Los Extraterrestres y el inconsciente Colectivo (caso real)

El inconsciente colectivo y los extraterrestres, es un misterio real que en el estudio de los ovnis se ha tocado en pocas ocasiones y en este programa vamos a ver un extraordinario caso de un telespectador que ha tenido avistamientos en el seno de su hogar, referidos a una serie de figuras identificadas a lo largo de la historia con el nombre de Arlequines, que tienen todas las características de las apariciones que exponía Carl Gustav Jung con respecto al la posibilidad de que en el planeta tierra, la unión de todas las mentes del ser humano, puedan recrear todos los miedos del ser humano en figuras reales.

Lo interesante de los avistamientos es que también tienen características aparecidas dentro de la casuística de la mitología escandinava y de los avistamientos del tercer tipo debido a unos inusuales sonidos parecidos al crujir de ramas secas.

¿Qué es lo que está viendo nuestro testigo en incidentes como el de hoy y cómo se siente el hombre este tipo de avistamientos? ¿Estamos ante simples parálisis del sueño en donde se recrean figuras creadas en la mente, o es un fenómeno mundial capaz de recrear lo más profundo de la mente en un solo diseño que se presenta sólo ante personas determinadas?

Espero que el programa sea de su interés.

Foto: Japanexperterna.se from Japan

Las 5 cosas más increíbles que pueden verse en el sistema solar

Hoy en ufopolis vamos a viajar a cinco lugares del sistema solar que nos impresionan por su belleza, sus características asombrosas, los misterios que puedan encerrar o la simple curiosidad de estar ante un emplazamiento único en todo lo que el hombre conoce del cosmos. ¿Os apetece estudiar estos enigmas con nosotros?

Los picos de la luz eterna de la luna
sdtqsuae151nblh5lcni
Recreación de las montañas. Fuente: spacegid.com

Empezamos con un lugar idílico y romántico como pocos. La sonda Clementine lanzada por la NASA, las naves del programa JAXA Selene y la SMART-1 de la Agencia Espacial Europea han localizado varias zonas de la luna, concretamente en los cráter Peary, Malapert y Shackleton en donde la luz solar incide prácticamente el 100% del tiempo y en donde la temperatura ronda los veinte grados centígrados todo el año, convirtiéndolos en lugares propicios para la instalación de bases en el futuro, además de sugerentes atracciones turísticas.

va3fsaryvnqjqkje9fqi
Fotografía del cráter Peary. Créditos: NASA. Spacegid.com

Esta inusual condición surge debido a que el eje de rotación de la luna está inclinado en relación a su órbita y a la de la tierra alrededor del Sol dejando varios lugares bañados sempiterna y poéticamente por la luz solar. ¿Os imaginais un lugar en la luna en donde siempre da el sol y la temperatura es primaveral? Quizá los humanos del futuro tengan a bien organizar excursiones a los picos de la luz eterna, un sugerente lugar único en el sistema de nuestro sol

Los océanos de diamantes de Neptuno y Urano
UPzalzp
Máquina Z: Laboratorio Nacional de Sandía, en Nuevo México, EE.UU. Fuente: imgur.com

¿Os imagináis grandes océanos de diamante líquido… con inmensos icebergs de diamante? Según los últimos estudios realizados en la llamada “Máquina Z” en el Laboratorio Nacional de Sandía, ubicado en Nuevo México, Estados Unidos, al replicar las atmósferas de ambos planetas se dieron cuenta de que al estar a temperaturas tan frías y a una presión tan extrema existiendo alrededor de un 10% de carbono en su superficie, bajo la inmensa capa de nubes de cada uno de estos dos planetas debería haber inmensos océanos que estarían constituidos por una suerte de diamante en estado líquido con inmensos icebergs del mismo material en estado sólido de gigantescas proporciones. 

diamond
Recreación de la parte interna de Neptuno en forma de inmenso oceáno de diamante. Fuente: gweedo

 

No sería descabellado que los humanos del futuro decidieran realizar algún tipo de minería en estos dos planetas gemelas. Quizá valiera la pena el viaje…

El increíble cometa de seis colas
DeCheseauxklinkenberg
El gran cometa de seis colas. Fuente: Wikipedia

Desde el principio de los tiempos, los cometas han formado parte del imaginario colectivo de los seres humanos al respecto de la fascinación que suscita el cosmos al observar la bóveda celestial. Entre las más ilustres visitas contamos con el famoso cometa Halley o recientemente el Hale-Bopp, pero en la historia existe un incidente conocido como el cometa Klinkenberg-Chéseaux, observado durante 1743 y 1744 que a día de hoy sería una de las escenas más fascinantes que podría contemplar el ser humano en el cielo.

Fue descubierto a finales del noviembre de 1743 y mostró efectos dramáticos e insólitos a su paso. El cometa alcanzó el perihelio el 1 de marzo de 1744 cuando estaba a 0.222209 unidades astronómicas del sol y sobre ese tiempo era tan brillante como para ser observado a plena luz del día a simple vista.

Cometa-201744-20-20Aldea-20Irreductible-20-283-29

En cuanto se alejó del perihelio, extendió una espectacular cola desarrollada en el horizonte, mientras la cabeza del cometa permaneció invisible debido al crepúsculo de la mañana. A principios de marzo de 1744, Chéseaux y otros observadores reportaron un fenómeno sumamente insólito: un abanico de seis colas separadas que sobrepasó el horizonte, un hecho único dentro de la ciencia que estudia este tipo de cuerpos.

Si esto hubiese ocurrido en la actualidad, habríamos podido dejarlo grabado para la posteridad en vídeos e imágenes. Una estampa increíble en un lugar errante del sistema solar… que además de moverse, se muestra de una forma espectacular a su paso por la tierra.

La isla mágica

Pocos planetas fascinan tanto como «el señor de los anillos» y sus 62 lunas, pero es Titán, la que nos deja uno de los grandes misterios del sistema solar. Jason Hofgartner, experto en Ciencias Planetarias de la Universidad Cornell habría descubierto un brillante objeto geológico nunca antes visto en la región de Ligeia Mare, el segundo mar más extenso del satélite.

dnews-files-2014-06-ewtitan-magic-island2-670x440-140622-jpg
Localización de la misteriosa isla. Fuente: news.discovery

Se trataría de la primera observación de un proceso geológico radical en este satélite y consta de la aparición y desaparición de una isla en una zona en donde no se conocían anteriormente perturbaciones derivadas de las mareas o los cambios estacionales. Las imágenes de la sonda Cassini de la NASA muestran una zona en donde un mar de metano líquido baña lo que parece ser un objeto o una zona geológica inestable que mengua y desaparece hasta emerger con la misma forma con el paso de los días.

dnews-files-2014-06-titan-magic-island-670x440-140622-jpg
La isla que aparece y desaparece. Fuente: news.discovery

Según la revista británica Astronomy Now de agosto de 2014 en donde se recogen los resultados presentados en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana realizada en Tucson, Texas para debatir sobre tan singular descubrimiento, las imágenes espectrométricas de la Cassini muestran también lo que parecen ser más anomalías de este tipo en el mar más grande del planeta con el sugerente nombre de Mar de Kraken.

¿Existe algún tipo de objeto submarino bajo los mares de Titán o estamos simplemente ante un proceso desconocido en la biosfera de ese planeta capaz de hundir una isla entera en cuestión de segundos?

Iapetus, ¿un satélite artificial?

Por último, dentro de la exploración que hacemos de los numerosos cuerpos que habitan en nuestro sistema solar tenemos que observar a Iapetus, este singular satélite, del que el ex–asesor de la NASA Richard Hoagland sugirió que podría directamente haber sido construido por una avanzadísima civilización. Así como suena. Y no lo dijo porque sí. Hoagland se fijó en su forma, su geometría icosaédrica y una espectacular falla que rodea al satélite y que parece que ha sido producida por la mezcla de dos mitades diferentes dándole una singular forma de nuez que tiene el satélite.

Iapetus-Color-High-Res
Iapetus, fotografiada por la sonda Cassini. Fuente: Enterprise mission, NASA

El material empleado, en base a los distintos índices de refracción de ambos hemisferios habría sido, según Hoagland, una aleación de nanotubos de carbono, el material que más tensión soporta de los que se conocen a día de hoy y que podría ser la base sobre la que está construida la carcasa del planeta.

Y decimos carcasa, porque adicionalmente, Hoagland expone que al igual que ocurre en la luna, Iapetus dispone de grandes cráteres con una profundidad inferior a la esperable, siendo posible que existiera una parte interior mucho más dura que soportase cualquier tipo de impacto exterior.

Iapetus_equatorial_ridge
Detalle de la impresionante cordillera ecuatorial de 20 km de alto. Fuente: enterprise mission, NASA

Así mismo, junto con la gran cordillera de 20.000 metros y la conformación de icosaedros truncados, el descubrimiento de diferentes patrones geométricos cerca de la zona ecuatorial exponen prácticamente una versión geológica de la famosa “estrella de la muerte” orbitando Saturno según la hipótesis de Hoagland.

Si os ha gustado este artículo os invitamos a ver otras anomalías asombrosas que desarrollamos en diferentes videoprogramas, como el que hicimos sobre los estudios científicos sobre una guerra nuclear en Marte, el que hicimos sobre las anomalías que se están viendo en el corazón de Plutón y el de las primeras imágenes de unos supuestos seres invisibles al ojo humano orbitando la tierra. Esperamos que sean de su agrado.

Ufopolis.com 2016

 

Dos señales de cuerpos extraterrestres llegan al radiotelescopio de Chile

Vicente Fuentes comenta una reciente publicación de la Universidad Cornell al respecto de unas intrigantes comunicaciones recibidas en el Radiotelescopio espacial ALMA ubicado en el desierto de Atacama en Chile que podrían tener tres explicaciones distintas.

Estudiaremos la posibilidad de que sean realmente una muestra de algunos avistamientos modernos de ovnis en el espacio, un fallo en el equipo o la primera muestra en firme de la presencia de dos cuerpos que la ciencia ha estado tratando de descubrir desde hace más de 100 años, la posible estrella Némesis y el gran astro Tycho.

Esperamos que el programa sea de su interés.

Link Cornell University Library: http://arxiv.org/abs/1512.02652

¿Son artificiales los anillos de Saturno?

Hoy en ufopolis vamos a acercamos al enigma de los ringmakers en base a las investigaciones del autor Norman Bergrun, quien en el año 1996 publicó un interesantísimo trabajo en donde exponía la posible creación de los anillos de este precioso planeta de forma artificial. Para abordar este enigma, lo ideal es comenzar por el principio, la mitología. Saturno es el dios de la agricultura en la mitología romana, y equivale al Cronos de Grecia. Este dios era hijo de Urano y el regidor absoluto del Universo, y para evitar ser desposeído del trono por sus hijos, los devoraba. Pero su mujer escondió a uno de ellos, Zeus (equivalente al Júpiter romano), para salvarle la vida. Zeus, al crecer, destronó a su padre. Estas interesantes referencias nos hacen ver la concepción violenta que se tenía en el pasado sobre este majestuoso cuerpo gaseoso.

colores_Fotor
Según algunos investigadores, los anillos de Saturno son artificiales… o al menos estarían siendo manipulados

Centrémonos en los famosos anillos. Al empezar la década de los 70 del siglo XX, sólo conocíamos a seis de estos anillos, que fueron nombrados por una letra mayúscula, según el orden en que fueron descubiertos, separados por regiones entre las que destacan la División de Cassini y la División de Encke, también llamada “el trazo del lápiz” por su delgadez. Las sondas Voyager I y II, desvelaron que estaban subdivididos por multitud de otros anillos más delgados. Hoy sabemos que existen más de 100.000, con un espesor variable, desde unos sorprendentes 10 metros, hasta varios kilómetros, presentando ondulaciones y picos semejantes a las montañas existentes en la Tierra.

1781152
Hay más de 100.000 anillos en Saturno

En 1979, la Pioneer 11. en 1.980, la Voyager I y en 1.981, la Voyager II, transmitieron diversa información sobre el increíble sistema de anillos de Saturno, pero en 2004 fue determinante la llegada a la región de la sonda combinada Cassini-Huygens, que aportó miles de imágenes que permitieron interesantes descubrimientos. Se encontraron nuevos satélites. Muchos más de los que se esperaba en un primer momento. De hecho es que son son incontables los objetos que orbitan al planeta, de los que más de 60 están catalogados como satélites naturales de Saturno, superando eso sí, solo ocho de ellos los 200 kilómetros de diámetro. Titán, Rea, Jápeto, Dione y Tetis tienen más de 1.000, mientras Pan, satélite pastor en la División de Encke, no supera los 20 kilómetros. Titán y Encelado (499 km) son las lunas más interesantes, pero muchos son simples peñascos no mayores de la media docena de kilómetros.

saturn_jupiter
Comparación con Júpiter, el otro monstruo gaseoso del sistema solar

Con esta información, viajamos al año 1996. Aquí tenemos a Norman Bergrun estudiando las fotografías de 1980 del vuelo de la sonda Voyager 1 sobre Saturno. Este hombre había trabajado en los Ames Research Laboratories (NACA National Advisory Commitee for aeronautics) predecesora de la NASA durante 12 años como investigador. En NASA fue pionero en el diseño de criterios y aplicaciones relacionadas con el aislamiento térmico en aviones, además de ser pionero en estrategias para aplicar medidas de estabilidad en vuelos de aviones, misiles y cohetes. Se unió a Lockheed Martin donde fue el manager de los análisis y los tests de vuelos de sistema de lanzamiento de misiles Navy Polaris Underwater. En Lockheed estuvo trabajando 13 años también mientras servía al ejercito de los Estados unidos como responsable del reconocimiento y análisis de aplicaciones especiales para los satélites espaciales. Galardonado con premios de la sociedad profesional de Ingenieros de California y considerado uno de los mejores ingenieros de Norteamérica de los últimos 50 años, este científico sorprendió a la comunidad científica con unas increíbles afirmaciones: los anillos de Saturno estaban siendo construidos por una civilización inteligente. ¿Se había vuelto loco de repente?

1_Fotor
Portada del libro de Norman Bergrun

El trabajo del Dr. Bergrun constaba de una serie de análisis realizados a fotos de las sondas Voyager en donde se veían los anillos de Saturno siendo construidos por esos objetos. Uno de los objetos mediría 50.000 km de longitud, es decir, cuatro veces el diámetro de la tierra. Según Bergrun, la información que sacó fue clasificada Top Secret cuando fue descubierta tanto por la NASA como por el departamento de Defensa de los Estados unidos. La información no habría sido puesta en conocimiento con la comunidad científica y por supuesto, a los objetos no se les habría puesto nombre oficial para evitar ser reconocidos pero habría llegado a manos de este científico tras una filtración interna de la que no quiso dar más detalles para proteger a su fuente.

2_Fotor
Fotografía del Voyager filtrada a Bergrun

Según Bergrun, en esta foto obtenida en IR del Hubble, puede apreciarse claramente un objeto cilíndrico de dimensiones colosales que sigue un camino definido en la periferia de uno de los anillos.

3_Fotor
Fotografía en infrarrojo tomada por el Hubble
4_Fotor
Otra toma (ambas son de Abril de 1996)

Se les denominó en su momento los “Ringmakers. En la siguiente sucesión de fotos, junto a las lunas, observamos una serie de anomalías consistentes en objetos cilíndricos que entran, permanecen y salen del anillo exterior, marcados por los puntos A,B y C: El objeto “C”, mide 31.000 Millas de largo por 2.500 Millas de anchura. Casi nada.

5_Fotor
Objetos captados y marcados con letras

A este respecto, la sonda Cassini en 2007, realizó varias fotografías, que mostraban, según el mismo científico naves de dimensiones descomunales en los anillos de Saturno, posiblemente recopilando materiales y minerales y depositando otros.

 

6_Fotor
Fotografía de la sonda Cassini

7_Fotor
Los objetos parecen ser morfológicamente perfectos

 

La misión Cassini detectó el 20 de Noviembre de 2007 un objeto que inicia una súbita ignición de plasma y se desplaza, y graba la sucesión de fotos. La cámara estaba apuntando al anillo E a una distancia de 1,741,354 Km.

Igualmente, el 7 de Junio de 2010, La web Space.com relacionada con la NASA, reportó gigantescas estructuras con forma cilíndrica, descubiertas en los anillos de Saturno que se confundirían con lunas. NASA estaría aún a día de hoy determinando la órbita de estos objetos intentando descubrir por qué estarían sobre el misterioso anillo F.

8_Fotor
Fotografía del Jet Propulsion Laboratory

Por otra parte, el 24 de abril de 2012 la agencia Europa Press publicó un desconcertante titular que corroboraba las observaciones de Bergrun «Cassini descubre objetos perforando un anillo de Saturno». Según esa información, la NASA habría descubierto extraños objetos de unos 800 metros de diámetro perforando uno de los anillos de Saturno y dejando rastros brillantes detrás de ellos. El fenómeno se produciría en el exterior de uno de los anillos principales de Saturno, llamado el anillo F, que tiene una circunferencia de 881.000 kilómetros. Los científicos han llamando a estos objetos ‘minijets’ (minichorros) y, estudiando 20.000 imágenes de esta zona, encontraron 500 ejemplos de este fenómeno a lo largo de los 7 años de permanencia de Cassini en torno a Saturno. Estos pequeños objetos parecen chocar con el anillo F a velocidades de alrededor de 2 metros por segundo. Las colisiones arrastran partículas de hielo brillantes fuera del anillo F, dejando un rastro de 40 a 180 kilómetros de largo.

9_Fotor
Anomalías entre los anillos con movimiento independiente

A este respecto, Richard Hoagland, ex asesor de la NASA comentó que había encontrado en el séptimo anillo una construcción artificial, tridimensional, con 4 niveles, y con una curvatura de 30 grados en la parte superior. Mediante una simulación con un programa de diseño, la comparó con una especie de «puente», haciendo hincapié en las sombras de los bordes

Sea como fuere, la información sobre este tema parece ir filtrándose con cuentagotas y no tenemos dudas de que en el futuro podrían existir más filtraciones en donde podríamos ver este tipo de estructuras con mayor definición. Si os ha gustado el artículo, podéis ver este vídeo sobre construcciones anómalas en la luna que hicimos en nuestra serie sobre las crónicas de la luna. Esperamos que os guste

Ufopolis.com 2015