Así es la mente de quienes dirigen la economía

Vicente Fuentes expone un estudio psicológico realizado a diferentes perfiles profesionales en contraposición con el perfil de los banqueros y economistas que dirigen la economía mundial y que actualmente son responsables de algunos de los mayores escándalos financieros de la historia. Analizamos el estudio y comentamos la posición de nuestro estrato social ante este tipo de acciones.

Ufopolis.com 2015

[Opinión] Cuando los OVNIS somos nosotros

Observando el descenso de la Mars Curiosity grabado en alta definición por la NASA, nos pueden surgir preguntas, podemos echar a volar la imaginación. El hombre ha llegado a marte con la tecnología suficiente como para grabar escenas de altísima calidad en la órbita del planeta rojo. Si el hombre, ha llegado hasta allí, con sondas teledirigidas, estando la humanidad como está, con un grado de evolución realmente ínfimo si lo comparamos con la edad del sistema solar y de otros sistemas estelares, quizá la pregunta ante esto sería: ¿como puede extrañarnos que otros seres del universo también lleguen hasta aquí, como mínimo con naves no tripuladas?

 

 El hombre vive en una burbuja consumista basada en el dinero y en el super-concepto del yo. El yo, por encima de todo, por encima de una conciencia global. Existe el bien, si. Pero manda el mal. Ese mal que todo lo controla que todo lo coordina, que te dice qué debes estudiar, que te impone con ultraviolencia las leyes que dictan los bancos y el capital. El hombre no habla del fenómeno OVNI porque no se nos ha enseñado a pensar por nosotros mismos. Es el triunfo de una quema de libros mental.

El ser humano vive en una educación idiota y politizada. Nuestro sistema actual, un fascismo rancio e hiperviolento que se disfraza de democracia lúdica (aquella en la que te puedes comprar un ipad y votar engañado a los tontos o a los estúpidos que solo favorecen a las corporaciones y a los bancos creyéndote que respetan tus derechos). La base de esto es un sistema educativo que te imprime la opinión de que eres un esclavo casi sin notarlo. Los chavales se desmotivan, no quieren ir al cole porque no quieren ser oficinistas con 8 años (de 8 de la mañana a 5 todos los dias). Se te impone el pensamiento único de que tienes que aprobar no de que tienes que pensar. Es el resultadismo de la sociedad de consumo, en el que si te quedas fuera eres un paria. No te salgas del renglón o serás marginado. Duro y real.

El tema OVNI entra en el juego de lo desconocido, si, pero también está conectado a las grandes preguntas del ser humano. Donde estamos y quienes somos. De donde demonios viene nuestra raza. Nadie nos enseña a pensar en esto, pero en cambio se te inculca una ideología religiosa brutal (la religión, o en su defecto, el dinero y el éxito, el elitismo), para completar esa parte de ti que algun dia buscarás y que si esta completada y manipulada de pequeño, sencillamente ocurrirá que la esencia se diluirá con el paso de los años. No lo buscarás y harás ganar mucho tiempo al que lo quiere ocultar, porque no te agruparás, no escribirás artículos de opinión como este, no pedirás explicaciones a las autoridades y no hablarás de ello.

La clave del problema ufológico internacional es el desprestigio. Pero ese desprestigio es profundo desde la escuela, no desde otro sitio. Desde que la inocencia se sesga con recortes en educación en los países sucursales de EE.UU entre otras mil injusticias que ahora ya son normales. Desde que la trascendencia y la conciencia se sustituyen por un modelo en el que el que triunfa es el que tiene dinero y no hay nada mas. Es interesante poder comprobar como la trascendencia se elimina de nuestra vida. No te haces preguntas, y si te las haces no las compartes con los demás. Cuando la sociedad se alza contra un gobierno autoritario como el que tenemos ahora, se le reprime con dureza bestial y nadie hace nada, al contrario, los policías se ponen medallas!. La dictadura de pensamiento no nos permite ver mas allá de lo que nos quieren imponer, pero como todo en la vida, hace falta luchar y luchar para sacar adelante todo, incluido las investigaciones de estos temas, mal que le pese a mucha gente, os lo aseguro. Hace falta seguir estudiando el enigma y compartir todo lo que se sabe para intentar comprender qué está pasando, porque hay muchas cosas que están pasando y nadie dice nada. Aquí seguiremos luchando. Hace falta luchar e informar para que al menos  la gente sepa que hay algo mas que un madrid-barsa en el mundo, por mucho que a la mayoría nos guste el fútbol (aunque yo soy del atleti).

La dualidad de la lucha contra el sistema

Somos bipolares. Bien y mal. Ying y yang. Capaces de lo mejor como especie y también de lo peor. Un cúmulo de sentimientos y emociones contradictorios que afloran en esta crisis de manera visceral. Dos maneras muy diferentes de afrontar el caos económico. Por un lado, la resistencia moral, la conversación, el protocolo, las reglas establecidas. Por el otro, la lucha activa contra el sistema, la acción física que lleva a la dura violencia que nadie quiere. 

Siempre es difícil discernir cual de las dos opciones pueden llevar al pueblo al objetivo de llegar a cambiar el injusto mundo en el que vivimos. Pero una cosa está clara. Parece que el sistema está utilizando la segunda opción. Las manifestaciones se suceden. La gente sale a la calle, y sale como no había salido desde los tiempos de la transición. Congregaciones expontáneas y acciones vívidas de unión entre la gente se suceden en Madrid y en la práctica totalidad de las ciudades de España. Es el paso previo a la posible gran revolución, en una etapa que puede durar semanas, meses, años, o décadas. Depende de nosotros.

La clave de esta etapa está en su estudio. Las manifestaciones se suceden, pero la oligarquía bancaria y económica que ve todo esto desde la lejanía de sus rascacielos y sus buenas posiciones dentro de los parapetados edificios del gobierno, ven todo esto aun de manera distante. Somos como hormiguillas revolucionadas porque alguien ha pisado la entrada del nido. Se les pasará pronto, piensan. 

 
Esa gente NO vive en la realidad que vivimos nosotros y existe dentro de las acciones que realizan una sensación de seguridad y soberbia realmente infame. Usan a la policía antidisturbios de manera bestial para disolver las manifestaciones, y oiga, aquí no ha pasado nada, al pan pan, y al manifestante, palo, palo. Es la dictadura de la democracia. La democracia de la dictadura. El pueblo vota un sistema corrompido que te permite tener la libertad de manifestarte para que luego el propio sistema disuelva esas mismas manifestaciones a golpes. Y aquí no ha pasado ná. Ellos están protegidos y entrenados. Nosotros somos obreros, mecanicos, dependientes, profesores, gente normal, gente sin experiencia en la lucha armada. Es un ejercito profesional contra los reclutas novatos. Ellos libran una guerra no declarada contra el pueblo de la que no tenemos noticia oficial, pero así es. 

 
Hace años vi un dibujo del autor Miguel Brieva que además de hacerme bastante gracia, me cambió la vida. En él aparecía una especie de manifestódromo, un pseudo- estadio donde entraban manifestaciones de personas reclamando por distintos motivos por un lado del terreno de juego y salían, tras dar una vuelta al mismo, por el lado opuesto. Aparecía también algún aficionado en las gradas viendo las vueltas de las manifestaciones, y el speaker con tono jocoso comentaba la vuelta de la gente anunciando “Pancartas Flopez”, tremendo patrocinador de la democracia. 
 
El dibujo es una genialidad que define un poco lo que estamos hablando. El sistema se parte de risa con las manifestaciones de la gente, y ese dibujo lo lleva al límite. Era una metáfora brutal de nuestro supuesto sistema de libertades. 
 
La actual “democracia” que vivimos nos dice mas o menos esto (ejem): manifestaros hombre, claro que si manifestaros todos. ¿Bueno, habeis terminado ya? Llamamos a los antidisturbios y ¡hasta mañana! Bueno, pues nada amigos, como nos habeis votado y como este sistema siempre hará que nos voteis a nosotros o a los otros pollos (ja, ja, controlamos el sistema electoral), vamos a hacer lo que nos venga en gana porque los dos favorecemos a la misma gente de los bancos, asi que…chavales, ya sabeis, no ha servido para nada vuestra manifestación. Vivimos tan encima de vosotros que nos da igual lo que digáis. 

 
Esto es una recreación de un pensamiento de ahí arriba muy, muy cercano a la realidad. Pero ahí está la clave, en decir o en hacer. En la palabra o en la acción. Todas las manifestaciones son dignas, son respetables. Hoy hemos llegado a un punto en el que al poder le da literalmente igual lo que digamos. Ni huelgas que poca gente secunda por miedo al despido o al tremendo perjuicio económico que supone (leyes del despido aun mas accesibles, una de las ultimas joyas), ni manifestaciones aun con cientos de miles de personas que se disuelven rápido con violencia, ni preguntas en el congreso (un paripé delirante), ni ruedas de prensa manipuladas. 
 
¡Nada! A esa gente le da igual todo, y por eso es posible que la única opción que le quede a la población de a pie sea actuar, hacer, movilizarse para realizar acciones concretas. Esto da miedo y esa también es la cuestión. Si un pueblo ve que su voz no es escuchada, ¿cual es el siguiente paso? La gente que tomó La Bastilla en su día lo tuvo claro, pero es una decisión personal dura. ¿Cuánto está dispuesto a hacer el español medio por cambiar su país? ¿Cuánto daríamos de nuestra vida en una lucha para tomar el congreso de los diputados de manera popular? ¿Seríamos considerados conspiradores, cuando los que conspiran contra la población son ellos con las ayudas públicas a los bancos (23.000 millones de euros solo a Bankia, todo con dinero publico), o el maltrato al parado o al pensionista, o el deterioro de la educación y la sanidad? 

 
Es la decisión personal que algún día mas cercano que lejano, la población deberá hacer. Una elección vital y libre. Algo que cientos de poblaciones hicieron en su momento, levantarse contra un estado opresor o callar y colapsar.  A veces me pregunto, ¿cómo luchar contra un sistema sin usar violencia? ¿Seria lo ideal verdad? Pues así estamos. 

Ufopolis.com 2012

Una crisis para esclavizarnos a todos (o no)

 

Que rápido están cambiando las cosas. Si. Así es. La crisis está dejando a España completamente hundida en una miseria de deudas imposibles de pagar y de hipotecas muy jugosas de ejecutar por parte de nuestros «amigos» los bancos. El ser humano siempre ha tendido a la violencia contra el mundo y contra sus semejantes pero la violencia de hoy en día es doble, tiene dos caras: una económica, para asfixiar y asustar al proletariado, y otra física, con antidisturbios dispuestos a pegar a personas en sillas de ruedas (visto por un servidor) porque el sistema les paga para ello. Es indignante lo que está pasando, señores. El estado defiende a las entidades financieras y a las leyes que favorecen a los corruptos, y encima paga las obscenidades y locuras de sus desmanes con el dinero de la gente que paga sus impuestos. El sistema está en contra de nosotros y no parece que la gente se de cuenta de esto. No parece que el español medio piense mucho en cómo la policía infiltra a agentes en las manifestaciones de gente honrada y trabajadora para tirar piedras, y tener una excusa para cargar bestialmente contra gente desarmada.

No parece que nada de esto esté pasando porque el problema está en la raíz  nuestra educación. Esa que nos imprime siempre una visión sumisa de la vida, nos hace poseedores de una verdad falsa de que un solo individuo no puede cambiar las cosas. Somos unos parias con un único destino: CONSUMIR. Es una especie de máquina tremendamente efectiva que elimina el pensamiento propio a través de la imaginación  Todo es freak, y por tanto excluible, sino sigue los patrones de la sociedad. Los ufologos sabemos bien qué es esto.

La policía nacional lucha contra los criminales de este país, y lo hace bien contra narcotraficantes y terroristas. hasta ahí nada que decir. Muy bien. Pero también sigue otras directrices claras: instrucciones desde arriba con respecto al comportamiento en las manifestaciones. Hay una cadena de mando. Son como un ejército. Todos a la orden de alguien de arriba. Bien pues, hoy a dia 19 de Julio, la orden de arriba es criminalizar a los manifestantes que luchan por sus derechos, a la masa que lucha contra los recortes en sanidad, educación y prestaciones sociales. Tenerlos controladitos a hostias (perdón) como panes, hostias injustas y hostias que dan miedo, para que el que vea la manifestación desde su casa o por la tele, le den pocas ganas de bajarse a la calle la próxima vez. Un país lleno de alegría como este dominado por la gente mas reaccionaria y rancia que se puedan imaginar, con todos los recursos del mundo para robar nuestro dinero y pegar a nuestros hijos.

Las cargas policiales son absolutamente injustas y denotan una agresividad del gobierno contra «sus» ciudadanos. Emplean la ultraviolencia que mataba de risa a los chicos de La Naranja Mecanica de Stanley Kubrick para «supuestamente» controlarnos a todos. Pero, ¿qué pasará cuando la gente se canse de que sus hijos y sus padres reciban palos de los antidisturbios? ¿Qué pasará cuando de repente no haya 10.000 tios en la calle sino 2 millones de personas? ¿Qué pasará cuando esos 2 millones decidan que asaltar el congreso de los diputados es la unica opción para que las cosas cambien? ¿A eso se le llamará golpe de estado popular, o recuperación de la soberanía nacional? Dependerá de los medios de comunicación, siempre los medios de un lado y de otro. Todo polarizado, y no habrá que creerse nada de lo que digan de ambas facciones, porque las dos forman parte de la misma máquina de engordar bancos.

Hoy dia, los sindicatos son dificilmente confiables, la práctica totalidad de los políticos están ahí por el dinero, y el sistema favorece al rico y destruye al pobre. Una sucursal de los Estados Unidos, aquí en Europa. Pero la gente tiene un límite. Y algo pasará que nos ponga a todos muy nerviosos. Alguien muy desesperado hará algo que significará algo. No sé lo que será, pero sí sé que ocurrirá. Y ese será el comienzo de la revolución social total que este pais está cerca de experimentar. La cuestion no es si pasará o no. La cuestion es saber cuando ocurrirá.

Este artículo de opinión no pretende negativizar al lector, al contrario, un pequeño golpe de realidad escrita y muy sintetizada puede despertar algo en cada uno de nosotros que nos permita ver las cosas de otro modo. No es usted el unico que piensa así. Somos millones de personas que estamos acojonados porque no queremos que la crisis llegue a más. Pero la lucha es inherente al ser humano. Desde que somos pequeños. Somos luchadores, nacimos para luchar, no para quedarnos mirando como el mundo se va al carajo por culpa de una gentuza. Somos luchadores, somos entidades con conocimiento. Somos mas de lo que ellos nos dicen que somos. Solo necesitamos organización para acabar con esta injusticia. Solo la organización de gente honrada que quiera luchar por el futuro.

Antes todos estábamos en casa, y hablábamos con 4 o 5 personas. Hoy con internet podemos comunicarnos con miles de personas al instante. Desde ufopolis lo hacemos, y es el momento de exponer nuestro pensamiento al respecto de esta crisis llena de mentiras y recortes que solo redirigen el dinero de los trabajadores a los banqueros y especuladores.

Siempre publicamos noticias, y casos OVNI con mayor o menor acierto o calidad en el caso. Lo nuestro también es una lucha, pero ahora la lucha también es otra, y consideramos que compartir esto es lo mínimo que podemos hacer con nuestro pequeño espacio que podamos tener en sus vidas. Podemos hacerlo, podemos comunicarnos con usted por aquí para comentarle esto. ¿Qué mas podemos hacer entre todos? Es el momento de hacer algo, y todos sabemos que el límite tolerable de vergüenza se ha superado con creces en este país. Cuando un gobierno pierde la vergüenza, el pueblo pierde el respeto.

Ufopolis.com 2012

¿Hasta donde podemos llegar a creer en este sistema?

El pueblo vive horas difíciles. Desahucios, hipotecas, rescates bancarios con dinero publico, corrupción, políticos impresentables de todos los colores,…aquí cada uno a lo suyo y a cada uno, lo “suyo”. Un país en números rojos, con la paciencia a punto de culminar en resistencia, y con la resistencia a un solo paso de la sublevación. ES el mundo en el que vivimos, dominado por poderes que se nos escapan, donde tiene mas importancia el patrón de la bolsa que el interés del individuo. Un poder casi infinito que tiene todas las cartas de la baraja, tiene todos los comodines, tiene sobornado al crupier y además hace trampas. Ante esto, el individuo debe rebajar sus expectativas, ser sumiso, ser callado, consumir, y ser borrego, eso es lo que quieren. Ese es el comportamiento para el que nos han educado, desde la “ley del mas fuerte” del recreo, a la firma con cláusulas abusivas del banco que vende en su publicidad que hace obras sociales. El desmadre máximo, la culminación de lo que muchos gobiernos han querido hacer desde hace cientos de años: la esclavitud de las personas a las que mantienen en la cuerda floja, al borde del límite, pero a los que su educación no les permite levantar la mano, por miedo.

El miedo es tremendo en nuestra sociedad. Miedo a todo. Sobre todo a quedarse sin dinero. En la famosa película “El club de la lucha” el protagonista Tyler Durden expone que “ganamos dinero en trabajos que no nos gustan para comprar cosas que no necesitamos”. Es el sistema llevado a la máxima expresión, la culminación de la economía sobre el individuo. El éxito de la economicracia.

La manipulación que vivimos con el tema del miedo influye en el tema de los OVNIS, porque desde las altas esferas se manejan informaciones que nosotros no conocemos y que les ha hecho actuar con muchos medios y una gran pericia para mantener el tema fuera del alcance del interés general. ¿Qué sabrán realmente las potencias de la OTAN? ¿Qué se está fotografiando en el espacio? Quizá la pregunta mas importante: ¿Porqué nadie pregunta estas cosas en las campañas electorales?¿Donde está el seguimiento de esto? No existe. No preocupa a nadie. Aunque los gobiernos destinen ingentes cantidades de dinero en proyectos secretos, ese dinero tampoco existe en las cuentas. Funciona como una máquina perfectamente engrasada con los rodamientos nuevecitos de fábrica, que nadie sabe ni como se ha pagado, ni como funciona, ni como está, ni donde está, ni al final le interesa a nadie.

El miedo es la respuesta a lo que planteamos. Si mañana los gobiernos sacasen a la luz pública absolutamente todo lo que saben sobre el tema, habría dos consecuencias fuera de lo social que serían seguras: caos económico (la bolsa tendría una caída impresionante) y caos religioso en varios países.

Toda esa información se censura de manera perfecta porque vivimos en un mundo dramático con apariencia de feliz. Ser feliz es tener libertad, leyes, ser conscientes, tener infraestructuras, somos los mejores en futbol, vamos a este SPA, que bonita es esta flor, mira que zapatillas tengo.

Pero resulta que con los temas que dan miedo o pueden dar miedo a gran parte de la población (que quizá a nivel cultural –y por culpa de los gobiernos- no estén preparados para los hechos que saldrían a la luz), el sistema censura el 100% todo lo que ocurre. Dos ejemplos muy buenos para ilustrar esto: Las snuff movies existen (películas donde se graban asesinatos reales). La policía lo sabe, la interpol lo sabe, la OTAN lo sabe, la ONU lo sabe, y…¿donde están las detenciones de estas redes? ¿Por que el periodismo ni siquiera accede a estos casos? Respuesta: por que da demasiado miedo y aunque el sistema nos tenga acongojados con algunas cosas, hay otras que ni siquiera salen. 2º ejemplo: el trafico de órganos. Lo mismo. ¿Donde están las detenciones, los juicios, los abogados, los comunicados de prensa que sí se hacen cuando a alguna tonadillera la pillan con dinero que no es limpio? Da demasiado miedo, y el tema de los OVNIS desde arriba, se ve de la misma manera.

En el eslabón de abajo de la pirámide, si existen programas de TV, prensa relacionada minoritaria, y algo de debate. Pero, ¿no seria justo para la raza humana saber qué se habla de este tema en las altas esferas? ¿Es que acaso el poder de los gobiernos se ha encontrado con un problema que no sabe resolver? ¿Está a tiempo de educar a la población (películas de Hollywood), para compartir esa información o se censurará todo hasta el fin de los dias? Preguntas sin respuesta en una situación en la que la solución es la lucha personal por saber, por conocer y por descubrir, quizá por nuestra cuenta, lo que nos ocultan desde arriba.

No podemos olvidar que somos nosotros el peldaño mas grande que sostiene a la gran pirámide, que la verdad siempre se consiguió a base de luchas en el pasado y que la primera revolución que se debe producir en nuestra sociedad es a nivel interno, es decir, cada uno de nosotros, desde dentro de nuestras cabezas y corazones. Aquí desde ufopolis, lo hacemos, o al menos lo intentamos día a día. Algún día descubriremos la verdad y nos guste o no el contenido de la misma, ese hecho, el saber lo que hay y lo que pasa en nuestro mundo, será justo.

Ufopolis.com 2012

La filosofía del fenómeno de los círculos de las cosechas

Vivimos en un mundo basado en la seguridad de nuestro sistema, en la seguridad  de nuestra economía. Pero nuestra vida, nuestro destino como civilización no ha ido hacia el interés en lo que hay más allá. La negativa a priori de la mayoría de las personas encaja perfectamente con el cinismo que azota a la sociedad actual. Todo es freak, sino es como tú, pero tú para el sistema normalmente no eres un concepto de persona, eres solo una cifra. Que exista un fenómeno tan impresionante como los círculos del maíz y que no haya sido incluido en la lista de prioridades de científicos, universidades, fundaciones, empresas, ministerios, y gobiernos de ningún país, es un dato que ilustra a las claras nuestra relación con los temas del misterio. Ahí están, pero mejor ni tocarlos. Y el hecho de que la humanidad no haya tenido un shock histórico con la contemplación de las figuras expone un control de la información de bastante nivel.

El hombre según los acontecimientos que están ocurriendo en Wiltshire, ya no está oficialmente solo en el universo. Hay otros seres que han llegado incluso hasta aquí. ¿Qué repercusiones tiene este gran hecho en nosotros como raza? ¿Cuál es la filosofía de este fenómeno para con el hombre?
La primera conclusión, la más primigenia es que bajaríamos un peldaño en la pirámide de poder. También bajaríamos en la pirámide alimenticia. Ya no seríamos los amos absolutos de la naturaleza de este mundo. Ya no tendríamos la seguridad de ser el único abanderado de vida en el cosmos. Y por supuesto, podrá usted irse imaginando. Ya no tendríamos el poder militar absoluto sobre nuestro planeta.
Y este pensamiento es interesante, porque ¿qué ocurriría si se llegase a consumar la comunicación de los círculos del maíz con una presentación ex-populi de varias naves, u objetos, en diferentes partes del mundo a plena luz del día durante varios días y noches? ¿Qué pasaría si ocurriese algo que fuese imposible de ocultar por cualquier grupo de poder, que trascendiera el control de los medios de comunicación, algo incluso más grave que el incidente de Manises, o las flotillas de 1500 ovnis de México? La verdadera pregunta sería ¿Qué ocurriría si mañana usted mismo pudiese verlo con sus propios ojos?
Las consecuencias filosóficas, de derrumbamiento del mito del súper-yo serían evidentes a nivel moral, pero las consecuencias sociales y económicas no se harían esperar. En una situación así, posiblemente el pánico de las personas se adueñaría de nuestra razón como individuos.
El hecho de sentirse inferior es algo para lo que no estamos acostumbrados a vivir. La sociedad de consumo notaría el miedo, y las bolsas posiblemente se desplomarían a las pocas horas, imitando el crack bursátil de 1920 o 2008 multiplicado por tres. Es lo que se llama un periodo de incertidumbre extrema. Posiblemente, más de la mitad de los países involucrados en el macroavistamiento iniciarían un proceso de ley marcial y toque de queda, en un estado de alerta máxima militar.
Esta situación se contempla de esta manera siendo cualquier raza la protagonista del contacto masivo, tanto la civilización que realiza los círculos del maíz, como las demás de las que no habríamos recibido noticia dentro del fenómeno de los crop circles. En principio se desarrolla la idea de que el contacto sería positivo, porque seguramente si hubiesen querido destruirnos, ya lo habrían hecho. Otros escenarios que se podrían dar sería una presentación no amistosa de la misma desde el principio. Sin duda existe incertidumbre dentro de la comunidad de investigadores y científicos ante estas alternativas.
Y una vez más, la ambigüedad extrema de los crop circles. Si están preparándonos para consumar un gran contacto, para que una de las alternativas (contacto directo positivo) se produzca, entonces, ¿por qué lo explican en un lenguaje que la gente no puede entender? Lo más seguro es que no haya ni 100 personas en el mundo con total conocimiento de los que significan todos los círculos del maíz. Es un fallo en la concepción, porque no se tendría en cuenta que la mentalidad del ser humano y su manera de pensar es diferente por nuestro menor nivel de evolución.

Fotos: Lucy Pringle

Ufopolis.com 2012