Una mujer declara haber viajado en el tiempo hasta el siglo XIX

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un reciente caso de deslizamiento del tiempo ocurrido a una mujer norteamericana llamada Susan de 52 años, y que data del día 9 de mayo de 2015. Los sucesos acontecieron en el condado de Williamson, justo en la carretera 96 que va desde la localidad de Franklin hasta Murfreesboro y es uno de esos incidentes que nos recuerdan a los grandes momentos del fenómeno de las anomalías temporales.

Según declaró esta mujer por email a un conocido portal que se dedica a recopilar casos de este tipo, eran casi las 11:30 de la mañana y el día era claro y soleado, con poca humedad y una temperatura de unos 25 grados. Susan, de profesión florista y fotógrafa, estaba conduciendo por una carretera que conocía bien desde hace años con su hija pequeña. El destino era una vieja cuadra en donde se realizaban espectáculos familiares con caballos y ponis. Llevaba haciéndolo 10 años y no había manera alguna de equivocarse de camino.

timeslip2
La anomalía comienza justo tras pasar una casa

Eso sí, hacía al menos unos 3 meses que, por circunstancias no iban allí. Algo les esperaba en el camino esta vez. Ahí tenemos a Susan conduciendo a unos 65 kilómetros por hora en silencio. No tenía la radio puesta y estaba de buen humor. Iba a entregar flores a una boda y cuando justo pasaba cerca de una gran casa de ladrillos cerca de un campo abierto, de repente, en un intervalo ínfimo de tiempo se encontró de pie de bajo de un arco de piedra apoyándose sobre una losa. ¿Cómo podía haber llegado hasta allí?

La testigo expuso que hacía frío, estaba húmedo y sobre todo estaba muy nublado. La sensación no era algo que pudiese achacarse a la imaginación, era real. Susan, declaró que se había teletransportado a otro lugar de repente y podía sentir el soplo del viento frío por los tobillos. Pero qué raro porque en el coche llevaba pantalones y calcetines.

3 Dark Road December 2012 Time Tunnel
¿Qué estaba pasando en su coche mientras tanto?

Susan se mira y observa algo extrañísimo. Lleva un vestido que no le corresponde. ¿Qué estaba pasando? ¿Donde está mi hija? ¿Qué hago aquí? El agobio iba en aumento y la testigo trata de calmarse y observar a su alrededor. La losa sobre la que se apoyaba era fría y podía sentir ese frío, podía sentir su superficie. Era real, no una alucinación. Estaba en una situación imposible y lo curioso es que no estaba sola. A su izquierda, un hombre y detrás de él, una mujer que se encontraba cerca de su posición. ¿Quiénes eran?

Susan en ese momento no siente temor y otea el horizonte sin prestar atención a su compañía. Observaba el entorno otoñal, casi invernal, la vegetación de un lugar que no era el de los alrededores de la carretera 96, ni siquiera el paisaje que se levantaba ante ella recordaba remotamente a algo que pudiese identificarse con la localidad de Murfreesboro en la actualidad. La testigo mira y mira y se pregunta qué demonios está pasando y se da cuenta de que justo detrás, hay una iglesia con gente dentro. Se oían voces. Todo es extremadamente triste, hay dolor en el ambiente, ella misma siente que en su mejilla hay lágrimas como si estuviera llorando.

2099s
La anomalía se planta delante de los testigos de improviso

En la hipótesis que barajamos en nuestro estudio de deslizamientos del tiempo existe la posibilidad de que en un fallo espacio-temporal, simplemente se produzca un cambio de cromos, una persona por otra, un momento de error en lo que llamamos realidad en donde dos personas de tiempos y lugares diferentes de repente se encuentran ambas mirando el mundo a través de los ojos de la otra persona. Por difícil que pueda parecernos este hecho, incidentes así han sido reportados desde el siglo XIX y buena parte de ellos aparecen en el famoso Libro de los condenados de Charles Fort.

Los testigos que dicen pasar este tipo de eventos, suelen estar razonablemente bien de salud, haber vivido un día normal y llevan una alimentación saludable. Ni rastro de medicamentos o alteraciones de la percepción en sus descripciones. Un fenómeno que coloca a la conciencia de un ser humano en el cuerpo de otro.

3601139297_45cd425b76_zs
¿Por qué a ellas?

 

Susan observó todo aquello con miedo y entendía que la persona en donde había «caído», digámoslo así, salía del funeral de algún conocido junto a unos familiares, en otro tiempo, otra época sin duda, pasada. Lo siguiente que pasó fue que ella misma se encontró de nuevo en su coche, pasando esa casa de ladrillo en donde empezó todo.

No había pasado mucho tiempo, quizá unos segundos. No había ocurrido nada en su coche. Seguía conduciéndolo sin problema con su pequeña atrás, así que pensando en lo que había pasado, la protagonista  llega a la feliz boda con sus flores, hace su trabajo de fotógrafa, limpia todo y pasa el día allí hasta que a las once menos cuarto de la noche coge la misma carretera de vuelta pero tiene miedo de que le vuelva a pasar ese extraño deslizamiento del tiempo. Esa cosa.

fractal-time-spiral
En las matemáticas se incluye la posibilidad de que estas eventualidades temporales respondan a un patrón

Así, decide llamar a un amigo con el bluetooth del coche hasta llegar a Murfreesborough sin novedad. A día de hoy se conoce que en los alrededores de esa localidad hubo una iglesia en la carretera 95 en donde se realizaban funerales… en el siglo XIX. Un caso más de deslizamiento del tiempo en el que ocurre algo muy curioso: si Susan apareció en el cuerpo de la mujer llorando, ¿sería posible que el fenómeno de los deslizamientos del tiempo hubiese colocado a una mujer del siglo XIX al volante de un moderno coche del siglo XXI con una niña en el asiento de atrás peinando caballos de colores? Si así fuese, y siguiendo la hipótesis que marcamos en esta serie de artículos, menos mal que fueron solo unos segundos…

Si os ha gustado el reportaje, os invitamos a ver estos dos programas en el que tratamos el tema de los deslizamientos del tiempo contando más casos. Esperamos que sean de su agrado:

Ufopolis.com 2016

Fuente: timeslipblogspot

El libro prohibido de Dellschau y la sociedad secreta Nymza

Vicente Fuentes comenta el impresionante hallazgo de un manuscrito del siglo XIX en donde aparecen menciones a tecnologías relacionadas con la antigravedad y a una sociedad secreta llamada Nymza en el marco de la oleada ovni de Estados Unidos del año 1896. Los dibujos, la historia de sus creadores, en especial de un hombre llamado Albert Deschau y la aparición de una misteriosa sustancia llamada NB serán los protagonistas de esta historia sin par. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015
 

Cinco ovnis steampunk en tiempos de Sherlock Holmes

En ufopolis adoramos lo que significa el fenómeno ovni en general en el siglo XXI y analizamos pruebas nuevas y antiguas pero nos intrigan los acontecimientos del pasado, los que se pierden en el tiempo y los que apenas son comentados en las publicaciones especializadas. En el marco de lo que muchos de los mejores investigadores de la historia han comentado en torno al fenómeno, el ufólogo Jacques Valee escribió sobre diferentes incidentes ocurridos en el siglo XIX que a día de hoy siguen sin explicación en su obra «pasaporte a Magonia» y hoy vamos a rescatar del baúl de los recuerdos cinco de esos casos de los que habló Valèe, una figura ampliamente reconocida a nivel mundial en el estudio del fenómeno y en el que se inspiró Steven Spielberg (ufólogo de raza aunque se hiciera director de cine) para el papel que protagonizó Francoise Truffaut en la película Encuentros en la tercera fase (Close encounters of the Third kind, 1979). Vamos a ver esos asombrosos recuerdos ufo en los tiempos de Sherlock Holmes:

1. El incidente ocurrido el 15 mayo de 1879 a las 21,40 horas en el Golfo Pérsico.

002071

Buque HMS Vulture, protagonista del incidente.

Era una noche normal en las transitadas aguas de uno de los lugares más conflictivos del mundo a día de hoy, el Golfo Pérsico, pero los marineros a bordo del buque Vulture de la Armada Real Inglesa no tardaron en saber que aquel día, sus vidas iban a dar un vuelco. Algo les esperaba en el cielo cuando ya anochecía en alta mar y habría sido increíble ver sus caras de asombro cuando dos gigantescas ruedas, tal y como fueron descritas, aparecieron de la nada, flotando y girando en el aire, mientras se acercaban lentamente a la superficie del mar.


osni2

Recreación artística del incidente.

Imponentes, de casi 40 metros de diámetro, aquellas «ruedas flotantes» dieron un impresionante espectáculo de luz a unos 150 metros del buque durante ni más ni menos que 35 minutos. Los marineros llegaron incluso a determinar la velocidad de las ruedas en 80 km/h lo que correspondía con la velocidad que llevaban ellos en aquellos momentos. Es decir, los estaban siguiendo, en un avistamiento aparentemente dirigido como los que hemos visto en diferentes partes de la historia. Unos hechos asombrosos que dejaron boquiabiertos a toda una tripulación de un barco de guerra.

2. El suceso del 12 noviembre de 1887 a las 00:00 horas en Cabo Race (Océano Atlántico).

48photo

El buque S.S. Siberian fotografiado en 1911

Sin salir del entorno marítimo, aquí tenemos un caso protagonizado por el buque S.S. Siberian en el que su tripulación pudo observar una enorme esfera ígnea saliendo del mar. Fueron varios los testigos los que se agolparon en la proa del barco observando aquel cuerpo que se elevó hasta los 16 metros de altura, volando en dirección contraria al viento y posteriormente acercándose hasta el buque para quedarse estático, moviéndose de nuevo de manera acompasada con el mismo.

Cinco minutos de odisea hasta que de repente y ante asombro general, aquella impresionante esfera luminosa partió como una exhalación hacia el Sudeste. Un caso perdido en el tiempo que nos encanta recuperar y que nos suena por la tecnología de ovnis lumínicos que han sido vista en tantos casos actuales.

3. El caso del 1 abril 1897 a las 21:00 horas en Everest (el de Kansas, no el del Tibet).
Air_Ship_3

Se trataron de dar explicaciones de lo que pasó con dirigibles, pero nadie sabe a día de hoy qué ocurrió en aquella ciudad del medio-oeste norteamericano.

Salimos de los barcos y volvemos a tierra. Toda la población de Everest, Kansas vio volar un gran objeto metálico bajo la capa nubosa que había aquel día que maravilló al menos pintado. Descendió lentamente, para alejarse luego a gran velocidad rumbo Sudeste. Volvió, y cuando se hallaba en la vertical de la población, de manera totalmente espectacular barrió el suelo con su potente luz. Aquello debió ser para haberlo visto.

Acto seguido, se le vio elevarse a una velocidad fantástica hasta que apenas se le distinguía, y luego bajó de nuevo para volver a dar una asombrosa pasada a baja altura sobre los testigos a toda velocidad. Un auténtico «numerito» el que vemos en este caso. No contento con todo el vaivén, el impresionante objeto volvió y se quedó estacionario durante 5 minutos al borde de una nube baja a la que iluminó completamente. Todos pudieron ver claramente la silueta del aparato, y todos comentaron aquello durante meses. Recordamos que los primeros intentos del hombre de crear aeroplanos se remonta a unos años después del incidente. Aún así, parece evidente que aquello superaba en mucho cualquier prototipo de un primigenio vuelo con un aeroplano similar al de los hermanos Wright.

4. El incidente ocurrido en la mañana del 15 abril de 1897 en Linn Grove, Iowa, Estados Unidos.

189704emctjm8

Recreación del incidente tal y como se vio a finales del siglo XIX.

Aquí tenemos otra localidad similar a las que vemos en las películas del oeste, con su ferrocarril, sus corrales y esa decadencia tan característica del medio oeste norteamericano de aquel entonces. En Linn Grove, se vio volar lentamente un gran objeto metálico y lleno de luces en dirección Norte. Parecía disponerse a aterrizar, y cinco hombres (F. G. Ellis, James Evans, David Evans, Joe Croaskey y Benjamín Bulan) fueron lentamente en automóvil hacia él sin dejar de mirar el cielo. Lo asombroso fue que tuvieron un encuentro del segundo tipo tal y como lo entendemos a día de hoy: a unos 7 km al norte de Linn Grove, encontraron el aparato en el suelo y se acercaron a menos de 700 metros de él, pero éste «extendió sus cuatro alas gigantescas y se elevó hacia el Norte».

Debieron quedarse atónitos, pero aún había más: a bordo de la nave voladora, dos extrañas figuras intentaron ocultarse de ellos de manera surrealista. A los testigos les sorprendió lo largo que llevaban el cabello, en un avistamiento no muy corriente incluso a día de hoy. Humanoides con cabello largo en 1897. Curioso hasta decir basta. La mayoría de los habitantes de Linn Grove vieron el aparato en vuelo. Y ahí quedó el suceso. A día de hoy no existen precedentes de este tipo en ese año.

El suceso del 19 abril 1897 ocurrido a las 22,30 Leroy (Kansas).

cigar-ufo

Sin duda el más impresionante caso de los descritos en este artículo

En este último caso descrito en Pasaporte a Magonia, tenemos a un protagonista llamado Alexander Hamilton, un campesino de la localidad que fue despertado de repente aquella noche por el tremendo alboroto de su ganado. Malhumordao, salió al exterior con su hijo y su inquilino y vieron en el cielo un objeto alargado con forma de cigarro de unos 100 metros de largo, y con una curiosísima cabina transparente en su parte inferior que mostraba unas estrechas bandas rojizas. El objeto flotaba a unos 10 m sobre el suelo.

Ni cortos ni perezosos aquel improvisado grupo de investigación ovni se aproximó a menos de 50 metros del objeto, que se encontraba casi aterrizado. Estaba iluminado y provisto de un reflector. Por si fuera poco, aquí también tenemos humanoides porque resulta que los testigos pudieron ver dentro del aparato a seis extraños seres que describieron posteriormente como «repugnantes». Hablaban un lenguaje que ninguno de los testigos logró entender. El objeto se perdió en el firmamento tras dejar un fuerte olor a azufre y una becerra fue arrastrada por el objeto con ayuda de un fuerte cable rojo delante de los testigos. Un episodio de mutilación de ganado de lo más rudimentario, sin duda. El incidente termina con los tres testigos encontrándose al día siguiente a la pobre cabra muerta en el campo.

Hasta aquí el recorrido por estos 5 retroufos del siglo XIX. Siempre nos gusta recordar historias con el añejo color amarillo de los periódicos y los legajos antiguos. Y es que parece que el fenómeno está con nosotros desde hace mucho, mucho tiempo. Si os ha gustado la entrada, podéis ver también el ovni que vieron 200 personas en Redlands y el episodio de los incidentes de Fátima que estudiamos hace bien poco en esta, vuestra web del que hicimos un vídeo:

¿Qué os parecen los ovnis steampunk del siglo XIX? ¿Conocéis algún caso así en vuestra localidad que tenga más de cien años? Os esperamos en los comentarios.

¿Tiene el martillo de Kingoodie 140 millones de años?

 

Los ooparts, esos objetos fuera de su tiempo que tanto interés generan en las redes sociales tienen uno de sus máximos exponentes en un hallazgo realizado en 1844 por Sir David Brewster en la cantera de Kingoodie, en Mylnfield, Escocia. Era aquel un yacimiento y una zona que ya había sido tocada por un halo de misterio con los hallazgos de las esferas imposibles de Scara Bae en Orkney que estuvimos estudiando en ufopolis hace dos años y que mostraban una inusual geometría similar a las de las estructuras atómicas de diversos elementos químicos. Algo imposible, pero aún más imposible es encontrarse no muy lejos de allí con lo que parece ser una herramienta como un martillo de hace ni más ni menos que 140 millones de años.

hamm

Una imagen del increíble hallazgo.

Teniendo en cuenta que los seres humanos, o más bien, nuestros antepasados comenzaron a realizar las primeras flechas de silex hace 2 millones de años, estamos ante una imposibilidad científica a todas luces, según lo que se estudia en los libros de historia. Pero quizá esos libros obvian dos opciones: la posibilidad de que hubiese una humanidad anterior y quizá los viajes en el tiempo. No podemos más que maravillarnos al imaginar la cara que se le debió poner al bueno de Sir Brewster cuando descubrió aquello… una cara similar a la del Dr. AW Medd, especialista del centro británico de investigación geológica quien en 1985 informó que la piedra que rodeaba al misterioso cuerpo de madera y metal pertenecía a una «edad de piedra arenisca roja inferior» datada con 360 ​​a 408 millones años. Básicamente hablamos del periodo Devónico, cuando los dinosaurios dominaban la tierra, una tierra que era un vergel de vida natural como nunca podríamos imaginar.

martillo de Kingoodie

 

Detalle de la unión entre la madera y el hierro.

Pero lo más extraño es observar el enigma a nivel químico, porque lo normal es encontrarse cualquier tipo de fósil petrificado, formando parte de la propia piedra que lo rodea, en un proceso natural de reacción entre iones de ambos cuerpos. Por ejemplo, en Troo, cerca de Montoire-sur-le-Loir, los visitantes pueden ver una cueva petrificada en la que de hecho, se podría clavar un clavo allí, u otros objetos de madera o metal, y se convertirían en piedra en unos pocos meses, gracias a las reacciones de oxidación, a la humedad, y a una temperatura que favorece el proceso. Pero esto no ha ocurrido en Kingoodie, aquel martillo evitó el proceso de descomposición, como si hubiese estado expuesto continuamente a una energía de radiación electromagnética que hubiera hecho, digamoslo así, de «escudo químico».

Para entendernos, si miramos cualquier barco, vemos oxidación por la acción del aire, el agua, la temperatura y la sal. Lo que se denomina corrosión. Afecta a los metales, como el hierro, aún siendo enterrados por miles de toneladas de tierra. Lo vemos en los barcos, como decíamos o en los yacimientos romanos, en sus metales oxidados con esa característica tonalidad roja. Pero en el martillo de Kingoodie no hay apenas oxidación y aún conserva sus formas, algo volvemos a decir, imposible, pero que está ahí, desafiando lo que entendemos como ciencia y como lógica. Más extraño aún es que las dataciones de carbono 14 realizadas en la Academia de Ciencias Físicas de la Universidad de San Francisco en aquel año 1985 volvían a confirmar la datación mínima de 140 millones de años.

hamm

 

Una fantástica toma frontal con el martillo.

Podría pensarse que este hecho habría puesto patas arriba a la ciencia, a la moderna geología e incluso a las teorías de la evolución establecidas, pero lo cierto es que lo que llegó suele ser lo que viene siempre que una pieza por perfecta que sea no encaja en un puzle: el silencio. Nadie se atrevió en Estados Unidos a comentar mucho más sobre esto. Las pruebas se revisaron y los protocolos se habían seguido de forma correcta y las fechas eran las que eran, pero el silencio invadió el tema. La cabeza de hierro tenía también un componente de feldespato acumulado de 20 millones de años, lo que confirmaba el enigma y ponía aún más difíciles las cosas a la hora de saber qué pudo ocurrir en ese yacimiento para que aquel único utensilio presentase el aspecto que presentaba.

london_artifact

 

La piedra completa en donde se consiguió descubrir el martillo.

Un tema olvidado que rescatamos y analizamos químicamente para que jamás se pierda. Y vosotros ¿qué opináis sobre este hallazgo? ¿Viajeros en el tiempo, una humanidad perdida en los tiempos u otra explicación? Podéis desarrollar vuestras teorías en los comentarios.

La surreal experiencia OVNI de A. Hamilton en 1896

Hoy en ufopolis cogemos nuestra máquina del tiempo hasta el siglo XIX en donde el fenómeno que nos apasiona ya salía en la misma prensa que hoy sigue hablando de extrañas luces en el cielo. Viajamos hasta el año 1896 en donde se realizaron numerosas observaciones de naves aéreas en diferentes zonas de los Estados Unidos, y además con una característica más que sugerente. Todas aquellas visiones parecían tener el aspecto de un cilindro volador dotado de poderosos reflectores dirigidos a tierra.

user1_pic135_1226769450

 Fotografía realizada en 1967 de un objeto similar a la descripción de los testigos del siglo XIX

La mayoría de los testigos los suponían de manufactura humana, pero lo cierto es que en aquellas fechas no se conoce de ningún artefacto similar en fase de experimentación o de diseño. No sin razón, la prensa del siglo XIX dedicó titulares sobrecogedores al tema de los visitantes celestes. Un caso muy sonado fue el de Alexander Hamilton, campesino de Kansas y protagonista principal de un encuentro que protagonizaría la portada de cualquier periódico actual. Ocurrió hacia las 22.30 h del 19 de Abril de 1997. Aquel campesino se despertó de repente por un súbito ruido que procedía del corral.

Malhumorado, Hamilton se puso una chaquetilla y se dispuso a salir al exterior para ver qué sucedía cuando para su sorpresa, observó que «una aeronave descendía lentamente sobre mis animales» a unos 200 metros de la casa.

Aquel buen hombre llamó raudo y veloz a su hijo y a un aparcero y los tres se precipitaron en el corral hachas en mano. Para haberlos visto. Por entonces, la aeronave flotaba inmóvil a unos diez metros del suelo, con su forma cilíndrica y con unas dimensiones colosales. Ni más ni menos que 90 metros de longitud. Los testigos también se fijaron en que su tren de aterrizaje era transparente y muy luminoso. Una visión que les dejó con la boca abierta.

images

 La mundialmente conocida fotografía de Carrol Watts de 1950, similar al caso que nos ocupa.

Según consta en la declaración jurada de Hamilton, en el vehículo viajaban media docena de extraños seres que dirigieron hacia él un rayo de luz, algo que hemos visto en diferentes ocasiones en el fenómeno ovni. Poco después se puso en movimiento una especie de rodete de turbina de unos 10 metros de diámetro y aquel objeto colosal comenó a elevarse «con la ligereza de un pájaro». Una descripción somera pero bastante ilustrativa de este incidente.

La aeronave se detuvo a una altitud aproximada de 90 metros. Y aquí es donde llega la parte surreal, lo imposible que siempre acompaña al fenómeno ovni. Los testigos observaron como una de sus vaquillas comenzaba a mugir porque algo tiraba de ella. Al parecer, tenía un grueso cable alrededor del cuello y éste tiraba de ella. Ascendió y fue introducida al interior del artefacto ante la atónita mirada de los campesinos. No podían dar crédito a lo que había pasado. Y no era para menos. En cuanto amaneció, buscaron a la vaquilla por los alrededores sin éxito pero poco después un vecino encontró los despojos de lo que había quedado en sus terrenos: apenas la cabeza, las patas, y el pellejo. Un caso de mutilación animal asociada al fenómeno ovni de difícil explicación habida cuenta de que el primer prototipo que podría acercarse en forma (que no en tamaño) tardaría en ser diseñado 15 años en Inglaterra. ¿Qué había pasado?

ci1

 Fotografía datada en el año 2013 de Rusia con otra de estas apariciones.

Hamilton concluyó sus declaraciones con una frase para la historia de la ufología: «ignoro si son ángeles o demonios. Solo sé que todos vimos la nave y los tripulantes… y que no quiero trato con ellos».  Era lógico. Una vaca le había costado la gracia a aquel campesino.

El periódico Colony Free Press de Kansas se apresuró a decir que en opinión del consejo de redacción reunido ex-profeso para comentar tal evento y tomar declaraciones como la siguiente:

«No pudo tratarse por sus características de una nave de este mundo. Creemos que se halla bajo el control de científicos marcianos (sic), los cuales o se han propuesto divertirse a nuestra costa o bien recorren el sistema solar con fines exclusivamente científicos».

Un caso muy interesante ya que estamos ante lo que parece la primera afirmación en prensa de la procedencia extraterrestre de un objeto imposible protagonizando un encuentro del tercer tipo. Esto nos enlaza con más historias de antaño. Cogemos de nuevo la máquina del tiempo y viajamos hasta las aguas del golfo pérsico, no lejos del sultanato de Omán, y allí tenemos el caso de los tripulantes de un barco de vapor británico que se vieron sorprendidos (y así anotaron en su cuaderno de bitácora) por la aparición de una gigantesca e  inmensa rueda, de tamaño muy superior al de un buque que despedía unos impresionantes rayos de luz que atravesaban las embarcación de parte a parte, sin afectar (por fortuna) el funcionamiento de las máquinas. Esto ocurrió en el verano de 1906 y hasta la fecha nadie ha conseguido explicar qué ocurrió o qué era aquella misteriosa rueda luminosa. Los detalles de la observación coinciden con al menos otros diez casos conocidos en un periodo que abarca desde 1848 hasta 1910. 

ASTONISHING-Cigar-Shaped-UFO-2013-stabilized-and-zoomed1080p_H.264-AAC.mp4_000026109

 Los objetos lumínicos con forma de bastón o rueda son una constante en la actualidad

Las historias de artefactos en la antigüedad y ruedas celestes contempladas por gentes del campo y de la mar tienen cientos de referencias históricas y podríamos denominar al año 1760 como el punto de partida real de un fenómeno al que siempre se le atribuía un agobiante y estremecedor silencio acompañando las visiones, como el propio de esa campana de irrealidad que hemos visto en tantas ocasiones. Por supuesto, ausencia total de tripulantes humanos pero descripciones de movimientos relacionados sin duda con procesos de control inteligentes e intencionados.

descarga

 Fotografía de un OVNI lumínico visto en México en la década pasada

 ¿Fueron los cilindros y las ruedas resplandecientes vistas en los siglos XVIII, XIX y XX una versión ancestral y casi primitiva de los platillos volantes y los ovnis lumínicos que vemos a día de hoy? ¿Funcionaban bajo control remoto o eran pilotados por seres reales? Hasta hoy nadie ha dado una respuesta convincente a tales enigmas.

Les dejamos con el programa que hicimos sobre ruedas voladoras y ovnis de la antigüedad.

Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015.

Así es la última imagen de nuestra vida

adfgs

Vicente Fuentes expone ejemplos de la optografía, una técnica que permite recuperar la última imagen reflejada en la retina de una persona antes de morir y expone la necesidad de realizar todas y cada una de las acciones necesarias para que en nuestro devenir por la vida lleguemos a vivir ese momento de la forma más digna posible. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2014

Nikola Tesla, el genio incómodo

Durante la historia de la humanidad ha habido hombres que gracias a su talento han tenido la posibilidad de adelantarse a su tiempo y ofrecer soluciones para la continuidad y supervivencia de nuestra especie en este planeta. Nicola Tesla fue uno de ellos, quizá el más brillante de todos los que han pisado la faz de la tierra, y sin duda el más peligroso. Sus hallazgos en materia de electromagnetismo pusieron en serio peligro toda la industria relacionada con el cobre y la generación de energía eléctrica con corriente continua. Sus estudios sobre predicción de eventos naturales fueron, y siguen siendo una carga para el lucrativo negocio de la reconstrucción de las ciudades afectadas. Sus conocimientos sobre motores basados en la energía libre suponen a día de hoy un duro golpe para toda la industria de los hidrocarburos y el petróleo que controla el mundo de manera visceral. Todos los científicos brillantes de la historia tuvieron una serie de dificultades sociales realmente apreciables, pero Tesla descubrió algunas aplicaciones que molestaban a mucha gente rica y poderosa y lo pagó con creces.

ole_33

Nikola Tesla nació en 1856 en un pequeño pueblo en lo que hoy es Serbia llamado Smiljan. En el imperio austro-hungaro había dos principales oficios: la religión y la guerra. Pero a Tesla todo aquello no le importaba lo más mínimo. Un joven inquieto con un extraño don para inventar cosas sin verlas. Siempre sostuvo que desde niño era capaz de imaginar diferentes artilugios sin usar ni un papel ni un lápiz. Eran visiones tridimensionales, lúcidas, tan fuertes que eran imposibles de evitar incluso con los ojos cerrados. Estaban todas relacionadas con la electricidad, siempre la electricidad. Con el paso de los años Tesla aseguró que las visiones seguían produciéndose sin saber la razón, como si alguien estuviera directamente ofreciéndole todos esos inventos a él, quizá la única persona del mundo capaz de interpretar y entender esas visiones.

nikola_tesla1

El carácter de Tesla era inconformista y rebelde ante la cerrazón de los sistemas políticos y académicos. Huyó del imperio austrohúngaro y cursó diferentes cursos universitarios en Praga y en Graz. Nunca los terminó. Era un auténtico autodidacta, que diseñaba y ejecutaba sus descubrimientos en la más absoluta soledad. Pero tenía que vivir de algo, claro. Trabajó en París, en Viena y en Budapest en trabajos no técnicos y entró en la Continental Edison Company por su brillantez. Aquella empresa era propiedad de Tomas Alba Edison. Su talento sobresalía tanto entre todos los miembros de la empresa, que un ejecutivo de la compañía llamado Charles Bachtelor, lo animó a viajar a los Estados Unidos recomendándolo al propio Édison con una carta que decía: “…conozco a dos grandes hombres, usted es uno de ellos y el otro es este joven…”.

El sueño americano de Tesla le llegó pronto en su vertiente más siniestra. En la empresa de Edison, Tesla se dio cuenta rápidamente de la necesidad de realizar mejoras en todos los motores que existían en la empresa, así como un rediseño global de todos los alternadores. Cuando Edison lo escuchó, le prometió un sueldo de 50.000 dolares de aquel entonces. Una auténtica fortuna. Mientras que Tesla rediseñaba todos los motores, fue presentando diferentes patentes a la compañía. El amigo Edison las iba presentando como propias adueñándose de sus ideas sin el consentimiento y sin, por supuesto, el conocimiento de Tesla. Cuando terminó el trabajo y fue a percibir los honorarios es público que Edison le expuso a Tesla que “no entendía el sentido del humor norteamericano”, al respecto de sus honorarios. Se rió de él directamente en su cara. Tesla al menos pidió un aumento del 25% de su suelo, de 18 dolares a la semana a 24. Edison se lo negó. Tesla renunció y dimitió, saliendo indignado de la empresa. Pero no encontró trabajo y Edison le volvió a contratar para cavar zanjas en las obras de las instalaciones de corriente continua. Un angelito el amigo Edison.

Tesla siempre lo pasó mal con el tema económico durante toda su vida. Invertía todo lo que tenía en nuevas invenciones y materiales. Llegó a vivir en hoteles de mala muerte y pagaba con patentes suyas o incluso con baúles enteros de documentos. Pero no adelantemos acontecimientos…

Tras su infame despido y posterior etapa como obrero a las ordenes del amigo Edison, Tesla y Edison, enemigos eternos, iniciaron la guerra de las corrientes. Edison había propugnado la corriente continua, que necesitaba de la instalación de estaciones cada kilómetro para mantener el voltaje. Tesla había descubierto la corriente alterna, hoy estándar, que transfería la electricidad con pérdidas mínimas y sin tantas construcciones.

En aquellos momentos Tesla luchaba desde el ostracismo para enseñar al mundo sus ideas, mientras que Edison, industrial establecido disponía de grandes y poderosas amistades con capacidad para hundirle la vida a Tesla. En 1886 Tesla funda su propia compañía endeudado hasta las cejas y dejando sus ahorros al mínimo. Registra siete patentes relacionadas con la corriente alterna y una de ellas expone la posibilidad de mandar energía eléctrica a largas distancias . Esto llama la atención de un millonario llamado George Westinghouse, que le compra las patentes y parte de las acciones de su empresa por 60.000 dolares de aquel entonces. La vida comenzaba a sonreir de nuevo a Tesla.

tesla

Pero todos tenemos nuestra Nemesis en nuestra vida, y la de nuestro científico era especialmente negativa. Edison, en plena polémica sobre cual de los sistemas era mejor, patenta un invento realizado a partir de la corriente alterna. ¿Saben cual fue esa patente? La de la silla eléctrica, para darle mala fama a Tesla. El amigo Edison llegó a electrocutar perros, gatos, y hasta un elefante para demostrar el invento, lo que le dio mala fama a Tesla de forma totalmente premeditada. En el Nueva York del siglo XIX todo aquello fue un escándalo desagradable y de mal gusto, imagínense. Propuso al estado de Nueva York este método para las ejecuciones de los reos y le hicieron caso.

Articulo 050 - Silla electrica - Condenado en Sing sing

No contento con todo ello, Edison recurrió a sus conexiones políticas para intentar prohibir cualquier investigación relacionada con la corriente alterna. Y lo consiguió. Varios agentes federales seguían a Tesla día y noche intentando descubrir en qué estaba trabajando e incluso robando o destruyendo sus talleres y sus papeles.

Pero nuestro hombre nunca se dio por vencido. Había que realizar demostraciones públicas para confirmar su talento y en 1893 gracias al millonario Westinhouse, construyó la primera central hidroeléctrica del mundo dando electricidad a la ciudad de Buffalo, en el estado de Nueva York. La guerra quedaba zanjada. Tesla lo había conseguido.

En 1896, Westinghouse a través de su corporación y Tesla consiguieron el contrato para iluminar la feria de Chicago. Edison se negó a que utilizaran la bombilla y Tesla inventó un tipo de bombilla más fácil de fabricar y con más luz.

tesla (1)

El presidente Grovert Cleveland accionó con un botón 200.000 bombillas y más de 100.000 espectadores observaron en directo el genio de Tesla. El sueño americano y la vida que da muchas vueltas, pensarán.

Y vaya si las daba.

En 1888 Hertz había creado el primer transmisor de radio y receptor, creando una señal eléctrica que podía ser detectada del otro lado si no tuviera nada entre ellos y creía que los seres humanos al sintonizarse a altas frecuencias podían leer el pensamiento. Luego de una experiencia extra sensorial, Tesla empezó a investigar sobre estos temas.

1310035059_0

Tras largas investigaciones, descubrió que sus bobinas podían trasmitir y recibir señales de radio de gran alcance si eran sintonizadas en la misma frecuencia. Se enfrentó él solo a la emergente industria del automóvil y a la del acero. Sus afirmaciones eran osadas y se enfrentaban a todo el conglomerado empresarial de Edison y de la banca anglosajona. Se la estaba jugando otra vez.

images

En 1895 un incendio se declaró en sus instalaciones. Tesla siempre acusó a Edison. Lo perdió todo y tuvo que volver a recuperarse económicamente pasando penurias. Pero su genio no tenía límites. En 1898, ató un pequeño vibrador mecánico a una columna de hierro de su laboratorio, enviando pulsos del dispositivo lo que hizo temblar a todo el edificio, produciendo una especie de terremoto en la cuadra de su laboratorio. Después del “terremoto inducido” Tesla comenzó a perder crédito por lo que se lanzó a demostrar su nueva creación.

En el año 1900 Tesla diseñó y construyó una serie de bobinas que produjeron corrientes de alto voltaje y alta frecuencia. Sus demostraciones dejaron impactados a los invitados. Utilizaba su cuerpo como conductor para encender grandes lámparas sin siquiera estar conectado a una fuente de energía. Demostró que la energía se trasmite a través del aire. Otra de sus demostraciones públicas fueron con un barco dirigido por control remoto, creando el radio control.El público estaba entusiasmado de nuevo con él y para él era necesario tener buena reputación.

En 1901 Tesla se embarcó en un proyecto que tenía en mente en una de sus visiones tridimensionales aparentemente inducidas: la torre de Wardencliffe, una instalación de 65 metros financiada por numerosos inversionistas y banqueros, que iba a ser capaz de transmitir la energía eléctrica generada en las cataratas del Niagará a todo el mundo de manera completamente gratuita.

Torre-Wardenclyffe

Transmisión inalámbrica de electricidad. El gran avance de la humanidad. Aprovecharía la ionosfera terrestre para rebotar las señales y transmitirlas a todo el mundo.

Articulo 055 - El rayo de la muerte - Torres

Imagínense la cara del banquero J.P. Morgan cuando se enteró de la unión de las palabras electricidad y gratis. El y todos los banqueros e inversionistas retiraron los fondos y abandonaron el proyecto. Las palabras de J.P. Morgan lo dijeron todo: “parece que el señor Tesla aún no se ha enterado de que los norteamericanos solo hacemos las cosas por dinero”. Sobra decir más.

NOM_ciencia_oculta_02_image024_0000

A estas alturas, Tesla ya había descubierto en sus investigaciones autodidactas los fundamentos de la radio,  los motores de inducción electromagnética, los fundamentos de los rayos X y los láseres.

imagen_fotografica019

Tesla con su torre consiguió encender varias lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia y propuso la idea de concentrar y transmitir energía a grandes distancias. El horror para la industria eléctrica y la banca. La comunidad científica financiada por la banca también le hizo el vacío y la cosa llegó hasta el punto de que Marconi, adueñándose de las ideas de sus patentes recibió el premio nobel de física. Cuando se descubrió el engaño le propusieron a Tesla y éste les mandó  allí donde Cristo perdió la sandalia, con dignidad. La misma dignidad con la que se enfrentó a la industria petrolera exponiendo que esos recursos además de ser nocivos para el planeta eran una hipoteca para la sociedad y para futuras generaciones. Ganándose muchos amigos dentro del poder, nuestro protagonista. Pero siempre tuvo razón, y fue pionero a la hora de enfrentarse al poder establecido.

Tesla también fue un visionario, ya que pronosticó la televisión, los teléfonos móviles, los potenciales usos del satélite y la posible utilización de máquinas del tiempo meteorológico capaz de controlarlo a grandes distancias, precursor del HAARP.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De hecho, ya en un articulo de la revista Siglo explicaba la creación de una antena que captara la energía del sol, pudiendo controlar el clima con impulsos eléctricos. Estaba obsesionado con los rayos porque era interesantísimo para él que se produjera una descarga electrica entre dos puntos sin nada más que el aire entre medias.

images (1)

Llegó a construir una bobina gigantesca que dejó a oscuras la ciudad de Nueva York tras cargarse el generador de la ciudad. Liándola parda, como se diría hoy día, si me permiten la expresión. Seis meses después comenzó a recibir una extrañísima señal que él atribuyó a una inteligencia ajena a la tierra. Eran pulsos de números: uno, dos, tres…

Lo curioso es que todo lo hizo, lo pensó y lo descubrió antes de 1910, fuera de todo contacto con la fiebre de los OVNIS de los años 30 y 40.

Por otra parte, su fundamento siempre fue positivo porque concebía la ciencia de manera pura siempre en beneficio de la humanidad. Como ustedes ya se imaginarán, la ciencia de Tesla aplicada con intenciones malévolas puede ser muy rentable para los intereses económicos de los lobbies militares e industriales americanos.

Tesla_4

 La historia de sus papeles es poco conocida pero muy interesante. Al morir solo en 1843 y con la imagen de científico loco por parte de la manipulada sociedad americana, unos agentes del servicio de inmigración de la oficina de propiedades de extranjeros que trabajaban de parte del FBI saquearon todas sus pertenencias y sus diseños, que Tesla mantenía consigo porque ya no se fiaba de nadie o de casi nadie. Ese detalle es curioso porque Tesla era ciudadano norteamericano desde hacía décadas y no había razón alguna para llamar a inmigración. La sobrina de Tesla, Sava Kosanovic expuso públicamente que había alguien que había llegado incluso antes del FBI, lo que muchos investigadores consideran una prueba más de ese poder que está por encima de los estamentos oficiales y que tiene medios ilimitados.

tesla-death-hotel-suite

Pero como decíamos al principio, Tesla no podía preocuparse por el tema económico al estar descubriendo tantas cosas. Su concepción del planeta cambió cuando viajó en globo y pudo comprobar que la energía eléctrica que generaba el globo terráqueo era inmensa y podría proporcionar bienestar y progreso a la humanidad de forma ilimitada. Sus papeles fueron robados y a día de hoy, muchos investigadores piensan que deben estar bajo siete candados en las instalaciones más seguras de todo Estados Unidos. ¿Papeles que podrían cambiar el mundo? El pasillo del bunker, a la derecha, todo recto, junto con los expedientes OVNI.

Torre-de-Tesla

Hay una historia bastante curiosa al respecto. Algunos de los baúles de Tesla usados para pagar sus deudas con los hoteles se encontraron en los años 70. Un anticuario llamado Michel P.Bornes puso a subasta uno de ellos, y un curioso comprador llamado dale Alfrey, casi, por capricho y sin saber de quién era el baúl lo compró por sólo 25 dólares en Nueva York en 1976. Aquel baúl esperó durante veinte años en el sótano del señor Alfrey esperando a que a éste se le ocurriese la idea de leer su contenido. Y vaya con el contenido de esos documentos.

En 1996 Alfrey se sumergió en el mundo de Tesla e intentó transcribir todos sus descubrimientos. Estaba su diario personal, quizá uno de los cuadernos más importantes de todos los tiempos para la humanidad y en él destacaba una sola cosa entre todas las demás: el descubrimiento de Tesla de transmisiones de radio por parte de entidades extraterrestres en la atmósfera terrestre. Tesla estaba convencido de que habñia logrado captar sus pulsos eléctricos y que estos era inteligentes. Sin dar nunca un paso en falso en lo que a sus declaraciones se refería, Tesla llegó a asegurar que estas transmisiones tenían mensajes codificados referentes al dominio de estas entidades sobre los seres humanos. Había otra conclusión sorprendente: las señales de radio que captaba estaban relacionadas con aumentar y acrecentar el dominio de estas entidades hacia el ser humano, que estaba comenzando a desarrollarse técnicamente de manera notable a raíz de la revolución industrial.

Una de las facetas más desconocidas de Tesla es su labor ufológica, comunicándose con todos los estamentos del estado norteamericano para comunicarle sus hallazgos, únicos en el mundo. El gobierno norteamericanos ignoró cualquier tipo de conocimiento relacionado con este tema por parte de Tesla y contribuyó a desacreditar sus opiniones. Quizá Tesla fue el primer gran investigador del fenómeno OVNI que fue debunkeado por un gobierno.

nikola-tesla-2

Bien, el señor Alfrey siguió durante todo el año inmerso en su investigación sobre los papeles de Tesla, y realizó varias investigaciones sobre los papeles perdidos en internet. Error, grave error.

Tres individuos se presentaron en su casa en septiembre de 1997, y se dirigieron a Alfrey con su nombre de pila. Le propusieron comprarle los papeles de Tesla. Eran tipos extraños según Alfrey, muy pálidos y que no parpadeaban. Las miradas de los tres estaban fijas en él. Alfrey lo recuerda casi como un trance hipnótico. La conversación fue surreal ya que pasaron rápidamente a comentarle que había personas en el mundo que habían desaparecido para siempre, ellos y sus familias, por tener cosas menos importantes que las que él tenía. Para cuando quiso darse cuenta, los tres hombre desaparecieron sin dejar rastro y sus papeles habían volado literalmente de su viejo sótano, en lo que se enmarca en otra de esas extrañísimas apariciones de hombres del gobierno deshumanizados y vestidos de negro similares a los recopilados por el investigador Peter Krassa. El disco duro de su ordenador estaba también borrado.

Alfrey realizó varias declaraciones posteriores en las que exponía que en los papeles de Tesla había investigaciones detalladas sobre esas señales extraterrestres. Tesla exponía que esas entidades, en primer lugar eran las creadoras del ser humano. Que había varias especies y que controlaban a la humanidad desde hacía siglos, llegándose a infiltrar, de manera casi idéntica a como hoy lo expone David Icke.

Exponía también varios descubrimientos en los que la temperatura de los planetas estaba aumentando, siendo imposible esto a nivel eléctrico. Tesla barajaba la posibilidad real de que estas entidades estuvieran realizando un trabajo de calentamiento global para la generación de eventos desastrosos.

Otro detalle alucinante es que a nivel privado, Tesla luchaba porque el gobierno le escuchara en sus descubrimientos pero a nivel público medía sus palabras con respecto a este tema, quizá porque la amenaza de muerte era precisamente con este tema en particular.

nikolatesla (1)

Tesla dio pistas ocasionales a su difícil situación en varias entrevistas en periódicos y revistas desde 1910.

“Cuando yo estaba mejorando mis máquinas para la producción de intensas acciones eléctricas, también perfeccionaba los medios para observar débiles esfuerzos. Uno de los resultados más interesantes, y también uno de gran importancia práctica era el desarrollo de ciertas invenciones para indicar a distancia de muchos cientos de millas una tormenta que se acerca, su dirección, velocidad y distancia viajada.”

“Fue continuando este trabajo que por primera vez descubrí aquellos misteriosos efectos que habían provocado tal interés inusual. Había perfeccionado el aparato referido hasta ahora, que desde mi laboratorio en las montañas de Colorado. Yo pude sentir el pulso del globo, como era, notando cada cambio eléctrico que ocurría dentro de un radio de mil cien millas. Jamás podré olvidar las primeras sensaciones que experimenté cuando se me aclaró que había observado algo, posiblemente de incalculables consecuencias para la humanidad.”

“Sentí como si estuviera presenciando el nacimiento de un nuevo conocimiento, o la revelación de una gran verdad. Mis primeras observaciones me aterraron positivamente, ya que en ellas estaba presente algo misterioso, por no decir sobrenatural, y yo estaba solo en mi laboratorio por la noche; pero en ese tiempo la idea de que estos disturbios fueran señales inteligentemente controladas todavía no se me presentaba.

“Los cambios que note estaban teniendo lugar periódicamente y con tan clara sugerencia de número y orden que no eran rastreables a ninguna causa conocida para mí. Yo estaba, por supuesto, familiarizado con tales perturbaciones eléctricas como son producidas por el sol, las Auroras Boreales y las Corrientes terrestres, y estaba seguro, como podría estarlo ante cualquier hecho, que estas variaciones no se debían a ninguna de estas causas.

“La naturaleza de mis experimentos impidió la posibilidad de los cambios que estaban siendo producido por disturbios atmosféricos, como ha sido acertado a la ligera por algunos. Fue algún tiempo después, cuando el pensamiento destelló en mi mente, que los disturbios que había observado podrían ser debido a un control inteligente. Aunque no podía descifrar su significado, era imposible para mi pensar en ellos como que hubieran sido enteramente accidentales”.

“La sensación está creciendo constantemente en mi, de que yo he sido el primero en escuchar los saludos de un planeta al otro. Un propósito estaba detrás de estas señales eléctricas.”

Sus efemérides denotan un hombre libre con un carácter muy adelantado incluso a nuestro tiempo:

“La imposición de la pena de muerte es brutal e inhumana y un factor innecesario en la civilización moderna”

“Los científicos de hoy divagan de ecuación en ecuación que no tienen ninguna conexión con la realidad. Liberar la energía de los átomos no puede ser una bendición, sino un desastre para la humanidad”

“Cuando la comunicación inalámbrica este plenamente desplegada, la tierra será un enorme cerebro, capaz de responder en cualquier momento”

“El día que sepamos realmente que es la electricidad, será el acontecimiento mas importante de la historia de la humanidad. Entonces, es una cuestión de tiempo cuando el hombre logre unir las maquinas, en la labor de la naturaleza”

nikola-tesla

Desde Ufopolis, a día 20 de Junio de 2013 y tras pasar nuestro primer gran ataque informático a la web, nuestro más sentido homenaje a un hombre que lo dio todo en contra de todo y de todos para hacer el mundo un lugar mejor, a través de sus inventos y de su ciencia, llena de verdad y libertad.

Ufopolis 2013