esperando pacientemente para observar los resultados.

Del mismo modo, parece que la presencia de los hombres de negro en ocasiones interfiere con la voluntad, o por lo menos, con el buen juicio de sus objetivos y al igual que Mary no atiende a los peligros de dejar entrar a un desconocido en su propia casa durante la noche, le sucedió a Herbert Hopkins quien reconoció, nada más haber invitado a un desconocido a internarse en su hogar que había actuado de forma insensata.

siluetas
¿Se estaba haciendo un experimento con el testigo y el hombre de negro quería comprobar los efectos del mismo?

Por último se aprecia un extraño fenómeno que frecuentemente aparece cuando el fenómeno se manifiesta: el missing time. Aunque en ocasiones lo hace de forma inversa y en lugar de ‘’robar’’ tiempo a los testigos, algunas veces, como sucede en este caso, sobra tiempo pareciendo que éste se hubiera detenido.

Llamativamente, parece que los hombres de negro no sólo aparecen cuando un evento de naturaleza misteriosa ha tenido lugar sino que también traen este tipo de circunstancias consigo mismos.

Los misteriosos humanoides alados de Japón

De entre todos los avistamientos ufológicos de cualquier tipo la mayoría de los encuentros suelen presentar varias características en común si bien, cada caso es especial en sí mismo. Normalmente los testigos de lo incomprensible se topan de bruces con alguna escena ya tan arraigada en la iconografía del inconsciente colectivo que resulta hasta familiar teniendo en cuenta el dossier gráfico de experiencias relacionadas con el fenómeno que han trascendido hasta ahora, pero existen algunos casos de encuentros tan inusitados que se sitúan más allá de cualquier realidad concebible.

Un ejemplo de lo expuesto son los escasos, aunque intrigantes, avistamientos de figuras humanoides voladoras que, siendo siluetas antropomórficas, aparecen en los cielos sin evidenciar ningún tipo de ayuda mecánica para tal fin.

human-flying

Varios de estos seres fueron vistos durante la Segunda Guerra Mundial en Japón, al sur del archipiélago, más concretamente son famosos los avistamientos de la isla de Okinawa. Sobre esta pequeña tierra que se alza en el océano Pacífico los soldados norteamericanos luchaban por obtener el control de la nación japonesa y fue durante una de las ofensivas americanas en el año 1945 cuando estos extraños seres se manifestaron de forma visible ante los contendientes de la batalla.

Fueron decenas de avistamientos los que tuvieron lugar y un gran número de soldados afirmaba sin pudor alguno que habían estado ante la presencia de una figura humanoide alada. Los reportes se sucedían y usualmente alguna de estas figuras se presentaba en solitario ante un grupo de hombres, sin embargo se documentó una ocasión en la que se avistó un grupo de varios de estos humanoides.

Seres que flotaban en las alturas, observando desde la lejanía los horrores de la guerra. Su vuelo no emitía ningún tipo de sonido perceptible.

alas

En occidente, tal vez, un avistamiento de un ser que respondiera a estas características habría sido bautizado rápidamente de ángel, un ángel que en lugar de mensajero, se sentaba a observar, sin embargo en Japón esto no sucedió. Quién sabe si por la influencia cultural o porque ningún testigo sintiera que estaba ante la presencia de este tipo de seres sino de algo más.

¿Qué interés podrían haber tenido estas criaturas en presenciar un suceso tan cruento como una guerra? Fenómenos inusuales de todo tipo son reportados durante acontecimientos de gran carga emocional, batallas y catástrofes. Casi todos de carácter negativo pues muy escasa resulta la presencia de lo desconocido durante eventos de razón positiva o neutral.

Las apariciones de los humanoides alados se detuvieron con el final de la guerra pero se volvieron a manifestar tiempo más tarde, en 1952 en una base militar de la ciudad de Kioto. El soldado Sinclair Taylor fue el testigo en este caso. Al caer la noche comenzó su ronda de guardia que en principio fue tranquila hasta que escuchó un extraño sonido de aleteo que se aproximaba hacia su posición en la oscuridad. Tratando de discernir la naturaleza del sonido, el soldado atisbó una figura volando en el cielo nocturno que en primera instancia identificó con un pájaro de grandes proporciones. A medida que la criatura se acercaba pudo por fin discernir que no se trataba de un ave como pudo haber pensado, sino que era un enorme humanoide que medía 2 metros de alto dotado de unas exuberantes alas de 2 metros de envergadura. Aquel ser se mantuvo volando cerca del desconcertado soldado. Presa del pánico el hombre no procesó mejor idea que la de apuntar su arma y abrir fuego contra la perturbadora figura que revoloteaba a su alrededor. A continuación sucedió algo muy común en este tipo de encuentros: el ser desapareció. En un pestañeo se había desvanecido.

volador

Pero esta no había sido la única ocasión en la que el humanoide alado se había presentado en aquella base. Al comunicarle lo sucedió a su superior, al solado le notificaron que no había sido el primero en relatar aquella historia y que la criatura ya había sido vista por un compañero suyo en la misma base.

Trascendiendo los límites de la base fueron muchos los vecinos que reportaron avistamientos similares; muchos de ellos identificando una extraña figura con un gran pájaro y numerosos fueron también los testigos que afirmaron haber visto volar extrañas luces que realizaban movimientos imposibles en el cielo. De nuevo encontramos un significativo aumento de la presencia OVNI en una zona que precede extraños encuentros con entes singulares.

Tras estos encuentros no existe ningún tipo de documentación que manifieste que esta criatura volviera a aparecerse en la zona. Tal vez no se volviera a manifestar o tal vez, no volviera a ser vista.

DSCF4221

La realidad de lo irreal se presenta con contundencia ante los desconcertados testigos que sin poder encontrar una explicación lógica, tampoco pueden negarla, poniendo el mundo del revés. Como siempre, este tipo de seres con semejanzas con otros seres crípticos como el Mothman o el Hombre-Búho, llegan tras una fuerte actividad ufológica que casi anuncia su presencia y parece que se dejan ver conscientemente en un acto voluntario sin motivo aparente aunque inherente, simplemente para desvanecerse en el aire y pretender que nada hubiera sucedido.

Sin duda, este tipo de inusitados encuentros generan en el espectador un dilema moral y existencial acerca de la realidad, tambaleando todo conocimiento de lo que hasta entonces se presumía como real y que, aunque no defina una certeza absoluta, al menos deja la puerta abierta a una comprensible duda.

‘’Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.’’

Henry F. Amiel

El increíble viaje en el tiempo hasta 1944 de tres documentalistas

Hoy en ufopolis volvemos al enigma de los desdoblamientos del tiempo con un caso ocurrido en Cornwall, Inglaterra durante los años 80. El testigo en esta ocasión se llama Lawrence (seudónimo), un hombre que se encontraba filmando un documental en la mencionada localidad, quien, al final de un día de grabación tuvo la idea de buscar un bar para tomarse unas pintas con sus compañeros de rodaje y hablar allí de los siguientes movimientos, viajes y localizaciones para seguir filmando su documental. Un plan para confraternizar con el equipo y un merecido descanso tras una larga jornada. Era una hermosa tarde de verano, con la luz apenas comenzando a desaparecer en el horizonte y Lawrence y sus tres compañeros se encontraron con un bar al lado de una pequeña carretera cerca del centro de Cornwall. El plan iba a salir según lo planeado… o casi…

time_travel
El misterio de los desdoblamientos del tiempo se presenta en un abrir y cerrar de ojos

Para su sorpresa cuando entraron, el lugar estaba abarrotado de gente. Todos aparentemente estaban pasándoselo en grande, conversaciones, ajetreos y un gran ambiente de camaradería. Les extrañó que no hubiera coches aparcados fuera y que hubiera tanta gente allí dentro, estando además el pub en un lugar tan aislado, sin otros edificios en las inmediaciones. Bueno, «podría ser que hubieran venido todos andando…», pensaron…

Había en aquel gran bar gente cantando junto a un pianista, otros jugando con unos viejos dardos y varias partidas de cartas entre humo y risas a tutiplén. El ambiente era inmejorable y para colmo fueron cálidamente recibidos.

s_w36_02270196_Fotor
El aspecto de los muchachos del bar era similar a la de los soldados británicos… de 1944

«¡Eh vosotros! ¡Venid aquí! ¡Vamos a pasarlo bien esta noche!» Más que sorprendidos se sentaron en la barra y el propietario sacó unas pintas para ellos. Cuando fueron a pagar, el buen señor tras la barra se negó a aceptar el dinero, diciendo que no era necesario. La decoración era de los años 40, no había máquinas tragaperras, tampoco televisión o máquinas de discos. Todos vestían uniformes militares. Quizá los miembros de una película cercana aunque ellos sabían que eran los únicos que estaban en Cornwall filmando algo…

Entre tanto buen ambiente, los miembros del equipo de filmación fueron a sentarse y discutieron amigablemente sobre la filmación del día. Todo el que se acercaba por allí, les saludaba, les ofrecía nuevas bebidas o les trataba de invitar a cigarillos. Cada vez que un miembro del grupo trataba de invitar a cualquiera de aquellos amables clientes, éstos les decían  «¡No, no, no hay necesidad de hacer eso!»

Finalmente dejaron el bar impresionados con este nivel de amabilidad tan gratuito con un grupo de extraños, como ellos. Estábamos en 1980 y esas costumbres ya no se llevaban. Cada uno solía ir a lo suyo, pero dentro de aquel bar, era al contrario, todos parecían hermanos de toda la vida. Tras tomarse una cerveza los tres hombres regresaron a su hotel después de pasar dos horas en todo ese inusual «ambientillo»…

El rodaje se reanudó al día siguiente y cuando llegó la hora de comer, Lawrence sugirió el pub del día anterior con la esperanza de volver a tomarse esa rica pinta, un sándwich y quizá devolver algo de la hospitalidad de la noche anterior. El plan fue aceptado de inmediato pero hubo un problema. Cuando llegaron a esa vieja carretera de Cornwall, no pudieron encontrar el bar. Se aseguraron bien de que era el mismo sitio pero nada, el pub sencillamente no existía ya. ¿Quizá lo habían cerrado y demolido en tiempo récord? ¿Lo de ayer era una fiesta de despedida? Quizá sí, pero no de aquel tiempo…

letci1
El ambiente era el previo a la partida hacia la guerra

Completamente desconcertados, los documentalistas buscaron otro lugar para cenar, un restaurante cercano y empezaron a hablar de la noche anterior. Pronto comenzaron a darse cuenta de que había habido algo raro en toda la experiencia. Aunque el bar estaba absolutamente lleno se dieron cuenta de que no habían tenido ningún contacto físico con nadie. No habían rozado siquiera a ninguna persona, nunca notaron contacto físico aunque pasaron junto a ellos. Poco a poco fueron acordándose de más detalles: la decoración era perteneciente a los años 40, la manera de hablar de aquella gente, sus gestos, los continuos ofrecimientos amables con todo pagado. Esa cortesía tan propia de mediados del siglo XX… en un entorno que parecía la fiesta con la que los mandos militares obsequiaban a los pobres soldados que lucharían en la guerra…

Una vez que la filmación había terminado Lawrence regresó a Escocia y descubrió que había habido un número considerable de bases aéreas en el área de Cornwall durante la Segunda Guerra Mundial, y el pub estaba situado justo a media distancia de todas ellas.

¿Se había producido un desdoblamiento del tiempo en los años 80 que había teletransportado a los tres testigos a un punto del tiempo situado durante la guerra contra Alemania? Es muy interesante observar ese detalle de no poder interactuar con toda la gente que hubiera dentro. No podían tocarles… pero esa gente sí podía verles ya que interactuaron con ellos sin ningún tipo de problemas. Por otra parte, las pintas que se tomaron habrían sido elaboradas con ingredientes de hacía… 40 años, tal y como ocurre en el caso que estudiábamos hace dos días sobre los tres hombres que entraron en un hostal de los años 30 en 1959. Es interesante también el detalle de la falta de coches aparcados y sobre todo, la época.

En investigaciones que iremos viendo en ufopolis, los casos de desdoblamientos del tiempo parecen conectar con gran asiduidad con los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, como si la cantidad de acontecimientos, sensaciones, emociones, dramas e historias personales en conjunto ocurridos en aquella gran confrontación hubiera creado una anomalía indeleble en el tejido de la realidad, conectando ese tiempo con diferentes puntos de la línea temporal.

tumblr_inline_mp8011CuCa1qz4rgp
La cantidad de dramas ocurridos en ese punto de la historia habría creado una brecha en el tiempo.

La hipótesis que barajamos es que el fenómeno de los desdoblamientos del tiempo aparece cuando un punto de nuestra historia se queda impregnado de dramas o emociones personales que se terminan repitiendo en bucle permitiendo a tres sorprendidas personas, en este caso, disfrutar quizá de la última gran fiesta antes de marchar al frente. Esos documentalistas, si ellos saberlo, habrían estado dos horas ante el documental de su vida: un viaje en el tiempo cuarenta años antes en un pub que en los 80 ya no existía…

Si os ha gustado el artículo os invitamos a ver este programa sobre desapariciones hacia otras dimensiones de personas que jamás volvieron a ser vistas. Esperamos que sea de su interés.

Ufopolis.com 2015
Fuente: https://spacetimeslip.wordpress.com/2014/01/21/the-missing-pub/

Las impresionantes armas de huracanes de Hitler

De ciencia ficción. Quizás estas sean las palabras que mejor definan el súper armamento que los científicos nazis trataron de crear durante toda la Segunda Guerra Mundial y que, de haberse fabricado varios meses antes, podría haber inclinado la balanza del lado de Hitler. Desde cañones que trataban de usar la energía de los elementos naturales para acabar con los enemigos del Führer hasta máquinas con tecnología punta y en las cuáles está basado una gran parte del armamento actual. Los nazis, dedicaron durante años gran parte de sus recursos a tratar de fabricar armas que les dieran la victoria sin apenas sufrir bajas en el campo de batalla.

Todos los expertos en armamento del III Reich han destacado un hecho evidente: si la investigación se hubiese adelantado tan sólo un año, el resultado de la contienda podía haber sido muy distinto. Sin embargo, el propio sistema nazi propició también el derrumbe final del Régimen bajo el peso de los abultados y multimillonarios gastos destinados a las revolucionarias ‘armas maravillosas’. Y es que, el desarrollo de estas armas revolucionarias también costó una auténtica fortuna a los seguidores de Hitler, aún cuando algunas no podían fabricarse más que en la imaginación. Sin embargo, tampoco se puede negar que, gracias a estos «sueños», Alemania se adelantó varios años a la capacidad tecnológica de su época. De entre todos los inventos que los nazis idearon para la guerra, los que más destacan por su originalidad son las denominadas «armas limpias», llamadas así debido a que utilizaban la energía del medio ambiente para funcionar.

ba108091_Fotor
Las impresionantes Wunderwaffen a estudio hoy en ufopolis
El cañon de viento

La primera de ellas es el «cañón de viento», un artefacto ideado para lanzar rayos de aire. «Diseñado en Stuttgart durante la guerra, era un tipo de arma que podía emitir un flujo pulsante de aire comprimido. Feo y grotesco en apariencia, estaba construido con un gran cañon curvo con un codo en forma de giba.

  • Este cañón funcionaba presuntamente con oxígeno e hidrógeno en proporciones moleculares, los cuales, al unirse, creaban una mezcla mortal que se podía llegar a disparar. Lanzaba, tras una violenta detonación, un proyectil ‘de viento’, una especie de golpe de aire comprimido y vapor de agua que tenía un efecto similar al de una granada.
  • Al parecer, y según determina el escritor: «Las pruebas se realizaron en Hillersleben, y se logró destruir planchas de madera de 2,5 centímetros de grosor a 183 metros de distancia».
  • Un prototipo de este cañón fue instalado sobre un puente sobre el río Elba para su protección, pero nunca fue utilizado.
El cañón sónico

Otra «arma limpia», fue el «cañón sónico», creado en los años 40 por el doctor Richard Wallauschek.

  • Estaba formada por dos reflectores parabólicos conectados por varios tubos que formaban una cámara de disparo. A través de los tubos entraba en la cámara una mezcla de oxígeno y metano que era detonada de forma cíclica», explica el experto.
  • «Las ondas de sonido producidas por los explosivos, por reflexión, generaban una onda de choque de gran intensidad que creaba un rayo sónico de enorme amplitud.
  • La nota aguda que enviaba superaba los 1.000 milibares a casi 50 metros.
  • A esta distancia, medio minuto de exposición mataría a cualquiera que se encontrara cerca, y a 250 metros seguiría produciendo un dolor insoportable», determina Lesta.
  • A pesar de que el «cañón sónico» podría haber revolucionado el mundo armamentístico de la II Guerra Mundial, finalmente no se llegó a utilizar debido a su gran tamaño (pues, al parecer, una de sus piezas medía más de tres metros).

Sin embargo, algunos documentos afirman que llegó a probarse contra animales.

f7981d98d9b4ebb67179f92f709aa4be
Las denominadas «armas maravillosas» no pudieron ser utilizadas en combate por falta de tiempo
El arma vórtice

El «arma vórtice» buscaba crear torbellinos para derribar aviones.

El tercer artefacto con el que se hicieron pruebas fue la conocida como «arma vórtice», el cual tenía la finalidad de crear torbellinos para derribar a los aviones aliados.

«Se construyó en el Instituto Experimental de Lofer, en el Tirol austríaco. Diseñada por el doctor Zippermeyer, tenía como base un mortero de gran calibre que se hundía en el suelo y disparaba proyectiles cargados de carbón pulverizado y un explosivo de acción lenta».

  • Al parecer, el objetivo que se buscaba con este curioso invento era derribar a los aeroplanos enemigos en el momento en que explotase la mezcla. Este revolucionario artefacto, sin embargo, no surtió efecto en sus primeras pruebas, por lo que se intentó mejorar.
  • Se llegó a la conclusión de que se podrían producir oscuros y enormes torbellinos a base de polvo de carbón con la potencia suficiente para romper las alas y la estructura de los aviones aliados. El alcance del arma se cifró en unos 150 metros.

Según parece, este original cañón no llegó a utilizarse nunca como tal, pero sí algunas armas basadas en el viento.

WW2-Zweiter-Weltkrieg-V-1-flying-bomb
Los ingenieros alemanes eran arriesgados en sus diseños
El cañón solar

Dentro del armamento climatológico, destacó el «cañón solar», el cual utilizaba la energía de este astro para lanzar un gigantesco rayo de calor sobre los aviones enemigos. Los bocetos iníciales mostraban un gigantesco reflector que, a modo de espejo, debía captar una gran cantidad de rayos solares focalizándolos en una zona determinada.

Sin embargo, y a pesar de que presuntamente se construyó un modelo inicial de este aparato, tampoco se llegó a utilizar en combate debido a que el prototipo fue robado por los americanos casi al final de la guerra. Nunca se volvió a saber nada más acerca del mismo.

La bomba endotérmica

Finalmente, la última de estas curiosas armas fue la llamada«bomba endotérmica». «Se trataba de explosivos que serían lanzados por aviones de gran radio de acción y con capacidad para, al detonar, crear una zona de intenso frío que congelaría en un radio de un kilómetro toda forma de vida de manera temporal. Es uno de los ingenios de los que menos información se dispone.

La gran pregunta a este respecto es por qué los nazis no llegaron nunca a usar armas como el cañón sónico o el cañón de aire. Bueno, el primero de ellos era demasiado voluminoso -uno de sus reflectores medía unos tres metros de largo- pero hay rumores, no confirmados documentalmente, de pruebas con animales en las cuales se demostró que era letal a doscientos cincuenta metros de distancia y bajo una exposición sónica de treinta segundos. Pero claro, ¿podrían estas armas, de haberse usado en masa, haber costado la derrota a los aliados? Si hubieran sido fabricadas en masa en los ya castigados subterráneos de las montañas de Turingia, o en otras localidades europeas como el lago Garda italiano, sí. Sin ningún tipo de duda. Actualmente muchos historiadores militares están de acuerdo en que la guerra habría cambiado totalmente su rumbo si hubiera durado cuatro o seis meses más.

descarga (1)
Alguno de sus prototipos incluían diseños circulares similares a ovnis

Lo más interesante de todo es que es que el regimen alemán no administraba las partidas destinadas a ciencia de la manera en que se hacía en occidente. Su modo de incentivar la investigación y el desarrollo no era ortodoxo, y en los casos en que la misma coincidía con su deformada ideología, se derrochaba una gran cantidad de dinero y energía. Como ejemplo, el departamento de arqueología de la Ahnenerbe invirtió más dinero en expediciones e investigaciones por todo el planeta que los americanos en el desarrollo de la bomba atómica.

A todo ello, hay que sumar el hecho de que el irracional «establishment» nazi generó un caldo de cultivo creativo en el que se promocionaron ideas y conceptos de todo tipo. Algunos de ellos, sobre todo en el campo de la ingeniería, serían casi imposibles de subvencionar en cualquiera de los estados democráticos aliados, pues rayaban lo delirante y la ciencia ficción. Sin embargo, un buen puñado de esos alocados proyectos prosperaron y de hecho, más de tres millones de patentes industriales, médicas y tecnológicas alemanas fueron incautadas o robadas como botín de guerra por los aliados.

Si os ha gustado este artículo, podéis ver este vídeo que hicimos sobre otros eventos misteriosos ocurridos en el siglo XVI en Nuremberg, conocidos como la batalla ovni de Nuremberg. Esperamos que sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

El asombroso vórtice espacio-tiempo de Hamburgo de 1932

Viajes en el tiempo, vórtices, momentos únicos en donde personas corrientes ven algo que no corresponde y que no encaja según su espacio y su tiempo, según el instante en el que estén en ese periodo de la historia. No sabemos definir a día de hoy qué es el tiempo, pero la ciencia expone que es más una dimensión que se solapa con la nuestra, en la que vivimos, en la que nos desarrollamos. Es una dimensión física pero no la vemos. El tiempo existe pero no podemos apreciarlo, se nos escapa de las manos, no podemos manipularlo. Y lo sorprendente es que esa dimensión tiene fallos.

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un caso que data de 1932 y que fue escrito por los periodistas Ron Edwards, C. B. Colby, y John Macklin que desde luego no nos dejará indiferentes. Cogemos la máquina del tiempo (literalmente, podríamos decir) y viajamos a Hamburgo, Alemania. Allí tenemos al intrépido reportero J.Bernard Hutton y al fotógrafo Joachim Brandt en la redacción de un periódico local de Hamburgo hablando con su jefe. Les manda hacer un reportaje sobre los astilleros de la localidad, fotos y entrevistas, que se empapen bien del ambiente y que redacten alguna historia desconocida para el gran público. Y vaya si se empaparon bien, pero no de la manera en la que pensaban hacerlo…

Hutton y Brandt fueron para allá en el viejo coche de la editorial y llegaron al enorme complejo para entrevistarse con tres ejecutivos y otros tantos trabajadores con los que habían quedado para comentarles cómo era la vida en los astilleros. Estuvieron toda la mañana hablando, de acá para allá. Les enseñaron todo bien. Amables y atentos. Ya casi tenían el artículo. «Un par de fotos más», dijo Brandt. Y allí antes de irse bajaron a la zona de astilleros ya cuando casi todos los trabajadores se iban para casa.

Estaban solos allí y Brandt puso la cámara con el trípode, disparó un par de tomas y acto seguido comenzaron a oir el ruido de unos motores. Un poco raro. Se miraron extrañados. Motores, además de aviones. ¿Qué demonios estaba pasando, y qué aviones eran esos que se acercaban? Se preguntaron asustados, porque aquello sonaba a que venían directamente hacia allí a toda velocidad. No eran dos o tres, eran decenas de ellos y parecía un ataque aéreo. A los dos periodistas apenas les dio tiempo a reaccionar.

B-26

Las escenas que presenciaron correspondían a un ataque coordinado.

Aquellos aviones comenzaron a disparar sobre la ciudad y empezaron a lanzar bombas. Se oían impresionantes ráfagas de baterías antiaéreas que derribaban a algunos de esos aviones mientras otros lanzaban bombas cuya explosión resonaba en el ambiente de manera impresionante. Era 1932 y no había ningún conflicto armado en Alemania aún. Las bombas estallaban por doquier ante los ojos de los impresionados hombres. El fotógrafo Brandt sacaba una fotografía tras otra de todo lo que veía. Se oían granadas, disparos silbando en el aire, edificios desplomándose por las cargas explosivas que lanzaban los aviones. El olor a quemado del ambiente era tan potente y la destrucción de la ciudad que tenían ante sí era tan evidente que tuvieron que refugiarse detrás del coche en un momento dado. Pensaban que iban a morir por una de las bombas.

portada maja

Fotografía de un ataque aéreo de Hamburgo...pero no de 1932...

Toda el área era en la película Apocalypse now pero en Alemania. Un infierno. Los aviones sabían donde dejar las bombas, en el complejo industrial, en los tanques de combustible, en los grandes edificios que colapsaban unos detrás de otros. Eso sí, se dieron cuenta que ellos no podían sentir vibraciones en el suelo. Ese detalle era extrañísimo. Se fijaron en ese detalle y se dieron cuenta de que casi estaban viendo una película, podríamos decir, en tres dimensiones y holográfica delante de ellos. Con ese detalle de la falta de vibración reaccionaron, se metieron en el coche y corrieron raudos y veloces hacia las baterías antiaéreas que veían disparar hacia los bombarderos. No quedaban muy lejos y, sorprendidos, se encontraron a un hombre en la garita que les pidió que abandonaran el área inmediatamente. Los dos periodistas le dijeron que querían ayudar pero el guardia, con aquel uniforme extraño que jamás habían visto, les pidió no muy amablemente que se largaran de allí. Eso hicieron.

Hamburg

La visión de Hamburgo destruido les dejó boquiabiertos

Confundidos, Hutton y Brandt condujeron hasta Hamburgo de nuevo. El cielo se había tornado oscuro durante el ataque pero ahora estaba claro y sereno. En un segundo cambió todo. Las calles no tenían cráteres y los edificios seguían intactos. Nadie parecía haberse visto afectado por el ataque. De hecho, no había un solo signo del horror que habían presenciado en la ciudad. Era imposible porque lo acababan de ver hacía un momento. Giraron su vista y sobre el astillero no había columnas de humo negro de las baterías antiaéreas. Fueron de nuevo hacia allí y conforme iban viendo la ciudad detrás de ellos tampoco había columnas de humo de las explosiones que acababan de ver. Una auténtica locura. ¿Qué estaba pasando?

hamburg-1943

Toda la ciudad de Hamburgo quedó arrasada...

Cogieron de nuevo y se fueron a toda velocidad a la redacción donde comentaron su vivencia a todos sus superiores, que no dudaron de su palabra pero que evidentemente no entendían porqué sus dos mejores periodistas venían con una historia así. Brandt estaba más nervioso que Hutton. Él quería revelar los negativos y dejarse de explicaciones;  acababa de hacer decenas de fotos de un brutal ataque aéreo a la ciudad y quería enseñar las tomas a todo el mundo para demostrar que aquello era verdad. Las fotografías salieron veladas pero solo alguna de ellas mostraban la ciudad de Hamburgo y los cielos. Sin aviones, sin bombas, sin humo. Fue como si solamente ellos pudiesen haberlo visto. Los dos periodistas juraron y perjuraron que lo que les había pasado era real, arriesgaron sus trabajos si era necesario en pos de proteger su honor y la cosa quedó ahí, como siempre, en el baúl de los recuerdos de lo bizarro que de vez en cuando abrimos en ufopolis porque nadie más lo abre.

raf-bombing

Ni rastro de los bombardeos tras salir de aquel extraño túnel del tiempo.

¿Cómo termina la historia? Justo después de comenzar la Segunda Guerra Mundial, Bernard Hutton, el intrépido reportero de esta aventura se mudó a Londres. En 1943 se levantó una mañana y de camino al trabajo se compró un periódico en donde se enteró del bombardeo a su ciudad natal Hamburgo. Pasado el impacto lógico, comenzó a estudiar las crónicas y las fotografías. Eran exactamente las mismas escenas, los mismos ataques y los mismos aviones que él había presenciado 11 años antes. La escena de destrucción ya la conocía. Sabía qué edificios seguían en pie y cuales no. Lo sabía porque ya había estado allí.

air-34-615b-task-enlarge

Los periodistas identificaron las fotos de 1943 con lo que les ocurrió en 1932. Murieron 40.000 personas.

Un caso curioso y fascinante que nos hace pensar en lo que hablábamos sobre los vórtices en la tierra que se crean por las anomalías magnéticas entre nuestro planeta y el sol. ¿Y si aquellos dos hombres se encontraron en medio de una de estas anomalías? ¿Por qué esa escena del ataque y no otra, digamos en el año 2092?

El patrón podría ser el propio tejido espacio-tiempo, la rasgadura que se produciría en la realidad ante los dramas, los ataques, la guerra. Algo tan duro y tan fuerte que marca un lugar y que condiciona que si hay una anomalía, ese es el momento que se recreará por siempre.

Si os ha gustado este incidente de vórtices, podéis ver también el caso del monitor del bebé o el incidente del coche de los años 40 que publicábamos hace poco. Nos quedamos con esas fotografías que salieron veladas, quizá porque era una experiencia que pudo afectar a la propia tecnología de la cámara y también nos quedamos con la cara de pocos amigos del guardia de seguridad, nazi él, quizá sorprendido de que dos periodistas vinieran a echar una mano en medio de una guerra.  ¿Cómo os habríais sentido vosotros si os hubiera pasado? ¿Qué opináis sobre estos vórtices? Os esperamos en los comentarios y os dejamos con el vídeo que realizamos sobre el avión que perdió 17 minutos en una nube con una anomalía espacio-tiempo.

Ufopolis.com 2015

1942: la increíble batalla ovni de Los Angeles

¿Qué pasaría si en una ciudad de los Estados Unidos a día de hoy se disparasen cientos de cargas de obuses contra un platillo volante? Sería el caos, y también, sería la segunda vez que habría pasado porque existe un incidente poco conocido por el público llamado «la batalla de Los Angeles» en donde ocurrió exactamente eso.

La Segunda Guerra Mundial estaba empezando a acercarse a las costas norteamericanas y la psicosis que se vivía en la Costa Oeste de los Estados Unidos ante un posible ataque en territorio continental era acuciante. En cualquier momento se podía producir ese segundo gran ataque cuyas consecuencias serían fatales y posiblemente determinantes para el transcurso de la guerra, y ese miedo, esa sensación de pánico ante la llegada del enemigo tuvo su punto álgido el día 25 de febrero de 1942.

Eran las dos de la madrugada y el repentino sonido de la alarma de las sirenas antiaéreas despertó a todos los vecinos de aquella ciudad de Los Ángeles que vivía el sueño americano de un incipiente Hollywood que comenzaba a despuntar económicamente, pero que vivía con miedo el transcurso de la gran guerra. Aquella ciudad, con ese aroma añejo de lugar hecho a sí mismo, se despertó sobresaltada aquella noche ante lo que parecía un inminente ataque japonés. Por fin había llegado el día. América debía ser fuerte ante la invasión japonesa. O al menos eso era lo que debieron pensar los ciudadanos de Los Ángeles durante el comienzo del incidente, porque sonaban las alarmas pero… ¿realmente estaban siendo atacados? ¿Por quién?

images

Portada especial de aquella noche del periódico Los Angeles Examiner

A las 2:25 de la mañana, el ejército de los Estados Unidos decretó en California un apagón para evitar y anular un reconocimiento visual de las infraestructuras de la ciudad por parte de cualquier artefacto volador enemigo con capacidad militar que sobrevolara la zona. Las emisiones de radio se cortaron exactamente a las 3:08 a.m. y se prohibió cualquier comunicación telefónica en todo el estado. La guerra parecía inminente. Los voluntarios civiles y los escuadrones militares empezaron a preparar sus equipos ante un inminente conflicto. Pero en los siguientes momentos no ocurrió nada. Una ciudad a oscuras, en silencio, y esperando acontecimientos. Todos miraban al cielo. Momentos de incertidumbre, miradas cruzadas entre ciudadanos y entre soldados en distintos puntos de la ciudad. ¿Quiénes eran esos invasores? ¿Por qué los militares habían puesto a la ciudad en situación de emergencia? La información entre las distintas facciones del ejército no fluía con soltura y muchos militares se limitaron a esperar y a mirar al cielo. La expectación era máxima. Todos querían saber qué estaba pasando.

Batalla-en-los-Angeles-la-historia-real

Esta es la mítica fotografía del incidente, historia viva del fenómeno ovni.

La alarma volvió a dispararse a las 3:36 por parte de la 37ª Brigada de Artillería de la Costa Oeste de los Estados Unidos, y junto con ella se produjeron las primeras ráfagas de disparos ante unas luces que estaban invadiendo el espacio aéreo con absoluta impunidad. Decenas de cañones de luz enfocaban al cielo tratando de localizar a los objetos. Los lanzamientos de obuses comenzaron a elevar el tono de la situación hasta niveles de gravedad extrema: una situación de guerra completamente extraña porque nadie desde tierra sabía muy bien contra quien estaban disparando. No se estaba siguiendo el protocolo habitual, y todo esto ocurría en el espacio aéreo restringido de Los Ángeles, en donde había “algo” que no era americano.

objectcloseup

Detalle del objeto y de los ovnis lumínicos que lo acompañaban

El primer avistamiento de las luces sobre la ciudad fue repentino, global y prácticamente al unísono. Sobre los estudios de la Metro Goldwyn Meyer en Culver City, en Santa Mónica, en Inglewood, en Santa Ana, en Long Beach, y en Redondo Beach. Habían aparecido sobre los cuatro puntos cardinales y se les veía bien desde cualquier punto del estado. Volaban bajo, y de manera lenta, acompasada, y con una característica que no encajaba en las mentes de los generales que estaban al mando de aquella operación de derribo ante el invasor: aquellos objetos no hacían ruido, y no estaban tirando bombas sobre la población civil ni sobre ningún objetivo militar, simplemente “estaban”. Algunos testigos como el reportero Henry Hill del periódico “Los Ángeles Times”, llegó incluso a afirmar que había visto con sus propios ojos los disparos de misiles y obuses contra alguno de esos objetos sin producirle daño alguno, incluido un gran objeto que se paseó lentamente por los cielos de California a la vista de todos los ciudadanos y que recibió y recibió disparos sin alterar su pausado vuelo.

0

Recreación informática del suceso

Otros testigos aseguraron que la forma de otros objetos también inmersos en el incidente, correspondía con esferas rojas y blancas que se encendían alternativamente. Esferas sin alerones, rotores, alas, o ventanillas. Objetos que flotaban sin hacer ningún ruido. Lo que Hollywood imaginó una y mil veces estaba pasando de verdad. Según los testimonios, en general, el desplazamiento de aquellos objetos era excesiva y excelentemente suave y lo que más extrañaba de todo es que era demasiado raro que “el enemigo” se dejase disparar tan fácilmente. No, no podía ser verdad, había algo que no encajaba en todo aquello. Al menos dos decenas de objetos se dejaron ver aquella noche sin que los mismos realizasen ninguna acción o interacción, ni ninguna maniobra de defensa. Durante el transcurso del incidente se llegaron a lanzar contra ellos más de 1400 obuses, y ni uno solo de los objetos sufrió el más mínimo rasguño, con impactos acreditados tanto por testigos en tierra como de los propios militares en sus informes oficiales.

Battle_of_Los_Angeles_LATimes

Los periódicos informaron de aquel incidente con ediciones especiales y fotos de los desperfectos.

Uno de los objetos llegó a ir desde Santa Mónica a Long Beach a 64 kilómetros por hora recibiendo disparos desde las baterías antiaéreas durante decenas de minutos sin inmutarse. A las 07:21 a.m., al finalizar el incidente, el resultado oficial fue desolador: ninguna aeronave derribada, y cuantiosos daños materiales provenientes de la metralla de varios obuses desviados.Los objetos desaparecieron de la escena con la misma velocidad con la que aparecieron, y para la historia quedó esta magnífica fotografía de los cañones de luz enfocando al misterioso gran objeto volador secundado por pequeños OVNIS esféricos, exactamente los mismos que se vieron el día 11 de Septiembre de 2001.

20120418 07

Los míticos ovnis del 11-S en su mejor toma

Un gran incidente que llegó a cambiar la mentalidad del gobierno de los Estados Unidos ante las incursiones de procedencia desconocida y ante los protocolos de emergencia relacionados con las invasiones del espacio aéreo continental.

¿Qué opináis? ¿Os gustaría haber vivido aquel histórico día de 1942? Os esperamos en los comentarios.

 

El curioso enigma de las bolas de fuego errantes

UFO-oregon469-Mar.-15-14.21-300x235

Las bolas flotantes de luz se repiten una y otra ve como interpretación de inesperadas y diferentes versiones sobre OVNIS, espíritus de muertos, gases de los pantanos o fenómenos luminosos relacionados con apariciones espectrales desde hace milenios, aunque también suelen asociarse al alma de las personas que fallecen y que prácticamente tomarían esa nueva forma en su viaje hacia el más. Suelen variar entre un centímetro un metro de diámetro aunque también se les ha visto de forma masiva en la atmósfera terrestre. Fue Wirt Sikes -autor de la obra «British Globins » (Duendes Británicos) de 1880- el que comenzó a recopilar casos relacionados con este tipo de eventos. 

britishgoblins

 

Portada del curioso libro «British Globins en su edición original

Uno de ellos ocurrió cerca de Carmarthen, Gales, en donde los pasajeros de un coche de caballos informaron haber visto tres luminarias esféricas y errantes cerca del río de la mencionada localidad. Curiosamente unos días después fueron encontrados los cuerpos de tres hombres que se habían ahogado en las mismas aguas. Sus cuerpos mostraban un estado de descomposición que hacía coincidir el momento de su muerte con el día de la extraña visión. El Baron Von Reichenback intentó dar una explicación científica a aquello describiendo algo que llamó «fuerza ódica» (como suena) basada en una composición de gases de carbonato de amonio, hidrógeno fosfatado y otros derivados de los procesos degenerativos de los cuerpos tras el fallecimiento en su proceso de evaporación. 

la foto (15)

Aunque no era el único caso. De hecho hay un grabado de 1871 en Francia en donde también puede verse una escena de estas luces errantes en un cementerio.

Una explicación similar fue ofrecida exponiendo gases de metano emanados de pantanos por su propia igniciónn natural. Pero en este punto de la investigación aparece un hombre llamado Dermot McManus en 1926 que expone una serie de características del tipo eléctrico asociadas a estas luces. Expone que el tiempo de aparición es superior a lo normal en este tipo de emanaciones y que su formación esférica debería disociarse con las turbulencias del aire y disiparse. Y esas esferas son vistas durante minutos enteros sin que nada cambie su forma. 

bolas-navidad

En la tradición popular, fueron llamadas las luces de hadas, motivo por el cual a día de hoy se ponen bolas en el árbol de navidad.

Tras las apreciaciones de McManus al respecto de las curiosas propiedades eléctricas de estas bolas de luz, fue el profesor B.L. Goodlet en la publicación mensual de Instituto de Ingenieros Eléctricos de los Estados Unidos, el que expuso que no eran dañinas para los seres humanos. Esto se dijo en 1937 veinte años después de que en Cambroncino, una pequeña localidad de Cáceres, muy cerca de Las Hurdes, se produjese un avistamiento masivo de estas luces que se mueven a ras de suelo y del que queda el amargo recuerdo de una víctima de las mismas, un hombre llamado Nicolás Martín Sánchez, llamado cariñosamente allí como «Colas». 

Clementina-Dominguez-Alonso-Nuñomoral-13-320-199x300

Clementina Dominguez, testigo de lo que ocurrió en Las Hurdes con la luz de Rivera Oveja.

Luz-del-miedo-Ribera-Oveja-Cambroncino13-204-300x199

Localización exacta del avistamiento de Cambroncino

Parece que ha habido diferentes versiones por tanto sobre su peligrosidad. En 1945, en una publicación británica llamada The Elementes Rage de Frank W. Lane, expuso un rarísimo caso de encuentro de un niño de un niño en el estado de Oregón que se habría encontrado con una de estas bolas de luz y al tenerlas delante habría tenido una curiosa reacción: darles una buena patada. La bola habría estallado al impactar con el suelo matando a 11 reses y desplazando con su onda expansiva al niño al suelo. ¿Dispositivos por control remoto de una tecnología no humana? Sigamos con los casos.

En agosto de 1975, una joven ama de casa de la provincia de Wiltshire, Inglaterra, en la campiña inglesa habría tenido también un encuentro con este tipo de bolas de luz en su propia cocina. La bola habría salido directamente del interior del horno y fue descrita con un diámetro de 10 centímetros y de un color entre azul y morado, rodeado de un halo de colores anaranjados. Aquella bola de luz no solo flotaba ante la maravillada testigo sino que comenzó a atacarla por debajo del cinturón ante espanto de aquella señora inglesa. Acto seguido se apartó de ella tras hacerle un agujero en su camisa y desapareció desvaneciéndose en el aire tras un manotazo de la señora que le dejó un hinchazón en su mano izquierda a consecuencia de una quemadura. Uno de los detalles de este extraño incidente es que a la señora le ardía el anillo de oro de casada en presencia de esta esfera de luz flotante. Al desvanecerse, aquella testigo habló de una especie de sonido de explosión.

Georgia

Aparición de este tipo de luces sobre Georgia, Estados Unidos en 2013

Hablamos continuamente de esferas, pero lo cierto es que se han visto fusiones de las mismas o incluso formas diferentes: con forma de pera afilada, rizada en sus bordes, y con diferentes colores. Se suelen mover según diferentes casos en todas las direcciones y provocan nauseas porque huelen a una mezcla entre azufre y oxidos de nitrógeno. Parece no afectarles el aire caliente y no se ven afectadas por las corrientes de aire. Dejan una sensación térmica de alta temperatura al desaparecer. Quizá demasiado complejo para explicarlo como simples gases de pantano. 

ufo ISS NASA aliens space 2013

Este tipo de esferas también han sido vistas cerca de la Estación Espacial Internacional

El Dr. Neir Charman del Instituto de Ciencias y Tecnología de Manchester expuso en un artículo sobre el tema «Ciencias Nuevas» de su revista mensual que «algunas bolas de luz presentan una gran afinidad por los objetos metálicos y hacen mover juntos conductores como el alambre. Otros aparecen dentro de los edificios, traspasan puertas cerradas y ventanas con una pasmosa facilidad y tienen cierta afinidad por las chimeneas, y los hornos (quizá por los depósitos de carbón allí acumulados).

mexico_ufo_big

Aparición de este tipo de luces en la Segunda Guerra Mundial

foo81

Nadie conocía el origen de estas misteriosas bolas de luz. Fotos de la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, el profesor R.C. Jennison del Departamento de Electrónica de la Universidad de Kent expuso que las bolas de luz tienen la habilidad de traspasar puertas cerradas y por supuesto, el armazón metálico de los aviones, tal y como ocurría en la Segunda Guerra Mundial en los avistamientos de los famosos Foo Fighters. De hecho, este profesor había tenido una interesante experiencia en un vuelo de Nueva York a Washington en 1963 en el que los pasajeros fueron súbitamente despertados por un estruendo de luz tras el cual pudieron divisar una pequeña esfera de 20 cm de diámetro cruzando todo el interior del avión desde la cabina del piloto. Su color era blanco-azulado y empezó a balancearse hasta que desapareció por la parte trasera del avión.

ufo-new-york288-Aug.-21-15.54

Interesante aparición sobre el cielo de Nueva York en Agosto de 2013

Las investigaciones siguen en marcha y nadie a día de hoy ha conseguido saber el origen de este tipo de apariciones, que sin duda podrían tener relación con el fenómeno OVNI. ¿Qué origen tiene para ustedes?

Investigación Vicente Fuentes.

Ufopolis.com 2015.